Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Qué esperar cuando tiene un bebé extremadamente prematuro

Generalidades del tema

A los bebés nacidos entre las semanas 22 y 26 de embarazo se los llama "extremadamente prematuros". Si su bebé nace en esas semanas, es probable que usted deba enfrentarse a algunas decisiones difíciles.

Su bebé prematuro tiene muchas más probabilidades que en épocas anteriores de mejorar. Un bebé tiene la mejor probabilidad de sobrevivir en una unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU, por sus siglas en inglés) que cuenta con un personal con mucha experiencia.

Cuando un bebé nace demasiado antes de término, sus órganos principales no están totalmente formados. Esto puede provocar problemas de salud. Es posible que su bebé no responda bien a los intentos de mantenerlo vivo. A menudo, no queda claro si el tratamiento ayudará a mantener a un bebé vivo —con o sin discapacidad— o si solo prolongará el proceso de morir. Un especialista llamado neonatólogo puede darle alguna idea acerca de lo que puede suceder. Sin embargo, nadie puede predecir qué sucederá exactamente. Al final, le corresponderá a usted tomar la decisión de hasta dónde llegar con el tratamiento.

Tener un bebé prematuro puede ser estresante y atemorizador. Para superar esto, usted y su pareja deben cuidarse bien, tanto individualmente como mutuamente. Puede ayudarle hablar con un asesor espiritual, un consejero o un trabajador social. Es posible que pueda encontrar un grupo de apoyo integrado por otros padres que se encuentran en la misma situación.

¿Qué puede esperar después de un nacimiento extremadamente prematuro?

Si el bebé no puede respirar, la primera decisión a la que pueden enfrentarse los padres y los médicos es si reanimar o no al bebé. Esto significa hacer que el bebé vuelva a vivir haciendo que el corazón y los pulmones funcionen. Cuando la reanimación no da resultado o no se realiza, los bebés reciben atención que los mantiene cómodos en lugar de un tratamiento para mantenerlos vivos.

Las decisiones sobre el tratamiento suelen depender de si el cerebro del bebé ha sido dañado o no. Esto puede ocurrir a causa de un sangrado en el cerebro o de la falta de oxígeno. Otras cosas que afectan las decisiones sobre el tratamiento incluyen qué tan saludable se ve físicamente el bebé y cuántas semanas de edad parece tener.

El primer mes después del nacimiento es cuando ocurren la mayoría de los principales problemas. Este es un período fundamental para la toma de decisiones por parte de los padres. Es posible que existan leyes donde vive usted que afecten sus decisiones. Hable con su médico al respecto.

¿Cuántos de estos bebés sobreviven después de nacer?

Cuanto más prematuro es el bebé, menores son sus probabilidades de sobrevivir. Muy pocos bebés sobreviven cuando nacen entre las semanas 22 y 23 de embarazo. La tabla que figura a continuación muestra los cálculos basados en dos fuentes.

Probabilidades de supervivencia 1, 2

Semanas de embarazo

Tasas de supervivencia

23

Casi de 2 a 3 de cada 10 sobrevivieron (alrededor de 7 a 8 de cada 10 murieron)

24

5 de cada 10 sobrevivieron (5 de cada 10 murieron)

25

Casi 8 de cada 10 sobrevivieron (alrededor de 2 de cada 10 murieron)

Es importante recordar que los resultados de las investigaciones son solo cifras generales. El caso de cada persona es diferente y estas cifras podrían no reflejar lo que sucederá en el caso de su bebé.

¿Cuántos de estos bebés tienen problemas posteriormente?

Durante su primer año de vida, los bebés que tienen un peso muy bajo al nacer tienen más probabilidades de estar en el hospital más a menudo que los bebés que nacieron con un peso más saludable.2

Muchos problemas no pueden detectarse hasta después de que los problemas más urgentes del bebé estén bajo control. Por ejemplo:

A continuación se incluyen ejemplos de estudios de niños que sobrevivieron tras haber nacido en forma extremadamente prematura. Los investigadores analizaron el grado de probabilidad que tenían estos niños de tener problemas posteriormente, según lo prematuros que nacieron y/o lo que pesaron al nacer.

