Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Laringitis

Generalidades del tema

¿Qué es la laringitis?

La laringitis es una inflamación de la laringe que hace que su voz se vuelva rasposa o ronca.

La laringitis puede ser de corto plazo o de largo plazo (crónica). La mayoría de las veces, llega de forma repentina y dura no más de 2 semanas.

Los síntomas crónicos son los que duran 2 semanas o más. Consulte con su médico si los síntomas duran más de 2 semanas. Puede que su laringitis sea causada por problemas más graves.

¿Qué causa la laringitis?

La laringitis puede ser causada por:

  • Resfriados o la gripe. Esta es la causa más común.
  • Reflujo ácido, también llamado enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés).
  • Uso excesivo de la voz, como vitorear en un evento deportivo.
  • Irritación, por ejemplo, debida a alergias o humo.
  • Uso de medicamentos esteroideos inhalados (como los usados para tratar el asma).
  • Problemas con la forma en que usted habla o canta.

El reflujo ácido es la causa más común de la laringitis crónica. Pero la laringitis crónica puede ser causada por problemas más graves, como daño en los nervios, úlceras, pólipos, cáncer o bultos duros y gruesos (nódulos) en las cuerdas vocales. Las cuerdas vocales son las bandas elásticas vibratorias dentro de la laringe que producen la voz.

Puede haber cierta ronquera natural debida a la edad cuando las cuerdas vocales se aflojan y se vuelven más finas.

¿Cuáles son los síntomas?

El principal síntoma de la laringitis es la ronquera. La voz puede sonar rasposa, ser más grave de lo normal o quebrarse de vez en cuando. Podría perder la voz por completo. Otros síntomas pueden ser garganta seca o adolorida, tos y dificultad para tragar.

Si hay síntomas más graves podría significar que hay otro problema.

¿Cómo se diagnostica la laringitis?

Un médico puede identificar la laringitis haciendo un examen físico que probablemente consista en palpar el cuello para buscar zonas sensibles o bultos y examinar la nariz, la boca y la garganta.

Si tiene problemas de la voz y ronquera que no tienen una causa obvia y que duran más de 2 semanas, es posible que su médico lo remita a un especialista (otorrinolaringólogo). El aspecto de las cuerdas vocales y el sonido de la voz ayudarán al especialista a averiguar si la laringitis desaparecerá por sí sola o si usted necesita tratamiento.

¿Cómo se trata?

Con la mayoría de los casos de laringitis, lo único que usted necesita es el tratamiento en el hogar.

  • Descanse su voz tanto como sea posible. Cuando tenga que hablar, hable suavemente pero no susurre. (Susurrar irrita la laringe más que hablar con suavidad). No hable por teléfono ni hable en voz alta a menos que tenga que hacerlo.
  • Trate de no carraspear. Si tiene tos seca, un antitusígeno de venta libre puede ayudarle.
  • Añada humedad al aire de su casa con un humidificador o vaporizador.
  • Beba abundantes líquidos.
  • No fume. Y manténgase alejado del humo de otras personas.

Si el reflujo ácido (GERD, por sus siglas en inglés) está causando su laringitis, puede que tenga que tomar medidas para reducir el reflujo.

La laringitis crónica puede necesitar más tratamiento. Por ejemplo, si usted tiene laringitis con frecuencia debido a un problema con la forma en que habla o canta, podría necesitar entrenamiento de voz. Esto puede ayudarle a cambiar los hábitos que pueden causarle laringitis. También le puede ayudar a sanar la laringe.

Puede requerir cirugía si tiene dañadas las cuerdas vocales, por ejemplo, por úlceras o pólipos.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Academy of Otolaryngology
Dirección del sitio web: www.entnet.org

National Institute on Deafness and Other Communication DisordersNational Institutes of Health
Dirección del sitio web: www.nidcd.nih.gov

Referencias

Otras obras consultadas

  • Akst L (2011). Hoarseness and laryngitis. In ET Bope et al., eds., Conn's Current Therapy 2012, pp. 223–228. Philadelphia: Saunders.
  • Caserta MT (2005). Acute laryngitis. In GL Mandell et al., eds., Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, 6th ed., vol. 1, pp.758–759. Philadelphia: Elsevier/Churchill Livingstone.
  • Cherry JD (2009). Croup (laryngitis, laryngotracheitis, spasmodic croup, laryngotracheobronchitis, bacterial tracheitis, and laryngotracheobronchopneumonitis). In RD Feigin et al., eds., Feigin and Cherry's Textbook of Pediatrics Infectious Diseases, 6th ed., vol. 1, pp. 254–268. Philadelphia: Saunders Elsevier.
  • Koufman JA, Belafsky PC (2003). Infectious and inflammatory diseases of the larynx. In JB Snow, JJ Ballenger, eds., Ballenger's Otorhinolaryngology Head and Neck Surgery, 16th ed., pp. 1185–1217. Hamilton, ON: BC Decker.
  • Rubin MA, et al. (2012). Pharyngitis, sinusitis, otitis, and other respiratory tract infections. In DL Longo et al., eds., Harrison's Principles of Internal Medicine, 18th ed., vol. 1, pp. 255–267. New York: McGraw-Hill.
  • Schwartz SR, et al. (2009). Clinical practice guideline: Hoarseness (dysphonia). Otolaryngology-Head and Neck Surgery, 141: S1–S31.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Donald R. Mintz, MD - Otolaringología
Última revisión 9 octubre, 2012

Última revisión: 9 octubre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.