Síndrome pulmonar por hantavirus

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué es el síndrome pulmonar por hantavirus?

El síndrome pulmonar por hantavirus (HPS, por sus siglas en inglés) es una infección pulmonar provocada por virus que se encuentran en la saliva, la orina y los excrementos de algunos roedores. La enfermedad es rara pero puede ser mortal.

El primer brote conocido del HPS en los Estados Unidos ocurrió en 1993. La mayoría de los casos en los Estados Unidos han sucedido durante la primavera y el verano en el suroeste.

¿Cuál es la causa del HPS?

La mayoría de los casos de HPS en los EE. UU. son causados por un tipo de hantavirus que se encuentra en el ratón ciervo. Las personas pueden infectarse por:

  • Inhalar pequeñas partículas en el aire que provienen de la orina de roedores.
  • Tocar orina, saliva o excrementos de roedores.
  • El contacto con polvo contaminado con el virus.
  • Ser mordido por un ratón infectado.

Norteamérica nunca ha tenido un caso conocido de una persona que haya contagiado la enfermedad a otra persona. Y los humanos no contraen el HPS a través de animales de granja, mascotas ni insectos. Sin embargo, su mascota podría traer un roedor infectado a su hogar.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas suelen aparecer a las 2 o 3 semanas después de la exposición al virus. Los primeros síntomas podrían incluir:

  • Fiebre y escalofríos.
  • Dolores musculares y dolor de cabeza.
  • Fatiga.
  • Náuseas, vómitos, diarrea y dolor abdominal.

Usted se enfermará muy rápidamente. Al cabo de unos pocos días, comenzará a tener síntomas más graves, tales como:

  • Falta de aire.
  • Tos.
  • Latido cardíaco acelerado y respiración rápida. Estas son señales de una acumulación de líquido en los pulmones (edema pulmonar).

Después de que una persona con HPS comienza a tener problemas para respirar, puede morir en cuestión de horas. La mayoría de las muertes ocurren de 1 a 2 días después de que comienzan los problemas respiratorios graves. Aproximadamente 4 de cada 10 personas que contraen HPS no sobreviven.1

¿Cómo se diagnostica el HPS?

El médico le hará un examen físico y le hará preguntas acerca de sus síntomas, sus antecedentes de salud y su exposición a roedores. Podrían hacerle otras pruebas, como radiografías de tórax, un hemograma completo y una prueba de saturación de oxígeno.

Su médico sabrá con certeza que usted tiene HPS solo si usted tiene las señales de HPS y si las pruebas demuestran que el virus está o ha estado en su sangre o tejidos.

¿Cómo se trata?

El HPS requiere tratamiento inmediato en un hospital, incluso si es un caso leve. Usted recibirá tratamiento para apoyarlo durante la enfermedad, como líquidos y medicamentos intravenosos (IV). Podría necesitar un respirador para ayudarle a respirar.

Las personas que sobreviven la enfermedad por lo general se recuperan rápidamente. La mayoría pueden abandonar el hospital al cabo de 7 días.

¿Puede prevenirse el HPS?

La mejor manera de prevenir la infección por hantavirus es evitar el contacto con roedores y sus excrementos. Si usted reside en o visita una zona en la que se han encontrado los virus:

  • Ponga trampas metálicas para atrapar roedores y bloquee las zonas por las que los roedores pueden entrar en su casa.
  • Mantenga la basura en recipientes bien cerrados.
  • Limpie los sitios alrededor de su casa en los que los roedores tengan sus lechos. Es posible que tenga que llamar a un exterminador profesional. Si usted mismo hace la limpieza, sea muy cuidadoso y:
    • Ventile bien los edificios cerrados antes de entrar en ellos para limpiarlos.
    • Use guantes y una máscara.
    • Limpie con un trapeador (fregona) húmedo y desinfectante (en lugar de barrer o pasar la aspiradora).
  • Cuando esté de acampada o haciendo senderismo, evite los excrementos de roedores, sus madrigueras y sus posibles refugios. Utilice solo agua embotellada o agua que haya sido desinfectada.
  • No utilice una cabaña ni cualquier otro refugio cerrado en el que haya roedores hasta que se haya ventilado, limpiado y desinfectado.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

Centers for Disease Control and Prevention: Hantavirus (U.S.)
www.cdc.gov/hantavirus

Referencias

Citas bibliográficas

  1. National Center for Infectious Diseases, Centers for Disease Control and Prevention (2011). Reported cases of HPS. Hantaviruses. Available online: http://www.cdc.gov/hantavirus/surveillance/index.html.

Otras obras consultadas

  • American Academy of Pediatrics (2009). Hantavirus pulmonary syndrome. In LK Pickering et al., eds., Red Book: 2009 Report of the Committee on Infectious Diseases, 28th ed., pp. 321–323. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics.
  • American Public Health Association (2008). Hantavirus pulmonary syndrome. In DL Heyman, ed., Control of Communicable Diseases Manual, 19th ed., pp. 273–274. Washington, DC: American Public Health Association.
  • National Center for Infectious Diseases, Centers for Disease Control and Prevention (2011). Hantavirus pulmonary syndrome (HPS). Hantavirus. Available online: http://www.cdc.gov/hantavirus/hps/index.html.
  • National Center for Infectious Diseases, Centers for Disease Control and Prevention (2011). Technical/clinical information. Hantavirus. Available online: http://www.cdc.gov/hantavirus/technical/index.html.
  • Peters CJ (2010). California encephalitis, hantavirus pulmonary syndrome, and Bunyavirid hemorrhagic fevers. In GL Mandell et al., eds., Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, 7th ed., vol. 2, pp. 2289–2293. Philadelphia: Churchill Livingstone Elsevier.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Robert L. Cowie, MB, FCP(SA), MD, MSc, MFOM - Pulmonología

Revisado4 junio, 2014