Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA)

Generalidades

¿Qué es el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA)?

El Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA, por sus siglas en inglés) es un tipo de estafilococo que es resistente a muchos antibióticos. Las bacterias estafilococos, como otras clases de bacterias, normalmente viven en la piel y en la nariz, por lo general sin causar problemas. Pero si estas bacterias se vuelven resistentes a los antibióticos, pueden causar infecciones graves, especialmente en personas que están débiles o enfermas. El MRSA es diferente de otros tipos de estafilococos debido a que no puede tratarse con ciertos antibióticos como la meticilina.

Las infecciones por MRSA son más difíciles de tratar que las infecciones por estafilococos comunes. Esto se debe a que las cepas de estafilococo conocidas como MRSA no responden bien a muchos antibióticos comunes que se usan para destruir bacterias. Cuando la meticilina y otros antibióticos no destruyen las bacterias que causan una infección, se hace más difícil eliminar la infección.

Las bacterias MRSA tienen más probabilidades de desarrollarse cuando se usan antibióticos con demasiada frecuencia o cuando no se usan correctamente. Si se les da el tiempo suficiente, las bacterias pueden cambiar, por lo que estos antibióticos ya no funcionarán bien.

¿Cómo se propaga el MRSA?

El MRSA, como todas las bacterias de estafilococo, puede propagarse de una persona a otra por medio de contacto casual o a través de objetos contaminados. Comúnmente se propaga de las manos de una persona que tiene MRSA. Puede ser cualquier persona en un entorno de atención médica o en la comunidad. Por lo general, el MRSA no se propaga por el aire como el virus del resfriado común o la gripe, a menos que una persona tenga neumonía por MRSA y esté tosiendo.

El MRSA que se adquiere en un hospital o un entorno de atención médica se llama Staphylococcus aureus resistente a la meticilina asociado a la atención médica (HA-MRSA, por sus siglas en inglés). En la mayoría de los casos, una persona que ya está enferma o que tiene un sistema inmunitario debilitado se infecta con HA-MRSA. Estas infecciones pueden suceder en heridas o la piel, las quemaduras, y en una vía intravenosa u otros lugares donde ingresan tubos al cuerpo, así como en los ojos, los huesos, el corazón o la sangre.

En el pasado, el MRSA infectaba a las personas que tenían enfermedades crónicas. Sin embargo, en la actualidad el MRSA se ha vuelto más común en las personas saludables. Estas infecciones pueden suceder en personas que tienen rasguños, cortes o heridas, y que tienen contacto cercano entre sí, como los miembros de equipos deportivos. Este tipo de MRSA se llama Staphylococcus aureus resistente a la meticilina asociado a la comunidad (CA-MRSA, por sus siglas en inglés).

¿Cuáles son los síntomas del MRSA?

Los síntomas de una infección por MRSA dependen de dónde está la infección. Si el MRSA está causando una infección en una herida, es posible que esa zona de su piel esté roja o sensible. Si usted tiene neumonía, es posible que desarrolle tos.

Comúnmente, el MRSA asociado a la comunidad causa infecciones de la piel, como forúnculos, abscesos o celulitis. A menudo, las personas piensan que han sido picadas por una araña o un insecto. Debido a que las infecciones por MRSA pueden convertirse en graves en un período corto, es importante que consulte a su médico de inmediato si nota un forúnculo u otro problema en la piel.

¿Cómo se diagnostica una infección?

Si su médico piensa que usted está infectado con MRSA, enviará una muestra de su herida infectada, sangre u orina a un laboratorio. El laboratorio hará crecer la bacteria y luego realizará pruebas para ver qué clases de antibióticos destruyen la bacteria. Es posible que esta prueba demore varios días.

Es posible que también se le realicen pruebas si su médico sospecha que usted es portador de MRSA. Un portador de MRSA es una persona que tiene la bacteria en su piel y en la nariz pero no está enferma. La prueba se realiza tomando una muestra del interior de la nariz con un hisopo.

¿Cómo se trata una infección?

Según la gravedad de su infección, es posible que el médico drene su herida, le recete un medicamento antibiótico, le dé un antibiótico IV (intravenoso) o lo hospitalice.

Si usted tiene una infección por MRSA y necesita estar en un hospital, es posible que se le aísle en una habitación privada para reducir las probabilidades de propagar la bacteria a otras personas. Cuando sus médicos y enfermeras le brinden atención, es posible que tomen precauciones adicionales, como usar guantes y batas. Si usted tiene neumonía por MRSA, es posible que también usen mascarillas.

