Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Fibrilación auricular: ¿Debería tomar un anticoagulante para prevenir un ataque cerebral?

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Fibrilación auricular: ¿Debería tomar un anticoagulante para prevenir un ataque cerebral?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Tomar un medicamento anticoagulante para disminuir el riesgo de un ataque cerebral.
  • No tomar un anticoagulante. Usted puede probar la aspirina o no hacer nada.

Puntos clave para recordar

  • La fibrilación auricular aumenta su riesgo de un ataque cerebral. La presión arterial alta, la insuficiencia cardíaca, la diabetes, un ataque cerebral previo o tener 75 años o más también pueden hacer que usted corra un alto riesgo de un ataque cerebral. Tomar un anticoagulante disminuye ese riesgo.
  • Cuando usted toma un anticoagulante, también conocido como diluyente de la sangre, es necesario tomar medidas adicionales para evitar problemas de sangrado, tales como la prevención de caídas y lesiones.
  • Dependiendo del tipo de anticoagulante que toma, puede que tenga que hacerse pruebas de sangre periódicas y vigilar cuánta vitamina K come o bebe.
  • La aspirina puede ser una buena opción si usted es joven y no tiene ningún otro problema del corazón ni de salud, o si no puede tomar un anticoagulante en forma segura. La aspirina no da tan buenos resultados como un anticoagulante para disminuir su riesgo de un ataque cerebral. Pero es menos probable que la aspirina cause problemas de sangrado.
PMCs

¿Qué son los anticoagulantes?

Los anticoagulantes son medicinas que ayudan a prevenir coágulos de sangre. Los coágulos de sangre pueden llevar a un ataque cerebral. Estos medicamentos se llaman a menudo diluyentes sanguíneos, pero en realidad no diluyen la sangre. Por el contrario, aumentan el tiempo que tarda un coágulo de sangre en formarse.

Los anticoagulantes que se usan para la fibrilación auricular son warfarina (Coumadin), dabigatrán (Pradaxa) y rivaroxabán (Xarelto).

¿Cómo le pueden ayudar los medicamentos si tiene fibrilación auricular?

La fibrilación auricular aumenta su riesgo de un ataque cerebral. Tomar un anticoagulante puede disminuir ese riesgo.

El riesgo de tener un ataque cerebral no es el mismo para todos los que tienen fibrilación auricular. Pero como término medio, las personas que tienen fibrilación auricular tienen 5 veces más probabilidades de sufrir un ataque cerebral que las que no tienen fibrilación auricular.1 Cualquier cosa que aumente su riesgo de sufrir una enfermedad o un problema se llama factor de riesgo. Cuantos más factores de riesgo tenga, mayor será su probabilidad de tener un ataque cerebral.

Los anticoagulantes pueden ayudar a proteger contra el ataque cerebral. Es posible que su médico le recomiende que tome un anticoagulante si corre un riesgo alto de un ataque cerebral basado en sus factores de riesgo.

Los factores de riesgo de un ataque cerebral (además de fibrilación auricular) incluyen:

¿Cuáles son los riesgos de tomar un anticoagulante?

Cuando usted toma un anticoagulante, su sangre coagula más lentamente de lo normal. Esto aumenta su riesgo de tener problemas de sangrado en y alrededor del cerebro, sangrado en el estómago y en los intestinos, moretones y sangrado si se lastima, y salpullido grave en la piel.

Algunas personas no pueden tomar anticoagulantes, debido a que corren un riesgo más alto de tener un problema grave si se produce sangrado. Su propio riesgo de sangrado puede ser más o menos alto en base a su salud. Por ejemplo, usted puede tener un mayor riesgo de sangrado si tiene la presión arterial alta descontrolada, tiene enfermedad de los riñones o del hígado, o bebe grandes cantidades de alcohol.

