Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Planificación previa del cuidado: ¿Debería detener el tratamiento que prolonga mi vida?

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Planificación previa del cuidado: ¿Debería detener el tratamiento que prolonga mi vida?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Detener el tratamiento que le prolonga la vida. En lugar de este, recibir solamente tratamiento que se concentre en su comodidad y en su calidad de vida.
  • No detener el tratamiento que le prolonga la vida.

Puntos clave para recordar

  • Si existen altas probabilidades de que su enfermedad pueda curarse o manejarse, es posible que su médico le aconseje que primero pruebe los tratamientos disponibles. Si estos no dan resultado, entonces podría considerar la posibilidad de detener el tratamiento.
  • Si detiene el tratamiento, de todos modos recibirá atención que se concentre en el alivio del dolor, en su comodidad y en su calidad de vida. Esto se conoce como programa de cuidados paliativos.
  • Una decisión de detener el tratamiento que lo mantiene con vida no tiene por qué ser permanente. Siempre puede cambiar de opinión si su salud comienza a mejorar.
  • Aunque su tratamiento se concentre en ayudarle a vivir más tiempo, es posible que cause efectos secundarios que pueden afectar en gran medida su calidad de vida y su capacidad de pasar tiempo con sus familiares y amigos.
  • Si aún tiene metas personales por las que desea luchar, es posible que desee un tratamiento que lo mantenga con vida el tiempo suficiente como para alcanzarlas.
PMCs

¿Qué tipos de tratamiento pueden ayudarle a vivir más tiempo?

Existen diversos tipos de tratamiento que pueden ayudarle a vivir más tiempo. Es posible que estos sean necesarios únicamente durante un período breve, hasta que su enfermedad mejore. O bien, podría usarlos a largo plazo, para que ayuden a mantenerlo con vida.

Algunos tratamientos incluyen el uso de:

  • Medicamentos para enlentecer la progresión de determinadas enfermedades, como enfermedad cardíaca, diabetes, cáncer, SIDA o enfermedad de Alzheimer.
  • Antibióticos para tratar infecciones graves, como neumonía.
  • Diálisis para limpiarle la sangre si los riñones dejan de funcionar.
  • Ventilación mecánica (respirador) para ayudarle a respirar si no puede respirar por su propia cuenta. Esta máquina bombea aire en sus pulmones mediante un tubo que se le introduce en la garganta.
  • Un tubo de alimentación o una línea intravenosa (IV) para suministrarle comida y líquidos si no puede comer ni beber.
  • Reanimación cardiopulmonar (RCP) para intentar que su corazón vuelva a funcionar.

La decisión de recibir tratamientos que podrían ayudarle a vivir más tiempo es personal. Es posible que quiera que su médico haga todo lo posible por mantenerlo vivo, incluso cuando su posibilidad de recuperación sea pequeña.

O usted podría elegir atención de programas de cuidados paliativos, que se concentran más en lo bien que usted vive en lugar de en cuánto tiempo vive. Buscan formas de hacer que usted esté más cómodo, como ayudarle a manejar el dolor y otros síntomas.

Estas pueden ser decisiones difíciles de tomar, pero no tiene que hacerlo solo. Busque ayuda y apoyo en sus familiares, en su médico, en su consejero espiritual y en sus amigos.

¿Qué son los cuidados paliativos? ¿Qué son los programas de cuidados paliativos?

Los cuidados paliativos son un tipo de atención para las personas que tienen enfermedades graves. Se concentran en aliviar el dolor y otros síntomas, y en mejorar su calidad de vida, no solo en el cuerpo, sino también en la mente y el alma.

El tipo de atención que reciba dependerá de sus necesidades. Sus metas y valores orientan su cuidado. De todos modos, puede recibir tratamiento para su enfermedad y a la vez obtener cuidados paliativos para ayudarle con los efectos secundarios del tratamiento. Pero es posible que llegue un momento en que decida que los cuidados paliativos son más importantes.

Si elige detener el tratamiento, su médico, sus enfermeras y otras personas que le brinden cuidados paliativos se concentrarán en aliviar sus síntomas y en proporcionarles apoyo emocional y espiritual a usted y a su familia. Pueden ayudarles a usted y a sus seres queridos:

  • A comprender mejor su enfermedad.
  • A hablar más abiertamente acerca de sus sentimientos.
  • A decidir cuáles tratamientos desea seguir y cuáles no.
  • A planear para el futuro.

