Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Cómo manejar el estrés laboral

Generalidades

El estrés laboral se presenta en diferentes formas y afecta la mente y el cuerpo de diferentes maneras. Las pequeñas cosas pueden hacerle sentir estresado, como una fotocopiadora que parece que nunca funciona cuando la necesita o los teléfonos que no paran de sonar. El estrés principal proviene del hecho de tener demasiado trabajo o no tener trabajo suficiente, o hacer un trabajo que no lo satisfaga. Los conflictos con su jefe, sus compañeros de trabajo o los clientes son otras de las causas principales de estrés.

Tener un poco de estrés es normal. El estrés libera hormonas que aceleran el corazón, hacen que respire más rápido y le dan una descarga de energía. El estrés puede ser útil cuando usted necesita concentrarse o terminar un proyecto grande. Pero demasiado estrés o atravesar una situación de estrés durante mucho tiempo no es bueno para usted. El estrés constante puede hacer que tenga más probabilidades de enfermarse con más frecuencia. Puede empeorar los dolores crónicos y también puede provocar problemas de salud a largo plazo, como enfermedades cardíacas, presión arterial alta, problemas de espalda y depresión.

Busque estas señales de estrés laboral:

  • Dolor de cabeza
  • Problemas para dormir
  • Problemas para concentrarse
  • Humor cambiante
  • Malestar estomacal
  • Insatisfacción laboral y moral baja

¿Cuál es la causa del estrés laboral?

La mayoría de las veces, son las principales fuentes de estrés las que provocan agotamiento laboral y problemas de salud. El estrés laboral también puede afectar su vida hogareña. A continuación presentamos algunas de las fuentes comunes de estrés laboral importante, con ejemplos de cada una:

  • Falta de control. Sentir como si no tuviese control sobre su trabajo o sus tareas laborales es la causa más importante de estrés laboral. Es más probable que las personas que sienten que no tienen control en el trabajo tengan enfermedades relacionadas con el estrés. Un ejemplo:
    Shelly es responsable de preparar un informe que su jefe debe presentar en una reunión que se realizará a las 4 p.m. Ha estado esperando todo el día las notas y las cifras que necesita. Finalmente, Shelly recibe las notas de su jefe a las 3:15 y se apresura para preparar el informe y las tablas, y hacer las copias a tiempo. Lo logra, pero se siente enojada y resentida. Esta es la tercera vez en esta semana que esto ha sucedido.
  • Aumento de la responsabilidad. Encargarse de tareas adicionales en su empleo es estresante. Usted puede estresarse más si tiene demasiado trabajo para hacer y no puede decir que no a las nuevas tareas.
    John se ofrece para cada nuevo proyecto debido a que escuchó que es la mejor manera de ser ascendido. Pero las tareas están empezando a acumularse y él se siente abrumado. Sabe que realmente no puede manejar más de una cosa. Pero esta mañana, el jefe de John le pidió que se encargue de otro proyecto y John aceptó. Ahora John está más preocupado que nunca por lograr hacerlo todo.
  • Satisfacción y desempeño laboral. ¿Se siente orgulloso de su empleo? Si su empleo no es significativo, es posible que le resulte estresante. ¿Está preocupado por que le vaya bien en el trabajo? Sentirse inseguro acerca del desempeño laboral es una de las fuentes principales de estrés para muchas personas.
    Raoul ha trabajado en su nuevo empleo por 8 meses. Él cree que tiene un buen desempeño. Pero su jefe no dice mucho al respecto, por lo que Raoul no se siente seguro. Quisiera saber si va por buen camino, pero tiene miedo de preguntar.
  • Incertidumbre acerca de las funciones laborales. No estar seguro de sus tareas, de cómo podría cambiar su empleo o de las metas de su departamento o compañía puede provocar estrés. Si usted se encuentra bajo las órdenes de más de un jefe y hace malabarismos entre los pedidos de los diferentes gerentes, esto también puede ser estresante.
    El anterior gerente de Rosa fue ascendido. Ahora Rosa trabaja para una nueva persona. Se ha enterado de que el nuevo jefe tiene planificado reorganizar su departamento. El nuevo jefe ha contratado recientemente a Emily, cuya tarea parece ser la misma que la de Rosa. Rosa está preocupada por lo que esto significa para ella.
  • Comunicación deficiente. A menudo, la tensión en el empleo proviene de una comunicación deficiente. No poder hablar acerca de sus necesidades, inquietudes y frustraciones puede generar estrés.
    Recientemente, se creó un nuevo puesto con mayor responsabilidad y mejor sueldo en el departamento de Jill. Ella sabe que puede hacer este trabajo. Y ha estado en la compañía por más tiempo que cualquier otra persona de su equipo. Espera que su gerente le pregunte si está interesada. Pero después de varias semanas, ascienden al nuevo empleo a un compañero de trabajo. Jill se siente dolida y enojada, pero no dice nada.
  • Falta de apoyo. La falta de apoyo de su jefe o sus compañeros de trabajo hace que sea más difícil resolver otros problemas en el trabajo que le causan estrés.
    Jeff trabaja en una oficina con mucho movimiento respondiendo llamadas de quejas de los clientes todo el día. Manejar todas las llamadas sería más fácil si él pudiese al menos intercambiar consejos con sus compañeros de trabajo. Pero los demás también están ocupados. Sus compañeros de trabajo nunca salen de sus cubículos durante el día, ni para desahogarse un poco.
  • Condiciones laborales deficientes. Las condiciones físicas desagradables o peligrosas, como el hacinamiento, el ruido o los problemas ergonómicos, pueden causar estrés.
    Sonya está expuesta al ruido constante en el trabajo. Ella usa tapones, pero los oídos le zumban cuando termina su turno. A menudo, regresa a su hogar con dolor de cabeza.

