Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Histerectomía

Generalidades del tema

¿Qué es una histerectomía?

Una histerectomía es una cirugía para extraerle a una mujer el útero, el órgano que está ubicado en el abdomen de una mujer, donde crece el bebé durante el embarazo. Después de una histerectomía, ya no podrá quedar embarazada.

También podrían extraerle otros órganos si tiene problemas graves, como endometriosis o cáncer. Estos órganos incluyen el cuello uterino (la parte inferior del útero que se abre en la vagina), los ovarios (glándulas en ambos lados del útero que liberan los óvulos para el embarazo) y las trompas de Falopio (el conducto entre el útero y los ovarios).

Que se extraigan o no los ovarios dependerá de su edad y el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Por ejemplo, extraer los ovarios reduce el riesgo de cáncer de ovario y algunos tipos de cáncer de seno. Pero si le extraen los ovarios antes de la menopausia, esta le llegará prematuramente y su probabilidad de tener una enfermedad cardíaca u osteoporosis puede aumentar. Asegúrese de hablar con su médico sobre todos los beneficios y riesgos de que le extraigan los ovarios.

Vea una imagen del aparato reproductor femenino.

¿Qué problemas trata esta cirugía?

La mayoría de las veces se hace la histerectomía para tratar problemas con el útero, como dolor y sangrado abundante causados por endometriosis o por fibromas uterinos. La cirugía también puede ser necesaria si hay cáncer en el útero, el cuello uterino o los ovarios. Es posible que a algunas mujeres se les realice la cirugía durante el parto para salvarles la vida si tienen sangrado intenso que no puede detenerse.

Antes de decidir hacerse una histerectomía, considere todas sus opciones de tratamiento. En muchos casos, esta cirugía es un último recurso después de probar otros tratamientos para el problema.

Para obtener más información, vea:

¿Cómo se hace la cirugía?

Existen muchas maneras diferentes de realizar una histerectomía. El tipo de cirugía que tenga depende de tres cosas principales: la razón de la cirugía, el tamaño del útero y su posición en el abdomen, y su estado general de salud. Los tipos más comunes son:

  • Histerectomía abdominal. En este tipo de cirugía, el médico hace un corte en el abdomen, atravesando la línea del bikini o en línea recta hacia arriba y hacia abajo. El médico extrae el útero y el cuello uterino. Este tipo de cirugía se hace con más frecuencia cuando puede que haya cáncer o cuando una endometriosis grave, mucho tejido cicatricial (adherencias) o un útero muy grande hacen que resulte difícil extraer el útero.
  • Histerectomía vaginal. En este tipo de cirugía, el médico extrae el útero por la vagina. Hace un pequeño corte en la vagina en lugar de hacerlo en el abdomen. Su médico no usará este método cuando haya probabilidades de cáncer en el útero, en el cuello uterino o en los ovarios. Los médicos usan este tipo de cirugía solo en casos en los que el útero es pequeño y fácil de extraer.
  • Histerectomía vaginal asistida por laparoscopia (LAVH, por sus siglas en inglés). Para hacer esta cirugía, el médico coloca un tubo iluminado (laparoscopio) a través de pequeños cortes en su abdomen. El médico puede ver sus órganos con el endoscopio y puede insertar herramientas quirúrgicas para cortar el tejido que mantiene el útero en su lugar. Luego puede extraer el útero por la vagina.
  • Histerectomía supracervical laparoscópica (LSH, por sus siglas en inglés). Mediante la LSH, el médico inserta el endoscopio y las herramientas a través de pequeños cortes en el abdomen. Extrae el útero en pequeñas porciones y deja el cuello uterino en su lugar.
  • Histerectomía laparoscópica total (TLH, por sus siglas en inglés). En este tipo de cirugía, el médico inserta un endoscopio y herramientas a través de varios cortes pequeños en el abdomen. El médico extrae el útero y el cuello uterino en pequeñas porciones a través de uno de los cortes.

¿Cuánto tiempo le lleva recuperarse de la cirugía?

