Generalidades del tema

¿Qué es la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2 ocurre cuando el organismo no puede usar la insulina como corresponde o cuando el páncreas no puede producir suficiente insulina.

La insulina es una hormona que ayuda a que las células del cuerpo usen el azúcar (glucosa) para energía. También ayuda al cuerpo a almacenar el azúcar adicional en las células de los músculos, del hígado y de la grasa. Sin insulina, esta azúcar no puede entrar en las células para hacer su trabajo. Por el contrario, permanece en la sangre. Entonces el nivel de azúcar en la sangre aumenta demasiado.

El azúcar alta en la sangre puede dañar muchas partes del cuerpo, como los ojos, el corazón, los vasos sanguíneos, los nervios y los riñones. También puede aumentar su riesgo de que tenga otros problemas de salud (complicaciones).

La diabetes tipo 2 es diferente de la diabetes tipo 1. En la diabetes tipo 1, el sistema inmunitario del cuerpo destruye las células que liberan insulina, por lo que con el tiempo el cuerpo no produce insulina en absoluto. En la diabetes tipo 2, el cuerpo todavía produce algo de insulina, pero no la puede utilizar de la manera correcta.

¿Qué causa la diabetes tipo 2?

Puede tener diabetes tipo 2 si:

  • Su cuerpo no responde a la insulina como debiera. Esto le dificulta a las células obtener energía del azúcar en la sangre. Esto se llama resistencia a la insulina.
  • Su páncreas no produce suficiente insulina.

Si tiene sobrepeso, hace poco o nada de ejercicio o tiene diabetes tipo 2 en su familia, usted es más propenso a tener problemas con la forma en que funciona la insulina en su cuerpo. La diabetes tipo 2 puede prevenirse o retrasarse con un estilo de vida saludable, incluyendo mantener un peso saludable, elegir alimentos sanos y hacer ejercicio regularmente.

¿Cuáles son los síntomas?

Algunas personas no presentan síntomas, en especial cuando la diabetes se diagnostica oportunamente. Esto se debe a que el nivel de azúcar en la sangre puede estar elevándose tan lentamente que la persona no note que algo anda mal.

Los síntomas más comunes del nivel alto de azúcar en la sangre incluyen:

  • Tener mucha sed.
  • Orinar con más frecuencia de la acostumbrada.
  • Tener mucha hambre.
  • Tener visión borrosa.

Usted puede tener niveles altos de azúcar en la sangre por muchas razones, incluyendo no tomar sus medicamentos para la diabetes, comer más de lo acostumbrado (en especial dulces), no hacer ejercicio, o estar enfermo o bajo mucho estrés.

Si está tomando medicamentos para la diabetes, también puede tener problemas con un nivel bajo de azúcar en la sangre. Estos síntomas incluyen:

  • Sudoración.
  • Sentirse débil.
  • Sentirse tembloroso.
  • Tener mucha hambre.

¿Cómo se diagnostica la diabetes tipo 2?

Si su médico cree que usted tiene diabetes tipo 2, le hará preguntas acerca de sus antecedentes de salud, le hará un examen físico y solicitará un análisis de sangre que mida la cantidad de azúcar presente en la sangre.

¿Cómo se trata?

La clave para tratar la diabetes tipo 2 es mantener controlados los niveles de azúcar en la sangre y dentro de los límites deseados.

Todo lo siguiente ayuda a reducir el azúcar en la sangre:

  • Elegir alimentos saludables. Tratar de manejar la cantidad de carbohidratos que come distribuyéndolos a lo largo del día.
  • Bajar de peso si tiene sobrepeso
  • Hacer ejercicio con regularidad
  • Tomar medicamentos si los necesita

También es importante:

  • Consultar a su médico. Los exámenes regulares son importantes para controlar su salud.
  • Revisarse los niveles de azúcar en la sangre. Usted tiene más probabilidades de mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro de los límites deseados si sabe cuáles son sus niveles todos los días.
  • Mantener la presión arterial alta y el colesterol alto bajo control. Esto le puede ayudar a reducir su riesgo de enfermedad cardíaca y de enfermedad de los vasos sanguíneos grandes.
  • Dejar de fumar. Dejar de fumar puede ayudarle a reducir su riesgo de enfermedad cardíaca y de ataque cerebral.

Parece que es mucho lo que tiene que hacer, especialmente al principio. Podría comenzar con uno o dos cambios. Concéntrese en revisar el nivel de azúcar en la sangre en forma regular y en hacer actividad con más frecuencia. Añada las demás tareas a medida que pueda.

Puede ser difícil aceptar que tiene diabetes. Es normal sentirse triste o enojado. Es posible, incluso, que sienta pena. Hablar sobre sus sentimientos puede ayudarle. Su médico u otros profesionales de la salud pueden ayudarle a sobrellevar su situación.

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Herramientas interactivas le ayudan a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más. Las Herramientas interactivas están diseñadas para ayudarle a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la diabetes tipo 2:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Cómo vivir con la diabetes tipo 2:

Causa

Causas de la diabetes

La diabetes tipo 2 se produce cuando los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre aumentan demasiado debido a lo siguiente:

  • Su organismo no puede usar insulina como corresponde. Esto dificulta que las células obtengan la glucosa de la sangre para producir energía. Esto se llama resistencia a la insulina.
  • Su páncreas no produce suficiente insulina para compensar la resistencia a la insulina. A medida que la diabetes tipo 2 empeora, su páncreas puede producir cada vez menos insulina. Esto se llama deficiencia de insulina.

Su peso, la cantidad de actividad física que hace y sus antecedentes familiares pueden afectar la forma en que su cuerpo responde a la insulina.

Causas de un nivel alto de azúcar en la sangre

Un nivel alto de azúcar en la sangre puede ocurrir si:

  • Se salta una dosis de sus medicamentos para la diabetes tipo 2 o se salta una dosis requerida de insulina.
  • Come demasiado.
  • Hace menos ejercicio de lo que está acostumbrado a hacer.
  • Está tomando medicamentos que elevan el azúcar en la sangre como efecto secundario, como pastillas para dormir, algunos medicamentos antiinflamatorios (corticosteroides), y algunos descongestionantes.
  • Está estresado o enfermo, especialmente si no está comiendo o tomando suficientes líquidos. Planifique por adelantado con su médico y anote las pautas para días de enfermedad, las cuales pueden incluir revisar la presencia de cetonas.