También pueden asegurar que el resto de su equipo de atención médica y de sus familiares y amigos comprendan sus metas y respeten sus deseos.

Cuando usted, sus seres queridos o sus médicos sientan que a usted solo le queda un período breve de vida, podría querer considerar un programa de cuidados paliativos. Un programa de cuidados paliativos provee cuidados paliativos para gente que esté en sus últimas semanas o últimos meses de vida. Los servicios de un programa de cuidados paliativos incluyen manejar el dolor y otros síntomas y mantenerlo tan cómodo como sea posible, en un entorno familiar, con sus familiares y amigos. Los programas de cuidados paliativos también ofrecen servicios para apoyar las necesidades de sus familiares, sus amigos y otros cuidadores.

Algunas personas podrían preocuparse por el hecho de que, si detienen el tratamiento, no obtendrán la mejor atención. Si usted elige concentrarse únicamente en la atención paliativa o de programas de cuidados paliativos, de todos modos, tendrá acceso a médicos y a una atención excelente. Una decisión de detener el tratamiento que le mantiene con vida no tiene por qué ser permanente. Siempre puede cambiar de opinión si su salud comienza a mejorar.

¿Por qué podría usted elegir un tratamiento para prolongarle la vida?

Usted podría considerar la posibilidad de tratar su enfermedad si:

  • Existen altas probabilidades de que pueda curar o manejar su enfermedad.
  • Usted piensa que puede manejar los posibles efectos secundarios del tratamiento.
  • Usted no piensa que el tratamiento pueda obstaculizar su calidad de vida.
  • Tiene metas personales por las que aún quiere luchar y que aún desea lograr.

¿Qué debería considerar antes de decidirse a detener el tratamiento que le prolonga la vida?

Usted podría preguntarse qué tipos de tratamientos podría desear si:

  • Tiene una enfermedad grave que no tiene cura.
  • Queda en estado de coma y existen pocas posibilidades de que salga de dicho estado.
  • Tiene una enfermedad a largo plazo que empeora con el tiempo y no tiene posibilidades de mejorar ni de curarse.

Usted podría considerar lo que dice su médico sobre sus probabilidades de recuperación y cómo esto podría afectar lo que usted decida hacer.

Aunque los tratamientos médicos podrían ayudarle a prolongar su vida, es posible que también le causen dolor y otros efectos secundarios que pueden afectar en gran medida su calidad de vida y su capacidad de pasar tiempo con sus familiares y amigos.

También podría preguntarse qué significa "calidad de vida" para usted y cuánto control desea tener sobre ella.

  • ¿Desea poder desenvolverse y vivir por su propia cuenta?
  • ¿Le parece bien la idea de vivir en un hospital o un hogar de ancianos?
  • ¿Le parece bien la idea de que las máquinas lo mantengan con vida?

¿Sobre qué debería hablar con su médico antes de tomar una decisión?

Puede ser difícil decidir cuándo interrumpir el tratamiento. Sin embargo, existen algunas preguntas que usted puede hacerle a su médico para ayudar a aclarar más las cosas, como:

  • ¿Es posible curar mi enfermedad? Algunos problemas de salud pueden curarse o manejarse en forma exitosa durante muchos años con los tratamientos disponibles. Otras enfermedades empeoran rápidamente y no pueden curarse.
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento? Muchos tratamientos pueden curar o tratar una enfermedad con pocos efectos en su calidad de vida. Pero algunos tratamientos podrían causar efectos secundarios que pueden reducir su calidad de vida en gran medida.
  • ¿Cuánto tiempo de vida cree que me queda? Es posible que sea difícil para su médico saber cuándo terminará su vida. Pero es posible que pueda calcular la cantidad de tiempo que podría quedarle, según lo bien que responda al tratamiento y cuánto haya progresado su enfermedad.