Sentirse mejor después de la cirugía lleva tiempo. La mayoría de las mujeres están 1 o 2 días en el hospital después de la cirugía. Algunas mujeres permanecen hospitalizadas hasta 4 días.

Cuando regrese a su hogar, asegúrese de moverse pero también asegúrese de no hacer demasiado. Puede caminar por la casa y subir y bajar escaleras, pero tómeselo con calma. Durante las primeras 2 semanas, es importante descansar lo suficiente. Incluso después de que empiece a sentirse más fuerte, no debe levantar cosas pesadas (nada que pese más de 20 libras [9 kg]). Además, no debe tener relaciones sexuales hasta que su médico le diga que puede hacerlo. Por lo general lleva de 4 a 8 semanas volver a una rutina normal.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la histerectomía:

Recibir un diagnóstico:

Inquietudes a largo plazo:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Histerectomía y ooforectomía: ¿Debería usar terapia de estrógeno (ET)?
  Histerectomía: ¿También deberían extirparme los ovarios?

Por qué se hace

En la mayoría de los casos, la histerectomía es una cirugía electiva que se usa para tratar afecciones no cancerosas del aparato reproductor femenino (ginecológicas) que no han mejorado con tratamiento médico. Para las mujeres que no planean quedar embarazadas y han considerado y probado otras opciones de tratamiento sin éxito, una histerectomía podría ser una opción de tratamiento razonable.

La histerectomía también es una medida que posiblemente pueda salvar vidas cuando se la utiliza para detener el sangrado intenso después del parto o para extraer cáncer del cuello uterino o cáncer endometrial (uterino).

Los motivos para una histerectomía incluyen:

Tipos de histerectomía

La histerectomía es la extirpación quirúrgica del útero de una mujer. En algunos casos, también se extraen los ovarios y las trompas de Falopio durante un procedimiento de histerectomía. Esto se llama una salpingo-ooforectomía.

Existen tres principales tipos de histerectomía:

  • Histerectomía total es la extirpación quirúrgica del útero y del cuello uterino, que es el "cuello" inferior del útero que desemboca en la vagina.
  • Histerectomía subtotal es la extirpación del útero, dejando el cuello uterino en su lugar. También se lo conoce como histerectomía "supracervical" o "parcial".
  • Histerectomía radical es la extirpación del útero, del cuello uterino, de los ovarios, de las estructuras que sostienen el útero y a veces de los ganglios linfáticos. Una histerectomía radical puede hacerse para tratar la endometriosis o el cáncer de útero, de ovarios o de cuello uterino.

Decidir si hacerse una histerectomía total o subtotal puede ser difícil. Esto se debe a que la investigación que compara a ambas es limitada y demuestra solo pequeñas diferencias. En el pasado los expertos creían que una histerectomía subtotal reducía los problemas posteriores a la cirugía y prevenía problemas de incontinencia urinaria y/o disfunción sexual. Pero la investigación ha demostrado que para determinadas afecciones, una histerectomía subtotal no es más eficaz que una histerectomía total para prevenir estos problemas.1

Cuando considere una histerectomía, pregúntele a su médico qué otros tratamientos pueden usarse para su afección, qué opciones de histerectomía están disponibles para usted y cuál es la probabilidad de que la histerectomía le dé resultados. Si le realizan una histerectomía, el tipo de procedimiento que le realicen dependerá del motivo médico de la histerectomía, del tamaño y de la posición del útero y de su estado de salud general.

Los procedimientos de histerectomía (cómo se extrae el útero) incluyen:

  • Histerectomía abdominal.
  • Histerectomía vaginal.
  • Histerectomía vaginal asistida por laparoscopia (LAVH, por sus siglas en inglés).
  • Histerectomía supracervical laparoscópica (LSH, por sus siglas en inglés).
  • Histerectomía laparoscópica total (TLH, por sus siglas en inglés).

Para obtener más información sobre procedimientos, vea la sección Comparación de diferentes procedimientos de histerectomía en este tema.

