Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Enfermedad de las arterias coronarias

Generalidades

El corazón

¿Qué es la enfermedad de las arterias coronarias?

La enfermedad de las arterias coronarias es el tipo más común de enfermedad cardíaca. Es también la primera causa de muerte tanto en hombres como en mujeres en los Estados Unidos.

Cuando usted tiene esto, el músculo cardíaco no recibe suficiente sangre. Esto puede provocar problemas graves, entre los que se encuentra el ataque al corazón.

Puede ser traumático enterarse de que tiene la enfermedad de las arterias coronarias. Muchas personas solo se enteran cuando tienen un ataque al corazón. Independientemente de que haya tenido o no un ataque al corazón, hay muchas cosas que puede usted hacer para retrasar la enfermedad de las arterias coronarias y reducir el riesgo de problemas futuros.

¿Cuál es la causa de la enfermedad de las arterias coronarias?

La enfermedad de las arterias coronarias es causada por el endurecimiento de las arterias o aterosclerosis. Esto significa que depósitos de grasa llamados placa se acumulan dentro de las arterias. Las arterias son los vasos sanguíneos que transportan sangre rica en oxígeno por todo el cuerpo.

La aterosclerosis puede afectar a cualquier arteria del cuerpo. Cuando se presenta en las arterias que suministran sangre al corazón (las arterias coronarias), se llama enfermedad de las arterias coronarias.

Cuando la placa se acumula en las arterias coronarias, el corazón no recibe la sangre que necesita para funcionar bien. Con el tiempo, esto puede debilitar o dañar al corazón. Si una placa se desgarra, el cuerpo trata de reparar el desgarro formando un coágulo alrededor de ella. El coágulo puede obstruir el flujo de sangre al corazón y causar un ataque al corazón.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas pueden aparecer cuando el corazón hace más esfuerzo y necesita más oxígeno; por ejemplo, durante el ejercicio. Los síntomas incluyen:

  • Angina, que, la mayoría de las veces, es dolor en el pecho o una molestia o una sensación extraña en el pecho.
  • Falta de aire.
  • Ataque al corazón. A veces, un ataque al corazón es la primera señal de enfermedad de las arterias coronarias.

Los síntomas menos comunes incluyen latidos rápidos del corazón, malestar estomacal y aumento de la sudoración. Algunas personas no presentan ningún síntoma. En raras ocasiones, una persona puede tener un ataque al corazón "silencioso", sin síntomas.

Para determinar su riesgo de tener un ataque al corazón en los próximos 10 años, use esta Herramienta interactiva: ¿Corre riesgo de tener un ataque al corazón?

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de las arterias coronarias?

Su médico le realizará un examen físico y le preguntará acerca de sus antecedentes de salud y de sus factores de riesgo. Los factores de riesgo son cosas que aumentan las probabilidades de que usted vaya a tener la enfermedad de las arterias coronarias.

Algunos factores de riesgo comunes son ser mayor de 65 años, fumar, tener el colesterol alto, presión arterial alta o diabetes, y que haya enfermedades cardíacas en su familia.

Si su médico piensa que usted tiene la enfermedad de las arterias coronarias, es posible que deba realizarse pruebas para ver lo bien que le está funcionando el corazón. Estas pruebas incluyen un electrocardiograma (ECG) una radiografía de pecho, un electrocardiograma de esfuerzo y análisis de sangre. Es posible que también le hagan una angiografía coronaria para revisar la irrigación de sangre al corazón.

¿Cómo se trata?

El tratamiento se centra en reducir su riesgo de tener un ataque al corazón y un ataque cerebral, y en controlar sus síntomas. Se hacen cambios en el estilo de vida y se usan medicamentos y procedimientos.

  • Los cambios en el estilo de vida incluyen dejar de fumar (si fuma), comer alimentos saludables para el corazón, hacer ejercicio con regularidad, mantenerse en un peso saludable, reducir su nivel de estrés y limitar la cantidad de alcohol que toma. Un programa de rehabilitación cardíaca puede ayudarle a hacer estos cambios.
  • Los medicamentos pueden ayudar a reducir su colesterol alto y su presión arterial alta, controlar la angina y bajar su riesgo de tener un coágulo de sangre.
  • Los procedimientos que mejoran la irrigación de sangre al corazón incluyen la angioplastia y la cirugía de derivación vascular ("bypass").