Qué hacer con el estrés laboral

Usted puede reducir un poco de estrés laboral aprendiendo cómo administrar su tiempo y sus tareas laborales. Piense acerca de los tipos de eventos que le desencadenan estrés en el trabajo. Luego puede concentrarse en una o dos medidas que puede tomar que más le ayuden a reducir el estrés. A continuación presentamos algunas ideas:

Usted y su jefe
  • Reúnase con su gerente al menos una vez al año (cada 3 o 6 meses es incluso mejor) para hablar acerca de su empleo y su desempeño. Si una evaluación de desempeño ya forma parte de su empleo, tómela como una oportunidad de plantear las cuestiones que podrían causarle estrés. A continuación presentamos algunas preguntas para hacer:
    • ¿Qué se espera de mí en este puesto?
    • ¿Cuál es el propósito de la compañía? ¿Cómo encajo en ese plan?
    • ¿Cuál es mi desempeño? ¿Cuáles son mis puntos fuertes? ¿Cómo puedo mejorar?
    • ¿Qué puedo esperar de usted si hay un problema en mi trabajo o mi empleo?
    • Si continúo obteniendo buenos resultados, ¿cómo podrían reconocerse mis esfuerzos?

Para obtener más información, vea:

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Manejo del estrés: Cómo reducir el estrés actuando con firmeza.
Usted y su trabajo
  • Organícese. Lleve un registro de sus proyectos y sus plazos haciendo una lista de lo que es urgente. Decida cuáles son las cuestiones más importantes y lo que puede esperar.
  • No posponga las cosas. Use una agenda para planificar su día o su semana. El simple hecho de ver en el papel que tiene tiempo para realizar cada tarea puede ayudarle a comenzar a trabajar. Divida un proyecto grande en pequeños pasos y fije un plazo para cada uno.
  • Aprenda a decir que "no". No se comprometa en exceso. Si se encarga de demasiadas cosas, usted está generando estrés.
  • Enfóquese. Haga una cosa a la vez. En algunos casos, usted puede hacer dos cosas a la vez. Pero si empieza a sentirse estresado, vuelva a hacer una cosa a la vez.
  • Concéntrese. Intente limitar las distracciones y las interrupciones. Pida a los demás que no le molesten por un tiempo determinado.
  • Delegue. Pida a otra persona que se encargue de una tarea. No siempre es importante tener todo el control.

Para obtener más información, vea:

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Manejo del estrés: Cómo manejar su tiempo.
Ocúpese de sí mismo
  • Desconéctese. No permita que la tecnología que le ayuda a hacer su trabajo se interponga en su tiempo libre. Considere apagar los teléfonos celulares o buscapersonas cuando está con su familia o sus amigos. Y evite revisar el correo electrónico del trabajo cuando no está en su lugar de trabajo.
  • Sea realista. Recuerde que todos tenemos días buenos y días malos en el trabajo. Para obtener más información, vea el tema Detenga los pensamientos negativos: Cómo elegir una manera más saludable de pensar.
  • Dese una recompensa. Cuando termine una tarea difícil, celebre. Disfrute un refrigerio en su escritorio, o haga una caminata corta o visite a un compañero de trabajo si su empleo lo permite.
  • Programe tiempo para divertirse. Si usted pasa cada segundo de su día haciendo cosas, es posible que le moleste el hecho de que nunca tiene tiempo para sí mismo. Si su empleador le ofrece un horario laboral flexible, úselo para adaptarlo a su estilo de trabajo. Vaya a trabajar más temprano y tome un descanso más largo en el almuerzo para tomar una clase de yoga o hacer una caminata.
  • Practique técnicas de respiración y relajación. Puede hacer esto en el hogar o en un lugar tranquilo en el trabajo. Para obtener más información, vea:
    Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Manejo del estrés: Ejercicios de respiración para relajación.
    Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Manejo del estrés: Cómo usar imágenes guiadas para relajarse.
    Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Manejo del estrés: Cómo hacer relajación progresiva de los músculos.