Comparación de procedimientos de histerectomía

Existen varios diferentes procedimientos de histerectomía, cada uno con ventajas y desventajas. Según el motivo por el cual considere una histerectomía, es posible que elija entre dos o más procedimientos. Para afecciones complicadas o relacionadas con el cáncer que requieren acceso máximo y exploración cuidadosa, es probable que su médico le recomiende una histerectomía abdominal.

Histerectomía vaginal

Este tipo de histerectomía se realiza mediante una pequeña incisión en la vagina, en lugar de a través de una incisión abdominal. También es posible que se extraigan los ovarios y otros órganos. La histerectomía vaginal tiende a causar menos dolor, y el tiempo requerido para sanar es menor que en la histerectomía abdominal. Una histerectomía vaginal puede realizarse:

  • Para extraer pequeños fibromas uterinos.
  • Cuando el útero es de tamaño normal o está levemente agrandado.
  • Cuando no hay crecimientos (implantes) de endometriosis.
  • Cuando en la pelvis no hay cicatrización significativa de cirugías previas.

La histerectomía vaginal requiere una habilidad quirúrgica más especializada que una histerectomía abdominal. Puede presentar un riesgo mayor de lesiones a otros órganos. La histerectomía vaginal no se utiliza cuando existe una duda de posible cáncer en el útero, el cuello uterino o los ovarios.

Histerectomía abdominal

Este tipo de histerectomía se realiza a través de una incisión abdominal más grande, que le da al cirujano el mejor acceso posible a los órganos pélvicos. Es posible que el cuello uterino se extraiga con el útero (histerectomía total) o se deje en su lugar (histerectomía subtotal). También es posible que se extraigan los ovarios y otros órganos. Una histerectomía abdominal generalmente se realiza cuando:

  • El útero es muy grande.
  • Los fibromas uterinos miden más de 8 pulgadas (20 cm) a lo largo o se encuentran ubicados alrededor de vasos sanguíneos.
  • Es posible que haya cáncer de útero, de ovarios o de cuello uterino.
  • Se sospecha que hay un tumor (masa) en los ovarios, pero no puede diagnosticarse en una ecografía.
  • Existe cicatrización significativa o endometriosis grave en la zona pélvica.

Si se decide hacer una histerectomía para tratar la endometriosis, generalmente se requiere una histerectomía abdominal. Un ejemplo es cuando se tienen que extraer crecimientos de endometriosis (implantes) o tejido cicatricial (adherencias) para restablecer la función de otros órganos.

Histerectomía vaginal asistida por laparoscopia (LAVH)

La histerectomía laparoscópica se realiza con un instrumento de observación (laparoscopio) e instrumentos quirúrgicos que se insertan a través de una incisión en la vagina y una o más pequeñas incisiones abdominales. También es posible que se extraigan los ovarios y otros órganos. El útero se extrae por la vagina. Este procedimiento se realiza:

  • Cuando los fibromas uterinos son de tamaño pequeño a moderado.
  • Cuando el útero es levemente más grande de lo normal.
  • Para extraer endometriosis y tejido cicatricial (adherencias) limitados al útero, las trompas de Falopio y los ovarios.
  • Para evaluar o extraer los ovarios al mismo tiempo que se realiza una histerectomía vaginal.

La LAVH requiere que el cirujano tenga capacitación especializada.

Histerectomía laparoscópica supracervical (LSH)

La histerectomía laparoscópica supracervical (LSH, por sus siglas en inglés) se realiza introduciendo un laparoscopio e instrumentos quirúrgicos a través de varias incisiones abdominales pequeñas. El útero se extrae en pequeñas porciones a través de una de las incisiones y el cuello uterino se deja intacto. Esto también se conoce como histerectomía subtotal o parcial. Este tipo de procedimiento por lo general causa pérdida de sangre y dolor mínimos. La estadía en el hospital es más breve que la de la cirugía abdominal total. La mayoría de las mujeres pueden reanudar su actividad normal después de una semana o dos. La LSH puede realizarse:

  • Para extraer fibromas uterinos de cualquier tamaño.
  • Para extraer un útero de cualquier tamaño.

