Cambios en los senos durante el embarazo

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

A medida que el resto del cuerpo cambia durante el embarazo, los senos (mamas) también cambian, en preparación para producir y suministrar leche al bebé.

Sus senos se agrandarán. Podrían estar adoloridos a veces. Es posible que sus pezones cambien de color. Todo esto es una parte natural del embarazo. Y si algunos de estos cambios le molestan, es bueno saber que hay maneras de ayudarse a sí misma a sentirse mejor.

¿Qué cambios ocurren en cada trimestre?

Primer trimestre

Durante el primer trimestre (semanas 1 a 12), sus senos pueden comenzar a estar hinchados y sensibles. Es posible que sienta hormigueo. Sus pezones podrían sobresalir más de lo habitual.

Algunas mujeres notan que sus senos comienzan a agrandarse durante este tiempo.

Segundo trimestre

En el segundo trimestre (semanas 13 a 27), sus senos se volverán más grandes y más pesados. Es posible que necesite un sostén más grande que le ofrezca más soporte. Probablemente note menos sensibilidad y hormigueo que al principio del embarazo.

A medida que sus senos aumenten de tamaño, las venas se volverán más evidentes bajo la piel. Los pezones y la zona alrededor de los pezones (areola) se volverán más oscuros y más grandes. Pequeños bultos pueden aparecer en la areola. Estos bultos desaparecerán después de que tenga a su bebé.

A algunas mujeres les salen estrĂ­as en los senos.

Ya entre las semanas 16 a 19 del embarazo, es posible que note una secreción amarillenta, llamada calostro, que le sale de los pezones. Esto significa que los senos se están preparando para la lactancia. El calostro es la "primera leche" que ayuda a proteger a su bebé contra la enfermedad durante los primeros días de la lactancia.

Tercer trimestre

En el tercer trimestre, los senos crecerán algo más y pueden sentirse aún más pesados. Tal vez necesite un sostén más grande o un extensor de sostén.

Si todavía no había tenido pérdidas de calostro de los senos, esto puede empezar a ocurrir ahora. Pero algunas mujeres no tienen pérdidas. De cualquier manera, no tiene nada que ver con su capacidad para amamantar.

¿Qué puede hacer para sentirse mejor?

Estas son algunas cosas que puede probar.

Si tiene los senos sensibles o adoloridos:

  • Durante el día, lleve puesto un sostén que le ofrezca buen soporte en la espalda y a los costados. Los tirantes acolchados pueden ayudar. Tal vez encuentre que los sostenes de algodón son más cómodos.
  • Por la noche, pruebe un sostén para dormir. Estos son sostenes suaves y más ligeros que aún le ofrecerán algo de soporte mientras duerme. Según lo mencionado, el algodón podría ser más cómodo.
  • No lave la zona alrededor de los pezones con jabón. Puede resecar la piel. Puede lavar la zona solo con agua tibia.

Si le pica la piel en zonas donde se ha estirado, como en el abdomen, los senos o cualquier otro lugar:

  • Evite las duchas y los baños calientes.
  • Después de bañarse, séquese el exceso de agua de la piel y aplíquese un humectante antes de que la piel se seque completamente. Puede sentirse aún mejor si guarda la crema humectante en el refrigerador.
  • Trate de evitar los jabones que resecan la piel, los productos para la piel que contienen alcohol y el agua con mucho cloro. Estos pueden contribuir a la sequedad de la piel.
  • Si usted vive en un clima seco, use un humidificador en su hogar.
  • Consulte a su médico si tiene mucha comezón y parece que nada le sirve de ayuda.

Si tiene pérdidas de calostro de los senos:

  • Utilice protectores mamarios dentro del sostén para absorber las pérdidas. Algunos protectores mamarios se pueden lavar. También puede comprar el tipo que se usa una vez y luego se desecha.
  • Unas cuantas veces al día, incluyendo después de ducharse, deje secar los senos al aire por unos minutos.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar

Revisado4 agosto, 2014

Revisado: 4 agosto, 2014