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Aspirina: ¿Debería tomar aspirina todos los días para prevenir un ataque al corazón o un ataque cerebral?
  Enfermedad cardíaca: ¿Debería hacerme una angiografía?
  Enfermedad cardíaca: ¿Debería realizarme una angioplastia para angina estable?
  Enfermedad cardíaca: ¿Debería realizarme una cirugía de derivación vascular (bypass)?
  Estatinas: ¿Debería tomarlas?
  Planificación previa del cuidado: ¿Debería detener el tratamiento que prolonga mi vida?
  Presión arterial alta: ¿Debería tomar medicamentos?
  Riesgo de enfermedades cardíacas: ¿Debería realizarme un examen de calcio en las arterias coronarias?

Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Alimentación saludable: Cómo consumir alimentos saludables para el corazón
  Enfermedad cardíaca: Hacer ejercicio para tener un corazón saludable
  Enfermedades cardíacas: Caminar para tener un corazón saludable
  Medicamentos anticoagulantes distintos de la warfarina: Cómo tomarlos en forma segura

Las Herramientas interactivas le ayudan a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más. Las Herramientas interactivas están diseñadas para ayudarle a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más.
  Herramienta interactiva: ¿Corre usted riesgo de un ataque al corazón?
  Herramienta interactiva: ¿Está deprimido?
  Herramienta interactiva: ¿Está listo para dejar de fumar?

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la enfermedad de las arterias coronarias:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Prevenir la enfermedad de las arterias coronarias:

Cómo vivir con una enfermedad cardíaca

Cuestiones relacionadas con el final de la vida:

Causa

La enfermedad de las arterias coronarias es causada por el endurecimiento de las arterias o aterosclerosis. Esto significa que los depósitos de grasa llamados placa se acumulan dentro de las arterias. Las arterias son los vasos sanguíneos que transportan sangre rica en oxígeno por todo el cuerpo.

La aterosclerosis puede afectar a cualquier arteria del cuerpo. Cuando se presenta en las arterias que suministran sangre al corazón (las arterias coronarias), se llama enfermedad de las arterias coronarias.

Para entender por qué la placa y la aterosclerosis son un problema, compare una arteria sana con una arteria con aterosclerosis:

Una arteria sana es como un tubo de goma. Es lisa y flexible, y la sangre fluye a través de esta libremente. Si su corazón tiene que esforzarse más, como cuando usted hace ejercicio, una arteria sana puede dilatarse para permitir más flujo de sangre a los tejidos del cuerpo.

Una arteria con aterosclerosis se parece más bien a un caño tapado. La placa estrecha la arteria y la hace rígida. Esto limita el flujo de sangre a los tejidos. Cuando el corazón tiene que trabajar más, las arterias rígidas no pueden flexionarse para permitir que circule más sangre, y los tejidos no reciben suficiente sangre ni oxígeno.

Cuando la placa se acumula en las arterias coronarias, el corazón no recibe la sangre que necesita para funcionar bien. Esto se llama isquemia. La isquemia puede producir síntomas como dolor u opresión en el pecho. Con el tiempo, la isquemia puede debilitar o dañar el corazón.

Si una placa se desgarra, el cuerpo trata de reparar el desgarro formando un coágulo de sangre alrededor de ella. El coágulo puede obstruir el flujo de sangre al corazón y causar un ataque al corazón.

Síntomas

Los síntomas más comunes de la enfermedad de las arterias coronarias son angina y falta de aire al hacer ejercicio u otra actividad intensa. Las mujeres tienen una probabilidad algo mayor que los hombres de tener otros síntomas, como náuseas y dolor de espalda o de mandíbula.

Angina

Los síntomas de la angina incluyen dolor de pecho o presión o una sensación extraña en el pecho. Esta sensación puede presentarse en otras zonas aparte del pecho, como el cuello o la mandíbula. La angina puede ser estable o inestable.

  • La angina estable tiene un patrón típico. Probablemente pueda predecir cuándo va a ocurrir. Se presenta cuando el corazón está esforzándose más y necesita más oxígeno, como durante el ejercicio. Los síntomas desaparecen cuando usted descansa o toma nitroglicerina.
  • La angina inestable es un cambio en su patrón habitual de la angina estable. Es una señal de advertencia de que un ataque cardíaco puede suceder pronto. Es una emergencia.

Isquemia silenciosa

Algunas personas no presentan ningún síntoma. Esto se llama "isquemia silenciosa". En casos raros, hasta se puede tener un "ataque al corazón silencioso", un ataque al corazón sin síntomas.

