Síndrome del ojo seco

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué es el síndrome del ojo seco?

El síndrome del ojo seco es un problema relacionado con las lágrimas.

Los ojos necesitan lágrimas para mantenerse limpios y sanos. Las lágrimas se producen en glándulas que se encuentran detrás del párpado superior. Cada vez que usted parpadea, las lágrimas son empujadas por la superficie del ojo, manteniéndolo húmedo. Fluyen a pequeñas aberturas, llamadas conductos lagrimales, en las esquinas internas de los párpados, donde se drenan.

Con el síndrome del ojo seco, las glándulas lagrimales no producen suficientes lágrimas o estas se evaporan demasiado rápido.

Este problema es más común en adultos mayores y en personas que tienen determinadas enfermedades, como diabetes, conjuntivitis alérgica o síndrome de Sjögren.

El síndrome del ojo seco puede desaparecer con tratamiento. Sin embargo, puede ser un problema de por vida para algunas personas.

¿Qué causa el síndrome del ojo seco?

Los ojos secos pueden estar causados por factores diarios, como pasar tiempo afuera expuesto al viento y al sol, mirar fijamente la pantalla de una computadora o simplemente estar cansado. Estar rodeado del humo de cigarrillos también puede provocar ojos secos.

Otras posibles causas incluyen:

  • Determinados medicamentos, como los antihistamínicos y algunos antidepresivos.
  • Llevar puestos lentes de contacto por muchas horas a la vez.
  • Determinadas cirugías oculares, como el LASIK.

Para muchas personas, es simplemente parte del envejecimiento.

¿Cuáles son los síntomas?

Cuando los ojos están demasiado secos, usted siente que le pican, le raspan o están irritados.

¿Cómo se diagnostican los ojos secos?

Por lo general, un oculista puede decir que usted tiene síndrome del ojo seco durante un examen regular y al oír acerca de sus síntomas.

En algunos casos, es posible que le hagan una prueba especial para ver si sus ojos producen suficientes lágrimas.

¿Cómo se trata?

Para ayudar a aliviar los ojos secos, puede probar lágrimas artificiales en forma de gotas o pomadas que puede comprar sin receta. No use gotas oculares destinadas a tratar los ojos enrojecidos y sanguinolentos. Esas gotas podrían hacer que sus ojos se sientan peor.

También puede tratar de parpadear mucho, especialmente si pasa mucho tiempo con la mirada fija en la pantalla de la computadora.

Limite el tiempo que pasa en habitaciones con aire acondicionado o calefacción. Pruebe a usar un humidificador en habitaciones en las que pasa mucho tiempo. Usar lentes de sol puede ayudar a protegerle los ojos del viento y el sol.

Visite a un oculista, bien un optometrista o un oftalmólogo, si sus síntomas no mejoran. Es posible que necesite tratamiento, dado que la sequedad excesiva puede dañarle los ojos.

Los tratamientos que su oculista tal vez desee probar incluyen:

  • Gotas o pomadas para los ojos recetadas, como ciclosporina (Restasis). Tendrá que usar este medicamento a diario durante un largo período de tiempo. Es importante que averigüe cuánto le va a costar el medicamento. Algunas personas tienen que usarlo por años. Los estudios no han demostrado su eficacia con el tiempo.
  • Oclusión puntal. El médico le inserta tapones diminutos en las aberturas de los conductos lagrimales. Esto ayuda a evitar el drenaje de las lágrimas. Los tapones pueden salirse y puede ser necesario volver a insertarlos. Una vez más, es importante que averigüe cuánto le va a costar este tratamiento.

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.

Referencias

Otras obras consultadas

  • American Academy of Ophthalmology/External Disease Panel (2013). Dry Eye Syndrome Preferred Practice Pattern. San Francisco: American Academy of Ophthalmology. Also available online: http://one.aao.org/preferred-practice-pattern/dry-eye-syndrome-ppp--2013. Accessed August. 1, 2014.
  • American Optometric Association (2010). Care of the Patient With Ocular Surface Disorders. Optometric Clinical Practice Guideline. Available online: http://www.guideline.gov/content.aspx?id=33585.
  • Drugs for some common eye disorders (2012). Treatment Guidelines From The Medical Letter, 10(123): 79–86.
  • Ervin AM, et al. (2010). Punctal occlusion for dry eye syndrome. Cochrane Database of Systematic Reviews (9).

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Christopher J. Rudnisky, MD, MPH, FRCSC - Oftalmología

Revisado9 septiembre, 2014