La LSH por lo general lleva más tiempo que una histerectomía abdominal o vaginal. La LSH no está disponible en algunas áreas.

Histerectomía laparoscópica total (TLH)

La histerectomía laparoscópica total (TLH, por sus siglas en inglés) se realiza introduciendo un laparoscopio e instrumentos quirúrgicos a través de varias incisiones pequeñas en el abdomen. El útero y el cuello uterino se extraen en pequeñas porciones a través de una de las incisiones. La TLH puede realizarse:

  • Para extraer fibromas uterinos de tamaño pequeño a moderado.
  • Cuando no hay mucho tejido cicatricial en la zona pélvica.
  • Cuando no hay preocupación de que haya cáncer en los ovarios.

La TLH requiere que el cirujano tenga capacitación especial. Por lo general lleva más tiempo hacer esta cirugía que hacer una histerectomía abdominal o vaginal. Pero la recuperación y la estadía en el hospital son más breves que las de la histerectomía abdominal total. La TLH no está disponible en muchos lugares del país.

Ventajas y desventajas de los procedimientos de histerectomía
Procedimiento Ventajas Desventajas
Histerectomía vaginal
  • Permite la extirpación de un útero normal a levemente más grande de lo normal y de fibromas uterinos pequeños
  • En comparación con la histerectomía abdominal, requiere una estadía en el hospital más breve2
  • Suele tener una recuperación más rápida que una histerectomía abdominal2
  • Tiende a causar menos dolor durante la recuperación que la cirugía abdominal
  • No deja cicatrices en el abdomen

En comparación con la histerectomía abdominal, una histerectomía vaginal de rutina:

  • No permite acceso completo a los órganos pélvicos. Es posible que el médico no pueda extraer un útero muy grande; fibromas grandes; zonas de endometriosis, adenomiosis o tejido cicatricial (adherencias).
  • No se utiliza en el caso de cirugías relacionadas con el cáncer.
  • Quizás deba cambiarse por una cirugía abdominal si el médico no puede extraer un útero muy grande o zonas con endometriosis, adenomiosis o tejido cicatricial (adherencias).
Histerectomía abdominal
  • Proporciona al cirujano una buena visibilidad de los órganos pélvicos y fácil acceso a estos
  • Permite la extirpación de un útero muy grande o grandes zonas de endometriosis, adenomiosis o tejido cicatricial (adherencias)
  • El cuello uterino puede extraerse o dejarse en su lugar
  • Requiere menos tiempo bajo anestesia y en cirugía que una histerectomía laparoscópica3

En comparación con otros tipos de histerectomía, una histerectomía abdominal de rutina:

  • Requiere una estadía en el hospital y una recuperación más prolongadas.2
  • Tiende a provocar más dolor durante la recuperación.
  • Deja una cicatriz visible en el abdomen. Es posible que se pueda realizar una incisión en la línea del bikini.
Histerectomía vaginal asistida por laparoscopia (LAVH)
  • Permite a su médico examinarle los órganos pélvicos y extraer quistes, tejido cicatricial (adherencias), fibromas y zonas de infección
  • En comparación con la histerectomía abdominal, requiere una estadía más breve en el hospital y causa menos dolor durante la recuperación2
  • Deja cicatrices más pequeñas en el abdomen que una histerectomía abdominal

En comparación con otros tipos de histerectomía, una LAVH de rutina:

  • Quizás deba cambiarse por una cirugía abdominal si el médico no puede extraer un útero muy grande o zonas de endometriosis, adenomiosis o tejido cicatricial (adherencias).
  • Lleva más tiempo.2
  • Podría tener un mayor riesgo de lesión si el cirujano no tiene mucha experiencia.
Histerectomía laparoscópica supracervical (LSH)
  • En comparación con la histerectomía abdominal, requiere una estadía más breve en el hospital y una recuperación más rápida y menos dolorosa
  • Deja cicatrices más pequeñas en el abdomen que una histerectomía abdominal

En comparación con otros tipos de histerectomía, una LSH de rutina:

  • Quizás deba cambiarse por una cirugía abdominal si el médico no puede extraer un útero muy grande o zonas de endometriosis, adenomiosis o tejido cicatricial (adherencias).
  • Probablemente sea más costosa.
  • Podría tener un mayor riesgo de lesión si el cirujano no tiene mucha experiencia.
Histerectomía laparoscópica total (TLH)
  • No utiliza una incisión en la pared de la vagina
  • En comparación con la histerectomía abdominal, requiere una estadía más breve en el hospital y una recuperación más rápida y menos dolorosa
  • Deja cicatrices más pequeñas en el abdomen que una histerectomía abdominal

En comparación con otros tipos de histerectomía, una TLH de rutina:

  • Quizás deba cambiarse por una cirugía abdominal si el médico no puede extraer un útero muy grande o zonas de endometriosis, adenomiosis o tejido cicatricial (adherencias).
  • Probablemente sea más costosa.

Riesgos de la histerectomía

La histerectomía implica algunos riesgos de complicaciones significativas y menores. Pero la mayoría de las mujeres no tienen complicaciones después de una histerectomía.

Algunos estudios han demostrado índices de complicaciones que son aproximadamente los mismos que los de la histerectomía laparoscópica total (TLH, por sus siglas en inglés), la histerectomía vaginal asistida por laparoscopia (LAVH, por sus siglas en inglés) y la histerectomía abdominal total (TAH, por sus siglas en inglés).4, 5 Su riesgo de tener problemas después de la cirugía podría ser más alto o más bajo que el promedio. Esto podría depender en parte de cuán experimentado sea el cirujano.

Complicaciones médicas significativas después de la histerectomía

Índices de complicaciones significativas después de una histerectomía vaginal y una histerectomía abdominal (redondeados al 0.5% más cercano):3

Complicaciones después de una histerectomía
Tipo de complicación Histerectomía vaginal (sin laparoscopia) Histerectomía abdominal (sin laparoscopia)

Importante pérdida de sangre, que requiere transfusión de sangre

3%

2.5%

Lesión en el intestino

0

1%

Lesión en la vejiga

1%

1%

Coágulo de sangre en un pulmón (embolia pulmonar)

0

1%

Problemas con la anestesia (como problemas respiratorios o del corazón)

0

0

Necesidad de cambiar a una incisión abdominal durante la cirugía

4%

0.5% (repetir incisión)

Apertura de la herida (dehiscencia)

0

0.5%

Acumulación de sangre (hematoma) en el lugar de la cirugía que requiere drenaje quirúrgico

1%

1%

Al menos una complicación significativa

9.5%

6%

En el estudio descrito anteriormente, el índice de complicaciones significativas fue casi el doble después de histerectomías abdominales laparoscópicas que después de histerectomías abdominales abiertas. Los índices de complicaciones fueron casi iguales en la cirugía vaginal que en la cirugía vaginal laparoscópica. (Estos índices no se aplican a la histerectomía radical realizada para tratar el cáncer).3

Complicaciones médicas menores después de una histerectomía

Índices de complicaciones menores después de una histerectomía vaginal y una histerectomía abdominal (redondeados al 0.5% más cercano):3

Complicaciones médicas menores después de una histerectomía
Tipo de complicación Histerectomía vaginal (sin laparoscopia) Histerectomía abdominal (sin laparoscopia)

Importante pérdida de sangre, que no requiere transfusión de sangre

1%

1%

Fiebre

7%

3%

Infección

14%

16%

Acumulación de sangre (hematoma) en el lugar de la cirugía, que no requiere drenaje quirúrgico

6%

6%

Al menos una complicación menor

28%

27%

En el estudio descrito anteriormente, no hubo diferencias significativas en los índices de complicaciones menores, independientemente de que la histerectomía haya sido laparoscópica, vaginal o abdominal. (Estos índices no se aplican a la histerectomía radical realizada para tratar el cáncer).