Si todavía no tiene instrucciones médicas por anticipado, este podría ser un buen momento para que las prepare. Las instrucciones médicas por anticipado son un documento legal que describe los tipos de atención médica que usted desea recibir y cómo desea que se lleven a cabo sus deseos de atención médica si se encuentra cerca del final de la vida o en un hospital con una enfermedad grave. Les indica a su familia y a su médico qué hacer si usted no puede hablar por sí mismo.

¿Por qué podría su médico recomendarle que detenga el tratamiento?

Su médico podría sugerirle que detenga el tratamiento que le prolonga la vida si:

  • Su posibilidad de sobrevivir a su enfermedad es muy baja.
  • Usted ha probado todos los tratamientos posibles para su enfermedad, pero no han sido de utilidad.
  • Usted ya no puede aguantarse los efectos secundarios del tratamiento.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Detener el tratamiento para prolongar su vida Detener el tratamiento para prolongar su vida
  • Usted recibe tratamiento que se concentra en el manejo de sus síntomas y en su calidad de vida, en lugar de concentrarse en curar o enlentecer la progresión de su enfermedad.
  • Evita los efectos secundarios del tratamiento.
  • Usted puede concentrarse en estar cómodo, en pasar tiempo con sus familiares y amigos, y en realizar cualquier arreglo que necesite.
  • Es posible que muera antes.
  • Es posible que no pueda luchar por sus metas personales ni lograrlas antes de morirse.
No detener el tratamiento No detener el tratamiento
  • Usted recibe tratamiento que podría curar o enlentecer la progresión de su enfermedad.
  • Es posible que usted viva más tiempo o, en raras ocasiones, que su enfermedad se cure.
  • Es posible que pueda luchar por sus metas personales y lograrlas.
  • El tratamiento podría causar efectos secundarios que podrían afectar su calidad de vida y su capacidad de pasar tiempo con sus familiares y amigos.
  • El tratamiento podría dejar de dar resultados, por lo cual es posible que usted no mejore.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de las opciones de atención al final de la vida

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Cuando me diagnosticaron recientemente cáncer de pulmón, mi médico habló sobre las opciones de tratamiento conmigo y con mi familia. El tumor que tengo en el pulmón no se puede extirpar quirúrgicamente. Es posible que la quimioterapia me prolongue la vida un poco, pero no deseo arriesgarme a los efectos secundarios asociados con estos medicamentos. He vivido una vida larga y plena, y deseo morir cómodamente en el hogar, con mi familia. Deseo mantenerme activo tanto tiempo como sea posible. Estoy dispuesto a permitirle al programa de cuidados paliativos que le ayude a mi familia a cuidarme cuando yo necesite ayuda adicional.

Tully, 83 años

Hace alrededor de un año me diagnosticaron leucemia aguda. Entré en remisión poco tiempo después de haber comenzado la quimioterapia. Desafortunadamente, esta remisión fue muy breve, y de nuevo estoy recibiendo quimioterapia y radioterapia. Tengo hijos pequeños en casa y deseo verlos crecer. Mi médico me informó que es posible que necesite probar otras formas de tratamiento, como un trasplante de médula ósea. Estoy dispuesta a intentar un tratamiento que podría curar mi enfermedad. Si desarrollo complicaciones, deseo recibir cualquier tratamiento que me mantenga con vida. No estoy lista para rendirme.

Mia, 32 años

He tenido SIDA durante 3 años. He tomado muchos medicamentos, pero ahora estoy desarrollando infecciones frecuentes que no responden a los medicamentos. He hablado con mi pareja, mi familia, mis amigos y mi médico, y no deseo recibir RCP ni que me conecten a un respirador si dejo de respirar. No me siento cómoda con la idea de morir en casa, porque me preocupa el bienestar de mi pareja. He elegido vivir en mi casa tanto tiempo como pueda, y luego trasladarme a un centro de cuidados paliativos en mi ciudad natal. De este modo, el equipo de un programa de cuidados paliativos puede ayudarme a manejar mis síntomas, y mi pareja y otros familiares pueden participar en mi atención.