Probabilidades de tener problemas

Semanas de embarazo o peso al nacer

Cantidad de bebés que tuvieron problemas posteriormente

Peso menor de 1000 g (2 libras)

Hasta 4 de cada 10 tuvieron uno o más problemas de moderados a graves para cuando tenían 8 años de edad.3 Estos problemas incluyen discapacidad intelectual, parálisis cerebral, ceguera y sordera.

De 23 a 25 semanas

A la edad de 2½ años, aproximadamente 3 de cada 10 tuvieron uno o más de los problemas graves mencionados anteriormente.4 Esto significa que aproximadamente 7 de cada 10 no tuvieron estos problemas. A la edad de 6 años, aproximadamente 5 de cada 10 niños de los que nacieron a estas tempranas edades fueron más propensos que otros niños a tener problemas de atención, problemas de conducta y problemas para adaptarse a la escuela.5

De 25 a 26 semanas

Casi 4 de cada 10 tuvieron problemas a la edad de 19 años, incluyendo problemas de audición, de vista, discapacidad intelectual y para conseguir un empleo.6 Esto significa que más de 6 de cada 10 no tuvieron estos problemas.

Para obtener una herramienta que puede ayudarle a calcular los resultados para bebés nacidos entre las 22 y las 25 semanas de edad, vaya a www.nichd.nih.gov/about/org/cdbpm/pp/prog_epbo/epbo_case.cfm.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Tyson JE, et al. (2008). Intensive care for extreme prematurity—Moving beyond gestational age. New England Journal of Medicine, 358(16): 1672–1681.
  2. Carlo WA (2011). Prematurity and intrauterine growth restriction. In RM Kliegman et al., eds., Nelson Textbook of Pediatrics, 19th ed., pp. 555–564. Philadelphia: Saunders.
  3. Hack M, et al. (2005). Chronic conditions, functional limitations, and special health care needs of school-aged children born with extremely low-birth-weight in the 1990s. JAMA, 294(3): 318–325.
  4. Costeloe K on behalf of the EPICure Study Group (2006). EPICure: facts and figures: Why preterm labour should be treated. British Journal of Obstetrics and Gynaecology, 113(Suppl 3): 10–12.
  5. Samara M, et al. (2008). Pervasive behavior problems at 6 years of age in a total-population sample of children born at <25 weeks of gestation. Pediatrics, 122(3): 562–573.
  6. Hille ETM, et al. (2007). Functional outcomes and participation in young adulthood for very preterm and very low-birth-weight infants: The Dutch project on preterm and small for gestational age infants at 19 years of age. Pediatrics. Published online August 31, 2007 (doi:10.1542/peds.2006-2407).

Otras obras consultadas

  • Batton DG, Committee on Fetus and Newborn (2009). Antenatal counseling regarding resuscitation at an extremely low gestational age. Pediatrics, 124(1): 422–427.
  • Committee on Fetus and Newborn, American Academy of Pediatrics (2007, reaffirmed 2010). Noninitiation or withdrawal of intensive care for high-risk newborns. Pediatrics, 119(2): 401–403. Also available online:
  • Eichenwald EC (2012). Care of the extremely low-birth-weight infant. In CA Gleason, SU Devaskar, eds., Avery's Diseases of the Newborn, 9th ed., pp. 390–404. Philadelphia: Saunders.
  • Johnson S (2007). Cognitive and behavioural outcomes following very preterm birth. Seminars in Fetal and Neonatal Medicine, 12(5): 363–373.
  • Msall ME (2007). The limits of viability and the uncertainty of neuroprotection: Challenges in optimizing outcomes in extreme prematurity. Pediatrics, 119(1): 158–160.
  • Pignotti MS, Donzelli G (2008). Perinatal care at the threshold of viability: An international comparison of practical guidelines for the treatment of extremely preterm births. Pediatrics, 121(1): e193–e198.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Kimberly Dow, MD, FRCPC - Neonatología
Última revisión 22 marzo, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.