El riesgo de infección es el más bajo cuando su médico le administra medicamentos antibióticos al momento de la cirugía.6

Otras complicaciones a largo plazo de la histerectomía incluyen:

  • Dificultad para orinar. Esto es más común después de la extirpación de los ganglios linfáticos, de los ovarios y de las estructuras que sostienen el útero (histerectomía radical).
  • Debilidad de los músculos y los ligamentos pélvicos que sostienen la vagina, la vejiga y el recto. Los ejercicios de Kegel podrían ayudar a fortalecer los músculos y ligamentos pélvicos. Sin embargo, algunas mujeres necesitan otros tratamientos, entre los que se incluye una cirugía adicional.
  • Sangrado intenso continuo. Se prevé un poco de sangrado vaginal dentro de las 4 a 6 semanas después de una histerectomía. Sin embargo, debe llamar a su médico si el sangrado sigue siendo intenso.
  • Algunas mujeres pueden experimentar menopausia prematura.
  • La formación de tejido cicatricial (adherencias) en la zona pélvica.

Cómo prepararse para una histerectomía

Antes de una histerectomía, es posible que se realice:

  • Un examen físico, durante el cual su médico le hará preguntas acerca de su historial de salud.
  • Un examen pélvico.
  • Análisis de sangre.
  • Un electrocardiograma (ECG), que mide las señales eléctricas que controlan el ritmo de su latido cardíaco, si usted tiene más de 40 años o si tiene diabetes o presión arterial alta.
  • Una reunión con el médico que realizará la histerectomía. Durante esta reunión, el médico le explicará cómo se realizará la cirugía, dónde se realizarán las incisiones quirúrgicas, y los riesgos y los resultados esperados de la cirugía. Probablemente en este momento recibirá instrucciones escritas acerca de cómo prepararse para la cirugía.
  • Una reunión con un anestesiólogo o una enfermera anestesista. Durante esta reunión, usted analizará los tipos de anestésicos recomendados para su uso durante la cirugía. Es posible que no se reúna con esta persona hasta el día de su cirugía.

Es posible que su médico le indique pruebas adicionales en función de su examen físico y su historial de salud. Estas pruebas pueden incluir:

Vea una lista de preguntas para hacerle a su médico cuando esté considerando realizarse una histerectomía.

Cuándo llamar a un médico

Después de una histerectomía, llame a su médico o diríjase a una sala de urgencias si:

  • Tiene sangrado vaginal de color rojo vivo que empapa una o más toallas sanitarias en una hora, o elimina coágulos grandes.
  • Tiene flujo vaginal con olor desagradable.
  • Siente malestar estomacal o no puede mantener líquidos en el estómago.
  • Tiene señales de infección, tales como:
    • Aumento del dolor, la hinchazón, el enrojecimiento o la temperatura.
    • Vetas rojizas que salen de la herida.
    • Pus que supura de la herida.
    • Ganglios linfáticos inflamados en el cuello, las axilas o la ingle.
    • Fiebre.
  • Tiene dolor que no desaparece después de tomar analgésicos.
  • Tiene puntos de sutura flojos o se abre la incisión.
  • Tiene signos de un coágulo de sangre, tales como:
    • Dolor en la pantorrilla, el muslo, la ingle o detrás de la rodilla.
    • Enrojecimiento e hinchazón en la pierna o la ingle.
  • Tiene problemas para orinar o evacuar el intestino, en especial si tiene dolor o hinchazón en la parte inferior del abdomen.
  • Tiene bochornos, sudoración, enrojecimiento, o palpitaciones o latidos del corazón muy fuertes.

Su médico le brindará instrucciones específicas después de la histerectomía. Asegúrese de seguirlas. Por lo general, descansar un poco y seguir esas instrucciones ayudarán a disminuir los problemas posoperatorios con el tiempo.

Recuperación

Recuperarse de una histerectomía lleva tiempo. Permanecerá hospitalizada durante 1 o 2 días para recibir atención posquirúrgica. Algunas mujeres permanecen hospitalizadas hasta 4 días.