Cuando usted toma un anticoagulante, también conocido como diluyente de la sangre, es necesario tomar medidas adicionales para evitar problemas de sangrado, tales como la prevención de caídas y lesiones. Con el anticoagulante warfarina, también debe hacerse análisis de sangre periódicos para asegurarse de que está tomando la dosis correcta. Además, debe vigilar cuánta vitamina K come o bebe.

Usted querrá comparar los beneficios de disminuir su riesgo de ataque cerebral contra los riesgos de tomar un anticoagulante, tal como un mayor riesgo de sangrado. Por ejemplo, cada año alrededor de 1 a 3 de cada 100 personas (o de 10 a 30 de cada 1,000 personas) que toman un anticoagulante tendrán un problema de sangrado intenso. Esto significa que de 97 a 99 de cada 100 personas (o de 970 a 990 de cada 1,000 personas) no tendrán un problema de sangrado.2, 3, 4, 5 Pero estos son riesgos promedios. Su propio riesgo puede ser mayor o menor que el promedio basado en su propia salud.

¿Cuál es la eficacia de los anticoagulantes?

Los anticoagulantes reducen el riesgo de ataque cerebral en personas que tienen fibrilación auricular. Pero cuánto disminuirá su riesgo depende de lo alto que fuese su riesgo al comenzar. No todo el mundo con fibrilación auricular corre el mismo riesgo de un ataque cerebral. Es una buena idea hablar con su médico sobre su riesgo.

¿Qué puede hacer en vez de tomar un anticoagulante?

La aspirina puede ser una buena opción si usted es joven y no tiene ningún otro problema del corazón ni de salud, o si no puede tomar un anticoagulante (diluyente sanguíneo) en forma segura. La aspirina no funciona tan bien como un anticoagulante para disminuir su riesgo de un ataque cerebral.6

Si corre un riesgo bajo de tener un ataque cerebral o si no puede tomar un anticoagulante, es posible que su médico le recomiende que tome aspirina. La aspirina es un medicamento antiplaquetario. Reduce el riesgo de coagulación de la sangre evitando que las células sanguíneas más pequeñas (plaquetas) se adhieran entre sí y formen un coágulo.

La aspirina tiene menos probabilidades que un anticoagulante de causar problemas de hemorragia. El sangrado que es lo suficientemente intenso como para requerir tratamiento en un hospital ocurre en 1 o 2 de cada 1,000 personas que toman aspirina.7 Esto significa que 998 o 999 de cada 1,000 personas que toman aspirina no tienen sangrado grave.

Es posible usar otros medicamentos antiplaquetarios, como el clopidogrel (Plavix). Su médico puede hacer que los tome con aspirina o en lugar de aspirina. Cuando la aspirina y el clopidogrel se usan juntos, pueden reducir el riesgo de un ataque cerebral más que la aspirina sola. Esta combinación de clopidogrel y aspirina no funciona tan bien como un anticoagulante para prevenir coágulos. Esta combinación también tiene más probabilidades de causar hemorragia que la aspirina sola.8

¿Por qué podría su médico recomendar que tome un anticoagulante?

Su médico puede aconsejarle que tome un anticoagulante si:

