Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Esquizofrenia

Generalidades del tema

¿Qué es la esquizofrenia?

La esquizofrenia es una enfermedad que puede afectar su capacidad para pensar claramente, manejar sus emociones y relacionarse con otros. Afecta a cada persona de modo diferente.

La manera en que otra gente reacciona a la esquizofrenia puede hacer una diferencia en cómo la esquizofrenia lo afecta a usted. Puede hacer que sobrellevar la enfermedad sea más fácil o más difícil para usted.

La mayoría de las personas que tienen esquizofrenia:

  • Oyen y a veces ven cosas que no están allí (alucinaciones).
  • Con frecuencia creen algunas cosas que no son verdad (delirios).
  • Pueden creer que algunas personas tratan de dañarlos (paranoia).

Con tratamiento, pueden comprender que estas experiencias no son verdaderas, pero implican un problema de cómo les funciona el cerebro.

Hay varios tipos de esquizofrenia. El más común es la esquizofrenia paranoide, que hace que las personas tengan pensamientos atemorizantes, crean que la gente o ciertas fuerzas tratan de dañarlas y oigan voces. Algunas personas creen que esquizofrenia es lo mismo que "personalidad múltiple" (trastorno de identidad disociativo), pero esto es un problema de salud mental diferente.

La vida con esquizofrenia puede causar muchos desafíos. Es una enfermedad difícil. Cambia su vida y las vidas de sus familiares. Pero puede vivir una vida plena y significativa si:

  • Está dispuesto a trabajar para ayudarse.
  • Consigue ayuda profesional.
  • Tiene el apoyo y la comprensión de su familia.

¿Qué causa la esquizofrenia?

Los expertos no saben lo que la causa. Puede tener causas diferentes para personas diferentes.

  • En algunas personas, la química cerebral y la estructura cerebral no son normales.
  • Los antecedentes familiares pueden desempeñar un papel.
  • Los problemas que dañan el cerebro del bebé durante el embarazo pueden ayudar a causarla.

No es causada por nada que usted haya hecho, por debilidad personal ni por cómo sus padres lo criaron.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la esquizofrenia incluyen:

  • Síntomas negativos. "Negativo" no significa "malo". Síntomas negativos son cosas que "se pierden" de su personalidad o cómo experimenta la vida. Puede que:
    • No le importen las cosas.
    • No tenga interés ni motivación para hacer cosas.
    • No se ocupe de sí mismo, como bañarse o comer con regularidad.
    • Le sea difícil decir cómo se siente.
    • Se enfade con desconocidos sin motivo y reaccione a otros de otros modos dañinos.
  • Síntomas positivos. "Positivo" no significa "bueno". Síntomas positivos son cosas "añadidas" o "nuevas" para su personalidad o respecto de cómo experimenta la vida. Incluyen:
    • Alucinaciones.
    • Delirios.
    • Pensamientos y modos de hablar confusos.
  • Síntomas cognitivos. Estos síntomas tienen que ver con cómo piensa. A menudo no son evidentes para usted ni para los demás. Pueden incluir:
    • Pérdida de memoria.
    • Incapacidad para entender cosas lo bastante bien como para tomar decisiones.
    • Tener problemas para hablar claramente con otros.

Los síntomas suelen comenzar cuando es un adolescente o un adulto joven, pero pueden comenzar más tarde en la vida. Pueden aparecer de repente o pueden aparecer lentamente. Puede no ser consciente de sus síntomas.

Los síntomas negativos suelen aparecer primero. Puede ser difícil reconocerlos como esquizofrenia, porque son similares a los síntomas de otros problemas, como la depresión. Los síntomas positivos pueden comenzar días, meses o años después de los síntomas negativos.

Los signos tempranos de la esquizofrenia pueden incluir que le vaya peor en la escuela, creer que la gente trata de dañarlo o tener cambios en su personalidad, como no desear ver a la gente.

Estos signos no significan que tiene esquizofrenia. Pero si nota estas señales, vea a un médico.

¿Cómo se diagnostica la esquizofrenia?

Su médico le hará preguntas sobre su salud y sobre cualquier experiencia rara que pueda haber tenido, como oír voces o tener pensamientos confusos. Tendrá un examen físico. Su médico también puede sugerir pruebas, como análisis de sangre o exámenes de diagnóstico por imágenes, para ver si sus síntomas pueden ser causados por otro problema de salud.

¿Cómo se trata?

Los medicamentos ayudan con sus síntomas, y el asesoramiento y la terapia le ayudan a cambiar cómo piensa usted y a enfrentar la enfermedad. El tratamiento puede durar mucho tiempo.