Qué aumenta su riesgo

Las cosas que pueden aumentar su riesgo de tener la enfermedad de las arterias coronarias se llaman factores de riesgo. Algunos factores de riesgo, como el sexo, la edad y los antecedentes familiares, no pueden cambiarse. Otros factores de riesgo de tener enfermedades cardíacas se relacionan con su estilo de vida y sus hábitos. Estas suelen ser cosas que puede cambiar, como dejar de fumar, comer alimentos saludables para el corazón y hacer más ejercicio.

Las mujeres tienen factores de riesgo únicos para la enfermedad cardíaca. Estos incluyen usar píldoras anticonceptivas, usar terapia hormonal y tener problemas relacionados con el embarazo.

Sus probabilidades de tener la enfermedad de las arterias coronarias aumentan según la cantidad de factores de riesgo que tiene.

Para aprender a bajar su riesgo, vea Prevención.

¿Cuál es su riesgo?

Su médico puede ayudarle a encontrar su riesgo de tener enfermedad de las arterias coronarias. Y usted puede usar la Herramienta interactiva: ¿Corre riesgos de tener un ataque al corazón? si conoce sus cifras de presión arterial y de colesterol.

Cuándo llamar a un médico

No espere si cree que está teniendo un ataque al corazón. Algunas personas no están seguras de si están teniéndolo, o no quieren molestar a otros, de modo que esperan. Pero conseguir ayuda rápidamente puede salvarle la vida.

Llame a 911 o a otros servicios de urgencia inmediatamente si tiene síntomas de un ataque al corazón o está con alguien que tiene síntomas. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor, presión o una sensación extraña en el pecho.
  • Sudoración.
  • Falta de aire.
  • Náuseas o vómito.
  • Dolor, presión o una sensación extraña en la espalda, el cuello, la mandíbula o la parte superior del abdomen, o en uno o ambos hombros o brazos.
  • Aturdimiento o debilidad repentina.
  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares.

Después de llamar al 911, es posible que el operador le diga que mastique 1 aspirina de adulto o de 2 a 4 aspirinas de dosis baja. Espere la ambulancia. No trate de conducir usted mismo. Si toma una ambulancia, podría empezar a recibir tratamiento antes de llegar al hospital.

Nitroglicerina. Si normalmente usa nitroglicerina para aliviar la angina y si una dosis de nitroglicerina no ha aliviado sus síntomas en 5 minutos, llame al 911. No espere para pedir ayuda.

Llame a su médico si:

  • Sus síntomas de angina son distintos, más frecuentes o graves.

A quién consultar

Para ver si corre el riesgo de tener enfermedades cardíacas, tiene síntomas de una enfermedad cardíaca o requiere atención a largo plazo para enfermedades cardíacas existentes, consulte a su médico de familia o internista. Para un diagnóstico de la enfermedad de las arterias coronarias, puede consultar a un cardiólogo. Para una atención periódica de la angina estable, probablemente vea a su médico de familia o a un internista. Para angioplastia o cirugía, se lo remitirá a un cardiólogo intervencionista o cirujano cardiovascular.

Exámenes y pruebas

Su médico le hará un examen físico y varias pruebas para ver su riesgo de tener enfermedad de las arterias coronarias y para diagnosticarla.

Para ver su riesgo de tener enfermedad de las arterias coronarias

Su médico le revisará la presión arterial y los niveles de colesterol y le preguntará sobre otros factores de riesgo, como su edad y si es fumador, para ayudar a saber su riesgo de tener enfermedades cardíacas.

Si conoce su presión arterial y niveles de colesterol, usted puede usar esta herramienta:

Herramienta interactiva: ¿Corre riesgo de tener un ataque al corazón?

Su médico puede hacerle otras pruebas, como una prueba de proteína C reactiva (CRP, por sus siglas en inglés) y un examen de calcio en las arterias coronarias.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Riesgo de enfermedades cardíacas: ¿Debería hacerme un examen de calcio en las arterias coronarias?

A veces, los médicos programan exámenes del corazón porque piensan que es lo que los pacientes esperan. Pero es posible que algunos exámenes del corazón no se necesiten. Si su médico le recomienda un examen, pregúntele para qué es y por qué lo necesita. Vea el tema Exámenes del corazón: ¿Cuándo los necesita?

Para diagnosticar la enfermedad de las arterias coronarias

Si su médico considera que usted puede tener una enfermedad cardíaca, deberá realizarse algunas pruebas para confirmarlo. Con mucha frecuencia, las primeras pruebas incluyen:

Otras pruebas pueden incluir:

Generalidades del tratamiento

El tratamiento se centra en reducir su riesgo de tener un ataque al corazón y un ataque cerebral, y en controlar sus síntomas. Se hacen cambios en el estilo de vida y se usan medicamentos y procedimientos.