Cómo fijarse una meta para reducir el estrés

En primer lugar, identifique qué genera estrés en el trabajo. Quizás es la falta de control sobre su empleo. O quizás es la preocupación por perder su empleo o cómo se desempeña en el trabajo. Usted podría sentir estrés debido a que no puede expresar sus pensamientos y sus ideas a su jefe y sus compañeros de trabajo.

Piense por qué quiere reducir el estrés en el trabajo. Es recomendable que se proteja el corazón y la salud reduciendo el estrés. O quizás solo desee disfrutar más su vida y no permitir que el estrés laboral controle la forma en que se siente. Su motivo para querer cambiar es importante. Si su motivo proviene de usted, y no de otra persona, le resultará más fácil hacer un cambio saludable para siempre.

Luego, fíjese una meta para sí mismo que implique reducir su nivel de estrés. Piense en una meta a largo plazo y una a corto plazo.

A continuación presentamos algunos ejemplos:

  • La meta de Shelly a largo plazo es reducir el estrés manejando la frustración relacionada con las cosas que no puede controlar en el trabajo. Su meta a corto plazo es aprender a hacer ejercicios de respiración profunda y de relajación cuando se estresa. Lo intentará la próxima vez que su jefe le dé un proyecto de último momento.
  • La meta de Jill a largo plazo es reducir el estrés haciéndose escuchar en el trabajo y expresando sus intereses y sus ideas más eficazmente. Su meta a corto plazo es practicar ser más firme. Cuando esté lista, aportará una idea en una reunión de departamento.
  • La meta de Raoul a largo plazo es reducir el estrés sabiendo mejor lo que se espera de él en el trabajo. Su meta a corto plazo es averiguar cómo se desempeña ahora. Tiene planificado programar una reunión con su jefe para hablar acerca de su desempeño y cómo puede mejorar.
  • La meta de John a largo plazo es reducir el estrés aprendiendo a decir "no" a los proyectos que no tiene tiempo de manejar. Su meta a corto plazo es organizarse y ordenar los proyectos que tiene ahora según la prioridad que tengan. Hará una lista de todo su trabajo y luego ordenará las tareas que sean más importantes según la prioridad que tengan.

Después de fijar sus metas, piense qué podría interponerse en su camino. Use un plan de acción personal (¿Qué es un documento PDF ?) para anotar sus metas, cualquier barrera posible y sus ideas para superarlas. Si piensa en estas barreras ahora, puede planificar con anticipación cómo manejarlas si aparecen.

Lo más importante, asegúrese de obtener apoyo de sus amigos y familiares en sus esfuerzos para reducir el estrés laboral. Si su compañía tiene un programa de asistencia al empleado, usted podría usarlo para hablar con un consejero. Un consejero puede ayudarle a fijarse metas y le brindará apoyo para manejar los contratiempos.

Sepa cuándo renunciar a su trabajo

Si usted se siente realmente muy mal debido a un empleo estresante, es posible que sea momento de pensar en cambiar de empleo. Asegúrese de saber si el problema es usted o el empleo.

Antes de renunciar a su trabajo, dedique tiempo a pensar en otras opciones de empleo. Es probable que no tener un empleo también provoque estrés. Obtener otro empleo antes de renunciar es lo mejor, pero a veces no es posible. Decida qué es menos estresante para usted, el desempleo o sentirse mal en su empleo actual. Hablar con un consejero acerca de sus opciones podría ayudar.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Anspaugh DJ, et al. (2011). Coping with and managing stress. In Wellness: Concepts and Applications, 8th ed., pp. 307–340. New York: McGraw-Hill.
  • Johnson DC, et al. (2008). Posttraumatic stress disorder and acute stress disorder. In MH Ebert et al., eds., Current Diagnosis and Treatment in Psychiatry, 2nd ed., pp. 366–377. New York: McGraw-Hill.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Steven Locke, MD - Psiquiatría
Última revisión 3 mayo, 2013

Última revisión: 3 mayo, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.