Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Grupos de apoyo y apoyo social

Generalidades del tema

Los problemas de salud, como el cáncer o las enfermedades cardíacas, y los problemas de salud mental, como el abuso de sustancias o el trastorno por estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés), tienen un aspecto emocional. Y lo mismo sucede en determinados eventos de la vida, como ser padre/madre o cuidar a una persona que tiene una enfermedad crónica. Su vida cambia. Y es posible que necesite un hombro para llorar o una persona con quien hablar. Puede necesitar que lo lleven al médico o realizar una salida. Usted necesita apoyo.

El apoyo tiene muchas formas. Puede encontrar apoyo en seminarios y grupos dirigidos por profesionales, en grupos formados por otras personas que tienen el mismo problema y en sus relaciones con familiares y amigos.

Si tiene una red de apoyo, no se sentirá tan solo. Aprenderá nuevas maneras de manejar su problema y puede esforzarse más por superarlo. El apoyo social puede cumplir una función importante en la recuperación.

Grupos de apoyo y apoyo de compañeros

Los grupos de autoayuda y apoyo pueden ser muy provechosos para algunas personas. Estos grupos normalmente consisten de personas que tienen problemas similares y que se reúnen para ofrecer apoyo, consejos prácticos y ánimo a las personas que participan en el grupo.

Los grupos de autoayuda y apoyo son diferentes de las sesiones de asesoría psicológica. Estos grupos pueden durar solo un par de sesiones o pueden reunirse de manera continua.

Los grupos de autoayuda y apoyo:

  • Están operados por miembros del grupo. Los miembros del grupo se ayudan mutuamente para resolver problemas.
  • Se reúnen con regularidad, normalmente una vez por semana. Puede que algunos grupos se reúnan solo cuando sea necesario.
  • Permiten que participe tanto la persona que sufre la afección como sus familiares y amigos. La membresía puede variar. Hable con alguien del grupo antes de participar por primera vez.
  • Suelen funcionar mejor si todos sus miembros participan. No es importante hablar dentro del grupo, especialmente si es su primera vez. El escuchar (y ofrecer ánimo de modo silencioso sonriendo y prestando atención) también es una manera de participar.

Unirse a un grupo de autoayuda o apoyo no puede reemplazar la asesoría psicológica. Algunas personas que participan en estos grupos también necesitan participar en sesiones regulares de asesoría psicológica con un profesional de la salud.

Los grupos de autoayuda y apoyo no son para todo el mundo. Algunas personas se sienten incómodas hablando en un grupo. Participe en las reuniones del grupo por lo menos tres veces antes de tomar la decisión de no volver. Entonces puede tomar una mejor decisión sobre si participar en un grupo de autoayuda o apoyo es bueno para usted.

Cómo encontrar un grupo de apoyo

A continuación, le indicamos algunos consejos para encontrar grupos de apoyo.

  • Pregunte a su médico, consejero u otro profesional de la salud para obtener sugerencias.
  • Pregúntele a su líder religioso. Puede contactarse con iglesias, mezquitas, sinagogas u otros grupos religiosos.
  • Pregúnteles a sus familiares y amigos.
  • Pregúnteles a las personas que tienen la misma afección.
  • Contáctese con un grupo de la ciudad, del estado o del país que se ocupe de la afección. Es posible que su biblioteca, centro comunitario o guía telefónica tengan una lista de estos grupos.
  • Busque en Internet. Los foros, las listas de correos electrónicos y las salas de chat le permiten leer los mensajes de otras personas y dejar sus propios mensajes. Puede intercambiar historias, desahogarse y hacer y responder preguntas. Pero estos sitios web con frecuencia no están supervisados por profesionales, así que puede encontrar información incorrecta, lo que puede aumentar su ansiedad.

Busque un grupo de apoyo que le dé resultado. Pregúntese si prefiere una estructura y si le gustaría tener un líder de grupo, o si le gustaría un grupo menos formal. ¿Prefiere reuniones cara a cara o se siente más seguro en salas de chat o foros de Internet?

Apoyo social

El apoyo social incluye apoyo emocional, como amor, confianza y comprensión, así como consejos y ayuda concreta, por ejemplo ayuda para manejar su tiempo. Sus familiares, amigos y comunidad pueden darlo. Pueden hacerle sentirse cuidado y sentirse bien consigo mismo, y pueden transmitirle esperanza.

Es posible que obtenga su apoyo social de muchas personas. Puede hacer deportes con un grupo de personas, ir al cine con otro y acudir a sus familiares o amigos para hablar de los problemas.

Puede buscar apoyo en:

  • Su cónyuge o pareja y sus hijos.
  • Sus padres, hermanos y hermanas, tías y tíos, primos, abuelos y cualquier otra persona que para usted sea como de la familia.
  • Amigos, compañeros de trabajo, miembros de su grupo religioso y/o espiritual, vecinos y compañeros de clase.
  • Grupos de apoyo, centros sin cita previa para consumidores y grupos de apoyo en línea.
  • Médicos, terapeutas, enfermeras y otros profesionales.

Pregúntese dónde obtiene su apoyo social. Es posible que pueda forjar una relación más cercana con familiares o amigos. Tal vez conozca a una persona a quien le gustaría conocer mejor. Puede inscribirse en un club o encontrar un grupo de personas con los mismos intereses que usted.

Cómo mejorar el apoyo social

Es posible que no tenga un buen apoyo social. Es posible que evite a otras personas. Esto puede deberse a que:

  • Es posible que se sienta avergonzado por el problema que tiene y no quiera hablar con nadie.
  • Su afección puede hacer que otras personas no se fíen de usted. Por ejemplo, si usted tiene PTSD y a menudo está enojado, es posible que las personas le eviten.
  • Es posible que se sienta demasiado triste para querer hablar con las personas.
  • Es posible que no tenga ningún familiar ni muchos amigos en el lugar donde vive.

Si puede mejorar su apoyo social, esto puede ayudarle a manejar su afección. A continuación le indicamos algunas maneras en las que puede fortalecer su apoyo social:

  • Sepa que el apoyo social es un camino recíproco. Usted cuenta con su red social para recibir apoyo, pero sus miembros también cuentan con usted. Pregúnteles acerca de sus familias, trabajos e intereses, y ayúdeles cuando pueda.
  • Conozca los límites de sus amigos. No es necesario que vea o llame a sus amigos todos los días. Si está atravesando una mala racha, pregúnteles a sus amigos si está bien contactarse con ellos fuera de los límites usuales.
  • No se queje ni hable acerca de sí mismo siempre. Sepa cuándo es hora de dejar de hablar y escuchar o simplemente disfrutar la compañía de su amigo.
  • Sea claro al momento de comunicarse. Haga preguntas para asegurarse de que sabe lo que las personas quieren. Si pide algo, asegúrese de que se hizo entender. Escuche lo que sus amigos tienen para decirle y no los juzgue.
  • Sepa que los buenos amigos pueden ser malos amigos. Si su amigo le hace seguir bebiendo cuando no debe, puede convenirle poner fin a la amistad. Una red social debería levantarle el ánimo. No debería hundirle.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Jessica Hamblen, PhD - Desórdenes de estrés postraumático
Última revisión 9 enero, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.