Estar embarazada también puede hacer que los niveles de azúcar en la sangre suban.

Si usa insulina, es posible que algunas mañanas tenga muy alta el azúcar en la sangre, incluso si estaba baja cuando se fue a dormir. Esto podría estar causado por el fenómeno del alba o del efecto de Somogyi. Hable con su médico si esto sucede. Es posible que deba revisarse el nivel de azúcar en la sangre durante la noche para detectar por qué los niveles son altos por la mañana.

Causas de un nivel bajo de azúcar en la sangre

Usted no tiene probabilidades de tener un nivel bajo de azúcar en la sangre, a menos que reciba insulina o tome algunas clases de medicamentos orales que pueden provocar un bajo nivel de azúcar en la sangre. Podría llegar a tener un nivel bajo de azúcar en la sangre si:

  • Toma demasiada cantidad de medicamento para la diabetes en un día, toma las dosis demasiado juntas o si toma la dosis completa de su medicamento cuando no va a comer la cantidad de comida que acostumbra.
  • Hace demasiado ejercicio sin comer lo suficiente.
  • Se salta una comida.
  • Bebe demasiado alcohol, especialmente con el estómago vacío.
  • Toma medicamentos para otras afecciones que pueden bajar el azúcar en la sangre, como grandes dosis de aspirina y medicamentos para problemas de salud mental.
  • Tiene problemas renales.
  • Comienza a tener otros problemas con glándulas y hormonas, como la enfermedad de Addison, o hipotiroidismo.

Síntomas

Algunas personas que tienen diabetes tipo 2 pueden no tener ningún síntoma al comienzo. Muchas personas con la enfermedad ni siquiera saben que la tienen al principio. Pero con el tiempo, la diabetes comienza a causar síntomas.

Azúcar alta en la sangre

Los síntomas comunes del azúcar alta en la sangre incluyen:

  • Tener mucha sed.
  • Orinar mucho.
  • Bajar de peso sin la intención de hacerlo.
  • Tener visión borrosa.

Vea más sobre los síntomas de un nivel alto de azúcar en la sangre.

Mientras más aumente su nivel de azúcar en la sangre, más probable es que usted tenga síntomas. Si usted tiene un nivel de azúcar en la sangre más alto de lo normal y no bebe suficiente cantidad de líquidos, puede deshidratarse. Esto puede hacerle sentir mareado y débil, y puede provocar una emergencia, que se llama estado hiperosmolar.

Para saber qué hacer en una emergencia, vea Cuándo llamar a un médico.

Niveles bajos de azúcar en la sangre

Cuando el nivel de azúcar en la sangre es demasiado bajo, también puede provocar problemas. Y puede suceder de repente. Tratar el azúcar baja en la sangre rápidamente puede ayudarle a evitar que se desmaye (perder el conocimiento). Puede desmayarse cuando el nivel de azúcar en la sangre baja mucho. El nivel bajo de azúcar en la sangre también puede provocar un ataque al corazón.

Los síntomas comunes del nivel bajo de azúcar en la sangre incluyen:

  • Sudoración.
  • Temblores.
  • Debilidad.
  • Hambre.
  • Confusión.

Vea más sobre síntomas de azúcar baja en la sangre.

Si no puede darse cuenta de cuándo su azúcar en la sangre es demasiado baja (hipoglucemia asintomática), es una buena idea revisarse el azúcar en la sangre a menudo. Pero no es probable que tenga baja el azúcar en la sangre a menos que tome insulina u otros medicamentos para la diabetes.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo manejar los niveles bajos de azúcar en la sangre por el uso de insulina
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo manejar los niveles bajos de azúcar en la sangre por el uso de medicamentos

Para saber qué hacer en una emergencia, vea Cuándo llamar a un médico.

Sepa qué significan sus resultados

Una mujer

Rhonda O'Brien, educadora de diabetes certificada

Así como realizarse pruebas en forma regular es importante, también debe saber qué significan los resultados y cómo usarlos. "Busque patrones. Si su nivel de azúcar en la sangre está siempre alto antes del almuerzo, observe qué comió durante el desayuno. Tal vez deba realizar algunos cambios", expresa Rhonda.

Conozca los consejos de Rhonda O'Brien sobre cómo revisarse el nivel de azúcar en la sangre..

En qué consiste

Cuando usted tiene diabetes tipo 2, su cuerpo aún produce insulina. Pero a medida que el tiempo pasa, su páncreas puede producir menos y menos insulina, lo cual dificultará el mantener su azúcar en la sangre en sus límites ideales. Si su azúcar en la sangre es demasiado alta y se mantiene muy alta por mucho tiempo, su riesgo de sufrir otros problemas de salud aumenta. Con el tiempo, un nivel alto de azúcar en la sangre puede dañar muchas partes de su cuerpo.

Ojos

Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden causar visión borrosa temporal. Ver borroso y ver cuerpos que flotan (puntitos en el aire o moscas volantes) o destellos de luz pueden ser una señal de retinopatía diabética, la cual puede causar grave pérdida de la vista.

Para saber más, vea el tema Retinopatía diabética.

Pies y piel

Es posible que tenga menos sensibilidad en los pies, lo que quiere decir que puede lastimarse los pies sin darse cuenta. Ampollas, uñas encarnadas, pequeños cortes u otros problemas que pueden parecer de menor importancia pueden convertirse rápidamente en más graves. Si se le producen infecciones graves o deformidades de los huesos y las articulaciones, usted puede necesitar cirugía (incluso amputación) para tratar esos problemas. Infecciones comunes pueden volverse más preocupantes cuando usted tiene diabetes.

