Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Enfermedad renal: Cómo cambiar su dieta

Introducción

Cuando usted tiene enfermedad renal, sus riñones ya no funcionan tan bien como es necesario. Cambiar su dieta puede ayudar a proteger sus riñones. Además, puede ayudarle a controlar otras enfermedades, como la diabetes y la presión arterial alta, que pueden empeorar la enfermedad renal.

Este tema puede darle algunas ideas generales acerca de cómo seguir la dieta recomendada por su médico o dietista.

Nota: Estos consejos sobre dieta no son para usted si está en diálisis o ha tenido un trasplante de riñón. Siga la dieta especial que le dio su médico.

  • La mayoría de las personas que tienen enfermedad renal deben limitar el consumo de sal (sodio), líquidos y proteínas. Algunas también tienen que limitar el consumo de potasio y fósforo.
  • No existe una dieta adecuada para todas las personas que tienen enfermedad renal. Su médico o dietista pueden adaptar una dieta para usted según lo bien que funcionen sus riñones.
  • Podría ser difícil cambiar su dieta. Es posible que tenga que dejar de comer muchos alimentos que le gustan. Sin embargo, es muy importante realizar los cambios recomendados para poder mantenerse saludable durante la mayor cantidad de tiempo posible.
  • Es necesario que obtenga suficientes calorías para estar saludable y tener energía. Si tiene dificultades para comer lo suficiente, hable con su médico o dietista sobre cómo puede añadir calorías a su dieta.
  • Su dieta podría cambiar con el tiempo a medida que cambia su enfermedad. Consulte a su médico para hacerse pruebas regulares y trabaje con un dietista para adaptar su dieta cuando sea necesario.

Cómo

Estas son pautas generales de alimentación para personas que tienen enfermedad renal. Asegúrese de seguir la dieta que le dieron su médico o dietista.

Proteínas

Comer demasiada proteína puede hacer que los riñones trabajen en exceso. Sin embargo, si no consume lo suficiente, se puede volver débil, cansado y más propenso a tener infecciones. Para obtener la cantidad adecuada de proteínas:

  • Sepa cuál es la cantidad de proteínas que usted puede consumir cada día. Limite el consumo de alimentos ricos en proteínas a entre 5 y 7 onzas (142 a 198 g) al día o menos si su médico o dietista se lo indican. Una porción de proteínas de 3 onzas (85 g) es aproximadamente del tamaño de una baraja de naipes.
  • Aprenda qué alimentos contienen proteínas. Los alimentos ricos en proteínas incluyen carne, aves, mariscos y huevos. La leche y los productos lácteos, los frijoles (habichuelas), las nueces, los panes, las pastas, los cereales y las verduras también contienen proteínas.

Sodio

Para limitar el sodio:

  • No le agregue sal a sus comidas.
  • Lea las etiquetas de los alimentos y detecte el sodio oculto. Evite los alimentos en los que aparezcan la sal ("salt"), el sodio ("sodium") o el glutamato monosódico ("monosodium glutamate" o "MSG") en la lista de ingredientes. Compre alimentos cuya etiqueta diga "sin sal adicional" ("no salt added"), "libre de sodio" ("sodium-free") o "bajo en sodio" ("low-sodium"). Los alimentos que indican "sodio reducido" ("reduced-sodium") y "ligero en sodio" ("light sodium") en la etiqueta aún podrían contener demasiado sodio.
  • Evite los refrigerios salados como los pretzels, los "chips" (como papas fritas) y las palomitas de maíz.
  • Evite carnes, pescados y aves ahumados, curados, salados y enlatados. Esto incluye jamón, tocino, salchichas y embutidos.
  • No use un sustituto de la sal o sal "lite" a menos que su médico o dietista se lo permitan. La mayoría de los sustitutos de la sal tienen un alto contenido de potasio. Use limón, hierbas y otras especias para darle sabor a las comidas.
  • Limite la frecuencia con que consume comida de restaurantes. La mayor parte del sodio que comemos está oculto en alimentos procesados y platillos de restaurante, especialmente en los lugares de comida rápida y de comida para llevar.

Líquidos

Si necesita limitar los líquidos:

  • Sepa cuánto líquido puede tomar. Llene cada día una jarra con esa cantidad de agua. Si bebe otro líquido durante el día, como café, saque una cantidad equivalente de agua de la jarra. Cuando la jarra esté vacía, usted debe dejar de beber por ese día.
  • Recuerde que las sopas y los alimentos líquidos a temperatura ambiente, como el postre de gelatina (por ejemplo, Jell-O) y el helado, cuentan como líquidos.
  • Tenga en cuenta que algunas frutas y verduras contienen mucha agua y cuentan para su consumo de líquido. Entre los ejemplos están las uvas, las naranjas, las manzanas, la lechuga y el apio.
  • Cuente el líquido en las frutas y verduras enlatadas como parte de su consumo diario o escúrralos bien antes de servir.

Potasio

Si necesita limitar el potasio:

  • Escoja frutas bajas en potasio como las manzanas, los arándanos azules ("blueberries"), las peras, las ciruelas y las mandarinas. También puede comer frutas enlatadas, como cóctel de frutas, duraznos y piña.
  • Escoja verduras bajas en potasio como los espárragos, los brotes de soya, el repollo, el pepino, los ejotes (judías verdes) y la lechuga.

Fósforo

Si necesita limitar el fósforo:

  • Siga su plan de alimentación para saber qué cantidad de leche y productos lácteos puede incluir.
  • Limite las nueces, la mantequilla de cacahuate (maní), las semillas, las lentejas, los frijoles, las vísceras y las sardinas. Además, limite carnes curadas como los embutidos, la mortadela y los perros calientes.
  • Evite las bebidas cola y las sodas con fosfato o ácido fosfórico.
  • Evite los panes de salvado y los cereales de salvado.

Sugerencias generales

  • No se salte las comidas ni pase muchas horas sin comer. Si no siente mucha hambre, intente comer 4 o 5 comidas pequeñas en lugar de 1 o 2 abundantes.
  • Si tiene problemas para mantener su peso, hable con su médico o dietista acerca de cómo puede añadir calorías a su dieta. Las grasas saludables como el aceite de oliva y de canola (colza) podrían ser buenas opciones. A menos que tenga diabetes, puede consumir miel y azúcar para agregar calorías y aumentar su energía.
  • No tome ninguna vitamina ni minerales, suplementos o productos herbarios sin hablar primero con su médico.
  • Consulte con su médico sobre si es seguro tomar alcohol. Si de hecho bebe alcohol, no beba más de 1 bebida al día. Cuéntelo como parte de su consumo de líquidos para el día.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Tushar J. Vachharajani, MD, FASN, FACP - Nefrología
Última revisión 29 agosto, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.