Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Ictericia en recién nacidos (hiperbilirrubinemia)

Topic Overview

¿Qué es la ictericia en recién nacidos?

La ictericia es una coloración amarillenta en la piel y la parte blanca de los ojos de un recién nacido. Es una señal de que hay demasiada bilirrubina en la sangre del bebé. Hiperbilirrubinemia es el término que significa tener demasiada bilirrubina en la sangre.

Por lo general, la ictericia aparece en los primeros 5 días de vida. Muchos bebés han dejado el hospital para cuando comienza la ictericia. Es posible que su médico quiera hacerle un examen de seguimiento a su bebé a los 3 o 5 días de nacido.

La mayoría de los bebés tienen ictericia leve. Por lo general, la ictericia mejora o desaparece por sí sola en una o dos semanas sin causar problemas. Pero la ictericia debería ser considerada seriamente. En raras ocasiones, si el nivel de la bilirrubina se mantiene alto y no se trata, puede causar daño cerebral llamado kernícterus. Esto puede llevar a graves problemas de por vida.

¿Cuál es la causa de la ictericia en el recién nacido?

La ictericia ocurre debido a que el cuerpo de su bebé tiene más bilirrubina de la que puede eliminar. La bilirrubina es una sustancia amarillenta que se produce cuando el cuerpo descompone glóbulos rojos viejos. Sale del cuerpo a través de la orina y de las heces. Durante el embarazo, el cuerpo elimina la bilirrubina de su bebé a través de la placenta. Después del nacimiento, el cuerpo de su bebé debe eliminar la bilirrubina por sí solo.

En la mayoría de los casos, los bebés tienen lo que se llama ictericia fisiológica. Se produce porque sus órganos todavía no pueden deshacerse muy bien del exceso de bilirrubina. Este tipo de ictericia suele aparecer alrededor de 24 horas después de nacer. Empeora hasta el tercer o cuarto día y, entonces, se va en aproximadamente una semana.

En casos poco frecuentes, la ictericia puede ser causada por otras cosas, como una infección, un problema con el aparato digestivo del bebé o un problema con el grupo sanguíneo de la madre y el bebé (incompatibilidad de Rh). Su bebé podría tener uno de estos problemas si la ictericia aparece en menos de un día después del nacimiento.

¿Cuáles son los síntomas?

Si un recién nacido tiene ictericia, su piel y la parte blanca de sus ojos se verán amarillentas. El color amarillento aparece primero en la cara y en el pecho del bebé, generalmente entre 1 y 5 días después del nacimiento.

Un bebé cuyo nivel de bilirrubina es alto puede:

  • Volverse más amarillento.
  • Estar perezoso y tener problemas para succionar.
  • Estar irritable y agitado.
  • Arquear la espalda.
  • Tener un llanto muy agudo.

Un nivel alto de bilirrubina puede ser peligroso. Asegúrese de llamar a un médico inmediatamente si su bebé tiene alguno de estos síntomas.

¿Cómo se diagnostica la ictericia en el recién nacido?

El médico de su bebé le realizará un examen físico y le hará preguntas acerca de su salud y de la salud de su bebé. Por ejemplo, el médico podría preguntarle si usted y su bebé tienen diferente tipo de sangre.

El médico puede colocar un dispositivo contra la piel de su bebé para medir el nivel de bilirrubina de su bebé. Puede hacerse un análisis de sangre para medir los niveles de bilirrubina a fin de averiguar si su bebé necesita tratamiento.

Es posible que se necesiten más pruebas si el médico piensa que hay demasiada bilirrubina en la sangre a causa de un problema de salud.

¿Cómo se trata?

Su bebé necesitará tratamiento si el nivel de bilirrubina se halla por encima de los límites normales para recién nacidos. Lo colocarán bajo un tipo de luz fluorescente para tratar la ictericia. Esto se llama fototerapia. La piel absorbe la luz, la cual cambia la bilirrubina de manera que el cuerpo puede eliminarla con más facilidad. Por lo general, el tratamiento se realiza en un hospital. Sin embargo, los bebés a veces reciben tratamiento en el hogar.

No intente tratar la ictericia colocando a su bebé al sol o cerca de una ventana. Siempre se necesitan luces especiales y ambientes controlados para tratar la ictericia en forma segura.

Si un problema de salud causó la ictericia, su bebé puede necesitar otro tratamiento. Por ejemplo, un bebé con ictericia grave causada por incompatibilidad de Rh puede necesitar una transfusión de sangre.

¿Cómo puede ayudar a su bebé?

Si su bebé tiene ictericia, usted debe desempeñar una función importante.

  • Examine cuidadosamente la piel de su bebé 2 veces al día para asegurarse de que el color está volviendo a la normalidad. Si su bebé tiene piel oscura, mírele la parte blanca de los ojos.
  • Lleve a su bebé a cualquier prueba de seguimiento que le recomiende su médico.
  • Llame al médico si el color amarillento se vuelve más brillante después de que su bebé tenga 3 días de nacido.

Lo mejor que puede hacer para reducir la ictericia es asegurarse de que su bebé se alimente lo suficiente. Esto ayudará al organismo de su bebé a deshacerse del exceso de bilirrubina.

  • Si está amamantando, alimente a su bebé aproximadamente entre 8 y 12 veces cada 24 horas.
  • Si está alimentando a su bebé con un biberón, mantenga su horario (generalmente alrededor de 6 a 10 sesiones de alimentación cada 24 horas).

Si no está segura de si su bebé está obteniendo suficiente leche, pídale ayuda a su médico, su enfermera o consultor en lactancia.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la ictericia en recién nacidos:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Cómo cuidar a un bebé con ictericia:

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

HealthyChildren.org
Dirección del sitio web: www.healthychildren.org

Centers for Disease Control and Prevention (CDC): National Center on Birth Defects and Developmental Disabilities (NCBDDD)
Dirección del sitio web: www.cdc.gov/ncbddd

Referencias

Otras obras consultadas

  • American Academy of Pediatrics (2004). Management of hyperbilirubinemia in the newborn infant 35 or more weeks of gestation. Pediatrics, 114(1): 297–316. [Erratum in Pediatrics, 114(4): 1138.]
  • American Academy of Pediatrics (2009). Jaundice section of Infant nutrition and development of gastrointestinal function. In RE Kleinman, ed., Pediatric Nutrition Handbook, 6th ed., pp. 47–49. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics.
  • Jardine LA, Woodgate P (2011) . Neonatal jaundice, search date February 2010. BMJ Clinical Evidence. Available online: http://www.clinicalevidence.com.
  • Kamath BD, et al. (2011). Jaundice. In SL Gardner et al., eds., Merenstein and Gardner's Handbook of Neonatal Intensive Care, 7th ed., pp. 531–552. St. Louis: Mosby Elsevier.
  • Kissoon N (2008). Jaundice. In JM Baren et al., eds., Pediatric Emergency Medicine, pp. 340–344. Philadelphia: Saunders Elsevier.
  • Lee HC, Madan A (2011). Hematologic abnormalities and jaundice. In CD Rudolph et al., eds., Rudolph's Pediatrics, 22nd ed., pp. 226–233. New York: McGraw-Hill.
  • Maheshwari A, Carlo WA (2011). Digestive system disorders. In RM Kliegman et al., eds., Nelson Textbook of Pediatrics, 19th ed., pp. 600–612. Philadelphia: Saunders.

Créditos

Por El personal de Healthwise
John Pope, MD - Pediatría
Chuck Norlin, MD - Pediatría
Última revisión 19 abril, 2013

Última revisión: 19 abril, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.