Cigarrillos electrónicos

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que funcionan con pilas y que convierten la nicotina líquida en un vapor que se inhala. Muchos de ellos están fabricados para parecerse a los cigarrillos reales. Algunos incluso tienen una luz en el extremo que se ilumina cuando usted inhala.

Para algunos fumadores, los cigarrillos electrónicos pueden satisfacer sus ansias de nicotina. Sin embargo, la nicotina de los cigarrillos electrónicos es adictiva. Y contienen pequeñas cantidades de sustancias químicas nocivas.

Estos cigarrillos a veces se llaman e-cigarrillos.

¿Cómo funcionan los cigarrillos electrónicos?

Los cigarrillos electrónicos tienen tres partes principales.

  1. La boquilla tiene un cartucho. El cartucho contiene una solución de nicotina.
  2. Un elemento térmico convierte la solución en vapor cuando usted inhala.
  3. Una pila proporciona energía al elemento térmico.

Una sustancia química en el vapor lo vuelve blanco para que se parezca al humo, incluso cuando usted exhala.

También están disponibles cigarros y pipas electrónicos.

¿Son seguros los cigarrillos electrónicos?

Es necesario hacer más investigación antes de que los expertos puedan decir con seguridad si los cigarrillos electrónicos son más seguros que los cigarrillos reales.

Los cartuchos contienen diferentes niveles de nicotina. Por lo tanto, usted podría tratar de reducir los niveles de nicotina con el tiempo hasta que ya no tenga ansias de nicotina. Esta es la razón por la que algunas personas usan los cigarrillos electrónicos como ayuda para dejar de fumar. Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (Food and Drug Administration o FDA, por sus siglas en inglés) no ha aprobado los cigarrillos electrónicos como ayuda para dejar de fumar.

Es importante saber que la FDA no regula los cigarrillos electrónicos. Así que no hay supervisión gubernamental ni estándares acerca de qué cantidad o qué tipo de sustancias químicas se encuentran en los cartuchos de nicotina. Esto significa que el contenido impreso en estos cartuchos puede no ser cierto.

Un cartucho de cigarrillo electrónico contiene una alta concentración de nicotina que, si se ingiere, puede ser muy tóxica o incluso mortal. Mantenga estos cartuchos fuera del alcance de los niños.

Si está pensando en usar cigarrillos electrónicos como ayuda para dejar de fumar, hable con su médico primero.

Información relacionada

Referencias

Otras obras consultadas

  • Flouris AD, Oikonomou DN (2010). Electronic cigarettes: Miracle or menace? BMJ, 340: c311.
  • Yamin CK, et al. (2010). E-cigarettes: A rapidly growing Internet phenomenon. Annals of Internal Medicine, 153(9): 607–609.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado John Hughes, MD - Psiquiatría

Revisado9 septiembre, 2014

Revisado: 9 septiembre, 2014