  • Su riesgo de un ataque cerebral es alto y un anticoagulante es el mejor tratamiento para usted.
  • Usted está dispuesto y es capaz de tomar la medicina según las indicaciones. Esto incluye tener cuidado de prevenir caídas y someterse a exámenes de sangre periódicos si es necesario.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Tomar un anticoagulante para disminuir el riesgo de un ataque cerebral Tomar un anticoagulante para disminuir el riesgo de un ataque cerebral
  • Usted toma una pastilla una vez o dos veces al día.
  • Si toma warfarina, deberá hacerse análisis de sangre periódicos para asegurarse de que está tomando la dosis adecuada.
  • Si toma warfarina, deberá tratar de comer y beber aproximadamente la misma cantidad de vitamina K cada día.
  • Tendrá que informarle a su médico de cualquier medicamento nuevo que empiece a tomar mientras esté tomando un anticoagulante.
  • Los anticoagulantes disminuyen el riesgo de ataque cerebral en personas que tienen fibrilación auricular.
  • Los anticoagulantes aumentan su riesgo de problemas de sangrado.
  • Los anticoagulantes disminuyen su riesgo de ataque cerebral, pero usted aún podría tener un ataque cerebral.
No tomar un anticoagulante No tomar un anticoagulante
  • Usted puede tomar aspirina todos los días para disminuir su riesgo de ataque cerebral.
  • Puede intentar otro medicamento antiplaquetario, como clopidogrel (Plavix).
  • La aspirina reduce el riesgo de ataque cerebral en personas que tienen fibrilación auricular. Pero la aspirina no funciona tan bien como los anticoagulantes para reducir el riesgo de ataque cerebral.
  • La aspirina tiene menos probabilidades que un anticoagulante de causar problemas de hemorragia.
  • Usted no necesita pruebas de sangre periódicas para controlar la dosis del medicamento, como lo hace con la warfarina.
  • Usted no tiene que vigilar la cantidad de vitamina K que come o bebe, como lo hace con el anticoagulante warfarina.
  • Si usted tiene fibrilación auricular y no toma ningún medicamento, podría tener un ataque cerebral.
  • La aspirina puede disminuir su riesgo, pero aún podría tener un ataque cerebral. Su riesgo de sufrir un ataque cerebral es mayor de lo que sería si tomara un anticoagulante (diluyente de la sangre).

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de tomar anticoagulantes

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Tengo otros factores de riesgo de tener un ataque cerebral además de la fibrilación auricular. Mi médico y yo decidimos que es importante para mí tomar un anticoagulante para ayudar a disminuir mi riesgo de tener un ataque cerebral.

Monty, 72 años

Tengo un montón de problemas de equilibrio. Podrían mejorar con el tiempo, pero me preocupa caerme. Y mi médico dice que mi riesgo de ataque cerebral es bajo. Creo que me quedaré con la aspirina, por ahora.

Juan, 67 años

Yo no estoy demasiado preocupada por problemas de sangrado al tomar un anticoagulante, y estoy motivada a seguir las instrucciones para tomarlo según lo indicado.

Martha, 64 años

Tengo una úlcera sangrante de la cual me estoy ocupando, por eso no soy un buen candidato para los anticoagulantes.

Geraldo, 52 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para tomar un anticoagulante

Motivos para no tomar un anticoagulante

Me preocupa mi riesgo de tener un ataque cerebral.

Mi riesgo de un ataque cerebral es bajo.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Estoy seguro que puedo tomar un anticoagulante según lo indicado.

Me preocupa no poder tomar un anticoagulante según lo indicado.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Disminuir mi riesgo de tener un ataque cerebral es más importante para mí que el riesgo de tener un problema de sangrado.

Me preocupa más mi riesgo de tener un problema de sangrado que mi riesgo de tener un ataque cerebral.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Otros motivos importantes para mí:

Otros motivos importantes para mí:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Tomar un anticoagulante

NO tomar un anticoagulante

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

Si usted tiene fibrilación auricular, ¿corre mayor riesgo de un ataque cerebral que alguien que no la tiene?

  • Usted tiene la razón. La fibrilación auricular aumenta su riesgo de un ataque cerebral, pero los anticoagulantes pueden disminuir ese riesgo.
  • NoLo lamento, eso no es correcto. La fibrilación auricular aumenta su riesgo de un ataque cerebral, pero los anticoagulantes pueden disminuir ese riesgo.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". La fibrilación auricular aumenta su riesgo de un ataque cerebral, pero los anticoagulantes pueden disminuir ese riesgo.
2.

¿Son seguros los anticoagulantes para que los tome cualquier persona?