Histerectomía abdominal. Tan pronto como se sienta lo suficientemente fuerte, levántese y camine tanto como pueda. Esto ayuda a prevenir problemas después de la cirugía, como coágulos de sangre, neumonía y dolores por gases. Durante las primeras 2 o 3 semanas también es importante descansar lo suficiente. Sostenga una almohada sobre la herida al toser o respirar profundamente. Esto le dará apoyo a su abdomen y reducirá el dolor.

Podrá aumentar sus actividades en forma gradual. Para sanar bien, evite levantar más de 20 libras (9 kg) durante las primeras 4 a 6 semanas después de la cirugía. Por el mismo motivo, en este momento también es importante evitar las relaciones sexuales por vía vaginal.

Podrá conducir tan pronto como pueda moverse sin dificultad y sin dolor, o sin usar analgésicos (medicamentos para el dolor) narcóticos. La recuperación completa, por lo general, demora de 4 a 8 semanas. Su regreso a la rutina de trabajo dependerá no solo de la rapidez con que recupere la energía y la fuerza, sino también de lo exigente que sea su trabajo.

Histerectomía vaginal o laparoscópica. Tan pronto como se sienta lo suficientemente fuerte, levántese y camine tanto como pueda. Esto ayuda a prevenir problemas después de la cirugía, como coágulos de sangre, neumonía y dolores por gases. Podrá conducir tan pronto como pueda moverse sin dificultad y sin dolor. Para sanar bien, evite levantar más de 20 libras (9 kg) durante las primeras 4 a 6 semanas después de la cirugía. Por el mismo motivo, en este momento también es importante evitar las relaciones sexuales por vía vaginal.

La recuperación de una histerectomía vaginal o laparoscópica lleva mucho menos tiempo que la de una cirugía abdominal. Después de una cirugía laparoscópica de rutina en la que se extrae el útero pero no el cuello uterino (histerectomía laparoscópica supracervical o LSH, por sus siglas en inglés), la mayoría de las mujeres pueden regresar a las actividades normales en 1 o 2 semanas. Alrededor de 4 a 6 semanas después de la histerectomía, vea a su médico para que le realice un examen de seguimiento.

¿Cuáles son los posibles problemas a largo plazo después de una histerectomía?

Debilidad pélvica. Después de una histerectomía, algunas mujeres desarrollan otros problemas físicos que están relacionados con la debilidad de los músculos y los ligamentos pélvicos que sostienen la vagina, la vejiga y el recto. Los ejercicios de Kegel pueden ayudar a fortalecer los músculos y los ligamentos pélvicos. Pero algunas mujeres necesitan otros tratamientos, entre los que se incluye una cirugía adicional.

Sequedad vaginal a causa de los niveles bajos de estrógeno puede desarrollarse si se extirparon los ovarios (ooforectomía). Esto también puede desarrollarse gradualmente después de una histerectomía. Si las relaciones sexuales resultan dolorosas debido a la sequedad vaginal:

  • Use un lubricante vaginal, por ejemplo K-Y Jelly o Astroglide, o aceite vegetal poliinsaturado que no contenga conservantes. Si usa condones, use un lubricante a base de agua, en lugar de un lubricante a base de aceite. El aceite puede debilitar el condón y este puede romperse. Evite usar vaselina (por ejemplo, Vaseline) como lubricante debido a que aumenta el riesgo de irritación e infección vaginal.
  • Use una crema, un anillo o una tableta vaginales con estrógeno de dosis baja, que revertirán la sequedad y la irritación vaginal afectando solo la zona vaginal. Si tiene otros síntomas de menopausia, hable con su médico acerca de la terapia de estrógeno (ET, por sus siglas en inglés) sistémica y otras opciones de tratamiento. Para obtener más información sobre tratamientos, vea el tema Menopausia y perimenopausia.
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Histerectomía y ooforectomía: ¿Debería usar terapia de estrógeno (ET)?

Dolor durante las relaciones sexuales podría presentarse si se le ha acortado la vagina durante la histerectomía. Cambiar de posiciones podría ayudar a hacer que las relaciones sexuales sean menos dolorosas. Hable con su médico si tiene alguna dificultad durante las relaciones sexuales después de realizarse una histerectomía.

