Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Gastroparesia

Generalidades del tema

¿Qué es la gastroparesia?

Después de comer, normalmente el estómago se vacía en 1½ a 2 horas. Cuando tiene gastroparesia, el estómago demora mucho más tiempo en vaciarse. El retraso resulta en síntomas molestos y posiblemente graves debido a que la digestión se altera.

Un bezoar es una afección bastante rara relacionada con la gastroparesia. En esta afección, los alimentos permanecen en el estómago por un largo tiempo y forman una masa dura. Esto provoca que los alimentos se queden atorados en el estómago.

¿Qué causa la gastroparesia?

La gastroparesia sucede cuando los nervios del estómago están dañados o no funcionan. La diabetes es la causa más común. Otras causas incluyen algunos trastornos del sistema nervioso, tales como la enfermedad de Parkinson y un ataque cerebral, y algunas medicinas, como los antidepresivos tricíclicos, los bloqueadores de los canales de calcio y los analgésicos opiáceos. Esta afección también puede ser una complicación de una cirugía gástrica.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más comunes de la gastroparesia son:

  • Una sensación de llenura después de comer solo algunos bocados.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Alimentos que se devuelven a su garganta, sin náuseas ni vómito.

Además, una persona que tiene gastroparesia puede tener episodios de niveles de azúcar en la sangre altos y bajos. Se puede sospechar gastroparesia en una persona con diabetes que tiene síntomas en la parte superior del tubo digestivo o tiene niveles de azúcar en la sangre que son difíciles de controlar. Controlar los niveles de azúcar en la sangre puede reducir los síntomas de la gastroparesia.

¿Cómo se diagnostica la gastroparesia?

Su médico le hará preguntas sobre sus síntomas y le hará un examen físico. Puede que también necesite hacerle pruebas para evaluar su estómago y su digestión, y para descartar otros problemas que quizás estén causando sus síntomas. Las pruebas que pueden llevarse a cabo incluyen:

  • Gammagrafía de evacuación gástrica. Esta prueba puede mostrar la rapidez con la que salen del estómago los alimentos. Se incluye una sustancia radiactiva en una comida sólida que usted consume. No incluye suficiente radiación para hacerle daño. Esta sustancia aparece en una imagen especial, lo que le permite a un médico ver la comida en el estómago y ver lo rápido que sale de su estómago.
  • Manometría gástrica o duodenal. La manometría es una prueba que mide la intensidad y el patrón de las contracciones musculares. Esta prueba puede hacerse en el estómago (manometría gástrica) o en la primera parte de los intestinos (manometría duodenal).
  • Tránsito esofagogastroduodenal.
  • Endoscopia del tubo digestivo alto.
  • EcografĂ­a abdominal.
  • Análisis de sangre.

¿Cómo se trata?

Usted puede hacer cambios en su estilo de vida para ayudar a aliviar los síntomas de la gastroparesia. Aquí hay algunas cosas para probar:

  • Cambie sus hábitos alimentarios:
    • Lo mejor es comer varias comidas pequeñas en lugar de dos o tres comidas grandes. Quizás quiera sustituir algunos alimentos sólidos con líquidos (como la sopa).
    • Después de comer, espere de 2 a 3 horas antes de acostarse.
    • Coma alimentos que sean bajos en fibra y grasa.
    • Relájese antes de comenzar a comer, y luego coma lentamente.
  • Si tiene diabetes, es una buena idea:
    • Mantener un alimento con azúcar fácil de asimilar que se absorba en la boca en vez de en el estómago (tal como pastillas, geles o caramelos duros de glucosa) en caso de que lo necesite para tratar el bajo azúcar en la sangre.
    • Averiguar si hacer actividad le acelera la digestión o la desacelera. Tener gastroparesia puede causar cambios impredecibles del azúcar en la sangre. Cuanto más sepa de cómo le responde el cuerpo, mejor podrá controlar su diabetes.

Si necesita ayuda para hacer cambios en su dieta, consulte a su médico o a un nutricionista.

También hay medicinas que pueden ayudar con la gastroparesia, incluyendo:

  • Medicinas para ayudar con las náuseas y el vómito (antieméticos), tales como proclorperazina, trimetobenzamida (Tigan) o prometazina.
  • Medicinas para ayudar a que el estómago se vacíe más rápidamente (agentes de la motilidad), tales como metoclopramida (por ejemplo, Reglan), domperidona (disponible en México, Europa y Canadá) o eritromicina.

Hacer cambios en la dieta y tomar medicinas ayuda a la mayoría de la gente que tiene gastroparesia. Si eso no funciona, puede que su médico tenga que intentar algo más. Al principio, quizás deba probar una medicina diferente o tomar más de una medicina. Otros tratamientos que se han probado para la gastroparesia grave incluyen:

  • Cirugía para colocar una sonda de alimentación en el intestino delgado.
  • Inyecciones de la toxina botulínica (Botox) dentro de su píloro (el píloro separa el estómago de los intestinos). No hay pruebas contundentes de que la toxina botulínica ayude con la gastroparesia, y no se usa con frecuencia.
  • Implante de un estimulador gástrico eléctrico que puede hacer que su estómago funcione más rápidamente. No hay pruebas contundentes de que esta cirugía funcione para ayudar con la gastroparesia. No se hace muy a menudo.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

National Digestive Diseases Information Clearinghouse
Dirección del sitio web: www.digestive.niddk.nih.gov

Referencias

Otras obras consultadas

  • Mahimo H, et al. (2005). Effects of diabetes mellitus on the digestive system. In Joslin's Diabetes Mellitus, 14th ed., pp. 1070–1102. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • American Diabetes Association (2013). Standards of medical care in diabetes—2013. Diabetes Care, 36(Suppl 1): S11–S66.
  • American Gastroenterological Association (2004). AGA medical position statement: Diagnosis and treatment of gastroparesis. Gastroenterology, 127(5): 1589–1591.
  • American Gastroenterological Association (2004). AGA technical review on the diagnosis and treatment of gastroparesis. Gastroenterology, 127(5): 1592–1622.
  • Chan WW, Burakoff R (2012). Disorders of gastric and small bowel motility. In NJ Greenberger et al., eds., Current Diagnosis and Treatment: Gastroenterology, Hepatology, and Endoscopy, 2nd ed., pp. 214–223. New York: McGraw-Hill.
  • Gomez J, Parkman HP (2009). Gastrointestinal motility and functional disorders. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 4, chap. 14. Hamilton, ON: BC Decker.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Arvydas D. Vanagunas, MD - Gastroenterología
Última revisión 19 julio, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.