  • Lo siento, eso no es cierto. Los anticoagulantes pueden no ser seguros para usted si no puede controlar su presión arterial, tiene sangrado estomacal o bebe grandes cantidades de alcohol.
  • NoUsted tiene la razón. Los anticoagulantes pueden no ser seguros para usted si no puede controlar su presión arterial, tiene sangrado estomacal o bebe grandes cantidades de alcohol.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". Los anticoagulantes pueden no ser seguros para usted si no puede controlar su presión arterial, tiene sangrado estomacal o bebe grandes cantidades de alcohol.
3.

¿Funciona la aspirina tan bien como los anticoagulantes para reducir el riesgo de un ataque cerebral?

  • Lo siento, eso no es cierto. La aspirina no funciona tan bien como los anticoagulantes para reducir el riesgo de un ataque cerebral, pero es menos probable que cause problemas de sangrado.
  • NoUsted tiene la razón. La aspirina no funciona tan bien como los anticoagulantes para reducir su riesgo de un ataque cerebral, pero es menos probable que cause problemas de sangrado.
  • No estoy seguroEs posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". La aspirina no funciona tan bien como los anticoagulantes para reducir su riesgo de un ataque cerebral, pero es menos probable que cause problemas de sangrado.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioRakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia
Revisor médico especializadoJohn M. Miller, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Prevention of stroke in patients with atrial fibrillation (2009). Medical Letter on Drugs and Therapeutics, 51(1313): 41.
  2. Antithrombotic drugs (2011). Treatment Guidelines From The Medical Letter, 9(110): 61–66.
  3. Dabigatran etexilate (Pradaxa)—A new oral anticoagulant (2010). Medical Letter on Drugs and Therapeutics, 52(1351): 89–90.
  4. Patel MR, et al. (2011). Rivaroxaban versus warfarin in nonvalvular atrial fibrillation. New England Journal of Medicine, 365(10): 883–891.
  5. Granger CB, et al. (2011). Apixaban versus warfarin in patients with atrial fibrillation. New England Journal of Medicine, 365(11): 981–992.
  6. Fuster V, et al. (2011). 2011 ACCF/AHA/HRS focused update incorporated into the ACC/AHA/ESC 2006 guidelines for the management of patients with atrial fibrillation: A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation, 123(10): e269–e367.
  7. Paikin JS, Eikelboom JW (2012). Aspirin. Circulation, 125(10): e439–e442.
  8. ACTIVE Investigators (2009). Effect of clopidogrel added to aspirin in patients with atrial fibrillation. New England Journal of Medicine, 360(20): 2066–2078.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Fibrilación auricular: ¿Debería tomar un anticoagulante para prevenir un ataque cerebral?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Tomar un medicamento anticoagulante para disminuir el riesgo de un ataque cerebral.
  • No tomar un anticoagulante. Usted puede probar la aspirina o no hacer nada.

Puntos clave para recordar

  • La fibrilación auricular aumenta su riesgo de un ataque cerebral. La presión arterial alta, la insuficiencia cardíaca, la diabetes, un ataque cerebral previo o tener 75 años o más también pueden hacer que usted corra un alto riesgo de un ataque cerebral. Tomar un anticoagulante disminuye ese riesgo.
  • Cuando usted toma un anticoagulante, también conocido como diluyente de la sangre, es necesario tomar medidas adicionales para evitar problemas de sangrado, tales como la prevención de caídas y lesiones.
  • Dependiendo del tipo de anticoagulante que toma, puede que tenga que hacerse pruebas de sangre periódicas y vigilar cuánta vitamina K come o bebe.
  • La aspirina puede ser una buena opción si usted es joven y no tiene ningún otro problema del corazón ni de salud, o si no puede tomar un anticoagulante en forma segura. La aspirina no da tan buenos resultados como un anticoagulante para disminuir su riesgo de un ataque cerebral. Pero es menos probable que la aspirina cause problemas de sangrado.
PMCs

¿Qué son los anticoagulantes?