Cambios en el estilo de vida

La primera medida para toda persona con enfermedad de las arterias coronarias consiste en hacer cambios en el estilo de vida. Los hábitos saludables pueden retrasar y hasta detener la enfermedad y mejorar la calidad de vida y alargarla. Estos hábitos incluyen:

Un programa de rehabilitación cardíaca puede ayudarle a hacer estos cambios.

También es importante manejar cualquier problema de salud que tenga. Si tiene presión arterial alta, colesterol alto o diabetes, asegúrese de hacer todo lo que pueda para mantener estas afecciones bajo control.

Para aprender lo que puede hacer, vea Cómo vivir con una enfermedad cardíaca.

Historia de un hombre:

Foto de un hombre mayor

Alan, 73 años

"He tenido que esforzarme por mantener mi peso bajo control, y eso realmente me ha ayudado con mi colesterol. Cuando uno tiene una enfermedad cardíaca, aprende a comer mejor por el resto de su vida. Y si no lo hace, se está buscando un problema".—Alan

Lea más acerca de Alan y las lecciones que ha aprendido sobre la dieta y el ejercicio.

Medicamentos

Es probable que tenga que tomar varios medicamentos. Estos incluyen:

Procedimientos

Si los síntomas de la angina empeoran aunque esté tomando medicamentos, puede pensar en hacerse un procedimiento para aumentar la irrigación de sangre al corazón. Estos procedimientos incluyen angioplastia con o sin colocación de "stent" (endoprótesis) y cirugía de derivación vascular ("bypass"). Se llevan a cabo cuando las arterias coronarias están gravemente bloqueadas.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Enfermedad cardíaca: ¿Debería hacerme una angioplastia para angina estable?
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Enfermedad cardíaca: ¿Debería hacerme una cirugía de derivación vascular?

Cuidados paliativos

Si su enfermedad de las arterias coronarias empeora, es recomendable que tenga en cuenta los cuidados paliativos. Los cuidados paliativos se concentran en mejorar la calidad de vida, no solo en el cuerpo, sino también en la mente y el alma. Pueden ayudarle a manejar los síntomas o los efectos secundarios del tratamiento.

Si le interesa recibir cuidados paliativos, hable con su médico. Es posible que este pueda hacerse cargo de sus cuidados o que lo remita a un médico especializado en este tipo de atención.

Para más información, vea el tema Cuidados paliativos.

Prevención

Usted puede ayudar a prevenir la enfermedad de las arterias coronarias tomando medidas para lograr un estilo de vida saludable para el corazón. Un estilo de vida saludable para el corazón también puede ayudar a reducir factores de riesgo, como el colesterol alto y la presión arterial alta.

Cambios en el estilo de vida

  • Deje de fumar. Evite también el humo de tabaco ambiental. Dejar de fumar puede ser lo mejor que puede hacer para prevenir enfermedades cardíacas.
  • Haga ejercicio. Hay muchas maneras en las que el ejercicio estimula la salud del corazón. Puede mejorar el colesterol y la presión arterial. También puede ayudarle a alcanzar un peso saludable. Hable con su médico antes de empezar un programa de ejercicios para asegurarse de que sea seguro para usted.
  • Siga una dieta saludable para el corazón. Cómo se alimenta puede ayudarle a controlar el colesterol y la presión arterial.
  • Mantenga un peso saludable. Hacer actividad y comer alimentos saludables pueden ayudarle a mantenerse en un peso saludable o bajar de peso si es necesario.

Medicamentos

Controle el colesterol y la presión arterial

Para reducir su riesgo de tener enfermedades cardíacas, usted tendrá que controlar el colesterol y manejar la presión arterial. Dejar de fumar, cambiar los hábitos de alimentación y hacer más ejercicio pueden ser medidas útiles. Pero si estas cosas no funcionan lo suficientemente bien, es posible que también deba tomar medicamentos.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Colesterol alto: ¿Debería tomar estatinas?
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Presión arterial alta: ¿Debería tomar medicamentos?
Tome aspirinas para prevenir un ataque al corazón y un ataque cerebral

Si ya corre el riesgo de tener enfermedades cardíacas, tomar aspirina a diario puede reducir sus probabilidades de tener un ataque cerebral o un ataque al corazón. Eso se debe a que tomar una aspirina a diario reduce su riesgo de que se le formen coágulos de sangre. Los coágulos de sangre pueden provocar un ataque al corazón en personas con enfermedades cardíacas. Los coágulos también pueden causar ataques al corazón en personas que tienen otros problemas que pueden provocar enfermedades cardíacas, como diabetes, presión arterial alta y colesterol alto.