Cuando tiene sus síntomas bajo control, está en recuperación. La recuperación suele ser un proceso de toda la vida. En el proceso de recuperación, aprende a enfrentarse con sus síntomas y desafíos, detectar y encontrar sus objetivos y conseguir el apoyo que necesita. Su recuperación depende de una colaboración acordada entre usted, sus médicos y otros que son importantes en su vida.

La gente que tiene esquizofrenia a menudo interrumpe su tratamiento. Esto puede ser porque no entienden que tienen una enfermedad o porque los medicamentos producen efectos secundarios. Cuando el tratamiento se interrumpe, los síntomas suelen volver (recaída) o empeoran. Una recaída podría darse justo después de que el tratamiento se interrumpe o unos meses más tarde. Una recaída posterior hace más difícil ver que dejar de tomar medicamento fue la causa. Durante la recaída, algunas personas que tienen esquizofrenia podrían tener que pasar tiempo en el hospital.

¿Cómo pueden ayudar la familia y los amigos?

Tener esquizofrenia puede ser una experiencia que asusta, y saber que alguien que ama tiene esta enfermedad cambia su vida. Muéstrele su amor y aprenda tanto como pueda sobre la enfermedad. Entienda que el comportamiento que ve puede ser causado por la enfermedad y no representar a la persona que ama.

Si cree que alguien que ama tiene esquizofrenia, ayude a esa persona a ver a un médico. Mientras más pronto se diagnostica la enfermedad y la persona comienza tratamiento, más exitosos pueden ser el tratamiento y la recuperación.

Puede ser útil hablar con su ser querido y ayudarle a seguir con el tratamiento. También puede ayudar a su ser querido a enfrentar el miedo y otros sentimientos sobre la enfermedad y las actitudes negativas que algunas personas tienen hacia la esquizofrenia.

Causa

Los expertos no saben lo que la causa. Puede tener causas diferentes para personas diferentes.

  • Genética: Sus posibilidades de padecer esquizofrenia son mayores si su padre, hermano o hermana la tienen. Pero la mayoría de las personas que tienen un miembro de la familia con esquizofrenia no la tienen.
  • Química y estructura cerebral: Es posible que los neurotransmisores, que envían mensajes entre partes del cerebro, no funcionen bien en la gente que tiene esquizofrenia.
  • Problemas durante el embarazo: La esquizofrenia se puede relacionar con problemas durante el embarazo de la madre que pueden dañar el cerebro en desarrollo del bebé y su sistema nervioso. Estos problemas incluyen nutrición deficiente o infección viral durante el embarazo.

La esquizofrenia no es causada por nada que usted haya hecho, por debilidad personal ni por malas decisiones, ni por cómo lo hayan criado sus padres.

Síntomas

Los síntomas de esquizofrenia pueden ser negativos, positivos o cognitivos.

Síntomas negativos

"Negativo" no significa "malo". Síntomas negativos son cosas que "se pierden" de su personalidad o cómo experimenta la vida. Usted podría:

  • Encontrar poco o ningún placer en la vida. Es posible que no pueda disfrutar de cosas de las cuales una vez disfrutó, como practicar deportes, los videojuegos o visitar amigos. Esto es un síntoma común de esquizofrenia.
  • Sentir que no tiene emociones. Es posible que no sonría ni frunza el ceño, haga contacto visual ni use otras señales faciales que muestran cómo se siente.
  • Tener dificultad para concentrarse o prestar atención. Es posible que no entienda cómo usar bien la información, por lo tanto se puede sentir confuso. Es posible que no complete sus pensamientos.
  • No interesarse en el éxito o en lograr objetivos. A muchas personas con esquizofrenia no les va bien en el trabajo ni en la escuela.
  • No ocuparse de sí mismo. Es posible que no se moleste en lavarse, lavar su ropa, comer regularmente ni asear su espacio vital.

