Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Enfermedad de Ménière

Generalidades del tema

Imagen de la anatomía del oído

¿Qué es la enfermedad de Ménière?

La enfermedad o síndrome de Ménière es un problema del oído interno que afecta la audición y el equilibrio. Normalmente ocurre en un solo oído a la vez. Pero, con el tiempo, se presenta en el otro oído en hasta la mitad de las personas que la tienen.

La enfermedad suele producirse en personas de entre 40 y 60 años, pero cualquiera puede padecerla.

¿Qué causa la enfermedad de Ménière?

No se conoce la causa de la enfermedad de Ménière. Pero puede estar relacionada con un líquido llamado endolinfa en el oído interno. En las personas con la enfermedad de Ménière, se acumula demasiada cantidad de este líquido. Esto crea presión en las partes de su oído interno que controlan el equilibrio. Los entendidos no están seguros de por qué se acumula este líquido. Puede ser que su organismo produzca demasiado de este líquido. O quizá el líquido no drene del oído interno como debería. O pueden ser ambas cosas.

Es difícil predecir quién tendrá la enfermedad de Ménière. Pero su riesgo puede ser más alto de lo normal si usted:

  • Tiene otro miembro de la familia que la tiene.
  • Tiene una enfermedad autoinmunitaria, como diabetes, lupus o artritis reumatoide.
  • Ha tenido una lesión en la cabeza, especialmente si comprendió su oído.
  • Ha tenido una infección viral del oído interno.
  • Tiene alergias.

¿Cuáles son los síntomas?

La enfermedad de Ménière puede producir síntomas que aparecen rápidamente y que duran de horas a días. Durante un ataque, usted puede tener:

  • Vértigo, la sensación de que giran usted o su entorno. Esto puede durar de minutos a horas. Puede ser lo suficientemente intenso como para causar náuseas y vómitos.
  • Tinnitus, un rugido, campanilleo o siseo en el oído.
  • Pérdida de la audición, que puede ser temporal o permanente.
  • Una sensación de presión o de taponamiento en el oído.

La mayoría de las personas tienen ataques repetidos por un período de varios años. Los ataques suelen aparecer más a menudo durante los primeros años de la enfermedad y luego se presentan con menos frecuencia.

En algunos casos, cada ataque daña el oído interno. Con el tiempo su oído interno puede dañarse tanto que ya no funciona como debería. Entonces los ataques pueden interrumpirse, pero usted puede quedar con:

  • Un equilibrio deficiente.
  • Una pérdida de audición permanente.
  • Un rugido o siseo en el oído afectado.

Algunas personas con la enfermedad de Ménière tienen episodios de caídas. Un episodio de caída es una caída súbita mientras está de pie o caminando. Sucede sin advertencia alguna. Puede sentirse como que de pronto lo arrojan al suelo. Las personas que tienen estos ataques no pierden el conocimiento y se recuperan en segundos o minutos.

Vea a un médico inmediatamente si piensa que tiene la enfermedad de Ménière. Con un diagnóstico y un tratamiento oportunos es posible reducir tanto la molestia de los ataques como el riesgo de pérdida de la audición.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Ménière?

Para diagnosticar la enfermedad, su médico le hará un examen físico que incluye la revisión de los oídos, los ojos y el sistema nervioso. El médico también le hará preguntas sobre sus antecedentes de salud y sus síntomas, como:

  • Cómo se siente cuando tiene un ataque de vértigo.
  • Cuánto suele durar un ataque.
  • Si algo parece desencadenar un ataque, como cambiar de posición.
  • Si tiene otros síntomas junto con el vértigo, como pérdida de la audición o náuseas.

Su médico también puede hacer pruebas para confirmar un diagnóstico de la enfermedad de Ménière. Estas pruebas pueden incluir:

  • Una prueba de Dix-Hallpike para averiguar si ciertos movimientos de la cabeza desencadenan el vértigo.
  • Pruebas de audición, incluyendo una para ver si el nervio del oído interno al cerebro está funcionando como debería.
  • Una prueba llamada electronistagmografía (ENG), la cual evalúa los movimientos del ojo. Esta puede ayudar a su médico a encontrar dónde está el problema que está causando el vértigo.
  • Pruebas de imágenes, como una resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) o una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) de la cabeza. Estas pruebas pueden verificar si los síntomas están causados por un problema cerebral.

¿Cómo se trata?

La enfermedad de Ménière no puede curarse. Pero su médico puede recetar tratamientos para ayudar a controlar sus síntomas y a reducir la frecuencia con la que tiene ataques.