Marion, 39 años

Tenía tan solo 33 años cuando tuve mi primer ataque al corazón. Mi enfermedad cardíaca ha progresado a pesar de los medicamentos, de la cirugía de derivación vascular y de los cambios en el estilo de vida. Fuera de mi enfermedad cardíaca, tengo muy buena salud. La opción de tratamiento que me queda es un trasplante de corazón. Sin esto, es probable que muera. Incluso después del trasplante de corazón, necesitaré tomar muchos medicamentos, continuar mi estilo de vida saludable y ver a mi médico con frecuencia. Llevo una vida productiva y estoy dispuesto a pasar por un trasplante de corazón si eso prolongará mi vida.

Javier, 54 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos por los cuales detener el tratamiento que prolonga la vida

Motivos por los cuales no detener el tratamiento

Estoy listo para afrontar mi muerte y dejar que mi enfermedad siga su curso natural.

Deseo probar cada tratamiento posible para mantenerme con vida, incluso si existen pocas probabilidades de que pueda sobrevivir.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Ya he cumplido las metas que me propuse alcanzar en la vida.

Aún tengo metas personales para las que quiero trabajar y que quiero alcanzar.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Los efectos secundarios de mi tratamiento me están haciendo sentir peor.

Me siento mejor de lo que me sentía antes de comenzar el tratamiento.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Detener el tratamiento

NO detener el tratamiento

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

Cuando detiene el tratamiento, ¿esto significa que deja de recibir atención?

  • Lo lamento, eso no es correcto. Si detiene el tratamiento, de todos modos recibirá atención que se concentre en el alivio del dolor, en su comodidad y en su calidad de vida.
  • NoEs cierto. Si detiene el tratamiento, de todos modos recibirá atención que se concentre en el alivio del dolor, en su comodidad y en su calidad de vida.
  • No estoy seguro.Es posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". Si detiene el tratamiento, de todos modos recibirá atención que se concentre en el alivio del dolor, en su comodidad y en su calidad de vida.
2.

¿Puede usted volver a recibir tratamiento a pesar de que haya decidido detenerlo?

  • Es cierto. Una decisión de detener el tratamiento que le mantiene con vida no tiene por qué ser permanente. Siempre puede cambiar de opinión si su salud comienza a mejorar.
  • NoLo lamento, eso no es correcto. Una decisión de detener el tratamiento que le mantiene con vida no tiene por qué ser permanente. Siempre puede cambiar de opinión si su salud comienza a mejorar.
  • No estoy seguro.Es posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". Una decisión de detener el tratamiento que le mantiene con vida no tiene por qué ser permanente. Siempre puede cambiar de opinión si su salud comienza a mejorar.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAnne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializadoShelly R. Garone, MD, FACP - Medicina Paliativa
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Planificación previa del cuidado: ¿Debería detener el tratamiento que prolonga mi vida?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Detener el tratamiento que le prolonga la vida. En lugar de este, recibir solamente tratamiento que se concentre en su comodidad y en su calidad de vida.
  • No detener el tratamiento que le prolonga la vida.

Puntos clave para recordar

  • Si existen altas probabilidades de que su enfermedad pueda curarse o manejarse, es posible que su médico le aconseje que primero pruebe los tratamientos disponibles. Si estos no dan resultado, entonces podría considerar la posibilidad de detener el tratamiento.
  • Si detiene el tratamiento, de todos modos recibirá atención que se concentre en el alivio del dolor, en su comodidad y en su calidad de vida. Esto se conoce como programa de cuidados paliativos.
  • Una decisión de detener el tratamiento que lo mantiene con vida no tiene por qué ser permanente. Siempre puede cambiar de opinión si su salud comienza a mejorar.
  • Aunque su tratamiento se concentre en ayudarle a vivir más tiempo, es posible que cause efectos secundarios que pueden afectar en gran medida su calidad de vida y su capacidad de pasar tiempo con sus familiares y amigos.
  • Si aún tiene metas personales por las que desea luchar, es posible que desee un tratamiento que lo mantenga con vida el tiempo suficiente como para alcanzarlas.
PMCs

¿Qué tipos de tratamiento pueden ayudarle a vivir más tiempo?

Existen diversos tipos de tratamiento que pueden ayudarle a vivir más tiempo. Es posible que estos sean necesarios únicamente durante un período breve, hasta que su enfermedad mejore. O bien, podría usarlos a largo plazo, para que ayuden a mantenerlo con vida.