Síntomas positivos

"Positivo" no significa "bueno". Síntomas positivos son cosas "añadidas" o "nuevas" para su personalidad o para cómo experimenta la vida debido a la esquizofrenia. Usted podría:

  • Tener alucinaciones. La mayoría de las personas con esquizofrenia oyen ruidos o voces que no están allí. Algunas personas con la enfermedad también pueden ver, probar, tocar u oler cosas que no están allí.
  • Tener delirios, las cuales son ideas que no son verdaderas. Por ejemplo, puede creer que es una persona poderosa o que la policía o los demonios lo quieren dañar o causarle problemas.
  • Actuar de una manera rara. Puede alterarse o enojarse con otras personas. Puede tener movimientos del cuerpo raros, como frecuentes balanceos de un lado a otro o poner caras.
  • Mostrar emociones que no encajan con la situación. Por ejemplo, puede sonreír al hablar de temas tristes o reírse en el momento equivocado.
  • No ser capaz de mantener sus pensamientos en orden y hablar sin que tenga sentido para otros. Por ejemplo, cuando alguien le hace una pregunta, puede dar una respuesta que no tiene sentido, no ser capaz de decir mucho o solo dar respuestas de una sola palabra.

Síntomas cognitivos y otros

Otros síntomas incluyen:

  • Síntomas cognitivos. Estos síntomas afectan su manera de pensar. Incluyen pérdida de memoria e incapacidad para entender las cosas lo bastante bien como para tomar decisiones. Los síntomas cognitivos a menudo no son evidentes para usted ni para los demás.
  • Cambios de comportamiento específicos. Los tipos diferentes de esquizofrenia pueden causar comportamientos diferentes, como tener miedo sin mucha razón, estar de pie en posiciones extrañas mucho tiempo o inventar palabras.

Qué sucede

Los síntomas de la esquizofrenia suelen comenzar a partir de los últimos años de la adolescencia hasta alrededor de los 25 años en los hombres y alrededor de los 30 años en las mujeres. Los síntomas pueden comenzar de repente o gradualmente.

La esquizofrenia en la infancia ocurre raramente.

Hay cuatro etapas de esquizofrenia: fase prodrómica, fase activa o aguda, remisión y recaída.

Fase prodrómica

La esquizofrenia suele comenzar con esta fase, cuando los síntomas son vagos y fáciles de pasar por alto. A menudo son como los síntomas de otros problemas de salud mental, como depresión u otros trastornos de ansiedad. Pueden no parecer raros para adolescentes o adultos jóvenes. De hecho, la esquizofrenia raramente se diagnostica en este momento.

A veces, los síntomas son desencadenados por tensión o cambios, tal como mudarse lejos para asistir a la escuela, comenzar a consumir drogas o alcohol, o pasar por una enfermedad grave o una muerte en la familia.

Estos primeros síntomas a menudo incluyen aislarse, explosiones de rabia o comportamientos raros. Para más información, vea Síntomas.

Esta fase puede durar días, meses o años.

Fase activa, o aguda

En algún momento comienza a tener síntomas como alucinaciones, delirios o pensamientos y habla confusos.

Estos síntomas pueden aparecer de repente o lentamente con el transcurso del tiempo. Pueden ser graves y causar un episodio psicótico, lo que significa que no puede ver la diferencia entre lo que es verdadero y lo que no lo es.

Tal vez tenga que ir a un hospital. Probablemente no sea capaz de tomar muchas decisiones sobre su atención.

Esta fase suele durar entre 4 y 8 semanas. Aquí es cuando generalmente se diagnostica la esquizofrenia.

Remisión y recaída

Después de una fase activa, los síntomas mejoran, sobre todo con tratamiento, y la vida puede ser más "normal". Esto se llama remisión. Pero los síntomas pueden empeorar otra vez, lo que se llama recaída. Puede tener este ciclo de síntomas que se agravan y luego mejoran.

En cada ciclo, síntomas como alucinaciones y delirios pueden hacerse menos intensos, pero otros, como menor interés en cuidarse, pueden empeorar. Puede tener pocos o muchos ciclos antes de poder estabilizarse en la remisión.

Dentro de 5 a 10 años, puede desarrollar un patrón único de la enfermedad que a menudo permanece durante toda la vida. También es posible que tenga menos recaídas al envejecer y es posible que ni siquiera tenga síntomas.

Consejos para evitar una recaída
  • Aprenda a reconocer las primeras señales de recaída, como no desear hacer cosas con otros, y tenga un plan para enfrentar esto y conseguir ayuda de inmediato.
  • Si necesita ayuda en su decisión de ver al médico o no, lea sobre algunos motivos de por qué la gente no busca ayuda y cómo superarlos.
  • Tome su medicamento, aun si se siente mejor. Esto hace la recaída menos probable. Aprenda algunos modos que le ayuden a recordar tomar su medicamento.
  • Si los efectos secundarios le dificultan la vida, converse con su médico para ver si puede probar un medicamento diferente.
  • Siga con el asesoramiento o la terapia y continúe con su plan de recuperación.

