Generalidades del tema

¿Qué es la esofagitis?

La esofagitis es irritación o inflamación del esófago. El esófago es el tubo que transporta los alimentos de la garganta al estómago. La esofagitis puede ser dolorosa y darle dificultades para tragar.

¿Qué causa la esofagitis?

La enfermedad de reflujo gastroesofágico, o GERD, por sus siglas en inglés, es la causa más común de la esofagitis. Cuando se tiene GERD, el ácido y los jugos estomacales vuelven al esófago. Esto puede irritar el esófago.

Otras causas incluyen:

  • Una hernia de hiato.
  • Medicamentos que irritan el esófago, como:
  • Suplementos vitamínicos y minerales, como vitamina C, hierro y pastillas de potasio.
  • Infección. Las personas que tienen un sistema inmunitario débil tienen más probabilidades de tener esofagitis. Entre ellas se incluyen las personas con VIH, diabetes o problemas renales, así como los adultos mayores y las personas que toman medicamentos esteroideos.
  • Radioterapia.
  • Enfermedades determinadas que dan dificultades para tragar, como la esclerodermia.
  • Alergias, a menudo alergias a alimentos, especialmente a los mariscos, la leche, los frutos secos, la soya o los huevos.

¿Cuáles son los síntomas?

Entre los síntomas comunes de la esofagitis se encuentran los siguientes:

  • Acidez estomacal.
  • Dolor al tragar.
  • Problemas para tragar alimentos sólidos o líquidos.
  • Dolor en el pecho (puede ser parecido al dolor de un ataque cardíaco).
  • Tos.

A veces también causa lo siguiente:

  • Náuseas o vómito.
  • Fiebre.
  • Dolor abdominal.

¿Cómo se diagnostica la esofagitis?

Su médico le preguntará sobre sus síntomas y sus antecedentes de salud. Tal vez le haga pruebas como:

  • Una endoscopia. Durante esta prueba, el médico le pasa un tubo delgado y flexible por la garganta para observarle el esófago. Esta prueba también le permite al médico obtener una muestra de células para ver si hay alguna infección. A veces, se extrae una pequeña porción de tejido para una biopsia. Una biopsia es una prueba que se hace para detectar inflamación o células cancerosas.
  • Una esofagografía. Es una radiografía de la garganta y del esófago. Antes de la radiografía, beberá un líquido blancuzco llamado bario. El bario le baña el interior del esófago para que pueda ser visto en una radiografía.

¿Cómo se trata?

El tratamiento que necesita depende de lo que esté causando la esofagitis. Si tiene esofagitis causada por reflujo ácido o GERD, su médico probablemente le recomiende que cambie la dieta, baje de peso si lo necesita y haga otros cambios de estilo de vida. Aquí hay algunas cosas que puede probar:

  • Cambie sus hábitos alimentarios.
    • Lo mejor es comer varias comidas pequeñas en lugar de dos o tres comidas abundantes.
    • Después de comer, espere entre 2 y 3 horas antes de acostarse. No es una buena idea comer refrigerios tarde en la noche.
    • El chocolate, la menta y el alcohol pueden empeorar la GERD. Estos relajan la válvula que se encuentra entre el esófago y el estómago.
    • En algunas personas, los alimentos muy condimentados, los alimentos que tienen mucho ácido (como los tomates y las naranjas) y el café pueden empeorar los síntomas de la GERD. Si sus síntomas empeoran después de comer un determinado alimento, quizás desee dejar de comer ese alimento para ver si mejoran sus síntomas.
  • No fume ni use tabaco para mascar.
  • Si tiene síntomas de GERD por la noche, eleve la cabecera de la cama de 6 pulgadas (15 cm) a 8 pulgadas (20 cm) poniendo bloques debajo del marco de la cama o una cuña de espuma debajo de la cabecera del colchón. (Usar almohadas adicionales no funciona).
  • No use ropa ajustada alrededor de la parte media del cuerpo.
  • Adelgace si tiene sobrepeso o es obeso. Adelgazar tan solo de 5 a 10 libras (2.3 a 4.5 kg) puede ayudar.

Si los cambios de estilo de vida no son suficientes por sí solos para aliviar la esofagitis, su médico podría recomendarle que pruebe medicamentos que reducen el ácido estomacal. Reducir el reflujo le da al esófago una oportunidad para curarse. Los medicamentos de venta libre incluyen:

  • Antiácidos, como Maalox, Mylanta o Tums.
  • Reductores de ácidos más potentes, como famotidina (por ejemplo, Pepcid), omeprazol (por ejemplo, Prilosec) o ranitidina (por ejemplo, Zantac).

Si la esofagitis está causada por una infección, tal vez necesite tomar antibióticos u otros medicamentos para tratar la infección.

Si usted o su hijo tiene esofagitis causada por una alergia alimentaria, su médico podría recetarle corticosteroides.

Podría necesitar cirugía si tiene un desgarro en el esófago o si tiene algo obstruyéndole el esófago, como un tumor.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

U.S. Department of Health and Human Services: National Digestive Diseases Information Clearinghouse (NDDIC)
www.digestive.niddk.nih.gov

Referencias

Otras obras consultadas

  • Falk GW, Katzka DA (2012). Diseases of the esophagus. In L Goldman, A Shafer, eds., Goldman's Cecil Medicine, 24th ed., pp. 874–886. Philadelphia: Saunders.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Peter J. Kahrilas, MD - Gastroenterología

Revisado14 noviembre, 2014