Algunos tratamientos incluyen el uso de:

  • Medicamentos para enlentecer la progresión de determinadas enfermedades, como enfermedad cardíaca, diabetes, cáncer, SIDA o enfermedad de Alzheimer.
  • Antibióticos para tratar infecciones graves, como neumonía.
  • Diálisis para limpiarle la sangre si los riñones dejan de funcionar.
  • Ventilación mecánica (respirador) para ayudarle a respirar si no puede respirar por su propia cuenta. Esta máquina bombea aire en sus pulmones mediante un tubo que se le introduce en la garganta.
  • Un tubo de alimentación o una línea intravenosa (IV) para suministrarle comida y líquidos si no puede comer ni beber.
  • Reanimación cardiopulmonar (RCP) para intentar que su corazón vuelva a funcionar.

La decisión de recibir tratamientos que podrían ayudarle a vivir más tiempo es personal. Es posible que quiera que su médico haga todo lo posible por mantenerlo vivo, incluso cuando su posibilidad de recuperación sea pequeña.

O usted podría elegir atención de programas de cuidados paliativos, que se concentran más en lo bien que usted vive en lugar de en cuánto tiempo vive. Buscan formas de hacer que usted esté más cómodo, como ayudarle a manejar el dolor y otros síntomas.

Estas pueden ser decisiones difíciles de tomar, pero no tiene que hacerlo solo. Busque ayuda y apoyo en sus familiares, en su médico, en su consejero espiritual y en sus amigos.

¿Qué son los cuidados paliativos? ¿Qué son los programas de cuidados paliativos?

Los cuidados paliativos son un tipo de atención para las personas que tienen enfermedades graves. Se concentran en aliviar el dolor y otros síntomas, y en mejorar su calidad de vida, no solo en el cuerpo, sino también en la mente y el alma.

El tipo de atención que reciba dependerá de sus necesidades. Sus metas y valores orientan su cuidado. De todos modos, puede recibir tratamiento para su enfermedad y a la vez obtener cuidados paliativos para ayudarle con los efectos secundarios del tratamiento. Pero es posible que llegue un momento en que decida que los cuidados paliativos son más importantes.

Si elige detener el tratamiento, su médico, sus enfermeras y otras personas que le brinden cuidados paliativos se concentrarán en aliviar sus síntomas y en proporcionarles apoyo emocional y espiritual a usted y a su familia. Pueden ayudarles a usted y a sus seres queridos:

  • A comprender mejor su enfermedad.
  • A hablar más abiertamente acerca de sus sentimientos.
  • A decidir cuáles tratamientos desea seguir y cuáles no.
  • A planear para el futuro.

También pueden asegurar que el resto de su equipo de atención médica y de sus familiares y amigos comprendan sus metas y respeten sus deseos.

Cuando usted, sus seres queridos o sus médicos sientan que a usted solo le queda un período breve de vida, podría querer considerar un programa de cuidados paliativos. Un programa de cuidados paliativos provee cuidados paliativos para gente que esté en sus últimas semanas o últimos meses de vida. Los servicios de un programa de cuidados paliativos incluyen manejar el dolor y otros síntomas y mantenerlo tan cómodo como sea posible, en un entorno familiar, con sus familiares y amigos. Los programas de cuidados paliativos también ofrecen servicios para apoyar las necesidades de sus familiares, sus amigos y otros cuidadores.

Algunas personas podrían preocuparse por el hecho de que, si detienen el tratamiento, no obtendrán la mejor atención. Si usted elige concentrarse únicamente en la atención paliativa o de programas de cuidados paliativos, de todos modos, tendrá acceso a médicos y a una atención excelente. Una decisión de detener el tratamiento que le mantiene con vida no tiene por qué ser permanente. Siempre puede cambiar de opinión si su salud comienza a mejorar.

¿Por qué podría usted elegir un tratamiento para prolongarle la vida?

Usted podría considerar la posibilidad de tratar su enfermedad si:

  • Existen altas probabilidades de que pueda curar o manejar su enfermedad.
  • Usted piensa que puede manejar los posibles efectos secundarios del tratamiento.
  • Usted no piensa que el tratamiento pueda obstaculizar su calidad de vida.
  • Tiene metas personales por las que aún quiere luchar y que aún desea lograr.