Tomar aspirina tiene algunos riesgos. Hable con su médico antes de comenzar un tratamiento con aspirina.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Aspirina: ¿Debería tomar una aspirina todos los días para prevenir un ataque al corazón o un ataque cerebral?

Estrés

El estrés puede lastimar a su corazón. Mantenga bajo el estrés hablando de sus problemas y sentimientos, en lugar de mantener sus sentimientos ocultos. Pruebe diferentes maneras de reducir el estrés, como ejercicio, respiración profunda, meditación o yoga.

De qué se trata

La mayoría de las veces, la enfermedad de las arterias coronarias comienza cuando las paredes internas de las arterias coronarias están dañadas por otro problema de salud, como el colesterol alto, la presión arterial alta, la diabetes o el fumar. Este daño puede llevar a la aterosclerosis, o endurecimiento de las arterias.

Si su enfermedad cardíaca empeora, las arterias se estrecharán y llegará menos sangre al corazón. Es posible que comience a tener síntomas de angina, como dolor o molestia en el pecho cuando hace ejercicio o se siente estresado. Esto se llama angina estable.

En algunos casos, pueden surgir problemas repentinos y graves. Las nuevas obstrucciones que se forman en las arterias del corazón pueden volverse inestables. Pueden desprenderse repentinamente y causar la formación de coágulos de sangre. Estos coágulos obstruyen el flujo de sangre al corazón, provocando un ataque al corazón o angina inestable.

Complicaciones de las enfermedades cardíacas

Con el tiempo, usted podría tener otros problemas de salud causados por la enfermedad de las arterias coronarias. El bajo flujo de sangre puede hacer que el corazón bombee con dificultad. Esto puede provocar insuficiencia cardíaca o fibrilación auricular. La fibrilación auricular aumenta el riesgo de tener un ataque cerebral.

Cómo vivir con una enfermedad cardíaca

Un diagnóstico de enfermedad de las arterias coronarias puede ser difícil de aceptar y comprender. Si no tiene síntomas, es posible que le resulte particularmente difícil reconocer que una enfermedad cardíaca es algo grave y que puede provocar otros problemas de salud.

Es importante que hable con su médico para aprender acerca de la enfermedad y de lo que puede hacer para ayudar a manejarla e impedir que empeore.

Cambios en el estilo de vida

  • Deje de fumar y evite el humo de tabaco ambiental. Dejar de fumar es lo mejor que puede hacer para reducir su riesgo de tener futuros problemas. Cuando lo deja, reduce rápidamente su riesgo de un ataque al corazón.1
  • Haga ejercicio. Comience un programa de ejercicios (si su médico indica que es seguro). Trate de caminar, nadar, montar en bicicleta o trotar durante al menos 30 minutos la mayoría de los días de la semana o bien todos los días. Cualquier actividad que disfrute dará resultado, siempre y cuando le eleve la frecuencia cardíaca.
    Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Enfermedad cardíaca: Cómo hacer ejercicio para tener un corazón saludable
  • Siga una dieta saludable para el corazón. Esto puede ayudarle a impedir que su enfermedad empeore. Una tabla (¿Qué es un documento PDF ?) que compara dietas saludables para el corazón puede ayudarle a ver qué alimentos se sugieren en cada plan. Una dieta saludable para el corazón incluye frutas, verduras, alimentos con alto contenido de fibra, pescado y alimentos con bajo contenido de sodio, de grasas saturadas, de grasas trans y de colesterol.
    Alimentación saludable para el corazón
  • Mantenga un peso saludable. Hacer actividad y comer alimentos saludables pueden ayudarle a mantenerse en un peso saludable o bajar de peso si es necesario.
    Manejo del peso

Su médico puede sugerirle que participe de un programa de rehabilitación cardíaca. En la rehabilitación cardíaca, recibirá educación y apoyo que le ayuden a formar hábitos saludables nuevos, como comer bien y hacer más ejercicio.

Medicamentos

Los medicamentos son una parte importante del tratamiento.

  • Tome los medicamentos exactamente según las indicaciones. No deje de tomar su medicamento a menos que su médico se lo indique.
  • Vacúnese contra la gripe todos los años.