Inquietudes especiales

Preste atención a estos aspectos por si se presentan problemas:

  • Pensamientos de suicidio o de dañarse a sí mismo o de herir a otros. Si piensa en estas cosas, llame a su médico o al 911 de inmediato. Dígales a su familia y amigos cómo reconocer las señales de advertencia de suicidio, como amenazas de dañarse a sí mismo y preocuparse por la muerte o el suicidio, y las señales de advertencia de violencia hacia otros, como pensar o hablar sobre dañar a alguien o volverse agresivo.
  • Preocupaciones sociales, como las actitudes de otra gente. La gente que no entiende la esquizofrenia u otros problemas de salud mental puede tratarlo de modo diferente. Encuentre familiares y amigos que quieren apoyarlo y ayudarle con las relaciones. Ayúdeles a entender la esquizofrenia.
  • Fumar. Muchas personas que tienen esquizofrenia fuman cigarrillos. Esto puede ser porque fumar ayuda con algunos síntomas. Pero hace más probables otras enfermedades, como cáncer y enfermedad cardíaca.
  • Tener un bebé. Si tiene esquizofrenia y quiere tener un bebé, hable con su médico. Los medicamentos que toma para la esquizofrenia pueden causar defectos congénitos, y no tomarlos lo pone en peligro de recaída. Su médico le puede ayudar a planear su embarazo para minimizar el riesgo para usted y su bebé.
  • Abuso de sustancias. Muchas personas que tienen esquizofrenia abusan del alcohol o toman drogas. Cuando tiene esquizofrenia y un problema de abuso de sustancias, se llama diagnóstico dual. Hable con su médico u otra persona en la que confía sobre cómo obtener ayuda para el abuso de sustancias.
  • Otros problemas de salud. Obesidad, abuso de sustancias, diabetes tipo 2 y problemas de pulmón y corazón pueden ocurrir junto con la esquizofrenia.

Qué aumenta sus riesgos

La esquizofrenia es una enfermedad compleja. Los expertos no saben lo que la causa ni por qué la padecen algunas personas y otras no. Sin embargo, algunas cosas aumentan las probabilidades de tenerla. Estas se llaman factores de riesgo.

Puede correr el riesgo de tener esquizofrenia si:

  • Su madre, padre, hermano o hermana tienen esquizofrenia.
  • Su madre tuvo ciertos problemas mientras estaba embarazada de usted. Por ejemplo, si su madre no comió lo suficiente (desnutrición), tuvo una infección viral o tomó ciertos medicamentos para presión arterial alta, puede correr un mayor riesgo.
  • Usted o un miembro de su familia tienen otro trastorno que se parece a la esquizofrenia. Un ejemplo de esto es trastorno delirante, lo que significa que cree cosas que sabe que son falsas.
  • Tiene un problema con alcohol o drogas. Los expertos no saben si el abuso de sustancias desencadena la esquizofrenia o si la esquizofrenia aumenta las probabilidades de que una persona tenga este problema.

Cuándo llamar a un médico

Llame al 911 o a otro servicio de emergencias si usted (o un ser querido con esquizofrenia):

  • Piensa en o amenaza con el suicidio.
  • Oye voces que le dicen que se haga daño o que dañe a alguien más o que haga algo ilegal, como destruir alguna propiedad o robar.
  • Nota señales de advertencia de violencia hacia otros, como pensamientos o conversaciones sobre dañar a alguien o volverse agresivo.

Llame al médico si usted (o un ser querido con esquizofrenia):

  • Tiene un cambio repentino de comportamiento, como rechazo a comer porque cree que alguien ha envenenado su comida.
  • Tiene experiencias que no suelen ocurrir, como oír que alguien dice su nombre cuando nadie está allí.
  • Le cuesta atender sus necesidades elementales, como asearse, o se confunde al hacer tareas simples.
  • Muestra señales de esquizofrenia, como hablarles a personas que no están presentes o creer cosas que sabe son falsas.
  • Muestra las primeras señales de recaída, como hallar que le cuesta concentrarse o aislarse de los demás.

Si le preocupa que usted o un ser querido puedan tener esquizofrenia, pero necesita ayuda para tomar la decisión de ver a su médico, lea sobre algunos motivos de por qué la gente no busca ayuda y cómo superarlos.

¿Quién puede tratar la esquizofrenia?

Los profesionales de la salud que pueden ayudar a diagnosticar esquizofrenia o que pueden trabajar con otros profesionales de la salud para tratar esquizofrenia incluyen:

Exámenes y pruebas

Su médico le hará preguntas sobre su historial médico y su salud mental y sobre cualquier experiencia rara que pueda haber tenido, como oír voces o tener pensamientos confusos. También le hará un examen físico.

