Cómo ayudar a su hijo a desarrollar su fuerza interior

Saltar a la barra de navegación

¿Qué es la fuerza interior?

La fuerza interior, a menudo llamada resistencia o resiliencia, es la capacidad de enfrentar las situaciones estresantes que nos presenta la vida y sobreponerse a ellas.

El desarrollo de la fuerza interior comienza con acciones simples o pensamientos que practica su hijo, como planificar qué hacer a continuación y aprender a aceptar el cambio. La fuerza interior puede ayudar a su hijo a enfrentar problemas. Los niños que son resistentes:

  • Tienen más probabilidades de convertirse en adultos felices y sanos, aun frente a situaciones de pobreza, divorcio o tragedias familiares.
  • Tienen mayor capacidad de resistir la presión de sus compañeros y amigos de modo que pueden evitar consumir drogas, beber alcohol y fumar.
  • Tienen mayor capacidad de resistir mensajes en los medios que les dicen que deben ser o verse de cierta manera.
  • Tienen confianza en sí mismos cuando conocen a personas nuevas.
  • Les gusta ayudar a los demás.
  • Son afectuosos y entrañables.
  • Son optimistas sobre la vida.

Los niños a menudo nos sorprenden con lo resistentes que son. Pero hay muchas cosas que puede hacer usted como padre para ayudar a su hijo pequeño o hijo adolescente a ser más fuerte.

Al trabajar para desarrollar la fuerza interior de un niño, usted le está dando a ese niño las herramientas afectivas y mentales necesarias para mantenerse sano y feliz a lo largo de su vida.

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

¿Qué le da a un niño fuerza interior?

Los entendidos dicen que lo más importante que le da fuerza interior a los niños es tener padres u otros adultos que sean positivos y que atiendan sus necesidades.

Otros cosas que ayudan incluyen:

  • Capacidades cognitivas, como la concentración, la memoria y el pensamiento lógico.
  • Habilidades sociales, como comportarse correctamente, demostrar afecto y compartir.
  • Autocontrol.
  • Autoestima.
  • Un ambiente estable con reglas y límites.
  • Oportunidades de contribuir.
  • Ser escuchado.

¿Cómo puede ayudar a sus hijos a desarrollar su fuerza interior?

Lo más importante que usted puede hacer para ayudar a sus hijos es demostrarles que los ama incondicionalmente.

Saber que usted está cerca y disponible les da a sus hijos una sensación de seguridad. Aunque el mundo de sus hijos se amplíe, usted sigue siendo su influencia principal.

Recuerde siempre que usted es un ejemplo a imitar. Sus hijos aprenden observándolo a usted. De modo que asegúrese de que sus acciones y conductas les enseñe a:

  • Demostrar amor y afecto.
  • Controlar el enojo.
  • Trabajar con otras personas en vez de hacerlo contra ellas.
  • Mantener la calma.
  • Ser optimista sobre el futuro.
  • Expresar sentimientos.
  • Ser valiente.
  • Reír.

Seguridad y protección

Para desarrollar su fuerza interior, los niños necesitan sentirse amados y seguros. Necesitan una familia que esté cerca, con la que pasen tiempo juntos regularmente, y que les ofrezca un lugar seguro mientras crecen.

  • Asegúrese de que su hijo se sienta seguro . Es más probable que su hijo se sienta seguro y protegido si usted es confiable, consecuente, respetuoso y receptivo. Estas cualidades son especialmente importantes para los padres de los niños en edad preescolar debido a que estos niños están adquiriendo un sentido básico de confianza en sí mismos y en las personas importantes en su vida.
  • Aliente la exploración segura . Los niños necesitan explorar. Los niños que exploran aprenden nuevas habilidades y a resolver problemas. Aprenden que las acciones tienen consecuencias, y que las causas tienen efectos. Ofrezca una variedad de cosas con las cuales jugar, leer, crear y construir. Podría ser difícil, pero trate de no limitar a su hijo debido a miedos por su seguridad. Por el contrario, haga lo que pueda para mantener seguro a su hijo mientras este explora el mundo.