Los anticoagulantes son medicinas que ayudan a prevenir coágulos de sangre. Los coágulos de sangre pueden llevar a un ataque cerebral. Estos medicamentos se llaman a menudo diluyentes sanguíneos, pero en realidad no diluyen la sangre. Por el contrario, aumentan el tiempo que tarda un coágulo de sangre en formarse.

Los anticoagulantes que se usan para la fibrilación auricular son warfarina (Coumadin), dabigatrán (Pradaxa) y rivaroxabán (Xarelto).

¿Cómo le pueden ayudar los medicamentos si tiene fibrilación auricular?

La fibrilación auricular aumenta su riesgo de un ataque cerebral. Tomar un anticoagulante puede disminuir ese riesgo.

El riesgo de tener un ataque cerebral no es el mismo para todos los que tienen fibrilación auricular. Pero como término medio, las personas que tienen fibrilación auricular tienen 5 veces más probabilidades de sufrir un ataque cerebral que las que no tienen fibrilación auricular.1 Cualquier cosa que aumente su riesgo de sufrir una enfermedad o un problema se llama factor de riesgo. Cuantos más factores de riesgo tenga, mayor será su probabilidad de tener un ataque cerebral.

Los anticoagulantes pueden ayudar a proteger contra el ataque cerebral. Es posible que su médico le recomiende que tome un anticoagulante si corre un riesgo alto de un ataque cerebral basado en sus factores de riesgo.

Los factores de riesgo de un ataque cerebral (además de fibrilación auricular) incluyen:

¿Cuáles son los riesgos de tomar un anticoagulante?

Cuando usted toma un anticoagulante, su sangre coagula más lentamente de lo normal. Esto aumenta su riesgo de tener problemas de sangrado en y alrededor del cerebro, sangrado en el estómago y en los intestinos, moretones y sangrado si se lastima, y salpullido grave en la piel.

Algunas personas no pueden tomar anticoagulantes, debido a que corren un riesgo más alto de tener un problema grave si se produce sangrado. Su propio riesgo de sangrado puede ser más o menos alto en base a su salud. Por ejemplo, usted puede tener un mayor riesgo de sangrado si tiene la presión arterial alta descontrolada, tiene enfermedad de los riñones o del hígado, o bebe grandes cantidades de alcohol.

Cuando usted toma un anticoagulante, también conocido como diluyente de la sangre, es necesario tomar medidas adicionales para evitar problemas de sangrado, tales como la prevención de caídas y lesiones. Con el anticoagulante warfarina, también debe hacerse análisis de sangre periódicos para asegurarse de que está tomando la dosis correcta. Además, debe vigilar cuánta vitamina K come o bebe.

Usted querrá comparar los beneficios de disminuir su riesgo de ataque cerebral contra los riesgos de tomar un anticoagulante, tal como un mayor riesgo de sangrado. Por ejemplo, cada año alrededor de 1 a 3 de cada 100 personas (o de 10 a 30 de cada 1,000 personas) que toman un anticoagulante tendrán un problema de sangrado intenso. Esto significa que de 97 a 99 de cada 100 personas (o de 970 a 990 de cada 1,000 personas) no tendrán un problema de sangrado.2, 3, 4, 5 Pero estos son riesgos promedios. Su propio riesgo puede ser mayor o menor que el promedio basado en su propia salud.

¿Cuál es la eficacia de los anticoagulantes?

Los anticoagulantes reducen el riesgo de ataque cerebral en personas que tienen fibrilación auricular. Pero cuánto disminuirá su riesgo depende de lo alto que fuese su riesgo al comenzar. No todo el mundo con fibrilación auricular corre el mismo riesgo de un ataque cerebral. Es una buena idea hablar con su médico sobre su riesgo.

¿Qué puede hacer en vez de tomar un anticoagulante?