Consiga ayuda para la depresión

La depresión y la enfermedad cardíaca están vinculadas. Las personas con enfermedad cardíaca tienen más probabilidades de deprimirse. Y si una persona tiene depresión y una enfermedad cardíaca al mismo tiempo, es posible que no se mantenga tan saludable como pudiera. Esto puede empeorar la depresión y la enfermedad cardíaca.

Si piensa que puede tener depresión, hable con su médico. Haga esta prueba corta para revisar sus síntomas: Herramienta interactiva: ¿Está deprimido? Para más información, vea el tema Depresión.

Controle otros problemas de salud

Para reducir su riesgo de ataque al corazón o de ataque cerebral, usted tendrá que controlar otros problemas de salud que pueda tener. Estos problemas incluyen colesterol alto y presión arterial alta. Dejar de fumar, cambiar los hábitos de alimentación y hacer más ejercicio pueden ser medidas útiles. Pero si estas medidas no funcionan lo suficientemente bien, es posible que también deba tomar medicamentos.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Colesterol alto: ¿Debería tomar estatinas?
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Presión arterial alta: ¿Debería tomar medicamentos?

Otras medidas para mantenerse sano

  • Busque apoyo emocional. Piense en unirse a un grupo de apoyo para enfermedades cardíacas. Pregúntele a su médico cuáles son los tipos de apoyo que tiene a su disposición en el lugar donde vive. Conocer otras personas con los mismos problemas puede ayudarle a saber que no está solo. Su familia y sus amigos también pueden brindarle apoyo.
  • Beba alcohol con moderación, si lo hace. Esto significa tomar 1 bebida al día para las mujeres o 2 bebidas al día para los hombres.
  • Maneje el estrés y la ira. El estrés y el enojo también pueden hacer daño al corazón. Podrían empeorar los síntomas. Pruebe diferentes formas de reducir el estrés, tales como ejercicio, respiración profunda, meditación o yoga.
  • Busque ayuda para los problemas del sueño. La apnea del sueño es un problema común en las personas que tienen enfermedades cardíacas.
  • Tenga relaciones sexuales cuando esté listo. Usted puede volver a tener relaciones sexuales después de un ataque al corazón cuando esté saludable y se sienta listo para hacerlo. Su médico puede ayudarle a saber si su corazón está lo suficientemente saludable como para tener relaciones sexuales.

Medicamentos

Los medicamentos son una parte importante del tratamiento. Usarlos correctamente puede bajar su riesgo de tener un ataque al corazón o de morir de la enfermedad de las arterias coronarias.

Medicamentos para bajar la presión arterial y la carga de trabajo del corazón

Medicamentos para prevenir que se formen coágulos de sangre y que estos provoquen un ataque al corazón

La aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno son medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y pueden aliviar el dolor y la inflamación. Pero solo la aspirina reducirá su riesgo de tener un ataque al corazón o un ataque cerebral. No reemplace la terapia con aspirina de dosis baja por ibuprofeno o naproxeno. Si necesita tomar un AINE durante un largo tiempo, hable con su médico para ver si es seguro para usted.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Aspirina: ¿Debería tomar una aspirina todos los días para prevenir un ataque al corazón o un ataque cerebral?
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Medicamentos anticoagulantes distintos de la warfarina: Cómo tomarlos en forma segura

Medicamentos para bajar el colesterol

Medicamentos para controlar los síntomas de la angina

A menudo, la angina estable puede controlarse con medicamentos como:

Si toma nitratos

No use medicamentos para mejorar la erección, como sildenafil (Viagra), tadalafil (Cialis) o vardenafil (Levitra), si toma nitroglicerina u otros nitratos para la angina. Al combinarse, estos dos medicamentos pueden provocar una disminución grave de la presión arterial. Hable con su médico. Hay otros medicamentos que pueden funcionar en su lugar para aliviarle la angina.

Para más ayuda con el control de la angina, vea:

Consejos prácticos: Cómo tomar control de su angina.
Cómo usar la nitroglicerina para la angina.

Ayuda para tomar los medicamentos

La medicación es una herramienta potente para ayudar a controlar su enfermedad cardíaca. Para aprovechar lo máximo de sus medicamentos, tómelos como se los recetaron. Esto puede ser difícil por la cantidad que tiene que tomar y su costo. También puede preocuparse por los efectos secundarios.

Cómo tomar los medicamentos tal como le han sido recetados
Cómo manejar los efectos secundarios y las interacciones de los medicamentos
Cómo reducir los costos de los medicamentos

Es posible que se haga periódicamente análisis de sangre para observar cómo están funcionando los medicamentos en su cuerpo. Su médico probablemente le diga cuándo debe hacerse estas pruebas.