¿Qué debería considerar antes de decidirse a detener el tratamiento que le prolonga la vida?

Usted podría preguntarse qué tipos de tratamientos podría desear si:

  • Tiene una enfermedad grave que no tiene cura.
  • Queda en estado de coma y existen pocas posibilidades de que salga de dicho estado.
  • Tiene una enfermedad a largo plazo que empeora con el tiempo y no tiene posibilidades de mejorar ni de curarse.

Usted podría considerar lo que dice su médico sobre sus probabilidades de recuperación y cómo esto podría afectar lo que usted decida hacer.

Aunque los tratamientos médicos podrían ayudarle a prolongar su vida, es posible que también le causen dolor y otros efectos secundarios que pueden afectar en gran medida su calidad de vida y su capacidad de pasar tiempo con sus familiares y amigos.

También podría preguntarse qué significa "calidad de vida" para usted y cuánto control desea tener sobre ella.

  • ¿Desea poder desenvolverse y vivir por su propia cuenta?
  • ¿Le parece bien la idea de vivir en un hospital o un hogar de ancianos?
  • ¿Le parece bien la idea de que las máquinas lo mantengan con vida?

¿Sobre qué debería hablar con su médico antes de tomar una decisión?

Puede ser difícil decidir cuándo interrumpir el tratamiento. Sin embargo, existen algunas preguntas que usted puede hacerle a su médico para ayudar a aclarar más las cosas, como:

  • ¿Es posible curar mi enfermedad? Algunos problemas de salud pueden curarse o manejarse en forma exitosa durante muchos años con los tratamientos disponibles. Otras enfermedades empeoran rápidamente y no pueden curarse.
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento? Muchos tratamientos pueden curar o tratar una enfermedad con pocos efectos en su calidad de vida. Pero algunos tratamientos podrían causar efectos secundarios que pueden reducir su calidad de vida en gran medida.
  • ¿Cuánto tiempo de vida cree que me queda? Es posible que sea difícil para su médico saber cuándo terminará su vida. Pero es posible que pueda calcular la cantidad de tiempo que podría quedarle, según lo bien que responda al tratamiento y cuánto haya progresado su enfermedad.

Si todavía no tiene instrucciones médicas por anticipado, este podría ser un buen momento para que las prepare. Las instrucciones médicas por anticipado son un documento legal que describe los tipos de atención médica que usted desea recibir y cómo desea que se lleven a cabo sus deseos de atención médica si se encuentra cerca del final de la vida o en un hospital con una enfermedad grave. Les indica a su familia y a su médico qué hacer si usted no puede hablar por sí mismo.

¿Por qué podría su médico recomendarle que detenga el tratamiento?

Su médico podría sugerirle que detenga el tratamiento que le prolonga la vida si:

  • Su posibilidad de sobrevivir a su enfermedad es muy baja.
  • Usted ha probado todos los tratamientos posibles para su enfermedad, pero no han sido de utilidad.
  • Usted ya no puede aguantarse los efectos secundarios del tratamiento.

2. Compare sus opciones

 Detener el tratamiento para prolongar su vidaNo detener el tratamiento
¿Qué implica generalmente?
  • Usted recibe tratamiento que se concentra en el manejo de sus síntomas y en su calidad de vida, en lugar de concentrarse en curar o enlentecer la progresión de su enfermedad.
  • Usted recibe tratamiento que podría curar o enlentecer la progresión de su enfermedad.
¿Cuáles son los beneficios?
  • Evita los efectos secundarios del tratamiento.
  • Usted puede concentrarse en estar cómodo, en pasar tiempo con sus familiares y amigos, y en realizar cualquier arreglo que necesite.
  • Es posible que usted viva más tiempo o, en raras ocasiones, que su enfermedad se cure.
  • Es posible que pueda luchar por sus metas personales y lograrlas.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Es posible que muera antes.
  • Es posible que no pueda luchar por sus metas personales ni lograrlas antes de morirse.
  • El tratamiento podría causar efectos secundarios que podrían afectar su calidad de vida y su capacidad de pasar tiempo con sus familiares y amigos.
  • El tratamiento podría dejar de dar resultados, por lo cual es posible que usted no mejore.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de las opciones de atención al final de la vida