La aspirina puede ser una buena opción si usted es joven y no tiene ningún otro problema del corazón ni de salud, o si no puede tomar un anticoagulante (diluyente sanguíneo) en forma segura. La aspirina no funciona tan bien como un anticoagulante para disminuir su riesgo de un ataque cerebral.6

Si corre un riesgo bajo de tener un ataque cerebral o si no puede tomar un anticoagulante, es posible que su médico le recomiende que tome aspirina. La aspirina es un medicamento antiplaquetario. Reduce el riesgo de coagulación de la sangre evitando que las células sanguíneas más pequeñas (plaquetas) se adhieran entre sí y formen un coágulo.

La aspirina tiene menos probabilidades que un anticoagulante de causar problemas de hemorragia. El sangrado que es lo suficientemente intenso como para requerir tratamiento en un hospital ocurre en 1 o 2 de cada 1,000 personas que toman aspirina.7 Esto significa que 998 o 999 de cada 1,000 personas que toman aspirina no tienen sangrado grave.

Es posible usar otros medicamentos antiplaquetarios, como el clopidogrel (Plavix). Su médico puede hacer que los tome con aspirina o en lugar de aspirina. Cuando la aspirina y el clopidogrel se usan juntos, pueden reducir el riesgo de un ataque cerebral más que la aspirina sola. Esta combinación de clopidogrel y aspirina no funciona tan bien como un anticoagulante para prevenir coágulos. Esta combinación también tiene más probabilidades de causar hemorragia que la aspirina sola.8

¿Por qué podría su médico recomendar que tome un anticoagulante?

Su médico puede aconsejarle que tome un anticoagulante si:

  • Su riesgo de un ataque cerebral es alto y un anticoagulante es el mejor tratamiento para usted.
  • Usted está dispuesto y es capaz de tomar la medicina según las indicaciones. Esto incluye tener cuidado de prevenir caídas y someterse a exámenes de sangre periódicos si es necesario.

2. Compare sus opciones

  Tomar un anticoagulante para disminuir el riesgo de un ataque cerebral No tomar un anticoagulante
¿Qué implica generalmente?
  • Usted toma una pastilla una vez o dos veces al día.
  • Si toma warfarina, deberá hacerse análisis de sangre periódicos para asegurarse de que está tomando la dosis adecuada.
  • Si toma warfarina, deberá tratar de comer y beber aproximadamente la misma cantidad de vitamina K cada día.
  • Tendrá que informarle a su médico de cualquier medicamento nuevo que empiece a tomar mientras esté tomando un anticoagulante.
  • Usted puede tomar aspirina todos los días para disminuir su riesgo de ataque cerebral.
  • Puede intentar otro medicamento antiplaquetario, como clopidogrel (Plavix).
¿Cuáles son los beneficios?
  • Los anticoagulantes disminuyen el riesgo de ataque cerebral en personas que tienen fibrilación auricular.
  • La aspirina reduce el riesgo de ataque cerebral en personas que tienen fibrilación auricular. Pero la aspirina no funciona tan bien como los anticoagulantes para reducir el riesgo de ataque cerebral.
  • La aspirina tiene menos probabilidades que un anticoagulante de causar problemas de hemorragia.
  • Usted no necesita pruebas de sangre periódicas para controlar la dosis del medicamento, como lo hace con la warfarina.
  • Usted no tiene que vigilar la cantidad de vitamina K que come o bebe, como lo hace con el anticoagulante warfarina.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Los anticoagulantes aumentan su riesgo de problemas de sangrado.
  • Los anticoagulantes disminuyen su riesgo de ataque cerebral, pero usted aún podría tener un ataque cerebral.
  • Si usted tiene fibrilación auricular y no toma ningún medicamento, podría tener un ataque cerebral.
  • La aspirina puede disminuir su riesgo, pero aún podría tener un ataque cerebral. Su riesgo de sufrir un ataque cerebral es mayor de lo que sería si tomara un anticoagulante (diluyente de la sangre).

