Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Consejos prácticos: Cómo dormir a su bebé

Cómo comenzar

Un recién nacido se duerme y se despierta una y otra vez durante las 24 horas del día. Durante los primeros 3 meses, el bebé duerme gradualmente períodos más prolongados. Al tercer o cuarto mes, la mayoría de los bebés duermen su período más prolongado (como máximo, de 7 a 8 horas) durante la noche y desarrollan horarios fijos para dormir la siesta.

Usted puede ayudar a que su bebé —y usted mismo— duerma mejor. La meta es ayudar a que su bebé aprenda a reconfortarse solo, a fin de que pueda dormirse y volver a dormirse con poca ayuda de usted.

Consejos a la hora de acostarse

  • Por las noches, adopte una rutina tranquilizante. Dele a su bebé un baño, cántele canciones de cuna, léale un libro o cuéntele un cuento. Estas actividades pueden ayudar a su bebé a relajarse. También son una señal de que es hora de dormir. No deje que su bebé se entusiasme con juegos activos justo antes de dormir.
  • Cuando su bebé se esté quedando dormido, póngalo en su cuna en una habitación tranquila y oscura. Esto ayudará a que su bebé aprenda a dormir en su cuna.
  • No acune a su bebé para que se duerma después de los 4 o 6 meses de edad. Acune a su bebé, pero recuéstele mientras esté somnoliento pero aún despierto.
  • No agregue cereales al biberón de su bebé. Agregarle cereales al biberón no hará que el bebé duerma por las noches. Los bebés no necesitan alimentos sólidos hasta que tienen al menos 4 o 6 meses de edad. Consulte con su médico para ver cuándo está listo su bebé para consumir alimentos sólidos.
  • Ponga a su bebé a dormir la siesta apenas parezca estar somnoliento. Si su bebé está demasiado cansado, es posible que le resulte difícil dormirse.
  • Recuerde poner a dormir a su bebé boca arriba. Esto ayuda a prevenir el síndrome de muerte infantil súbita (SIDS, por sus siglas en inglés).

Consejos para hacer que su bebé vuelva a dormirse:

  • Trate de alimentar a su bebé recién nacido cuando comienza a despertarse y todavía está tranquilo. Los llantos suelen comenzar con un gemido y se vuelven cada vez más fuertes y más largos. Si usted responde antes de que su bebé se disguste, él o ella comerá y se volverá a dormir más fácilmente.
  • Mantenga la luz apagada durante las sesiones nocturnas de alimentación y hable con voz suave.
  • Ponga a dormir a su bebé lo más rápido posible si no parece estar hambriento durante una sesión nocturna de alimentación.
  • Si su bebé no logra acomodarse y dormirse, controle si tiene hambre o necesita que le cambie el pañal. Alimente a su bebé o cámbiele el pañal en forma silenciosa. Mantenga la luz tenue. No juegue con su bebé ni le cante. Vuelva a colocarlo en la cuna apenas pueda.
  • Trate de mantener la calma. Los niños pequeños son muy sensibles a los sentimientos de frustración de sus padres.
  • Sea consecuente. Si cambia su plan sobre cómo manejar los llantos nocturnos, asegúrese de que usted y su pareja estén de acuerdo antes de irse a dormir.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Susan C. Kim, MD - Pediatría
John Pope, MD - Pediatría
Última revisión 10 enero, 2013

Última revisión: 10 enero, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.