Medicamentos

Su médico puede prescribir un medicamento diurético. Los diuréticos ayudan a su organismo a eliminar el exceso de líquidos, de modo que pueden ayudar a prevenir la acumulación de líquido en su oído interno. Y esto puede significar que usted tiene menos ataques.

Su médico también puede recetarle medicamentos para que use cuando tiene un ataque, como:

  • Medicamentos que reducen el vértigo. Estos incluyen antihistamínicos como dimenhidrinato (por ejemplo, Dramamine), sedantes como diazepam (por ejemplo, Valium) y el parche de escopolamina (Transderm Scop).
  • Medicamentos que reducen las náuseas y los vómitos provocados por el vértigo. Estos se llaman antieméticos.
Otros tratamientos

Si los síntomas son graves y no responden a medicamentos, su médico puede sugerirle otro tratamiento, como cirugía para reducir el líquido o la presión en el oído interno. La meta es eliminar los síntomas mientras se protege la audición lo más posible.

En casos raros de enfermedad de Ménière grave y duradera, los médicos pueden sugerir un tratamiento para destruir el centro de equilibrio en el oído interno (laberinto), el cual puede prevenir el vértigo. Las opciones incluyen:

  • Cirugía para extirpar el laberinto. Esto se llama laberintectomía.
  • Ablación química. Durante este procedimiento, se inyecta un antibiótico (generalmente gentamicina) en el oído interno para destruir el laberinto.

Estos tratamientos pueden causar pérdida de audición permanente, de modo que suelen usarse solamente como último recurso.

¿Qué puede hacer en el hogar para la enfermedad de Ménière?

Puede ser difícil manejar la enfermedad de Ménière y puede ser arduo vivir con ella. Pero hay algunas cosas que puede hacer que pueden ayudar a reducir la cantidad de ataques que tiene:

  • Coma alimentos con poca sal. La sal hace que su cuerpo retenga líquido en exceso. Si usted ingiere menos sal, puede tener menos acumulación de líquido en el oído. De modo que puede tener vértigo con menos frecuencia.
  • Evite la cafeína, el alcohol y el tabaco.
  • Trate de reducir el estrés en su vida.

Para reducir los síntomas cuando tenga un ataque:

  • Recuéstese y mantenga la cabeza muy quieta hasta que se vaya el ataque.
  • Tome sus medicamentos para el vértigo y las náuseas lo antes posible.

También puede tomar medidas para ayudar a protegerse cuando tenga ataques:

  • Haga ejercicio para mejorar el equilibrio. Esto puede reducir su riesgo de caerse y lastimarse o de lesionar a otros.
  • Haga cambios para reducir su riesgo de lesión durante un ataque de vértigo. Por ejemplo, instale barandas para tomarse de ellas en el baño. Use calzado de tacón bajo y suelas antideslizantes. Y no conduzca durante un ataque.

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Alimentación saludable: Cómo consumir menos sodio
  Manejo del estrés: Cómo relajar su mente y su cuerpo
  Vértigo: Cómo permanecer seguro cuando tiene problemas para mantener el equilibrio
  Vértigo: Ejercicios de equilibrio

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Academy of Otolaryngology—Head and Neck Surgery (AAO-HNS)
Dirección del sitio web: www.entnet.org

American Hearing Research Foundation
Dirección del sitio web: www.american-hearing.org

National Institute on Deafness and Other Communication DisordersNational Institutes of Health
Dirección del sitio web: www.nidcd.nih.gov

Referencias

Otras obras consultadas

  • Fife TD, et al. (2008). Practice parameter: Therapies for benign paroxysmal positional vertigo (an evidence-based review). Report of the Quality Standards Subcommittee of the American Academy of Neurology. Neurology, 70(22): 2067–2074.
  • James A, Thorp M (2007). Menière's disease, search date January 2006. Online version of BMJ Clinical Evidence. Also available online: http://www.clinicalevidence.com.
  • Johnson J, Lalwani AK (2012). Vestibular disorders. In AK Lalwani, ed., Current Diagnosis and Treatment in Otolaryngology—Head and Neck Surgery, 3rd ed., pp. 729–738. New York: McGraw-Hill.
  • Sajjadi H, Paparella MM (2008). Meniere's disease. Lancet, 372(9636): 406–414.
  • Storper IS (2010). Ménière syndrome. In LP Rowland, TA Pedley, eds., Merritt's Neurology, 12th ed., pp. 963–966. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Barrie J. Hurwitz, MD - Neurología
Última revisión 6 marzo, 2013

Última revisión: 6 marzo, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.