Cómo lavarse las manos

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Lavarse las manos es una forma simple y eficaz de ayudar a prevenir enfermedades, como el resfriado, la gripe y la intoxicación alimentaria.

Cuándo lavarse las manos

Lavarse las manos:

  • Con frecuencia, especialmente durante la temporada de resfriados y de gripes (influenza), puede reducir su riesgo de contagiarse o de propagar un resfriado o una gripe.
  • Antes, durante y después de preparar comidas reduce su riesgo de contagiarse o de propagar bacterias que causan intoxicación alimentaria. Lávese las manos con especial cuidado antes y después de preparar aves, huevos crudos, carne o mariscos.
  • Después de ir al baño o de cambiar pañales reduce su riesgo de contagiarse o de propagar enfermedades infecciosas, como salmonela o hepatitis A.
  • Antes y después de cuidar a alguien que está enfermo. También es importante lavarse las manos antes y después de tratar un corte o una herida.
  • Antes de comer, también es una buena idea.

Lávese las manos después de:

  • Tocarse partes del cuerpo que no están limpias.
  • Usar el baño.
  • Toser, estornudar o usar un pañuelo de tela o desechable.
  • Manipular o preparar alimentos, especialmente después de tocar carne, aves, pescado, mariscos o huevos crudos.
  • Tocar un animal, desechos de animales, o alimentos o golosinas para mascotas.
  • Cambiar pañales, manipular basura, usar el teléfono o darle la mano a otros.

Cómo lavarse las manos correctamente

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, o CDC por sus siglas en inglés) de los EE. UU. recomiendan los siguientes pasos para lavarse las manos:

  1. Mójese las manos con agua corriente y aplique jabón.
  2. Frótese las manos entre sí hasta que se forme espuma. Frótese bien durante por lo menos 20 segundos.
  3. Preste especial atención a las muñecas, al dorso de las manos y a los espacios entre los dedos y bajo las uñas.
  4. Enjuáguese bien las manos con agua corriente.
  5. Use una toalla limpia para secarse las manos, o deje que las manos se sequen al aire.

Puede ser conveniente dejar correr el agua mientras se seca las manos con una toalla de papel. Luego, utilice la toalla de papel como barrera entre el grifo y las manos limpias cuando cierre el grifo.

Si no tiene a su disposición agua y jabón, use un antiséptico para manos o toallitas con alcohol para manos que contengan por lo menos un 60% de alcohol etílico o isopropanol. Lleve uno de estos productos o ambos cuando viaje, y guárdelos en su automóvil o en su cartera. Estos productos pueden ayudar a reducir la cantidad de microbios en las manos, pero no eliminan todos los tipos de microbios.

Si usa un antiséptico, frótese las manos y los dedos hasta que estén secos. No necesita usar agua. El alcohol destruye rápidamente mucho tipos de microbios de las manos.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Centers for Disease Control and Prevention (2010, updated 2011). Keeping hands clean. Available online: http://www.cdc.gov/healthywater/hygiene/hand/handwashing.html.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado W. David Colby IV, MSc, MD, FRCPC - Enfermedad infecciosa

Revisado14 noviembre, 2014