Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Encefalitis

Generalidades del tema

¿Qué es la encefalitis?

La encefalitis es una inflamación del cerebro. Esta inflamación puede causar síntomas como confusión, fiebre, dolor de cabeza intenso y cuello rígido. A veces provoca síntomas como convulsiones y cambios de personalidad. También puede causar problemas a largo plazo, como problemas del habla o de la memoria.

La encefalitis es poco común, pero puede ser mortal. Si cree que tiene síntomas de encefalitis, vea a un médico de inmediato.

¿Qué causa la encefalitis?

La infección por un virus es la causa principal de la encefalitis. Diferentes tipos de virus pueden causar la enfermedad. Por ejemplo, el virus del Nilo Occidental puede causar encefalitis cuando un mosquito infectado pica a una persona. Otro tipo es el virus del herpes simple, que es el mismo virus que causa el herpes labial y el herpes genital. Una madre que está infectada con el virus del herpes también puede transmitir el virus a su bebé. Si esto ocurre y el bebé contrae encefalitis, es algo muy grave.

La encefalitis también puede ser provocada por bacterias o por un parásito, como el que causa la toxoplasmosis. En casos poco frecuentes, la encefalitis puede ser producida por un hongo.

Pero la mayoría de las personas que contraen este tipo de infecciones no van a tener encefalitis.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de encefalitis pueden incluir:

  • Confusión.
  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza (que puede ser muy intenso).
  • Rigidez en el cuello y la espalda.
  • Dolor en los ojos provocado por la luz.
  • Náuseas y vómito.
  • Falta de energía.
  • Somnolencia.

Los síntomas más graves incluyen:

  • Convulsiones.
  • Temblores.
  • Cambios de personalidad.
  • Pérdida de memoria.
  • Alucinaciones (ver u oír cosas que no existen).

Si piensa que usted o su hijo tienen encefalitis, llame a su médico inmediatamente.

Al principio, los síntomas de la encefalitis pueden ser como los de la meningitis. Esta es una enfermedad bacteriana o viral grave que causa la hinchazón de los tejidos alrededor del cerebro y la médula espinal.

¿Cómo se diagnostica la encefalitis?

Su médico le hará preguntas sobre sus antecedentes de salud y sus síntomas. Probablemente solicite exámenes para confirmar el diagnóstico. Estos pueden incluir:

Análisis del líquido cefalorraquídeo. Al hacer una punción lumbar (también llamada punción espinal), su médico puede revisar el líquido cefalorraquídeo para detectar un aumento en los glóbulos blancos y proteínas. Las bacterias, el virus, el parásito o el hongo que causan la encefalitis también pueden encontrarse en el líquido cefalorraquídeo.

Exámenes de diagnóstico por imágenes. Un examen de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) o una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés), las cuales toman imágenes del interior del cuerpo, puede mostrar sangrado, hinchazón u otros cambios en el cerebro. Vea una imagen de un cerebro con encefalitis.

Electroencefalograma (EEG). Esta prueba puede medir las señales eléctricas del cerebro. Puede mostrar un cambio relacionado con la enfermedad.

Análisis de sangre. Estos análisis pueden mostrar qué tipo de virus está causando la encefalitis.

¿Cómo se trata?

Si usted tiene encefalitis, es necesario que reciba tratamiento en un hospital. Su tratamiento dependerá de sus síntomas y de la causa de su enfermedad. Es posible que lo traten de inmediato con un medicamento antiviral, como aciclovir. Los medicamentos antivirales pueden hacer que los síntomas sean menos graves, especialmente si usted consigue el medicamento de inmediato. Si el médico piensa que sus síntomas son causados por bacterias, en lugar de por un virus, puede tratarlo con antibióticos.

También recibirá atención para aliviar sus síntomas y permitir que el cuerpo sane por sí solo. Esto se llama atención de apoyo. Puede tomar medicamentos para reducir el dolor y la fiebre o para detener las convulsiones. En algunos casos, podría necesitar una máquina llamada respirador para ayudarle a respirar.