Su médico también puede aconsejar pruebas para descartar otras afecciones con síntomas similares o para diagnosticar otros trastornos de esquizofrenia. Estas pruebas pueden incluir análisis de sangre y una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) o una MRI. La tomografía computarizada (CT) o la MRI revisarán el tamaño, la estructura y el funcionamiento de su cerebro.

Si su médico cree que está deprimido o que piensa en el suicidio, también se puede hacer una evaluación de suicidio.

La esquizofrenia se diagnostica cuando:1

  • Ha tenido al menos dos de los siguientes síntomas y duraron al menos 1 mes:
    • Alucinaciones
    • Delirios
    • Discurso desorganizado, como no tener sentido para otros cuando usted habla
    • Comportamiento muy desorganizado o catatónico, como estar sentado o de pie en posiciones inusuales durante mucho tiempo
    • Síntomas negativos, como no sentir emociones, no ser capaz de sentir placer o tener problemas para concentrarse
  • Ha tenido síntomas leves, como creencias raras o confusión, durante por lo menos 6 meses.
  • Tiene problemas para hacer bien su trabajo o para tratar con otras personas, o problemas en otros aspectos de su vida.
  • Sus síntomas no son causados por otros problemas de salud mental o física, por un medicamento que está tomando ni por problemas de abuso de sustancias.

Generalidades del tratamiento

Descubrir que tiene esquizofrenia puede ser atemorizante y difícil de afrontar. Pero se puede tratar.

Las metas del tratamiento y la recuperación son:

  • Reducir o detener los síntomas.
  • Disminuir el número de recaídas.
  • Desarrollar un plan personal para su recuperación mediante el establecimiento y cumplimiento de metas para el hogar, el trabajo y las relaciones.

Los medicamentos le ayudan con los síntomas. Y la asesoría psicológica y la terapia le ayudan a cambiar su forma de pensar acerca de las cosas y a hacerle frente a la enfermedad.

Si los medicamentos y la terapia no le están ayudando, es posible que su médico le sugiera la terapia electroconvulsiva (ECT, por sus siglas en inglés). En este procedimiento, el médico usa electricidad para crear una convulsión breve y leve. Esto puede cambiar la química de su cerebro y ayudar con sus síntomas.

Si usted tiene problemas con el alcohol, las drogas o el tabaco o tiene otros problemas de salud mental, como, por ejemplo, depresión, necesita tratar esos problemas también.

El tratamiento puede durar mucho tiempo, y la necesidad de seguir un plan de recuperación suele durar toda la vida. Su tratamiento y su plan de recuperación pueden cambiar a medida que cambian su experiencia de la esquizofrenia y su vida.

La mayoría de las personas con esquizofrenia reúnen los requisitos para programas de asistencia para la salud como Medicare o Medicaid. Para averiguar si reúne usted los requisitos, consulte con su agencia local de salud y bienestar.

Medicamentos

Los medicamentos son el tratamiento que mejor funciona para la esquizofrenia, y es posible que esté tomando más de uno a la vez. Se pueden usar para los síntomas positivos o para los negativos, pero no darán tan buenos resultados para los síntomas negativos como para los positivos.

Puede llevar tiempo encontrar qué medicamentos son los mejores para usted. Esto puede ser frustrante. Es útil obtener el apoyo de su familia, sus amigos y un programa de rehabilitación basado en la comunidad, especialmente mientras usted y su médico están tratando de encontrar los mejores medicamentos. También puede ayudar hablar con y obtener el apoyo de otras personas que han tenido problemas para encontrar los medicamentos adecuados.

Si deja de tomar sus medicamentos, podría tener una recaída. No deje de tomar sus medicamentos hasta que hable con su médico. Si usted y su equipo de atención médica deciden que debe dejar de usar medicamento, usted necesitará que lo revisen de forma regular.

Opciones de medicamentos

Los medicamentos que se utilizan con mayor frecuencia para tratar la esquizofrenia incluyen:

Estos medicamentos a menudo se utilizan junto con los medicamentos indicados anteriormente:

Efectos secundarios

Debido a los efectos secundarios o al riesgo de efectos secundarios, podría estar tentado a dejar de usar el medicamento. Pero si deja de utilizar el medicamento, los síntomas de la esquizofrenia pueden reaparecer o empeorar.