La mayoría de los casos de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina asociado a la comunidad (CA-MRSA) comienzan como infecciones de la piel leves, como granos o forúnculos. Es posible que su médico pueda tratar estas infecciones sin utilizar antibióticos y por medio de un procedimiento quirúrgico menor que abre y drena las llagas.

Si su médico le receta un medicamento antibiótico, asegúrese de tomar todo el medicamento aun si comienza a sentirse mejor de inmediato. Si usted no toma todo el medicamento, es posible que no destruya todas las bacterias. Cualquiera sea su tratamiento, asegúrese de llamar a su médico si la infección no mejora como se esperaba.

¿Cómo puedo prevenir contraer o propagar el MRSA?

A medida que se desarrollan más bacterias resistentes a los antibióticos, los hospitales están empleando prácticas para controlar las infecciones, que incluyen lavarse las manos con frecuencia y aislar a los pacientes infectados con MRSA.

Usted también puede tomar medidas para protegerse del MRSA.

  • Practique una buena higiene.
    • Mantenga limpias las manos lavándoselas con frecuencia y a fondo con jabón y agua corriente limpia o un gel antiséptico para manos a base de alcohol. El lavado de manos es la mejor manera de evitar propagar gérmenes.
    • Mantenga los cortes y raspaduras limpios y cubiertos con una venda, y evite el contacto con las heridas o vendas de otras personas.
    • No comparta artículos personales, como toallas o cuchillas de afeitar.
  • Sea prudente respecto al uso de antibióticos. Sepa que los antibióticos pueden ayudar a tratar infecciones bacterianas pero no pueden curar infecciones virales. Siempre pregunte a su médico si los antibióticos son el mejor tratamiento. Además, evite presionar a su médico para que le recete antibióticos cuando no le ayudarán a mejorarse.
  • Siempre tome todo su medicamento antibiótico tal como se lo haya recetado su médico. Es posible que utilizar solo parte del medicamento cause el desarrollo de bacterias resistentes a los antibióticos.
  • No guarde ningún resto de antibiótico y no use los antibióticos que fueron recetados para otras personas.
  • Si usted está en el hospital, recuerde a los médicos y las enfermeras que se laven las manos antes de tocarle.

Si usted tiene una infección con MRSA, puede evitar la propagación de la bacteria.

  • Cubra su herida con vendas limpias y secas. Además, siga las instrucciones de su médico acerca de cómo cuidar la herida.
  • Mantenga limpias las manos. Usted, su familia y otras personas con las cuales tiene contacto cercano deben lavarse las manos a menudo con jabón y agua corriente limpia o utilizar un gel antiséptico para manos a base de alcohol, especialmente después de cambiar una venda o tocar una herida.
  • No comparta toallas, toallitas, cuchillas de afeitar, ropa u otros artículos que pueden haber estado en contacto con su herida o una venda. Lave sus sábanas, toallas y ropa con agua tibia y detergente, y séquelas en una secadora a temperatura alta, si es posible.
  • Mantenga limpio su ambiente pasando un desinfectante por todas las superficies que se tocan con frecuencia (como las encimeras, las manijas de las puertas y los interruptores de luz).

Si por cualquier razón necesita ir al hospital y tiene bacterias estafilococos en la piel y en la nariz, es posible que lo traten para intentar prevenir que contraiga o propague una infección por MRSA. Pueden darle un ungüento para aplicarlo sobre la piel o en el interior de la nariz. Y tendrá que lavarse la piel a diario con un jabón especial para eliminar las bacterias.

Información relacionada

Referencias

Otras obras consultadas

  • American Academy of Pediatrics (2012). Staphylococcal infections. In LK Pickering et al., eds., Red Book: 2012 Report of the Committee on Infectious Diseases, 29th ed., pp. 653–668. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics.
  • Centers for Disease Control and Prevention (CDC) (2010). MRSA infections. Available online: http://www.cdc.gov/mrsa/index.html.
  • Kallen AJ, et al. (2010). Health care-associated invasive MRSA infections, 2005–2008. JAMA, 304(6): 641–647.
  • Liu C, et al. (2011). Clinical practice guidelines by the Infectious Diseases Society of America for the treatment of methicillin-resistant Staphylococcus aureus infections in adults and children. Clinical Infectious Diseases, 52(3): 285–292.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Theresa O'Young, PharmD - Farmacia clínica
Última revisión 10 marzo, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.