El asma y la enfermedad de reflujo gastroesofágico

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La enfermedad de reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés) es el flujo anormal, o reflujo, de los jugos gástricos hacia el esófago, el conducto que conecta la garganta con el estómago.

Muchas personas que tienen asma experimentan GERD. Tener asma aumenta las probabilidades de llegar a tener GERD.

Es tema de debate para algunos expertos determinar si la GERD empeora el asma y hasta qué punto lo hace. Los estudios han demostrado resultados contradictorios respecto de si la GERD desencadena el asma.1

La teoría de los expertos que opinan que la GERD en efecto desencadena el asma es que el reflujo anormal de los jugos gástricos irrita los nervios del esófago. Esto podría hacer que los músculos lisos de los bronquios se contraigan, provocando el estrechamiento de las vías respiratorias. O los alimentos podrían regresar a la garganta y a las vías respiratorias, causando la irritación directa de los bronquios.

Las personas que tienen asma y sufren acidez estomacal —después de las comidas, cuando se agachan o cuando se acuestan— pueden necesitar tratamiento para la GERD. Si usted tiene síntomas de asma nocturna persistentes, especialmente tos y sibilancias, la GERD puede estar empeorando sus síntomas de asma. Entre los pasos sencillos que usted puede tomar que podrían reducir los síntomas de GERD se incluyen adelgazar (si lo necesita), seguir una dieta baja en grasas, elevar la cabecera de la cama y no comer durante al menos 3 horas antes de irse a la cama.

Los estudios muestran resultados contradictorios sobre si el tratamiento para la GERD mejora los síntomas del asma o la función pulmonar o si reduce la necesidad de medicamentos.

  • Un análisis de los estudios concluyó que el tratamiento para la GERD no resultó en una mejoría consistente de los síntomas del asma.1
  • Un estudio mostró que las personas con asma mal controlada y GERD que recibieron tratamiento para la GERD utilizando esomeprazol no experimentaron ninguna mejoría significativa de su asma.2
  • Otro estudio indicó que, después de tomar medicamentos para la GERD (un inhibidor de la bomba de protones y un agente procinético) durante 6 meses, los niños de más edad que tenían GERD y asma necesitaron menos medicamentos para el asma.3

Para obtener más información sobre la GERD, vea el tema Enfermedad de reflujo gastroesofágico.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Gibson PG, et al. (2003). Gastro-esophageal reflux treatment for asthma in adults and children. Cochrane Database of Systematic Reviews (1). Oxford: Update Software.
  2. American Lung Association Asthma Clinical Research Centers (2009). Efficacy of esomeprazole for treatment of poorly controlled asthma. New England Journal of Medicine, 360(15): 1487–1499.
  3. Khoshoo V, et al. (2003). Role of gastroesophageal reflux in older children with persistent asthma. Chest, 123(4): 1008–1013.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Rohit K Katial, MD - Alergía e imunología

Revisado9 septiembre, 2014