Apoyo social

  • Ayude a su hijo a desarrollar habilidades sociales . Enséñele a su hijo a demostrar su aceptación de los demás y a no decir chismes ni cosas malas sobre otras personas.
  • Proporcione el contacto con niños de su edad . Jugar con otros niños aunque sea 1 vez a la semana brinda a los niños la oportunidad de practicar y desarrollar importantes habilidades sociales, afectivas y del lenguaje. Los niños aprenden a compartir, a cooperar y a negociar a medida que interactúan con sus compañeros. Alrededor de los 9 años de edad, muchos niños establecen amistades sólidas con éxito. Establecer estas relaciones ayuda a los niños a aprender a ser sensibles a los sentimientos de los demás.

Confianza e independencia

  • Aliente la independencia . Los niños aprenden un sentido de independencia practicando habilidades y haciendo cosas por sí mismos, como vestirse o cepillarse los dientes. Los niños a quienes no se les permite realizar tareas por sí mismos reciben el mensaje de que no son capaces.
  • Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Ayude a su hijo a desarrollar la autoestima . Los padres son quienes tienen la mayor influencia en el concepto que un niño tiene de sí mismo. Hacerles saber a los niños que forman parte, que están haciendo bien las cosas y que contribuyen puede ayudarles a desarrollar una autoestima saludable.
  • Reduzca el estrés . Enséñele a su hijo a manejar el estrés. Controlar el estrés aumenta la resistencia.
    Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Manejo del estrés: Cómo ayudar a su hijo con el estrés
  • Atienda los miedos . Entienda que su hijo puede volverse extremadamente interesado en temas o imágenes atemorizadoras como una manera de superarlas. Ayude a su hijo lo más que pueda respondiendo preguntas y ofreciéndole tranquilidad cuando lo necesite.
  • Reconozca y fomente el desarrollo de talentos especiales . Para desarrollar una autoestima saludable, todos los niños necesitan sentir que pueden hacer muy bien al menos una cosa. Preste atención a lo a que sus hijos les gusta hacer. Ayúdelos a desarrollar esas capacidades, o averigüe dónde pueden aprender más.
  • Fomente el desarrollo de la capacidad de razonamiento. Una manera de ayudar a su hijo a desarrollar sus capacidades de pensamiento y razonamiento es participar activamente en la escuela de su hijo. Ofrézcase como voluntario si es posible, cultive buenas relaciones con los maestros y otros miembros del personal y demuestre su interés en lo que está aprendiendo su hijo.

Preocuparse por los demás

La empatía es una parte importante del desarrollo de la fuerza interior. Esto significa que un niño puede reconocer y apreciar cómo se sienten los demás. Esto significa que a un niño le preocupa cuando otros se sienten mal y que el niño quiere ayudarles.

Usted puede ayudar a su hijo a adquirir empatía demostrándola en su vida diaria y hablando con su hijo acerca de ella.

  • Trabajo voluntario. Haga trabajo voluntario. Si puede, haga que su hijo lo acompañe.
  • Compartir. Enséñele a su hijo la importancia de compartir.
  • Ayudar. Deje que su hijo le ayude con las tareas del hogar, y demuéstrele lo feliz que le hace contar con ayuda.

Ayudar a otros puede ayudar a los niños a aprender que tienen el poder de hacer felices a otros.

Autocontrol y enseñar a su hijo lo que está bien

  • Establezca límites . Establecer límites a sus hijos les demuestra que usted los ama y que se preocupa por ellos. Asegúrese de que sus reglas sean razonables y que sus hijos las entiendan. Y haga cumplir las consecuencias que haya establecido por no haber seguido las reglas.
  • Use buenas técnicas de disciplina . La disciplina es la enseñanza de comportamientos educados y adecuados. Las técnicas de crianza eficaces alientan el sentido de responsabilidad de su hijo, alimentan la autoestima y fortalecen su relación padre-hijo.
  • Enseñe el autocontrol . Los niños aprenden siguiendo ejemplos. Enseñe conductas adecuadas. Evite el castigo físico para el comportamiento que no es adecuado.

¿Cómo puede ayudar a los adolescentes a desarrollar la fuerza interior?

A menudo parece que los adolescentes nunca escuchan, pero sí lo hacen. Es por eso que es tan importante recordar que usted sigue siendo el principal ejemplo a seguir, incluso a medida que su hijo crece.

Lo más importante que usted puede hacer para ayudar a su hijo adolescente es demostrarle que lo ama incondicionalmente.