Cirugía

A veces se necesita la cirugía de injerto de derivación ("bypass") de la arteria coronaria para mejorar el flujo de sangre al corazón. Durante esta cirugía, un médico conecta (injerta) una arteria o una vena saludables de otra parte del cuerpo a la arteria coronaria obstruida. La arteria injertada se salta la parte obstruida de la arteria. El desvío proporciona un nuevo camino para la sangre al corazón.

Si se opera, todavía necesitará hacer cambios en cómo se alimenta y en la cantidad de ejercicio que hace. Estos cambios, junto con no fumar, le brindarán las mejores probabilidades de vivir una vida más larga y más saludable. Un programa de rehabilitación cardíaca puede ayudarle a hacer estos cambios saludables.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Enfermedad cardíaca: ¿Debería hacerme una cirugía de derivación vascular?

Angioplastia

La angioplastia es un procedimiento que ensancha la arteria coronaria para mejorar la irrigación de sangre al corazón. Se realiza usando un tubo blando y delgado llamado catéter, el cual se introduce en la arteria.

La angioplastia no es una cirugía. No se hacen grandes cortes (incisiones) ni se requiere anestesia para hacerle dormir.

La mayoría de las veces, se colocan "stents" (endoprótesis) durante una angioplastia. El "stent" mantiene abierta la arteria. Cuando se usan "stents", hay menos probabilidades de que la arteria se vuelva a estrechar.

Podría hacerse una aterectomía durante la angioplastia. La aterectomía se hace para raspar y tal vez eliminar la placa de una arteria estrechada. Se realiza solo en ciertos casos.

Si decide hacerse una angioplastia, todavía tendrá que hacer cambios en cómo se alimenta y en la cantidad de ejercicio que hace. Estos cambios, junto con no fumar, le brindarán las mejores probabilidades de vivir una vida más larga y más saludable. Un programa de rehabilitación cardíaca puede ayudarle a hacer estos cambios saludables.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Enfermedad cardíaca: ¿Debería hacerme una angioplastia para angina estable?

Decisiones sobre el final de la vida

Si su enfermedad cardíaca está en etapa avanzada y es muy probable que su vida se acorte a causa de la enfermedad, hable con su médico acerca de si quiere que lo revivan (reanimen) cuando su enfermedad avance y se detenga su respiración. Quizá quiera aprender más sobre los tratamientos médicos agresivos que prolongan la vida y sobre si son adecuados para usted.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Planificación previa del cuidado: ¿Debería detener el tratamiento que prolonga mi vida?

Para más información, vea:

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Heart Association (AHA)
Dirección del sitio web: www.heart.org

CardioSmart
Dirección del sitio web: www.cardiosmart.org

National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI)
Dirección del sitio web: www.nhlbi.nih.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Roger VL, et al. (2012). Heart disease and stroke statistics—2012 update: A report of the American Heart Association. Circulation, 125(1): e2–e220. Also available online: http://circ.ahajournals.org/content/125/1/e2.full.

