Tratamiento en el hogar para quemaduras de segundo grado

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Para muchas quemaduras de segundo grado, el tratamiento en el hogar es todo lo que se necesita para curar y prevenir otros problemas.

Enjuagar la quemadura

  • Enjuague la piel quemada con agua fría hasta que pare el dolor. Generalmente, el enjuague detendrá el dolor al cabo de 15 a 30 minutos. El agua fría baja la temperatura de la piel y evita que la quemadura se vuelva más grave. Usted puede
    • Poner los brazos, las manos, los dedos, las piernas, los pies o los dedos de los pies en un cuenco de agua fría.
    • Aplicar compresas frías en quemaduras en la cara o en el cuerpo.
  • No use hielo ni agua helada, los cuales pueden causar daño en los tejidos.
  • Quite todos los artículos de joyería, anillos o de vestir que pudieran estorbar o que pudieran quedar demasiado ajustados si la piel se hincha.

Limpiar la quemadura

  • Lávese las manos antes de limpiar una quemadura. No toque la quemadura con las manos ni nada sucio, porque las ampollas abiertas pueden infectarse fácilmente.
  • No reviente las ampollas.
  • Limpie la zona quemada con agua y jabón suave. Algo de la piel quemada podría desprenderse con el lavado. Seque la zona con toquecitos suaves usando un paño limpio o gasa.
  • Aplique una pomada antibiótica. Las pomadas como bacitracina o polisporina pueden usarse cada vez que limpia la quemadura. No aplique aerosoles ni mantequilla en las quemaduras, porque esto atrapa el calor dentro de la quemadura.

Vendar la quemadura

  • Si la piel quemada o las ampollas no se han abierto, es posible que no se necesite vendar. Si hay probabilidades de que la piel quemada o las ampollas que no se han reventado se ensucien o se irriten con la ropa, ponga una venda.
  • Si la piel quemada o las ampollas se han abierto, es necesario vendar. Para ayudar aún más a prevenir infecciones, aplíquese una venda limpia toda vez que su venda se ensucie o se moje. Si una venda se pega a una quemadura, remójela en agua tibia para hacer que la venda sea más fácil de quitar. Si tiene, use un vendaje antiadherente. Hay muchos productos de vendaje en el mercado. Asegúrese de leer la etiqueta del producto para su uso correcto.
  • Envuelva la quemadura con la venda sin apretar para evitar aplicar presión en la piel quemada.
  • No pegue una venda con cinta adhesiva alrededor de una mano, un brazo o una pierna. Esto puede provocar hinchazón.

Hay muchos tipos de vendajes para quemaduras sin receta que se pueden conseguir. Asegúrese de seguir las instrucciones incluidas en el paquete.

Si la quemadura es en una pierna o un brazo, mantenga el miembro elevado el mayor tiempo posible entre las primeras 24 y 48 horas para reducir la hinchazón. Mueva una pierna o un brazo quemado normalmente para impedir que la piel quemada sane de manera muy tirante, lo cual puede limitar el movimiento.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado H. Michael O'Connor, MD - Medicina de emergencia

Revisado14 noviembre, 2014