Corazón y vasos sanguíneos

El azúcar alta en la sangre hace daño al revestimiento de los vasos sanguíneos. Esto puede provocar un ataque cerebral, un ataque cardíaco o enfermedad arterial periférica. Los problemas de erección pueden ser una señal de advertencia temprana de enfermedades de los vasos sanguíneos y pueden significar un riesgo mayor de enfermedad cardíaca.

Nervios

Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden hacer daño a los nervios de todo el cuerpo. Este daño a los nervios se conoce como neuropatía diabética. Existen tres tipos de neuropatía diabética:

  • Neuropatía periférica diabética . Esto es daño a los nervios que sienten dolor, calor, frío y el ser tocado. Este tipo de daño en los nervios puede conducir a una deformidad llamada pie de Charcot. También puede llevar a otros problemas que pueden requerir amputación.
  • Neuropatía autonómica . Esto es daño a los nervios que controlan cosas como los latidos cardíacos, la presión arterial, la sudoración, la digestión, la micción y la función sexual.
  • Neuropatía focal . La mayor parte del tiempo, esto afecta a un solo nervio, generalmente en la muñeca, en el muslo o en el pie. También es posible que afecte a los nervios de la espalda y del pecho, y a aquellos que controlan los músculos oculares.

Para conocer más detalles, vea el tema Neuropatía diabética.

Riñones

Los riñones tienen muchos vasos sanguíneos pequeños que filtran los desechos de la sangre. Un nivel alto de azúcar en la sangre puede destruir estos vasos sanguíneos. No tendrá ningún síntoma de daño en los riñones hasta que el problema sea grave. Luego, es posible que note hinchazón en los pies o en las piernas o en todo el cuerpo.

Para conocer más detalles, vea el tema Nefropatía diabética.

Audición

El azúcar alta en la sangre puede dañar los pequeños vasos sanguíneos y nervios del oído y causar pérdida auditiva.

Dientes

La enfermedad de las encías puede dificultar mantener el azúcar en la sangre en los límites ideales. Y el nivel alto de azúcar en la sangre puede provocar enfermedad de las encías, caída de dientes y dificultades para la sanación en la boca.

Salud mental

La diabetes tipo 2 puede aumentar el riesgo de depresión. Puede ser causada por el estrés de lidiar con la diabetes o por los efectos que tiene la diabetes en su cuerpo.

Estar deprimido puede hacer que sea difícil comer alimentos saludables y encontrar la motivación para hacer ejercicio. Todas estas cosas llevan a un nivel más alto de azúcar en la sangre. Si consigue ayuda para la depresión, se sentirá mejor y es posible que le sea más fácil mantenerse motivado.

Qué aumenta su riesgo

Factores de riesgo que no puede cambiar incluyen:1

  • Antecedentes familiares. Si su padre, madre, hermano o hermana tienen diabetes tipo 2, usted tiene mayores probabilidades de llegar a tener la enfermedad.
  • La edad. El riesgo de contraer prediabetes y diabetes tipo 2 aumenta con la edad. Además, está aumentando la cantidad de niños a los que se les diagnostica diabetes tipo 2. Por lo general, los niños que tienen diabetes tipo 2 tienen antecedentes familiares de la enfermedad, tienen sobrepeso y no hacen actividad física.
  • Raza y origen étnico. Los afroamericanos, los hispanos, los nativos americanos, los asiáticos americanos y los nativos de las Islas del Pacífico corren un mayor riesgo que las personas blancas de tener diabetes tipo 2.
  • Antecedentes de diabetes gestacional o haber tenido un bebé que pese más de 9 libras (4 kg). Las mujeres que han tenido diabetes gestacional o que han dado a luz a un bebé de gran tamaño corren un mayor riesgo de llegar a tener diabetes tipo 2 en el futuro.
  • Bajo peso al nacer. Las personas que pesaron menos de 5.5 libras (2.5 kg) al nacer tienen más probabilidades de tener diabetes tipo 2 en el futuro.

Factores de riesgo que usted puede cambiar incluyen:

  • Tener sobrepeso. Mantenerse en un peso saludable puede reducir su riesgo.
  • No hacer suficiente ejercicio. Ser activo puede ayudarle a su cuerpo a controlar los niveles de azúcar en la sangre.
  • Seguir una dieta que no es saludable. Elegir alimentos sanos es importante para evitar la diabetes.

Otros problemas de salud pueden ponerle en riesgo de diabetes tipo 2. Estos también están vinculados con la obesidad y una falta de actividad física:

  • Síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés), un desequilibrio hormonal que interfiere en la ovulación normal.
  • Síndrome metabólico, un grupo de hallazgos físicos anormales relacionados con el metabolismo del cuerpo.
  • Prediabetes. Tener prediabetes significa que corre riesgo de tener diabetes tipo 2. Es importante recibir tratamiento. Si sus niveles de azúcar en la sangre en ayunas oscilan entre los 100 mg/dL a 125 mg/dL, usted corre un mayor riesgo de tener diabetes tipo 2.1

Si está preocupado

Para ver si corre riesgo de tener diabetes tipo 2, vea el sitio web http://www.diabetes.org/es/usted-corre-el-riesgo/examen-de-riesgo-de-la-diabetes.html. Si corre el riesgo, puede conversar con su médico sobre cómo hacer cambios saludables en su vida.