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de tomar anticoagulantes

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Tengo otros factores de riesgo de tener un ataque cerebral además de la fibrilación auricular. Mi médico y yo decidimos que es importante para mí tomar un anticoagulante para ayudar a disminuir mi riesgo de tener un ataque cerebral."

— Monty, 72 años

"Tengo un montón de problemas de equilibrio. Podrían mejorar con el tiempo, pero me preocupa caerme. Y mi médico dice que mi riesgo de ataque cerebral es bajo. Creo que me quedaré con la aspirina, por ahora."

— Juan, 67 años

"Yo no estoy demasiado preocupada por problemas de sangrado al tomar un anticoagulante, y estoy motivada a seguir las instrucciones para tomarlo según lo indicado."

— Martha, 64 años

"Tengo una úlcera sangrante de la cual me estoy ocupando, por eso no soy un buen candidato para los anticoagulantes."

— Geraldo, 52 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para tomar un anticoagulante

Motivos para no tomar un anticoagulante

Me preocupa mi riesgo de tener un ataque cerebral.

Mi riesgo de un ataque cerebral es bajo.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Estoy seguro que puedo tomar un anticoagulante según lo indicado.

Me preocupa no poder tomar un anticoagulante según lo indicado.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Disminuir mi riesgo de tener un ataque cerebral es más importante para mí que el riesgo de tener un problema de sangrado.

Me preocupa más mi riesgo de tener un problema de sangrado que mi riesgo de tener un ataque cerebral.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Otros motivos importantes para mí:

Otros motivos importantes para mí:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Tomar un anticoagulante

NO tomar un anticoagulante

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. Si usted tiene fibrilación auricular, ¿corre mayor riesgo de un ataque cerebral que alguien que no la tiene?

  • No
  • No estoy seguro
Usted tiene la razón. La fibrilación auricular aumenta su riesgo de un ataque cerebral, pero los anticoagulantes pueden disminuir ese riesgo.

2. ¿Son seguros los anticoagulantes para que los tome cualquier persona?

  • No
  • No estoy seguro
Usted tiene la razón. Los anticoagulantes pueden no ser seguros para usted si no puede controlar su presión arterial, tiene sangrado estomacal o bebe grandes cantidades de alcohol.

3. ¿Funciona la aspirina tan bien como los anticoagulantes para reducir el riesgo de un ataque cerebral?

  • No
  • No estoy seguro
Usted tiene la razón. La aspirina no funciona tan bien como los anticoagulantes para reducir su riesgo de un ataque cerebral, pero es menos probable que cause problemas de sangrado.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioRakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia
Revisor médico especializadoJohn M. Miller, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Prevention of stroke in patients with atrial fibrillation (2009). Medical Letter on Drugs and Therapeutics, 51(1313): 41.
  2. Antithrombotic drugs (2011). Treatment Guidelines From The Medical Letter, 9(110): 61–66.
  3. Dabigatran etexilate (Pradaxa)—A new oral anticoagulant (2010). Medical Letter on Drugs and Therapeutics, 52(1351): 89–90.
  4. Patel MR, et al. (2011). Rivaroxaban versus warfarin in nonvalvular atrial fibrillation. New England Journal of Medicine, 365(10): 883–891.
  5. Granger CB, et al. (2011). Apixaban versus warfarin in patients with atrial fibrillation. New England Journal of Medicine, 365(11): 981–992.
  6. Fuster V, et al. (2011). 2011 ACCF/AHA/HRS focused update incorporated into the ACC/AHA/ESC 2006 guidelines for the management of patients with atrial fibrillation: A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation, 123(10): e269–e367.
  7. Paikin JS, Eikelboom JW (2012). Aspirin. Circulation, 125(10): e439–e442.
  8. ACTIVE Investigators (2009). Effect of clopidogrel added to aspirin in patients with atrial fibrillation. New England Journal of Medicine, 360(20): 2066–2078.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.