Si tiene alguna duda acerca de los efectos secundarios, hable con su médico. Él colaborará con usted. Su médico podría recetarle una dosis menor del medicamento antipsicótico, sugerirle probar con otro medicamento antipsicótico o darle otro medicamento para el tratamiento de los efectos secundarios.

Algunos efectos secundarios de los medicamentos antipsicóticos pueden ser graves.

  • El síndrome neuroléptico maligno es un efecto secundario poco común de los antipsicóticos, pero potencialmente mortal. Los primeros signos suelen ser fiebre entre 102 °F (38.9 °C) y 103 °F (39.4 °C), un latido del corazón rápido o irregular, respiración rápida y sudoración intensa.
  • La discinesia tardía es el movimiento del cuerpo que no se puede controlar.
  • Puede presentarse la diabetes tipo 2 como resultado del aumento de peso causado por algunos antipsicóticos. Algunos antipsicóticos también pueden aumentar la resistencia a la insulina.

Es posible que necesite análisis de sangre con regularidad para detectar efectos secundarios. Los niños, adolescentes y adultos mayores pueden necesitar análisis de sangre con más frecuencia que otras personas.

Asesoría psicológica y terapia

La asesoría psicológica y la terapia son partes importantes del tratamiento. Usted trabajará con un profesional de la salud mental, como un psicólogo, un consejero profesional matriculado, un trabajador social clínico o un psiquiatra.

Encuentre un terapeuta en el que confíe y con el que se sienta cómodo. Un buen terapeuta no solo ofrece ayuda, sino que da apoyo y motivación. Si no se siente bien con un médico o con un terapeuta, intente con otro.

Aquí tiene algunos tipos de terapia que podrían ayudar:

  • La terapia cognitivo-conductual le ayuda a:
    • Cambiar la forma en que piensa de las cosas.
    • Entender por qué es importante prevenir una recaída y tomar medidas para hacerlo.
  • La asesoría psicológica puede llevarse a cabo en sesiones individuales o en grupo.
    • Le ayuda a mejorar sus relaciones, lidiar con sus síntomas y a cumplir sus objetivos.
    • La asesoría psicológica en grupo también le ayuda a hacer amigos y a aprender habilidades sociales.
  • La terapia familiar es un tipo de orientación que le ayuda a usted y a su familia a resolver problemas cuando ocurren.
    • Suele incluir educación sobre la esquizofrenia y su tratamiento.
    • Es importante, debido a que su familia puede desempeñar un papel importante para apoyarlo si tiene esquizofrenia.

Recuperación

Cuando se tiene esquizofrenia, se necesita más que medicamentos y asesoramiento psicológico para seguir adelante con su vida. Es necesario colaborar con su equipo de atención médica para encontrar y cumplir sus metas personales. Esta colaboración de toda la vida se conoce como recuperación.

La recuperación no es lo mismo que ser curado, y no significa que no tendrá síntomas. Es ser capaz de vivir una vida plena y disfrutar de sus actividades favoritas con la menor cantidad posible de problemas debidos a sus síntomas. La recuperación puede ayudarle a controlar sus síntomas para que pueda ser un miembro activo de su comunidad.

La educación, el apoyo y la capacitación en habilidades sociales y en el trabajo, son todas partes importantes de su tratamiento y recuperación. Por ejemplo:

  • Aprender sobre la esquizofrenia puede mejorar su calidad de vida y la de aquellos que se preocupan por usted.
  • La capacitación laboral le puede ayudar a encontrar un trabajo que le interese y en el que pueda tener éxito. Esto le puede ayudar con sus finanzas y con su autoestima.
  • La capacitación en las habilidades sociales le puede ayudar a desarrollar habilidades para la vida, como aprender a comunicarse, a manejar la frustración y a lidiar con ella. Puede incluir terapia de estimulación cognitiva, que puede ayudarle a mejorar la manera de entender y tratar con otras personas.
  • La administración de casos y el tratamiento comunitario asertivo pueden ayudarle a organizar las diferentes partes del tratamiento y la recuperación. Usted recibe este tipo de ayuda en su hogar. No tiene que ir a ninguna parte especial para recibirlos.
  • Los grupos de apoyo le dan la oportunidad de hablar con personas que están pasando por la misma situación que usted.

Existen 10 principios para la recuperación (¿Qué es un documento PDF ?) que pueden guiarlo cuando trabaja para alcanzar sus metas y aprende cosas nuevas para ayudarse a sí mismo. Le ayudan a tener confianza y respeto por sí mismo. Dejan claro que usted toma sus propias decisiones con la ayuda de su médico, de su consejero y de la familia. Y lo motivan a ser lo más independiente posible mientras vive con la esquizofrenia.