Cuándo llamar a un médico

Llame al 911 o a otros servicios de urgencia de inmediato si:

  • Tiene síntomas de estado hiperosmolar, como:
    • Ver borroso.
    • Problemas para permanecer despierto o dificultad para despertarse.
    • Respiración rápida y profunda.
    • Aliento que huele a fruta.
    • Dolor abdominal, no tener hambre y vomitar.
    • Sentirse confuso.
En la diabetes tipo 2, con menos frecuencia ocurre la cetoacidosis diabética (DKA, por sus siglas en inglés), la cual tiene síntomas similares a aquellos del estado hiperosmolar. Pero la DKA es aún posible y muy peligrosa.
  • Usted se desmayó (perdió el conocimiento) o de repente tiene mucho sueño o confusión. (Es posible que tenga el azúcar en la sangre muy baja, lo que se llama hipoglucemia.)
Azúcar baja en la sangre: Atención de emergencia

Llame a un médico si:

  • Está enfermo y no puede controlar su azúcar en la sangre.
  • Ha estado vomitando o ha tenido diarrea durante más de 6 horas.
Pautas para días de enfermedad para personas con diabetes
  • Usted tiene un nivel de azúcar en la sangre que permanece más alto de lo que el médico ha determinado para usted, por ejemplo, 300 mg/dL por dos o más lecturas.
  • Su azúcar en la sangre permanece a un nivel más bajo de lo que el médico ha determinado para usted, por ejemplo, 70 mg/dL por dos o más lecturas.
  • Usted tiene síntomas de azúcar baja en la sangre, como:
    • Sudoración.
    • Sensación de nervios, temblores y debilidad.
    • Hambre extrema y náuseas leves.
    • Mareos y dolor de cabeza.
    • Vista borrosa.
    • Confusión.

Consulte a su médico si:

  • A menudo tiene problemas con los niveles alto o bajos de azúcar en la sangre.
  • Tiene problemas para saber cuándo tiene baja el azúcar en la sangre (hipoglucemia asintomática).
  • Tiene preguntas o quiere saber más sobre la diabetes.

A quién consultar

Los profesionales de la salud que podrían participar en su cuidado para la diabetes incluyen:

Si usted tiene señales de complicaciones de la diabetes, como problemas de los nervios o problemas de riñón, puede ser remitido a un especialista. Aprenda más sobre la función de los profesionales de la salud en un equipo de atención de la diabetes.

Exámenes y pruebas

Pruebas de diagnóstico

Si su médico piensa que usted podría tener diabetes, le solicitará que se realice análisis de sangre para medir cuánta azúcar hay en la sangre. Las pruebas que se usan son pruebas de glucosa en la sangre y hemoglobina A1c.

Para hacer un diagnóstico de diabetes tipo 2, su médico usará los resultados de su análisis de sangre y las pautas de la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association o ADA, por sus siglas en inglés). El médico también le preguntará sobre sus antecedentes familiares y le hará un examen físico para detectar la diabetes tipo 2.

Si es difícil determinar si usted tiene diabetes tipo 2 o tipo 1, es posible que su médico le haga una prueba de péptido C o una prueba de autoanticuerpos. (Los autoanticuerpos se producen cuando el sistema inmunitario del cuerpo no funciona bien). Por ejemplo, muchas personas con diabetes tipo 1 producen el autoanticuerpo contra el transportador de zinc (ZnT8Ab). Las personas con diabetes tipo 2 o diabetes gestacional no producen ZnT8Ab. Estas pruebas tal vez no puedan confirmar el tipo de diabetes que tiene usted. Obtener un diagnóstico específico puede llevar meses o años. En cualquiera de los casos, sus niveles de azúcar en la sangre necesitarán controlarse inmediatamente.

Pruebas para controlar su salud

Tendrá que ver a su médico con una frecuencia de 3 a 6 meses. En cada visita:

  • Le controlarán los niveles de azúcar en la sangre desde su última visita y le revisarán los límites ideales.
  • Le tomarán la presión arterial y le darán o ajustarán el tratamiento si su presión arterial es alta. El daño a los nervios y vasos sanguíneos puede resultar a causa de la presión arterial alta, dando lugar a problemas cardíacos y ataques cerebrales. Para obtener más información, vea el tema Presión arterial alta.
  • Le harán una prueba de hemoglobina A1c. Este análisis de sangre muestra si los niveles de azúcar en la sangre han sido constantes a lo largo del tiempo.

Vea una lista de Pruebas para vigilar la diabetes como ayuda para recordar qué hacer y cuándo hacerlo.

Revise su progreso con regularidad

Las visitas y revisiones periódicas con el médico son también un buen momento para:

Estas consultas son también una buena oportunidad para hablar con su médico sobre cómo se está sintiendo. Es normal sentirse frustrado o abrumado con todo lo que hay que hacer. Si está teniendo problemas para sobrellevar la situación, su médico puede ayudarle.

Exámenes para hacer cada año

  • Un examen de la vista completo realizado por un oftalmólogo o un optometrista. Los niveles altos de azúcar en la sangre a causa de la diabetes pueden hacerle daño a sus ojos. Esta prueba puede detectar problemas pronto, como la retinopatía diabética. Si usted no tiene señales de retinopatía diabética, su médico podría recomendarle exámenes menos frecuentes, por ejemplo, cada 2 años.
  • Un Haga clic aquí para ver una Medida práctica. examen de los pies para detectar señales de problemas. El daño en los nervios de los pies hace que sea difícil sentir una lesión o infección. Quítese los calcetines cada vez que vea al médico para asegurarse de que ambos se acuerden de que hay que revisar los pies.
  • Una prueba de colesterol y triglicéridos. Esta prueba muestra su nivel de colesterol LDL. Usted y su médico pueden ajustar su plan de tratamiento de acuerdo a lo alto que sea.
  • Un análisis de orina, para detectar proteínas. Si se detectan proteínas, se le realizarán más pruebas que ayudarán a orientar el mejor tratamiento. La presencia de proteína en la orina puede ser una señal de daño renal (nefropatía diabética).
  • Un análisis de sangre para revisar la creatinina y la filtración glomerular (GFR, por sus siglas en inglés). Esta prueba se utiliza para detectar enfermedad renal.
  • Una prueba de funcionamiento hepático. Esta prueba detecta daño al hígado.
  • Una prueba de hormona estimulante de la tiroides. Las mujeres mayores de 50 años de edad o cualquier persona con colesterol alto deben hacerse este examen.

Controles dentales

Exámenes de la vista durante el embarazo

Si queda embarazada, deberá realizarse un examen de la vista en algún momento durante los primeros 3 meses. También será necesario que se le realice un seguimiento minucioso durante el embarazo y durante 1 año después de tener a su bebé. El embarazo aumenta su riesgo de tener retinopatía diabética.1 Si ya tiene una enfermedad de los ojos y queda embarazada, la enfermedad puede empeorar rápidamente.