Otras obras consultadas

  • Buckley DI, et al. (2009). C-reactive protein as a risk factor for coronary heart disease: A systematic review and meta-analysis for the U.S. Preventive Services Task Force. Annals of Internal Medicine, 151(7): 483–495.
  • Budoff M, et al. (2006). Assessment of coronary artery disease by cardiac computed tomography: A scientific statement from the American Heart Association Committee on Cardiovascular Imaging and Intervention, Council on Cardiovascular Radiology and Intervention, and Committee on Cardiac Imaging, Council on Clinical Cardiology. Circulation, 114(16): 1761–1791.
  • Chou R, et al. (2011). Screening asymptomatic adults with resting or exercise electrocardiography: A review of the evidence for the U.S. Preventive Services Task Force. Annals of Internal Medicine, 155(6): 375–385.
  • Drozda J Jr, et al. (2011). ACCF/AHA/AMA PCPI 2011 Performance measures for adults with coronary artery disease and hypertension: A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Performance Measures and the American Medical Association Physician Consortium for Performance Improvement. Journal of the American College of Cardiology, 58(3): 316–336.
  • Expert Panel on Integrated Guidelines for Cardiovascular Health and Risk Reduction in Children and Adolescents (2011). Expert panel on integrated guidelines for cardiovascular health and risk reduction in children and adolescents: Summary report. Pediatrics, 128(Suppl 5): S213–S256.
  • Fihn SD, et al. (2012). ACCF/AHA/AATS/PCNA/SCAI/STS guideline for the diagnosis and management of patients with stable ischemic heart disease: A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines, and the American College of Physicians, American Association for Thoracic Surgery, Preventive Cardiovascular Nurses Association, Society for Cardiovascular Angiography and Interventions, and Society of Thoracic Surgeons. Circulation, 126(25): e354–e471.
  • Goldstein LB, et al. (2010). Guidelines for the primary prevention of stroke: A guideline for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke. Published online December 2, 2010 (doi: 10.1161/STR.0b013e3181fcb238). Also available online: http://stroke.ahajournals.org/content/42/2/517.full.
  • Greenland P, et al. (2007). ACCF/AHA 2007 clinical expert consensus document on coronary artery calcium scoring by computed tomography in global cardiovascular risk assessment and in evaluation of patients with chest pain. Circulation, 115(3): 402–426.
  • Greenland P, et al. (2010). 2010 ACCF/AHA guideline for assessment of cardiovascular risk in asymptomatic adults: A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Journal of the American College of Cardiology, 56(25): e50–e103.
  • Grundy SM, et al. (2001). Executive summary of the third report of the National Cholesterol Education Program (NCEP) Expert Panel on Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Cholesterol in Adults (Adult Treatment Panel III). JAMA, 285(19): 2486–2497.
  • Grundy SM, et al. (2004). Implications of recent clinical trials of the National Cholesterol Education Program Adult Treatment Panel III Guidelines. Circulation, 110(2): 227–239. [Erratum in Circulation, 110(6): 763.]
  • Guyatt GH, et al. (2012). Executive summary: Antithrombotic therapy and prevention of thrombosis, 9th ed.—American College of Chest Physicians evidence-based clinical practice guidelines. Chest, 141(2, Suppl): 7S–47S.
  • Hillis LD, et al. 2011 ACCF/AHA Guideline for coronary artery bypass graft surgery: A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation, 124(23): e652–e735.
  • Joint National Committee on Prevention, Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure (2003). Seventh Report of the Joint National Committee on Prevention, Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure JNC Express (NIH Publication No. 03–5233). Bethesda, MD: U.S. Department of Health and Human Services.
  • Levine GN, et al. (2011). 2011 ACC/AHA/SCAI Guideline for percutaneous coronary intervention: A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines and the Society for Cardiovascular Angiography and Interventions. Circulation, 124(23): e574–e651.
  • O'Gara PT, et al. (2013). 2013 ACCF/AHA guideline for the management of ST-elevation myocardial infarction: Executive summary. A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation, 127(4): e362–e425.
  • Pearson TA, et al. (2003). Markers of inflammation and cardiovascular disease: American Heart Association and the Centers for Disease Control and Prevention scientific statement. Circulation, 107(3): 499–511.
  • Redberg RF, et al. (2009). ACCF/AHA 2009 Performance measures for primary prevention of cardiovascular disease in adults: A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Performance Measures. Circulation, 120(13): 1296–1336.
  • Smith SC, et al. (2011). AHA/ACCF secondary prevention and risk reduction therapy for patients with coronary and other atherosclerotic vascular disease: 2011 update: A guideline from the American Heart Association and American College of Cardiology Foundation. Circulation, 124(22): 2458–2473. Also available online: http://circ.ahajournals.org/content/124/22/2458.full.
  • Taylor AJ, et al. (2010). ACCF/SCCT/ACR/AHA/ASE/ASNC/NASCI/SCAI/SCMR 2010 – Appropriate use criteria for cardiac computed tomography: A Report of the American College of Cardiology Foundation Appropriate Use Criteria Task Force, the Society of Cardiovascular Computed Tomography, the American College of Radiology, the American Heart Association, the American Society of Echocardiography, the American Society of Nuclear Cardiology, the North American Society for Cardiovascular Imaging, the Society for Cardiovascular Angiography and Interventions, and the Society for Cardiovascular Magnetic Resonance. Journal of the American College of Cardiology, 56(22): 1864–1894.
  • U.S. Preventive Services Task Force (2008). Screening for lipid disorders in adults. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspschol.htm.
  • U.S. Preventive Services Task Force (2009). Using nontraditional risk factors in coronary heart disease risk assessment. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspscoronaryhd.htm.
  • U.S. Preventive Services Task Force (2012). Screening for coronary heart disease with electrocardiography: Recommendation statement. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspsacad.htm.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia
Robert A. Kloner, MD, PhD - Cardiología
Última revisión 8 mayo, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.