Puede ser difícil entender y aceptar que usted tiene una enfermedad, y es fácil desanimarse. Usted se puede ayudar a sí mismo enfocándose en sus metas de recuperación y aprendiendo a ver la esquizofrenia como una parte de su vida, no como toda su vida. Haga que controlar la esquizofrenia sea uno de los muchos éxitos en su vida.

Apoyo

Usted tiene esquizofrenia, pero al igual que otras personas, tiene deseos y metas en su vida. Lo más probable es que desee una relación sana con su pareja, familia y amigos. Tal vez desee un trabajo que le dé un sentido de autoestima.

Su familia y la comunidad pueden apoyarlo y ayudarle a alcanzar sus metas.

  • Su familia puede ayudarle a obtener el tratamiento adecuado, a lidiar con sus síntomas y a arreglárselas en su comunidad. La terapia familiar es una parte importante de eso.
  • El apoyo social y los grupos de apoyo le dan la oportunidad de hablar con personas que están pasando por la misma situación que usted.
  • La administración de casos y el tratamiento comunitario asertivo pueden ayudarle a manejar las diferentes partes del tratamiento y de la recuperación. Si se siente abrumado, pregunte a su médico o a su terapeuta sobre estos programas.
  • Su departamento de salud local o estatal podría tener programas para ayudarle. La National Alliance on Mental Illness (Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales o NAMI, por sus siglas en inglés) proporciona información de contacto para organizaciones de apoyo en todo el país. Para obtener más información, visite www.nami.org.

Recaída

Cuando los síntomas reaparecen, se llama recaída. Cualquier persona con esquizofrenia puede tener una recaída, pero puede ocurrir con mucho mayor frecuencia cuando no toma su medicamento.

Usted puede ayudar a prevenir una recaída tomando sus medicamentos, yendo a sesiones de asesoramiento psicológico, siendo activo en su recuperación, y no bebiendo alcohol ni consumiendo drogas ilegales.

Si está teniendo problemas para tomar sus medicamentos o siente que no los necesita, hable con su médico o con otra persona de confianza. Es posible que su médico le cambie los medicamentos o la cantidad que toma. La pareja o cónyuge puede ayudarle a encontrar maneras de acordarse de tomar el medicamento.

Un estilo de vida saludable

Los síntomas de la esquizofrenia pueden hacer que sea fácil olvidar algunos de los conceptos básicos de la buena salud. Pero es importante tratar de tener un estilo de vida saludable.

A continuación se incluyen algunas cosas que debe hacer:

  • No abuse del alcohol ni de las drogas. Tener un problema de abuso de sustancias hace que sea más difícil tratar la esquizofrenia. Si tiene usted un problema de abuso de sustancias, es necesario tratar ambos problemas para ayudar a su recuperación.
  • Haga ejercicio y actividad física. El ejercicio puede ayudar a aliviar la ansiedad, la depresión y el estrés. El ejercicio y la actividad reducen además las posibilidades de tener otras enfermedades, como enfermedad cardíaca o diabetes.
  • Alivie el estrés. La reducción del estrés puede significar un menor número de recaídas.
  • Duerma lo suficiente. Esto es muy importante. Dormir puede ayudar a mejorar su estado de ánimo y hacerle sentir menos estresado.
  • Siga una dieta equilibrada. Esto ayuda al cuerpo a manejar la tensión y el estrés.
  • Deje de fumar, si es que lo hace. Fumar aumenta el riesgo de otras enfermedades, como cáncer y enfermedad cardíaca. Para información sobre cómo dejar de fumar, vea el tema Cómo dejar de fumar.

Para la familia y los amigos

La esquizofrenia afecta a todos los que rodean a la persona que tiene la enfermedad. Puede ser difícil ver a un familiar o amigo empezar a mostrar síntomas y quizás actuar de maneras muy diferentes.

Puede sentirse impotente, pero usted desempeña un papel importante en la vida y el tratamiento de un ser querido que tiene esquizofrenia.

Qué puede hacer

También puede ayudar a la persona con buenos hábitos de salud, como dormir lo suficiente y evitar el alcohol y las drogas.

En ocasiones, las personas con esquizofrenia están demasiado enfermas como para buscar tratamiento por sí mismas. Si los síntomas son graves, es posible que tenga que forzar a la persona a recibir tratamiento. Hable con sus proveedores de atención médica y/o funcionarios locales encargados de la aplicación de la ley, acerca de las leyes y procedimientos en su zona para recibir tratamiento en esta situación. Si tiene usted esta información antes de que la necesite, reducirá sus miedos y preocupaciones, y podría facilitarle las cosas.