Los adolescentes pueden estar haciéndose mayores, pero todavía necesitan:

  • Sentirse seguros y amados.
  • Aprender habilidades sociales.
  • Aprender a manejar el estrés.
  • Descubrir y desarrollar sus talentos especiales.

Ayude a su hijo adolescente a aprender acerca de cuestiones importantes y a estar preparado para responsabilidades cada vez mayores. Deles a los adolescentes la libertad de darse cuenta de cosas por sí mismos dentro de los límites que haya establecido usted. Los padres se mueven en una línea muy delgada entre respetar la necesidad de independencia y privacidad de un adolescente y asegurarse de que no cometa errores graves.

  • Ayude a su hijo a aprender maneras de pensar más maduras . Deje que su hijo adolescente tome la mayor parte de sus propias decisiones que sea posible. Esto incluye hacer participar a su hijo adolescente en el establecimiento de reglas y horarios de la casa. Considere darle una paga como ayuda para enseñarle a su hijo sobre responsabilidad económica.
  • Ayude a su hijo a aprender a recuperarse después de los fracasos . Después de reconocer el dolor o la desilusión que pueda sentir su hijo, aliéntelo a ver los fracasos como oportunidades de crecimiento, aprendizaje y perseverancia. Pregúntele a su adolescente qué, en todo caso, podría haber hecho diferente y cómo, en una situación similar en el futuro, podría haber manejado mejor las cosas.
  • Pase tiempo con su hijo adolescente. Hágase tiempo en su horario para que usted y su hijo adolescente hagan algo juntos o simplemente hablen.
  • Aborde los problemas y las inquietudes . Desarrolle la confianza en forma gradual, de modo que su hijo adolescente se sienta seguro hablando con usted sobre temas delicados. Saber cuándo y cómo intervenir en la vida de un adolescente es un desafío constante grande de la paternidad.
  • Aliente el servicio comunitario. Tanto su hijo adolescente como los miembros de la comunidad se benefician cuando su hijo adolescente hace trabajo voluntario. Su hijo adolescente tiene la posibilidad de explorar de qué modo se conecta con otras personas. Mientras ayuda a sus compañeros, a adultos y a otras personas, su hijo adolescente puede adquirir nuevas habilidades y nuevas maneras de ver las cosas.
  • Ofrezca estrategias para evitar el tabaco, las drogas y el alcohol . Fije límites firmes, justos y coherentes para su hijo adolescente. Ayúdele a comprender los resultados inmediatos y duraderos del consumo de alcohol y drogas, como sacar bajas notas o tener una salud deteriorada durante la adultez. Practique cómo responder cuando se ofrece una sustancia nociva.

¿Qué obstáculos pueden afectar la fuerza interior?

Las investigaciones indican que algunos niños tienen más probabilidades de tener problemas para desarrollar su fuerza interior. Pueden tener factores de riesgo, como estar en ciertas situaciones, tener ciertas afecciones médicas o tener una personalidad determinada, que les hace más difícil ser resistentes. Pero mientras más entiendan los padres acerca de estos factores de riesgo, mejor podrán ayudar a sus hijos a aprender a enfrentar las adversidades.

Factores de riesgo internos

Los factores de riesgo internos son parte de la personalidad o de los antecedentes de salud de un niño. Los ejemplos incluyen:

  • Hiperactividad.
  • Problemas de concentración.
  • Problemas de aprendizaje.
  • Enfermedad grave.

Factores de riesgo externos

Los factores de riesgo externos están en la familia, las escuelas y la comunidad. Los ejemplos incluyen:

  • Pobreza.
  • Padres con problemas maritales serios.
  • Padres que vuelven a casarse.
  • Mudarse a otra ciudad.
  • Clases con muchos alumnos.
  • Intimidación.
  • Alto índice de delincuencia en el vecindario.

Un asesor o un terapeuta puede ayudarles a usted y a su hijo a aprender maneras saludables de enfrentar el estrés.

Referencias

Otras obras consultadas

  • American Academy of Pediatrics (2013). Building resilience in children. Available online: http://www.healthychildren.org/english/healthy-living/emotional-wellness/pages/Building-Resilience-in-Children.aspx.
  • American Psychological Association (2011). Resilience Guide for Parents and Teachers. Available online: http://www.apa.org/helpcenter/resilience.aspx#.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario John Pope, MD - Pediatría
Revisor médico especializado Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado14 noviembre, 2014

Revisado: 14 noviembre, 2014