Generalidades del tratamiento

Su tratamiento de la diabetes tipo 2 cambiará con el tiempo para satisfacer sus necesidades. Pero su tratamiento se concentrará en tratar de mantener siempre los niveles de azúcar en la sangre dentro de sus límites ideales. Esto ayudará a prevenir complicaciones de la diabetes tipo 2, tales como enfermedades de los ojos, de los riñones, del corazón, de los vasos sanguíneos y de los nervios.

Las claves para manejar la diabetes tipo 2 son:

Hacer grandes cambios como dejar de fumar o cambiar su forma de comer es difícil. Pero usted puede hacerlo si establece metas pequeñas y celebra sus éxitos. Para obtener ayuda, vea el tema Cambie un hábito fijándose metas.

Embarazo y lactancia

Su tratamiento puede cambiar si queda embarazada. Por ejemplo, algunos medicamentos podrían hacerle daño a su bebé. Si el nivel de azúcar en la sangre aumenta demasiado mientras está embarazada, su bebé podría tener problemas al nacer. Hable con su médico.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Embarazo y diabetes: Cómo planificar el embarazo

Y usted puede amamantar a su bebé con éxito cuando tiene diabetes tipo 2.

Una mujer

Historia de una mujer:

Gloria, 70 años

"Hacer ejercicio realmente cambió todo para mí. La manera en que me siento, mi nivel de azúcar en la sangre, todo. Realmente da resultados. Nunca me sentí mejor, más fuerte, más saludable ni más feliz en mi vida", expresa Gloria.

Lea más acerca de Gloria y de cómo maneja ella su diabetes..

Prevención

Muchas personas tienen prediabetes antes de tener diabetes tipo 2. Si le preocupa su riesgo, hable con su médico. Él o ella puede solicitar exámenes para revisar sus niveles de azúcar en la sangre. Si usted tiene prediabetes, debe hacerse la prueba para la diabetes tipo 2 todos los años. Para saber más, vea el tema Prediabetes.

Puede tomar medidas para prevenir la diabetes tipo 2. Incluso los cambios pequeños pueden marcar la diferencia, y nunca es tarde para comenzar a tomar decisiones más saludables.

Manténgase en un peso saludable

Un peso saludable es aquel que es adecuado para su tipo corporal y altura y está basado en su índice de masa corporal (IMC) y la medida de su cintura (circunferencia de la cintura). Bajar simplemente el 7% de su peso corporal puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes tipo 2.1 Si tiene 20 años o más, utilice la Herramienta interactiva: ¿Está aumentando su IMC los riesgos de salud? para calcular su IMC. Para usar la herramienta, usted necesitará conocer su altura, su peso y la circunferencia de su cintura.

Haga ejercicio en forma regular

Haga actividades que le eleven la frecuencia cardíaca. Trate de hacer actividad moderada al menos 2½ horas a la semana. O bien, trate de hacer actividad intensa al menos 1¼ horas a la semana. Está bien hacer actividad en bloques de 10 minutos o más a lo largo del día y de la semana.

También incluya ejercicios de resistencia en su programa de ejercicio.2 Los ejercicios de resistencia pueden incluir actividades como levantar pesas o incluso trabajar en el jardín.

Los grupos o programas de caminatas en los cuales se usa un podómetro para contar la cantidad de pasos que realiza en un día son excelentes maneras de comenzar a hacer ejercicio y mantenerse motivado.

Usar un formulario de planificación de ejercicio (¿Qué es un documento PDF ?) puede ayudarles a usted y a su médico a crear un programa de ejercicio personalizado.

Coma alimentos saludables

Revise las pautas alimentarias para una buena salud, las cuales son beneficiosas para todos, incluso para personas que tienen prediabetes o diabetes tipo 2.

Tome medicamentos si los necesita

Si hacer ejercicio, comer alimentos saludables y mantenerse en un peso saludable no ayudan a reducir el azúcar en la sangre, tal vez tenga que tomar medicamentos. Para las personas que tienen prediabetes, el medicamento metformina puede ayudar a prevenir la diabetes tipo 2.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Prediabetes: ¿Qué tratamiento debería usar?

Cómo vivir con la diabetes tipo 2

Cómo elegir alimentos saludables

Tomar decisiones saludables constituye una gran parte de manejar la diabetes tipo 2. Cuanto más sepa sobre la enfermedad, más motivado puede estar para tomar buenas decisiones y seguir su plan de tratamiento.

Coma alimentos saludables

Siga una dieta equilibrada y trate de manejar la cantidad de carbohidratos que come distribuyéndolos a lo largo del día.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo contar los carbohidratos si no usa insulina
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo contar los carbohidratos si usa insulina
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo usar un formato de plato para comer
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo sobrellevar sus sentimientos acerca de su dieta
Consejos prácticos: Cómo elegir refrigerios en forma inteligente cuando tiene diabetes

Las pautas alimentarias para una buena salud pueden ayudar a todos a formar hábitos alimentarios saludables, incluso a personas que tienen diabetes tipo 2. Es especialmente importante para gente con diabetes tipo 2:

  • Cambiar de comer grasas saturadas no saludables a comer grasas insaturadas más saludables.
  • Evitar alimentos que contienen grasas trans.
  • Comer menos sal.
  • Tener cuidado con el alcohol, el cual le afecta al azúcar en la sangre. Puede hacer aún peor los problemas de daños en los nervios, la presión arterial, el colesterol y el peso. Las mujeres adultas deben limitar el alcohol a 1 bebida al día con una comida. Los hombres adultos deben limitar el alcohol a 2 bebidas al día con una comida. Y las mujeres embarazadas no deben beber en absoluto.
Sea activo

No tiene que inscribirse en un gimnasio para ponerse en forma o ser activo. Hay muchas cosas que puede hacer, como caminar o incluso pasar la aspiradora.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Actividad física: Cómo agregar más actividad a su vida
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Actividad física: Cómo caminar hacia el bienestar
Consejos prácticos: Cómo hacer actividad en el hogar
Revísese el nivel de azúcar en la sangre

La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association o ADA, por sus siglas en inglés) recomienda que mantenga los siguientes niveles de azúcar en la sangre:1

Un monitor continuo de glucosa, o CGM por sus siglas en inglés, arroja su nivel de azúcar en la sangre al menos cada 5 minutos, día y noche. Y emite una alarma si ve que sus niveles se dirigen fuera del intervalo.

