Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Tenosinovitis de De Quervain

Generalidades del tema

¿Qué es la tenosinovitis de De Quervain?

La tenosinovitis de De Quervain, llamada también enfermedad de De Quervain, es un problema que provoca dolor en la parte inferior del pulgar y en el costado de la muñeca. Cuando alguien tiene tenosinovitis de De Quervain, se inflama la fibra filamentosa (tendón) que ayuda a alejar el pulgar de los otros dedos. Vea una imagen de la tenosinovitis de De Quervain.

¿Cuál es la causa de la tenosinovitis de De Quervain?

Se puede tener esta afección cuando una persona se lesiona o utiliza demasiado el pulgar o la muñeca. Las actividades comunes para las que es necesario usar el pulgar y la muñeca pueden provocar este problema. Algunas actividades que pueden causar esta afección incluyen:

  • Escurrir ropa mojada.
  • Utilizar un martillo.
  • Esquiar.
  • Tejer (hacer punto).
  • Levantar objetos pesados tales como una jarra de leche, retirar una sartén del fogón (la estufa) o alzar a un bebé de una cuna.

Si está embarazada o si tiene diabetes o artritis reumatoide, tiene más probabilidades de tener tenosinovitis de De Quervain. Más mujeres que hombres tienen la enfermedad de De Quervain. Se puede tener esta enfermedad a cualquier edad. La mayoría de las personas con esta afección son mujeres de entre 30 y 50 años de edad.

¿Cuáles son los síntomas?

La tenosinovitis de De Quervain puede provocar dolor al flexionar la muñeca. También puede tener dolor si sostiene algo entre el pulgar y los dedos. Muchas personas oyen un sonido raro como un chirrido, crujido o chasquido cuando mueven la muñeca o el pulgar.

La parte inferior del pulgar o el costado de la muñeca también pueden estar inflamados o adoloridos. Esto puede dificultar el movimiento del pulgar o la muñeca. La parte trasera del pulgar y el dedo índice también pueden estar entumecidos. A veces, la enfermedad de De Quervain puede producir un pequeño bulto en el lado del pulgar en la muñeca. Si no se trata, el dolor puede extenderse hasta el antebrazo o bajar por el pulgar.

¿Cómo se diagnostica la tenosinovitis de De Quervain?

El médico comprobará si hay hinchazón, sensibilidad o entumecimiento alrededor de la base del pulgar. También puede haber un chasquido o crujido cuando usted mueve el pulgar.

Su médico puede o no utilizar la prueba de Finkelstein para ayudar a diagnosticar la tenosinovitis de De Quervain. Para realizar esta prueba, cierre el puño con el pulgar adentro. Luego, flexione la muñeca hacia el dedo meñique. Si siente dolor en la zona del pulgar en la muñeca, entonces es muy probable que tenga la enfermedad de De Quervain.

La prueba de Finkelstein se hace para asegurarse de que usted no tenga un problema diferente, como artritis en la parte inferior del pulgar o síndrome de intersección. Estos dos problemas afectan a la misma zona de la mano y la muñeca que la tenosinovitis de De Quervain.

¿Cómo se trata?

La meta del tratamiento es aliviar el dolor y la hinchazón en el pulgar y la muñeca y recuperar el funcionamiento normal. Pruebe los siguientes pasos para ayudar a aliviar los síntomas:

  • Evite mover la mano y la muñeca que le duelen.
  • Hasta que los síntomas mejoren, interrumpa las actividades que le causaron el dolor.
  • Mantenga la muñeca en línea recta con el brazo utilizando un cabestrillo para impedir que el pulgar y la muñeca se muevan.
  • Aplique hielo o calor en la zona que está inflamada o adolorida. Puede aplicar hielo por 15 minutos con una frecuencia de 4 a 6 horas. Póngase un paño delgado entre el hielo y la piel. Puede aplicar calor de 20 a 30 minutos, 2 o 3 veces al día. Pruebe con una almohadilla térmica, una ducha caliente o una compresa caliente.
  • Utilice medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), incluyendo ibuprofeno (como Advil) o naproxeno (como Aleve). Los AINE vienen en forma de pastillas o como una crema que se frota sobre la zona adolorida. El acetaminofén (como Tylenol) también puede ayudar a aliviar el dolor.

Los síntomas suelen mejorar en unas pocas semanas con atención casera. Es posible que su médico le indique que haga algunos ejercicios de estiramiento suaves una vez que los síntomas desaparezcan.

Pero si todavía le duele la muñeca o el pulgar, el médico podría darle una inyección de corticosteroides, también llamada inyección de esteroides. Se inyecta un medicamento llamado esteroide en la zona de la muñeca y en la parte inferior del pulgar.

Dentro de las 3 semanas de haber recibido la inyección de esteroides, la mayoría de las personas pueden volver a usar la muñeca y el pulgar para hacer sus actividades normales. Se han realizado pocos estudios buenos, pero en un estudio pequeño, todas las personas que recibieron una inyección de corticosteroides no tenían síntomas 6 días más tarde. Los que utilizaron un cabestrillo seguían teniendo algunos síntomas 6 días después.1 La mayoría de las personas se sienten mejor después de una sola inyección, pero es posible que usted necesite otra inyección al cabo de 4 a 6 semanas si todavía le duelen el pulgar y la muñeca. No se aplican más de 3 inyecciones.

Si la muñeca y el pulgar no han mejorado después de probar con tratamiento en el hogar y de ponerse 3 inyecciones, su médico quizá hable con usted acerca de la cirugía. Después de la cirugía, pueden ser necesarios varios meses hasta que la muñeca se sienta completamente mejor. Es posible que tenga que consultar a un fisioterapeuta o a un terapeuta ocupacional para aprender a usar la muñeca de manera diferente. Entonces usted podrá retomar sus actividades habituales. Hable con su médico sobre los efectos secundarios que puede tener debido a las inyecciones de esteroides o a una cirugía para la tenosinovitis de De Quervain.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS)
www.orthoinfo.aaos.org
American Society for Surgery of the Hand
www.assh.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Peters-Veluthamaningal C, et al. (2009). Corticosteroid injection for de Quervain's tenosynovitis. Cochrane Database of Systematic Reviews (3).

Otras obras consultadas

  • American Academy of Orthopaedic Surgeons and American Academy of Pediatrics (2010). De Quervain tenosynovitis. In JF Sarwark, ed., Essentials of Musculoskeletal Care, 4th ed., pp. 443–444. Rosemont, IL: American Academy of Orthopaedic Surgeons.
  • Bednar MS, Light TR (2006). Hand surgery. In HB Skinner, ed., Current Diagnosis and Treatment in Orthopedics, 4th ed., pp. 535–596. New York: McGraw-Hill.
  • O'Neill CJ (2008). De Quervain tenosynovitis. In WR Frontera et al., eds., Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation, 2nd ed., pp. 129–132. Philadelphia: Saunders Elsevier.
  • Swigart CR (2009). Hand and wrist pain. In GS Firestein, et al., eds., Kelley's Textbook of Rheumatology, 8th ed., vol. 1, p. 658. Philadelphia: Elsevier Saunders.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado Herbert von Schroeder, MD, MSc, FRCSC - Cirugía de mano y microvascular

Revisado4 junio, 2014

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.