Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Cómo cepillar y limpiar con hilo dental los dientes del niño

Generalidades del tema

Comience por cuidar los dientes de su hijo tan pronto como vea el primer diente de leche (primario). Algunos consejos acerca del cuidado dental para un niño incluyen los siguientes:

  • Lave los primeros dientes de su bebé con un pedazo de gasa limpio, un paño de toalla o un cepillo de dientes para bebés con cerdas suaves, al menos, una vez al día.
  • Cepille los dientes de su hijo una o dos veces al día. Es peligroso que su hijo trague demasiado fluoruro. Cuando su médico o dentista lo apruebe, use solo una cantidad de pasta dental del tamaño de una arveja (chícharo) y haga que su hijo escupa la pasta dental después del cepillado. Mantenga todos los productos de fluoruro, como pastas dentales y enjuagues bucales, fuera del alcance de su hijo. El exceso de fluoruro puede ser tóxico y manchar los dientes de un niño.
  • La limpieza con hilo dental es una parte importante de la buena salud dental. Comience a limpiar con hilo dental los dientes de su hijo cuando tenga dientes que se tocan entre sí. Hable con su dentista acerca del tiempo y de la técnica adecuados para limpiar con hilo dental los dientes de su hijo y para enseñarle a su hijo a pasarse el hilo dental. Las herramientas de plástico para limpiarse con hilo dental pueden ser útiles.
  • Cada tanto, puede convenirle usar tabletas reveladoras. Las tabletas reveladoras son tabletas masticables que colorean cualquier resto de placa que quede después del cepillado. Puede obtener estas tabletas en la mayoría de las farmacias.
  • Si su hijo de 6 años o más tiene caries, pregúntele al dentista si su hijo debe usar enjuague bucal. No le dé a su hijo un enjuague bucal que contenga alcohol. El alcohol puede ser perjudicial si se lo traga.

Cómo cepillar los dientes de su hijo

  • Arrodíllese detrás de su hijo y haga que él esté de pie entre sus rodillas, de espaldas a usted.
  • Con una mano, presione suavemente la cabeza de su hijo contra su propio pecho.
  • Con la otra mano, cepille los dientes de su hijo. También puede separar los labios superiores e inferiores para que le sea más fácil alcanzar los dientes.
  • Preste especial atención al lugar en que los dientes se unen a las encías.

Aunque algunos niños aprenden pronto a cepillarse los dientes, otros no lo hacen. Si está teniendo problemas haciendo que su hijo se cepille, pruebe algunas de las siguientes sugerencias.

  • Vaya, ¡pero qué dientes más grandes tienes! Muchos niños tienen un peluche o muñeco de acción favorito. Use el juguete para explicar por qué es importante cepillarse. Luego, deje que su hijo cepille los dientes del juguete después de cepillarse los suyos.
  • Lo que hace el mico hace el mono. Cepille sus propios dientes al mismo tiempo que su hijo y hágalo por etapas. También pueden cambiar de roles y dejar que su hijo se encargue del cepillado.
  • El tiempo está de mi parte. Use un cronómetro o un reloj de arena. Elija un periodo que dure el tiempo que usted considere necesario. Tararear una canción favorita durante el cepillado también puede hacer que su hijo se cepille por más tiempo.
  • Se pega en una tarjeta, no en sus dientes. Para premiar a su hijo por hacerlo bien, haga una tarjeta en la que él pueda poner una pegatina después de cepillarse. Use una variedad de pegatinas.

Usted también puede hacer que su hijo participe en la salud dental dejando que elija un cepillo y una pasta de dientes. Hable con su dentista sobre el tipo de cepillo de dientes que su hijo necesita, y dirija a su hijo en esa dirección. Al elegir una pasta de dientes, evite las pastas de dientes para limpiar el sarro ya que pueden tener mal sabor o pueden "picar" en la boca del niño. Pregúntele a su hijo si le gusta la pasta de dientes, y cámbiela si no le gusta.

Su hijo puede aprender a cepillarse sus propios dientes a cerca de los 3 años de edad y debería cepillarse sus propios dientes por la mañana y por la noche para los 4 años. Los padres deben supervisar y controlar el cepillado adecuado.

Para los 8 años de edad, su hijo probablemente ya no necesite su ayuda. Es importante que su hijo haga del cepillado un hábito, ya que esto limita y ayuda a prevenir la caries dental.

Dé buen ejemplo. Los niños imitan a sus padres. Si su hijo ve que usted no se cepilla, no parece disfrutar del cepillado, o lo hace demasiado rápido, puede que él haga lo mismo.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Arden Christen, DDS, MSD, MA, FACD - Odontología
Última revisión 7 enero, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.