Llevar un registro del nivel de azúcar en la sangre con el tiempo puede ayudarles a usted y a su médico a saber lo buenos que son los resultados del tratamiento y si necesita realizar algún cambio.

Diario casero del azúcar en la sangre (¿Qué es un documento PDF ?)
Registro de los niveles altos de azúcar en la sangre (¿Qué es un documento PDF ?)
Tome medicamentos si los necesita

Si está tomando medicamentos para la diabetes tipo 2 o insulina, deberá saber cómo manejar el nivel bajo de azúcar en la sangre y cómo aplicarse una inyección de insulina.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo manejar los niveles bajos de azúcar en la sangre por el uso de insulina
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo manejar los niveles bajos de azúcar en la sangre por el uso de medicamentos
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo aplicarse una inyección de insulina
Revísese los pies y la piel todos los días

Contrólese los pies y la piel todos los días en busca de señales de problemas. El daño nervioso hace que sea difícil sentir una lesión o una infección.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo cuidarse los pies
Lista de verificación para los exámenes diarios de los pies.
Cuidado de la piel cuando se tiene diabetes

Cómo vivir con diabetes y sobrellevarla

Tratar de manejar su diabetes tipo 2 no es fácil. Es posible que algunos días sienta como si hacer todo lo que tiene que hacer es demasiado trabajo. Habrá momentos en los que simplemente no tenga ganas de hacerse pruebas ni de llevar un registro del nivel de azúcar en la sangre.

A veces, es normal sentirse triste o, incluso, enojado cuando se tiene un problema de salud. Si bien ha tenido un tiempo para acostumbrarse a la idea de tener diabetes tipo 2, es posible que todavía tenga problemas para adaptarse. Es posible que le resulte difícil mantenerse motivado.

Cuando se sienta triste, dese tiempo para ajustarse a sus pérdidas. Si se siente abrumado, simplemente trate de concentrarse en un día a la vez. Haga lo mejor que pueda. No tiene que ser perfecto.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Depresión: Detenga los pensamientos negativos
Consiga el apoyo que necesite

Si está teniendo problemas para sobrellevar sus sentimientos, intente hablar con un consejero. Es posible que un profesional haga que sea más fácil decir cosas acerca de las cuales usted no hablaría con amigos o con familiares.

Si tiene síntomas de depresión, como falta de interés por las cosas que solía disfrutar, falta de energía o problemas para dormir, hable con su médico. Para obtener más ayuda, vea el tema La depresión.

También tal vez quiera:

  • Hablar con familiares y amigos acerca de cómo se siente y de cualquier ayuda que necesite.
  • Pedirles a un amigo o familiar que le acompañen a la asesoría psicológica.
  • Hablar con su consejero espiritual si usted pertenece a una iglesia o grupo espiritual. Este tendrá experiencia para ayudar a las personas a manejar sus sentimientos.
  • Se una a un grupo de apoyo. Puede encontrar uno a través de su médico, su hospital local o la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association).
Un hombre

Historia de un hombre:

Andy, 52 años

Como administrador de la tienda de comestibles, Andy está todo el día de pie. También le gusta jugar a los bolos y al básquetbol con sus compañeros. Comenzó a pensar qué haría si no pudiera caminar, trabajar ni jugar. "Finalmente me di cuenta de lo seria que es esta enfermedad. No podía seguir ignorándola", expresa Andy.

Lea más acerca de Andy y de su rutina para la diabetes..

Cómo cuidarse de otras maneras

Tenga en cuenta otras cosas que puede hacer para ayudarse a sí mismo a mantenerse saludable.

  • Use identificación médica en todo momento. Puede comprar un artículo de identificación médica, como brazaletes, collares u otros accesorios en su farmacia local.
  • Tenga cuidado al conducir. Por ejemplo, use un brazalete de identificación médica y tenga alimentos con azúcar de asimilación rápida consigo.
  • Esté preparado de modo que pueda prevenir problemas cuando se encuentra de viaje. Usted puede hacer cosas para estar preparado, como llevar suministros médicos adicionales consigo.
  • Vacúnese contra la gripe todos los años. Cuando tiene gripe, puede ser más difícil controlar el azúcar en la sangre. También es una buena idea ponerse la vacuna antineumocócica y la vacuna contra la hepatitis B. Quizás solo necesite estas vacunas una vez.
  • Use ayudas visuales si tiene problemas de la vista.

Medicamentos

Cómo los medicamentos ayudan a manejar la diabetes

Algunas personas con diabetes tipo 2 tienen que tomar medicamentos para ayudar a que su organismo produzca insulina, disminuir la resistencia a la insulina o retrasar la rapidez con que su cuerpo absorbe los carbohidratos.

Usted podría no tomar ningún medicamento, tomar un medicamento o tomar algunos medicamentos. Algunas personas deben tomar medicamentos durante poco tiempo, mientras que otras deben tomarlos siempre. Cuánto medicamento necesita depende de lo bien que mantiene el nivel de azúcar en la sangre dentro de sus límites ideales. Es posible que necesite más medicamentos con el tiempo, incluso si lleva un buen control del nivel de azúcar en la sangre.

Los medicamentos pueden ayudarle a manejar su diabetes tipo 2 y otros problemas de salud, pero solo si usted los toma correctamente. Puede ser difícil llevar un registro de cuándo y cómo tomar sus medicamentos, especialmente si toma más de uno. Tal vez no está seguro de por qué está tomando un medicamento o si este está dando resultado. O bien, podría tener problemas para pagar sus medicamentos. Para obtener ayuda, vea el tema Consejos prácticos: Cómo tomar medicamentos con prudencia.