Después de que esté fuera del hospital, puede tardar varias semanas, meses o aún más tiempo para recuperarse por completo de sus síntomas. Puede cuidarse a sí mismo alimentándose bien y descansando lo suficiente. Siga las instrucciones de su médico sobre cuánto líquido tiene que tomar. Si su médico lo aprueba, puede tomar analgésicos (medicamentos para el dolor) de venta libre para los dolores de cabeza. Estos incluyen el acetaminofén y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el naproxeno, el ibuprofeno o la aspirina. No le dé aspirina a nadie menor de 20 años de edad debido al riesgo de síndrome de Reye. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.

Algunas personas tienen problemas a largo plazo. Si usted tiene debilidad muscular o problemas de coordinación, puede necesitar fisioterapia. Si usted tiene pérdida del habla o la memoria, es posible que necesite terapia del habla o terapia ocupacional.

¿Puede prevenirse la encefalitis?

Sus probabilidades de llegar a tener encefalitis son bajas. Pero hay cosas que usted puede hacer para reducir las probabilidades aún más.

  • Asegúrese de que usted y sus hijos reciban las inyecciones (vacunas) contra el sarampión, las paperas, la rubéola, la varicela y la gripe.
  • Evite estar en lugares donde haya habido un brote de encefalitis viral. Si no puede evitar estos lugares, evite las picaduras de mosquito con estos consejos:
    • Permanezca en un lugar cerrado al amanecer, al atardecer y en las primeras horas de la noche, cuando los mosquitos están más activos.
    • Use camisas de manga larga y pantalones largos cuando esté al aire libre y donde es probable que haya mosquitos.
    • Evite usar fragancias florales de perfumes, jabones, productos para el cuidado del cabello y lociones. Estos pueden atraer a los mosquitos.
    • Use un repelente de insectos con DEET (N,N-dietil-meta-toluamida). El repelente está disponible en varias concentraciones hasta 100%. Use una preparación que contenga menos de un 24% de concentración en los niños, ya que demasiada cantidad de la sustancia química puede absorberse por la piel.
    • Rocíe la ropa con un repelente de insectos que contenga permetrina o DEET, ya que los mosquitos pueden picarlo a través de telas no muy gruesas. El DEET puede dañar artículos de plástico, como cristales de relojes o marcos de anteojos, y algunas telas sintéticas. También puede usar productos naturales, como Bite Blocker a base de semillas de soya.
    • Evite aplicar repelente en las manos de los niños. Los repelentes pueden irritar los ojos y la boca.
    • Siempre que use un insecticida o un repelente de insectos, asegúrese de leer y seguir las instrucciones de uso.
    • No mantenga contenedores de agua abiertos cerca de su hogar. El agua estancada es un lugar de reproducción para los mosquitos.
  • Si usted hace un viaje largo al Lejano Oriente o a Europa Central u Oriental, hable con su médico para vacunarse contra ciertos tipos de encefalitis transmitida por mosquitos o garrapatas. Por ejemplo, existe una vacuna para la encefalitis japonesa. Vacunarse es especialmente importante si usted va a una zona rural.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

Centers for Disease Control and Prevention: Division of Vector Borne Diseases (U.S.)
Dirección del sitio web: http://cdc.gov/ncezid/dvbd

Referencias

Otras obras consultadas

  • Antiviral drugs (2013). Treatment Guidelines From The Medical Letter, 11(127): 19–30.
  • Gilden DH (2008). Acute viral central nervous system diseases. In DC Dale, DD Federman, eds., ACP Medicine, section 11, chap. 16. Hamilton, ON: BC Decker.
  • Tunkel AR, et al. (2008, reaffirmed 2011). The management of encephalitis: Clinical practice guidelines by the Infectious Diseases Society of America. Clinical Infectious Diseases, 47(3): 303–327.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
W. David Colby IV, MSc, MD, FRCPC - Enfermedad infecciosa
Última revisión 25 septiembre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.