Respuestas comunes para afrontar el estrés

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Todos encontramos maneras de afrontar el estrés. Algunas estrategias de afrontamiento no son tan útiles como otras. Por ejemplo, las respuestas de afrontamiento negativas a menudo empeoran el estrés, porque acaban agotándolo con el tiempo o son distracciones temporales. Por otro lado, las respuestas de afrontamiento positivas lo mantienen centrado en el presente y le ofrecen la posibilidad de trabajar de manera activa para encontrar una solución a sus problemas. No todas las respuestas de afrontamiento positivas funcionarán para todo el mundo. Pruebe varias de ellas hasta que encuentre una que le dé resultado.

Respuestas de afrontamiento positivas

  • Escuchar música
  • Jugar con una mascota
  • Reír o llorar
  • Salir con un amigo o amiga (a hacer compras, al cine, a cenar)
  • Tomar un baño o una ducha
  • Escribir, pintar o hacer otras actividades creativas
  • Rezar o acudir a la iglesia
  • Hacer ejercicio o salir al aire libre para disfrutar de la naturaleza
  • Conversar sobre situaciones con su pareja o un amigo íntimo
  • Trabajar en el jardín o hacer reparaciones en la casa
  • Practicar la respiración profunda, la meditación o la relajación muscular
  • Preparar y seguir un plan de acción (¿Qué es un documento PDF ?) para solucionar sus problemas
  • Solicitar asesoramiento psicológico si continúa luchando con el estrés

Respuestas de afrontamiento negativas

  • Autocriticarse (autodiálogo negativo)
  • Conducir rápido en automóvil
  • Morderse las uñas
  • Volverse agresivo o violento (golpear a alguien, lanzar o patear algo)
  • Comer demasiado o demasiado poco o beber mucho café
  • Fumar o mascar tabaco
  • Beber alcohol
  • Gritarles a su pareja, sus hijos o sus amigos
  • Consumir drogas recreativas o abusar de medicamentos recetados
  • Evitar a los amigos y a la familia

Todas las respuestas de afrontamiento tienen limitaciones. Podrían:

  • No estar disponibles con regularidad o con suficiente frecuencia como para producir el mayor beneficio.
  • No llegar a producir la relajación completa que es mejor para anular los efectos dañinos del estrés.
  • Dar lugar en ocasiones a nuevas clases de estrés (como unas vacaciones que acaban siendo frenéticas o una actividad deportiva muy competitiva).
  • Dejar de ser eficaces porque se han utilizado demasiado.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Steven Locke, MD - Psiquiatría

Revisado14 noviembre, 2014