Ayuda de emergencia

Algunas personas con esquizofrenia pueden volverse agresivas o violentas en ocasiones. Llame al 911 o a otra ayuda de emergencia si nota:

Cómo ayudarse

Apoyar o cuidar a alguien con esquizofrenia no es fácil. Encontrar su propio apoyo puede ayudarle a lidiar con la enfermedad y con la sensación de pérdida que pudiera tener.

  • Cuídese. Haga actividades que disfrute, como ver a su familia o ir al cine.
  • No sienta que tiene que hacer todo lo posible para ayudar a un ser querido que tiene esquizofrenia. Recuerde que tiene que respetar los deseos y decisiones de su ser querido, a menos que esos deseos y decisiones sean peligrosos. Todo el mundo aprende de una mala decisión o de un error. La recuperación puede ser más rápida si su ser querido cree que sus familiares confían en las decisiones que toma.
  • No lo haga solo. Pídales a otras personas que le ayuden o únase a un grupo de apoyo. Cuanto más apoyo tenga, más podrá ayudar.
  • Obtenga ayuda de una organización local. Es posible que su ciudad o estado tengan programas para ayudarle. Pregunte en su departamento de salud local o estatal. La National Alliance on Mental Illness (Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales o NAMI, por sus siglas en inglés) proporciona información de contacto para organizaciones de apoyo en todo el país. Para obtener más información, visite www.nami.org.

Para obtener más información, vea el tema Consejos para el cuidador.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

National Alliance on Mental Illness (NAMI)
3803 North Fairfax Drive
Suite 100
Arlington, VA  22203
Teléfono: 1-800-950-NAMI (1-800-950-6264) línea telefónica directa de ayuda para la depresión
(703) 524-7600
Fax: (703) 524-9094
Correo electrónico: info@nami.org
Dirección del sitio web: www.nami.org
 

La National Alliance on Mental Illness (Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales o NAMI, por sus siglas en inglés) es una organización nacional de autoayuda y defensa familiar dedicada exclusivamente a mejorar la vida de las personas que tienen enfermedades mentales graves, como esquizofrenia, trastorno bipolar (depresión maníaca), depresión grave, trastorno obsesivo-compulsivo y trastorno de pánico. NAMI se centra en el apoyo, la educación, la defensa y la investigación. La misión de la organización es "erradicar las enfermedades mentales y mejorar la calidad de vida de aquellas personas afectadas por estas enfermedades".


National Institute of Mental Health (NIMH)
Dirección del sitio web: www.nimh.nih.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Psychiatric Association (2000). Schizophrenia and other psychotic disorders. In Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 4th ed., text rev., pp. 297–343. Washington, DC: American Psychiatric Association.

Otras obras consultadas

  • American Psychiatric Association (2000). Schizophrenia and other psychotic disorders. In Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 4th ed., text rev., pp. 297–343. Washington, DC: American Psychiatric Association.
  • Lyness JM (2012). Psychiatric disorders in medical practice. In L Goldman, A Shafer, eds., Goldman's Cecil Medicine, 24th ed., pp. 2236–2245. Philadelphia: Saunders.
  • Sadock BJ, Sadock VA (2010). Schizophrenia. In Kaplan and Sadock's Pocket Handbook of Clinical Psychiatry, 5th ed., pp. 143–158. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Sadock BJ, Sadock VA (2010). Schizophreniform, schizoaffective, delusional, and other psychotic disorders. In Kaplan and Sadock's Pocket Handbook of Clinical Psychiatry, 5th ed., pp. 159–174. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Thaker GK, Carpenter WT (2008). Schizophrenia. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 13, chap. 7. New York: WebMD.
  • Vannice GK (2012). Medical nutrition therapy for psychiatric conditions. In LK Mahan et al., eds., Krause's Food and the Nutrition Care Process, 13th ed., pp. 956–969. St Louis: Saunders.
  • Walkup J, et al. (2009). Practice parameter on the use of psychotropic medication in children and adolescents. Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, 48(9): 961–973. Also available online: http://www.aacap.org/galleries/PracticeParameters/JAACAP%20Psychotropic%20Meds%202009.pdf.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Lisa S. Weinstock, MD - Psiquiatría
Última revisión 31 agosto, 2012

Última revisión: 31 agosto, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.