Opciones de medicamentos

  • Medicamentos que ayudan a su organismo a producir insulina. Estos incluyen:
    • Sulfonilureas, como glipizida (Glucotrol), gliburida (DiaBeta, Glynase y Micronase), glimepirida (Amaryl) y otros medicamentos que actúan en combinación (Glucovance, Metaglip).
    • Meglitinidas, como repaglinida (Prandin), nateglinida (Starlix) y un medicamento combinado (Prandimet).
    • Inhibidores de DPP-4, como sitagliptina (Januvia), saxagliptina (Onglyza), linagliptina (Tradjenta) y un medicamento combinado (Janumet).
  • Medicamentos que reducen la necesidad de su organismo de insulina. Estos incluyen:
    • Biguanidas, como metformina (Glucophage) y otros medicamentos combinados con metformina (Prandimet, Avandamet).
    • Tiazolidinedionas, como pioglitazona (Actos) y rosiglitazona (Avandia).
  • Medicamentos que desaceleran la absorción de carbohidratos. Estos incluyen:
  • Medicamentos que ayudan a reducir el nivel de azúcar en la sangre. Si está teniendo problemas para controlar el nivel de azúcar en la sangre con pastillas, su médico podría sugerir uno de estos medicamentos:
    • Miméticos de la incretina, como exenatida (Byetta) y liraglutida (Victoza). Estos medicamentos se toman en forma de inyección.
    • Amilinomiméticos, como la pramlintida (Symlin). Estos medicamentos actúan junto con insulina y con glucagón para ayudar a controlar el azúcar en la sangre. Se administran por medio de una inyección antes de las comidas.
  • Medicamentos que ayudan a los riñones a eliminar la glucosa.
    • Inhibidores del cotransportador sodio-glucosa tipo 2 (inhibidores SGLT2), como canagliflozina (Invokana), dapagliflozina (Farxiga), y empagliflozina (Jardiance). Este medicamento ayuda a eliminar el exceso de glucosa a través de la orina. También puede ayudar a algunas personas a adelgazar.
  • Insulina. La insulina permite que el azúcar (glucosa) en la sangre ingrese en las células, donde es usada para obtener energía. Sin insulina, el nivel de azúcar en la sangre pasa a ser demasiado alto. La mayoría de las veces, las personas que se inyectan insulina usan una combinación de insulina de acción rápida e insulina de acción prolongada.. Esto ayuda a mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro de los límites ideales. Tal vez quiera aprender más sobre cuándo se necesita insulina para la diabetes tipo 2.
    Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Diabetes: Cómo vivir con una bomba de insulina
    Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Diabetes, tipo 2: ¿Debería tomar insulina?
  • Medicamentos para ayudar a prevenir o tratar complicaciones. Estos incluyen:
    • Aspirina después de un ataque al corazón o un ataque cerebral, o para prevenirlos.
    • Estatinas, como atorvastatina (Lipitor), rosuvastatina (Crestor) o simvastatina (Zocor) para ayudar a prevenir ataques al corazón o un ataque cerebral.
    • Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) o bloqueadores de los receptores de la angiotensina II (ARB, por sus siglas en inglés) para ayudar a prevenir o tratar la nefropatía diabética.
    • Inhibidores de la fosfodiesterasa-5 (inhibidores PDE-5), como sildenafil (Viagra), vardenafil (Levitra) o tadalafil (Cialis), si usted tiene problemas de erección. Consulte con su médico antes de tomar cualquiera de estos medicamentos.
    • Fibratos, como fenofibrato (Tricor) o gemfibrozilo (Lopid), para ayudar a reducir los triglicéridos y aumentar los niveles de HDL.
    • Medicamentos para problemas digestivos. El tipo de medicamento dependerá del problema que tenga. Por ejemplo, si tiene gastroparesis, es posible que tome metoclopramida (Reglan) o eritromicina.
    • Analgésicos de venta libre, cremas, o medicamentos recetados por vía oral o inyectable, si usted tiene dolor a causa de la neuropatía periférica.
Control de los medicamentos

Cirugía

Cirugía para bajar de peso

Si tiene diabetes tipo 2 y un índice de masa corporal (IMC) superior a 35, una cirugía para bajar de peso tal vez lo ayude a bajar de peso y a mejorar el control de su diabetes tipo 2.1

Los estudios muestran que la gran pérdida de peso a causa de la cirugía del estómago (cirugía bariátrica) mejora el control del azúcar en la sangre en personas con mucho sobrepeso.1

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Obesidad: ¿Debería operarme para adelgazar?

Cirugía para complicaciones de la diabetes

Algunas complicaciones de la diabetes tipo 2 pueden requerir tratamiento quirúrgico. Por ejemplo:

  • La cirugía para extraer el humor vítreo (vitrectomía) puede ser necesaria para la retinopatía diabética.
  • Los problemas del pie causados por neuropatía diabética pueden conducir a una necesidad de amputar.
  • Los problemas cardiovasculares pueden requerir una operación cardíaca.

Otros tratamientos

Evite los productos que prometen una "cura" de la diabetes tipo 2. Por ejemplo, los suplementos antioxidantes (vitaminas E, C y caroteno) no curan la diabetes tipo 2. La Asociación Americana de Diabetes no recomienda tomarlos.1

Diabetes tipo 2: ¿Puede curarse?

Si se entera de algo nuevo para ayudar a la diabetes tipo 2, haga algo de investigación para averiguar si realmente funciona. También puede consultar con su médico o un educador de diabetes. Su plan de salud también puede proporcionar información de salud en su sitio web.

Estas fuentes presentan información que se basa en el análisis de una gran cantidad de evidencia médica:

  • Agencia para la Investigación y la Calidad de la Atención Médica (AHRQ, por sus siglas en inglés)
  • Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés)
  • Asociación Americana de Diabetes

Terapias complementarias

Algunas terapias complementarias podrían ayudar a aliviar el estrés y la tensión muscular. Es posible que le ayuden a sentirse mejor en general. Pero no deben utilizarse como su único tratamiento para la diabetes tipo 2.

