Diabetes: Consejos para viajar

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Los viajes pueden darle dificultades para mantener el azúcar en la sangre dentro de sus límites ideales debido a los cambios en las zonas horarias, los horarios de las comidas y los tipos de alimentos disponibles.

Toda vez que necesite ver a un médico cuando esté de viaje, hágale saber que tiene diabetes. Y use siempre identificación médica. En una emergencia, una identificación médica informa a los demás de que usted tiene diabetes de modo que puedan atenderlo adecuadamente en caso de que usted no pueda hablar.

Consejos generales para viajar

Cuando viaje:

  • Lleve una cantidad adicional de medicamento para la diabetes, insulina y suministros para inyectarse, tratamientos para el azúcar en la sangre alta y baja (incluyendo un kit de glucagón, si tiene uno), pilas para el medidor de azúcar en la sangre, tiras reactivas y lancetas. Es posible que no encuentre sus insumos regulares en los lugares a donde viaje.
  • Duplique su cantidad normal de suministros necesarios para viajes cortos. Para viajes largos, tenga insumos adicionales suficientes como para que duren 2 semanas más que el largo de su viaje.
  • Para mantener su azúcar en la sangre en su nivel habitual, trate de comer y tomar su medicamento de la forma más parecida a su horario regular que sea posible.

Viajes en automóvil

Cuando viaje en automóvil:

  • Lleve refrigerios y bebidas consigo. Mantenga bebidas sin azúcar y bebidas con azúcar en una hielera.
  • De ser necesario, guarde su insulina en la hielera para que esté a una temperatura más constante. No permita que la insulina toque el hielo.
  • Mantenga su medidor de azúcar en la sangre a temperatura ambiente. No lo deje en un auto caliente o frío ni al sol.
  • Camine unos minutos cada 2 horas para mejorar la circulación de la sangre en las piernas.

Viajes en avión

Al volar:

  • Consulte a su médico, si es necesario, acerca de cambiar su dosis de medicamento y horarios si va a viajar a través de tres o más zonas horarias.
  • Esté al día con las regulaciones de seguridad de los aeropuertos. Cuando se prepare para pasar por seguridad, comuníquele al personal de seguridad que usted tiene diabetes y que lleva suministros para la diabetes consigo. Las bombas de insulina podrían activar las alarmas.
  • Lleve sus suministros para la diabetes en su equipaje de mano. Sus maletas pueden perderse y los suministros podrían dañarse debido a las temperaturas extremas en el área de equipaje despachado. Usted necesitará identificación médica o una receta de un médico para que le dejen pasar sus agujas y jeringas por seguridad en los aeropuertos.
  • Coloque su frasco de insulina (ampolla), si es necesario, en un termo pequeño de boca ancha y que esté frío y vacío si no está seguro de si las temperaturas se mantendrán dentro de límites que sean seguros para su insulina.
  • Ponga la mitad de aire que suele agregarle usted a la ampolla de insulina, si es necesario, para ajustarse a los cambios de presión del aire por la altura si se aplica insulina mientras vuela.
  • Levántese y camine cada hora aproximadamente. Esto ayudará a la circulación de la sangre en las piernas y así se asegurará de que su insulina funciona correctamente.
  • Si normalmente usa una bomba de insulina, considere usar en cambio inyecciones de insulina durante el viaje. El cambio en la presión del aire puede alterar cómo la bomba suministra la insulina. Además, debido a la tecnología electrónica, tal vez no le permitan usar todas las funciones de la bomba durante el viaje.

Viajes internacionales

Cuando viaje a otros países:

  • Averigüe acerca de las vacunas que necesite para viajar. Vacúnese al menos entre 3 y 4 semanas antes de viajar. Estas vacunas pueden elevarle el azúcar en la sangre por un tiempo corto.
  • Visite a su médico si toma insulina y va a viajar al exterior. Pídale una carta que indique que usted tiene diabetes y que necesita llevar jeringas y otros insumos consigo en todo momento. Además, pídale una receta adicional para su insulina. Lleve ambas consigo en su viaje como ayuda para pasar por la aduana con sus jeringas, agujas y otros suministros de inyección. En algunos países, la insulina solo se consigue en concentraciones de U-40. Si tiene que usar esta concentración, tendrá que usar jeringas que estén diseñadas para administrar esta concentración.
  • Incluya en su equipaje de mano un recipiente desechable pequeño para colocar sus lancetas y agujas usadas (una botella de plástico y de boca ancha de gaseosa o agua sirve para esto).
  • Lleve un suministro de medicamentos de venta libre (que no le afecten los niveles de azúcar en la sangre) para tratar enfermedades de menor importancia como un resfrío.
  • Lleve un libro de idiomas/traducción u otro tipo de ayuda que le ayude a expresar sus necesidades de diabetes a otros si está viajando a un país donde el español o el inglés no es el idioma principal.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado David C.W. Lau, MD, PhD, FRCPC - Endocrinología

Revisado14 noviembre, 2014