¿Cómo me sentiré a nivel emocional después de la histerectomía?

Es normal tener diversas inquietudes cuando se enfrenta con la posibilidad de realizarse una histerectomía. Las emociones de una mujer con frecuencia se basan en sus creencias acerca de la importancia del útero, en sus miedos con respecto a la salud o a las relaciones personales después de una histerectomía, y en sus inquietudes con respecto a su capacidad de disfrutar de la actividad sexual después de la cirugía. Si usted está considerando realizarse una histerectomía, hable con su médico acerca de sus miedos y ansiedades específicos relacionados con la cirugía.

Qué hay que considerar

Es posible que su médico le sugiera otros tratamientos antes de recomendarle una histerectomía. Si usted está considerando realizarse una histerectomía y le gustaría recibir más información sobre otros tratamientos o cirugías, hable con su médico. Pregunte acerca de los riesgos y los beneficios de cada opción. Considere los riesgos y los beneficios tanto inmediatos como a largo plazo de todos los tratamientos.

La histerectomía es un tratamiento necesario y eficaz para el cáncer de los órganos pélvicos, para una infección grave del útero o para el sangrado incontrolable.

Después de una histerectomía, no podrá quedar embarazada. Si tiene planificado un embarazo en el futuro, la histerectomía no es una opción de tratamiento adecuada para afecciones como los fibromas uterinos, la endometriosis o el prolapso de los órganos pélvicos. Hable con su médico acerca de otros tratamientos.

La histerectomía no se utiliza para prevenir un embarazo. Existen muchos métodos anticonceptivos que son seguros y eficaces. Si no está segura de qué método es mejor para usted, hable con su médico acerca de sus opciones.

Terapia de estrógeno (ET)

A las mujeres que entran en la menopausia en forma prematura y repentina después de una histerectomía, por lo general se les recomienda que usen terapia de estrógeno (ET, por sus siglas en inglés) para proteger contra la pérdida de masa ósea. Los niveles bajos de estrógeno característicos de la menopausia causan el debilitamiento de los huesos. En comparación con las mujeres que no están tomando terapia hormonal, las mujeres que están tomando ET tienen menos fracturas de cadera (una señal del efecto de protección ósea del estrógeno).7

Para obtener más información, vea:

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Histerectomía y ooforectomía: ¿Debería usar terapia de estrógeno (ET)?

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)
Dirección del sitio web: www.acog.org

Office on Women's Health
Dirección del sitio web: www.womenshealth.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American College of Obstetricians and Gynecologists (2007, reaffirmed 2010). Supracervical hysterectomy. ACOG Committee Opinion No. 388. Obstetrics and Gynecology, 110(5): 1215–1217.
  2. Nieboer TE, et al. (2009). Surgical approach to hysterectomy for benign gynaecological disease. Cochrane Database of Systematic Reviews (3).
  3. Garry R, et al. (2004). The eVALuate study: Two parallel randomised trials, one comparing laparoscopic with abdominal hysterectomy, the other comparing laparoscopic with vaginal hysterectomy. BMJ, 328(7432): 129.
  4. Hoffman CP, et al. (2005). Laparoscopic hysterectomy: The Kaiser Permanente San Diego experience. Journal of Minimally Invasive Gynecology, 12(1): 16–24.
  5. Ghezzi F, et al. (2006). Laparoscopic-assisted vaginal hysterectomy versus total laparoscopic hysterectomy for the management of endometrial cancer: A randomized clinical trial. Journal of Minimally Invasive Gynecology, 13(2): 114–120.
  6. Antimicrobial prophylaxis for surgery (2013). Treatment Guidelines From The Medical Letter, 10(122): 73–78.
  7. Women's Health Initiative Steering Committee (2004). Effects of conjugated equine estrogen in postmenopausal women with hysterectomy. JAMA, 291(14): 1701–1712.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología
Última revisión 17 septiembre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.