Consejos prácticos: Hábitos para un embarazo saludable

Saltar a la barra de navegación

Cómo comenzar

Las siguientes son maneras en las que usted puede cuidar su propia salud y la de su bebé durante el embarazo.

Vea a su médico o comadrona con regularidad

  • Visite a su médico o comadrona (partera) en cuanto sospeche que está embarazada.
  • Cumpla con las citas regulares para controles y cuidado prenatal.
  • Obtenga tratamiento para todas las infecciones. Si tiene señales de una infección durante el embarazo, como fiebre o secreción vaginal que no es habitual, llame a su médico o comadrona.

Aliméntese en forma equilibrada

  • Aliméntese en forma equilibrada. Recuerde que sus necesidades nutricionales aumentan durante el embarazo. Coma de cada grupo alimenticio —granos, verduras, frutas, leche, y carne y otras proteínas, incluyendo frijoles (habichuelas). Si no está segura de lo que debe comer ni de la cantidad, hable con su médico o comadrona.
  • Ingiera suficiente ácido fólico. Las mujeres que están planeando quedar embarazadas o que ya están embarazadas deben tomar suplementos vitamínicos diarios que contengan de 0.4 mg a 0.8 mg (400 mcg a 800 mcg) de ácido fólico. También se encuentra en cereales fortificados, jugo de naranja, espinacas y brócoli.

Haga actividad

  • Se alienta a las mujeres que tienen embarazos sin complicaciones a que hagan ejercicio aeróbico y de acondicionamiento de fuerza con regularidad. Nadar, caminar y los ejercicios para los brazos son las actividades más seguras.
  • No haga ejercicio si no se siente bien o si hace mucho calor. No participe en deportes peligrosos como montar a caballo o motocicleta, esquí acuático o buceo.

Descanse bastante

  • Acuéstese más temprano de lo habitual y levántese más tarde, si es posible. Duerma siestas, a menos que dormir una siesta la haga permanecer despierta por la noche. Si no puede dormir, pruebe a leer, escribir una carta o hacer otra actividad tranquila y relajante.
  • Eleve los pies y descanse lo más a menudo posible durante el día. Comparta las tareas de la casa y otras obligaciones con su pareja toda vez que sea posible.
  • A medida que avanza su embarazo, es mejor que se recueste sobre el lado izquierdo. Colocar una almohada pequeña bajo el abdomen como apoyo puede darle más comodidad. Haga que su pareja le ponga otra almohada en la espalda, a la altura de la cintura. Se puede colocar una tercera almohada pequeña entre las rodillas.

Piénselo dos veces en cuanto a los medicamentos

  • Hable con su médico o comadrona acerca de los medicamentos que usa, incluyendo los de venta libre. Algunos medicamentos han sido vinculados con anomalías congénitas (de nacimiento).
  • Si usted tiene alguna enfermedad crónica (como diabetes o problemas de tiroides) y toma medicamentos recetados, hable con su médico o comadrona acerca de lo que necesita hacer para tener un embarazo saludable.

Manténgase alejada de sustancias nocivas

  • No fume. Fumar aumenta el riesgo de bajo peso al nacer y muerte fetal. Si fuma, hable con su médico sobre maneras de dejar el hábito.
  • No beba alcohol. Ninguna cantidad de alcohol es segura durante el embarazo.
  • Evite determinados productos químicos (solventes orgánicos) como pinturas, barnices, tinturas para el cabello y pegamentos.

Piense primero en la seguridad

  • Tenga cuidado de no caerse. Las articulaciones inestables, su abdomen en expansión y su centro de gravedad alterado pueden hacer que usted esté más inestable de pie. Algunas actividades, como montar en bicicleta o el patinaje en línea pueden aumentar su riesgo de caerse.
  • Evite subir escaleras manuales o pararse en cualquier cosa que sea alta, inestable o poco firme.
  • Siempre use su cinturón de seguridad al conducir un vehículo motorizado o ir en avión.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología

Revisado14 noviembre, 2014