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Cuando me diagnosticaron recientemente cáncer de pulmón, mi médico habló sobre las opciones de tratamiento conmigo y con mi familia. El tumor que tengo en el pulmón no se puede extirpar quirúrgicamente. Es posible que la quimioterapia me prolongue la vida un poco, pero no deseo arriesgarme a los efectos secundarios asociados con estos medicamentos. He vivido una vida larga y plena, y deseo morir cómodamente en el hogar, con mi familia. Deseo mantenerme activo tanto tiempo como sea posible. Estoy dispuesto a permitirle al programa de cuidados paliativos que le ayude a mi familia a cuidarme cuando yo necesite ayuda adicional."

— Tully, 83 años

"Hace alrededor de un año me diagnosticaron leucemia aguda. Entré en remisión poco tiempo después de haber comenzado la quimioterapia. Desafortunadamente, esta remisión fue muy breve, y de nuevo estoy recibiendo quimioterapia y radioterapia. Tengo hijos pequeños en casa y deseo verlos crecer. Mi médico me informó que es posible que necesite probar otras formas de tratamiento, como un trasplante de médula ósea. Estoy dispuesta a intentar un tratamiento que podría curar mi enfermedad. Si desarrollo complicaciones, deseo recibir cualquier tratamiento que me mantenga con vida. No estoy lista para rendirme."

— Mia, 32 años

"He tenido SIDA durante 3 años. He tomado muchos medicamentos, pero ahora estoy desarrollando infecciones frecuentes que no responden a los medicamentos. He hablado con mi pareja, mi familia, mis amigos y mi médico, y no deseo recibir RCP ni que me conecten a un respirador si dejo de respirar. No me siento cómoda con la idea de morir en casa, porque me preocupa el bienestar de mi pareja. He elegido vivir en mi casa tanto tiempo como pueda, y luego trasladarme a un centro de cuidados paliativos en mi ciudad natal. De este modo, el equipo de un programa de cuidados paliativos puede ayudarme a manejar mis síntomas, y mi pareja y otros familiares pueden participar en mi atención."

— Marion, 39 años

"Tenía tan solo 33 años cuando tuve mi primer ataque al corazón. Mi enfermedad cardíaca ha progresado a pesar de los medicamentos, de la cirugía de derivación vascular y de los cambios en el estilo de vida. Fuera de mi enfermedad cardíaca, tengo muy buena salud. La opción de tratamiento que me queda es un trasplante de corazón. Sin esto, es probable que muera. Incluso después del trasplante de corazón, necesitaré tomar muchos medicamentos, continuar mi estilo de vida saludable y ver a mi médico con frecuencia. Llevo una vida productiva y estoy dispuesto a pasar por un trasplante de corazón si eso prolongará mi vida."

— Javier, 54 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos por los cuales detener el tratamiento que prolonga la vida

Motivos por los cuales no detener el tratamiento

Estoy listo para afrontar mi muerte y dejar que mi enfermedad siga su curso natural.

Deseo probar cada tratamiento posible para mantenerme con vida, incluso si existen pocas probabilidades de que pueda sobrevivir.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Ya he cumplido las metas que me propuse alcanzar en la vida.

Aún tengo metas personales para las que quiero trabajar y que quiero alcanzar.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Los efectos secundarios de mi tratamiento me están haciendo sentir peor.

Me siento mejor de lo que me sentía antes de comenzar el tratamiento.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Detener el tratamiento

NO detener el tratamiento

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. Cuando detiene el tratamiento, ¿esto significa que deja de recibir atención?

  • No
  • No estoy seguro.
Es cierto. Si detiene el tratamiento, de todos modos recibirá atención que se concentre en el alivio del dolor, en su comodidad y en su calidad de vida.

2. ¿Puede usted volver a recibir tratamiento a pesar de que haya decidido detenerlo?

  • No
  • No estoy seguro.
Es cierto. Una decisión de detener el tratamiento que le mantiene con vida no tiene por qué ser permanente. Siempre puede cambiar de opinión si su salud comienza a mejorar.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAnne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializadoShelly R. Garone, MD, FACP - Medicina Paliativa

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.