Hable con su médico si está usando cualquiera de estos tratamientos:

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Diabetes Association (ADA)
www.diabetes.org
National Diabetes Education Program (NDEP) (U.S.)
www.ndep.nih.gov
National Diabetes Information Clearinghouse (NDIC) (U.S.)
www.diabetes.niddk.nih.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Diabetes Association (2014). Standards of medical care in diabetes—2014. Diabetes Care, 37(Suppl 1): S14–S80. DOI: 10.2337/dc14-S014. Accessed January 7, 2014.
  2. U.S. Department of Health and Human Services (2008). 2008 Physical Activity Guidelines for Americans (ODPHP Publication No. U0036). Washington, DC: U.S. Government Printing Office. Available online: http://www.health.gov/paguidelines/guidelines/default.aspx.

Otras obras consultadas

  • American Diabetes Association (2013). Nutrition therapy recommendations for the management of adults with diabetes. Diabetes Care, 36(11): 3821–3842. DOI: 10.2337/dc13-2042. Accessed December 5, 2013.
  • American Diabetes Association (2014). Standards of medical care in diabetes—2014. Diabetes Care, 37(Suppl 1): S14–S80. DOI: 10.2337/dc14-S014. Accessed January 7, 2014.
  • Bax J, et al. (2007). Screening for coronary artery disease in patients with diabetes. Diabetes Care, 30(10): 2729–2736. Also available online: http://care.diabetesjournals.org/content/30/10/2729.full?sid=7fd5fe8d-71f5-49c8-8e5e-98669526543e.
  • Brownlee M, et al. (2011). Complications of diabetes mellitus. In S Melmed et al., eds., Williams Textbook of Endocrinology, 12th ed., pp. 1462–1551. Philadelphia: Saunders.
  • Brunzell J, et al. (2008). Lipoprotein management in patients with cardiometabolic risk. Diabetes Care, 33(4): 811–822. Also available online: http://care.diabetesjournals.org/content/31/4/811.full?sid=23d6bec9-aabf-4e19-aaf3-cb9e68f725c8.
  • Centers for Disease Control and Prevention (2014). National diabetes statistics report: Estimates of diabetes and its burden in the United States, 2014. Centers for Disease Control and Prevention. http://www.cdc.gov/diabetes/pubs/statsreport14.htm. Accessed July 10, 2014.
  • De Ferranti SD, et al. (2014). Type 1 diabetes mellitus and cardiovascular disease: A scientific statement from the American Heart Association and American Diabetes Association. Diabetes Care, published online August 11, 2014. DOI: 10.2337/dc14-1720. Accessed September 4, 2014.
  • Giovannucci E, et al. (2010). Diabetes and cancer: A consensus report. Diabetes Care, 33(7): 1674–1685. Also available online: http://care.diabetesjournals.org/content/33/7/1674.full?sid=ccc0c9ea-6728-4ebc-ae85-d2eaa4f2a6ee.
  • Handelsman Y, et al. (2011). American Association of Clinical Endocrinologists medical guidelines for clinical practice for developing a diabetes mellitus comprehensive care plan. Endocrine Practice, 17(Suppl 2): 1–53. Available online: https://www.aace.com/publications/guidelines.
  • Inzucchi SE, et al. (2012). Management of hyperglycemia in type 2 diabetes: A patient-centered approach. Diabetes Care, 35(6): 1364–1379.
  • Kaul S, et al. (2010). Thiazolidinedione drugs and cardiovascular risks: A science advisory from the American Heart Association and American College of Cardiology Foundation. Circulation, 121(16): 1868–1877.
  • Kirkman M, et al. (2012). Diabetes in older adults. Diabetes Care, 35(12), 2650–2664. Available online: http://care.diabetesjournals.org/content/35/12/2650.full.
  • Kitabchi AE, et al. (2009). Hyperglycemic crises in adult patients with diabetes. Diabetes Care, 32(7): 1335–1343.
  • Kitzmiller J, et al. (2008). Managing preexisting diabetes for pregnancy: Summary of evidence and consensus recommendations for care. Diabetes Care, 31(5): 1060–1079. Also available online: http://care.diabetesjournals.org/content/31/5/1060.full?sid=85664cd8-932d-4050-ab55-6ecd083ab5c8.
  • Nix S (2013). Diabetes mellitus. In Williams' Basic Nutrition and Diet Therapy, 14th ed., pp. 400–425. St. Louis: Mosby.
  • Pignone M, et al. (2010). Aspirin for primary prevention of cardiovascular events in people with diabetes: A position statement of the American Diabetes Association, a scientific statement of the American Heart Association, and an expert consensus document of the American College of Cardiology Foundation. Circulation, 121(24): 2694–2701.
  • Rogers L, et al. (2011). The charcot foot in diabetes. Diabetes Care, 34(9): 2123–2129. Also available online: http://care.diabetesjournals.org/content/34/9/2123.full?sid=32c9be6e-36be-44f6-8592-94442221751d.
  • Schellenberg ES, et al. (2013). Lifestyle interventions for patients with and at risk for type 2 diabetes: A systematic review and meta-analysis. Annals of Internal Medicine, 159(8): 543–551. DOI: 10.7326/0003-4819-159-8-201310150-00007. Accessed November 25, 2013.
  • Skyler JS, et al. (2009). Intensive glycemic control and the prevention of cardiovascular events: Implications of the ACCORD, ADVANCE, and VA Diabetes Trials: A position statement of the American Diabetes Association and a scientific statement of the American College of Cardiology Foundation and the American Heart Association. Diabetes Care, 32(1), 187–192.
  • U.S. Department of Health and Human Services (2008). 2008 Physical Activity Guidelines for Americans (ODPHP Publication No. U0036). Washington, DC: U.S. Government Printing Office. Available online: http://www.health.gov/paguidelines/guidelines/default.aspx.
  • U.S. Preventive Services Task Force (2008). Screening for type 2 diabetes mellitus in adults: U.S. Preventive Services Task Force recommendation statement. Annals of Internal Medicine, 148(11): 846–854.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado David C.W. Lau, MD, PhD, FRCPC - Endocrinología

Revisado29 septiembre, 2014