Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Contenidos del tema

La historia de Loralie: Nunca es demasiado tarde

La historia de Loralie

Foto de una mujer

Como supervisora de la cafetería de un hospital, Loralie se asegura de que la cafetería tenga abundantes opciones saludables. Sin embargo, hasta recientemente, ella no había aprovechado las opciones saludables para sus propias comidas.

Los hábitos alimentarios de Loralie le habían hecho subir de peso y su presión arterial era alta. "Me había rendido, simplemente rendido", señala. "De hecho, había llegado a un punto en mi vida en el cual consideraba, 'tengo más de 50 años. Esta es simplemente quien soy. Este es el lugar en el que voy a estar'. Y, por lo tanto, lo había aceptado".

Dice que todo eso cambió después de que terminó en la sala de urgencias varias veces con la presión arterial muy alta. "Simplemente iba a tener que tomar algunos pasos drásticos", recuerda, "me estaba asustando, simplemente asustando por cómo me sentía".

Eso provocó que cambiara sus hábitos alimentarios para llegar a un peso saludable y reducir su presión arterial. Ella bajó más de 40 libras (18 kg) y su presión arterial ahora está bajo control.

Cómo hacer cambios graduales

Aunque Loralie estaba motivada para cambiar sus hábitos alimentarios, los cambios no sucedieron de la noche a la mañana. "He realizado algunos cambios graduales. Hice una o dos cosas a la vez".

El primer cambio que realizó fue empezar a beber agua en lugar de refrescos dietéticos. Luego, indica Loralie, "Empecé a intentar comer un poco en el desayuno. Ese fue un cambio bastante simple".

Loralie descubrió que cada cambio que realizaba le motivaba a realizar otro. "Pienso que, en cualquier momento, incluso si solo se realizan pequeños cambios, los beneficios alientan a hacer más cambios. No se empieza intentando cambiar toda la vida".

Cómo adaptar todos los alimentos a su plan de alimentación saludable

Aunque quería seguir una dieta saludable, Loralie sabía que no quería ponerse a dieta. "Una de las cosas que molestan de una alimentación saludable es privarse de cosas sabrosas y ricas".

Para evitar sentir una carencia, Loralie aún come sus alimentos favoritos, incluido el chocolate. Sin embargo, ahora come porciones más pequeñas. Ella ha descubierto que no necesita comer una porción grande para sentirse satisfecha. "El simple hecho de comer un poco de chocolate amargo me hace feliz".

Loralie también ha aprendido a prestar más atención a los tamaños de las porciones cuando sale a comer. En el pasado, terminaba todo lo que pedía. Sin embargo, ahora, "Siempre llevo al hogar al menos la mitad de mi comida".

Tener apoyo marca la diferencia

Loralie encontró motivación y apoyo al observar cómo su hijo y varios de sus compañeros de trabajo cambiaban sus hábitos alimentarios. Dice que ver a otras personas tener éxito le ayudó a convencerse de que ella también podía hacerlo. "Ayuda tener parejas y compañeros que están pasando por esto".

Ella recomienda a otras personas que sigan intentando, incluso si han tenido que luchar en otras ocasiones. "Pienso que nunca es demasiado tarde".

La historia de Loralie refleja sus experiencias, como las contó en una entrevista. La fotografía no es de Loralie, para proteger su privacidad.

Para obtener más información, vea el tema Alimentación saludable.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Rhonda O'Brien, MS, RD, CDE - Educador en diabetes certificado
Última revisión 25 enero, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.