Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Cómo prepararse para su estadía en el hospital

Generalidades del tema

No todas las estadías en el hospital comienzan en la sala de emergencias. A veces, usted tiene tiempo de prepararse para una estadía planificada en el hospital. Pero incluso cuando no tenga un problema médico urgente, prepararse para ir al hospital podría dejarlo sintiéndose abrumado e incluso un poco estresado. Al tomar medidas con tiempo a fin de prepararse para su estadía, usted puede controlar algo de ese estrés y ahorrar esa energía para recuperarse lo más rápido posible.

Planifique por adelantado para esas cuentas médicas

La mayoría de los planes de seguros requieren que les informe por adelantado sobre su estadía en el hospital. Si no lo hace, hay riesgo de que el plan le niegue la cobertura de su estadía.

También le convendrá asegurarse de que el hospital al que vaya esté cubierto bajo su plan.

Si no tiene seguro de salud

Si no tiene seguro, llame al departamento de facturación antes de su estadía y pregunte qué pueden hacer para ayudarle. Muchos hospitales tienen asesores financieros. Probablemente arreglen un plan de pago para usted. Es posible que hasta le ofrezcan un descuento.

Su hospital podría ofrecerle un descuento mayor si paga toda o parte de la factura por adelantado. También es posible que pueda negociar con varios proveedores de atención para reducir el costo de su estadía y tratamiento.

Si tiene un ingreso bajo o ninguno, es posible que reúna los requisitos para un programa de atención de caridad del hospital o de asistencia del gobierno.

Comunique sus deseos a sus seres queridos

Antes de ir al hospital, complete un testamento vital y un poder notarial médico.

Es una buena idea tener estos documentos listos —y asegurarse de que sus seres queridos sepan dónde están— porque en el caso poco probable de que se necesiten, serán de una ayuda inmensa para su familia.

  • Testamento vital. Este es un documento que hace constar sus deseos acerca del tratamiento médico para el final de la vida en caso de que usted no pueda expresarse por sí mismo.
  • Poder notarial médico. Este documento designa a un apoderado de la atención de salud, alguien que usted elige para que tome decisiones médicas por usted cuando usted no pueda hacerlo.

Decida sobre almacenar sangre

Si usted va a hacerse una cirugía y espera necesitar una transfusión de sangre, es posible que quiera almacenar su propia sangre unas semanas antes de la cirugía. Si de hecho necesita una transfusión, los médicos pueden usar su propia sangre.

Muchas personas consideran esta opción para protegerse de los riesgos de enfermedades o de sangre incompatible que están vinculados a la transfusión de sangre. Hable con su médico acerca de sus riesgos.

Ocúpese de tareas previas a su internación

Compruebe que haya arreglado que alguien se ocupe de todas las cosas mientras usted no esté, como el cuidado de los niños y de sus mascotas, el jardín, el correo y el pago de cuentas.

Si es posible, pídale a un familiar o a otro ser querido que le ayude, que vaya con usted al hospital y esté con usted lo más que pueda durante su estadía. Esta persona puede vigilarlo, alertar a enfermeras cuando sea necesario, asegurarse de que le respondan sus preguntas y tomar notas cuando el médico lo visite.

Si va al hospital por una operación, siga exactamente las instrucciones sobre cuándo debe dejar de comer y de beber.

Haga una lista de cosas para llevar al hospital

Llene y junte todos los papeles, incluyendo:

  • La tarjeta de seguro médico.
  • Una lista de nombres de contacto de emergencia y sus números telefónicos.
  • Cualquier formulario —ya llenado por usted— que el hospital le haya dado por adelantado.
  • Un documento de su historial médico familiar (¿Qué es un documento PDF ?).
  • Una lista de todos los medicamentos (¿Qué es un documento PDF ?) —incluyendo vitaminas y suplementos— que tome. La mayoría de los hospitales quiere que deje los medicamentos que tome en su casa. Algunos hospitales quieren que lleve todos sus medicamentos consigo para que una enfermera pueda hacer su propia lista para el hospital, y luego un familiar lleva los medicamentos de vuelta al hogar. Si no sabe qué método usa su hospital, llame al hospital o pregúntele a su médico.
  • Una lista de todas las alergias que tenga.
  • Copias de su testamento vital y de su poder notarial médico.

Pregúntele a su médico si necesita llevar copias de algún resultado de laboratorio o radiografías consigo. Probablemente no las necesite, pero es una buena idea preguntar.

Artículos personales

Recuerde llevar los artículos personales que necesite usar todos los días, como:

  • Sus anteojos. Si usa lentes de contacto, es posible que no convenga tener que ocuparse de ellos en el hospital.
  • Sus audífonos (junto con pilas adicionales), un bastón y sus dientes postizos y la caja de los dientes postizos.
  • Su teléfono celular y el cargador o una tarjeta de teléfono prepagada. Algunos hospitales no permiten el uso de teléfonos celulares en habitaciones de pacientes. Si no puede llevar su teléfono celular, lleve una lista de números telefónicos importantes.
  • Artículos de tocador, como jabón, champú, cepillo de dientes, pasta dental, desodorante, un cepillo para peinarse y una afeitadora. Si bien el hospital puede proporcionar artículos básicos de tocador, es posible que esos productos no sean de su agrado. Recuerde, no obstante, que suele haber muy poco lugar para guardar cosas en la habitación de un hospital, de modo que empaque cuidadosamente.
  • Protector labial y humectante para la piel. El sistema de calefacción y de aire acondicionado de los hospitales puede resecar mucho la piel. Considere colocar estos y otros artículos frecuentemente necesarios en un bolso que usted pueda poner en su cama o mesa de luz para tenerlo disponible fácilmente.
  • Un sombrero, una bufanda, una banda para la cabeza o hebillas para el pelo para aquellos días en que no pueda lavarse el pelo y quiera cubrírselo.
Artículos para estar cómodo
  • Varios pares de tapones para los oídos y una máscara para dormir para que le ayuden a dormir
  • Pijamas, bata y pantuflas. Es posible que a veces tenga usar una bata de hospital, pero usted podría querer estar cómodo en sus propios pijamas si se lo permiten. Acuérdese de pensar en capas de ropa, porque las habitaciones de los hospitales pueden ser más cálidas o más frías de lo que está acostumbrado en su casa.
  • Unos pares de ropa interior y de medias limpias
  • Una pequeña cantidad de dinero para máquinas expendedoras, el carrito de refrigerios de cortesía o la tienda de regalos. Pero deje la mayoría de su dinero en efectivo —y todas las tarjetas de crédito— en su casa.
Artículos para relajarse

Es importante llevar artículos que le ayuden a relajarse. Considere empacar una o más de las siguientes cosas:

  • Su propia almohada, con una funda diferente para que no s e confunda con una almohada del hospital
  • Un reproductor de música, con audífonos o auriculares
  • Una o dos fotos de seres queridos, mascotas o de uno de sus lugares de vacaciones preferidos
  • Material de lectura o libros de crucigramas
  • Un reproductor de DVD o una computadora. Pero piense con cuidado acerca de llevar artículos caros al hospital. No podrá vigilarlos todo el tiempo.
Artículos de cuidado médico
  • Lleve un cuaderno y un lápiz o un bolígrafo. Use esto para escribir preguntas que piense cuando el médico no esté allí. Y más tarde puede escribir las respuestas del médico.
  • Pregúntele a su médico si necesita llevar al hospital alguno de sus medicamentos. Probablemente no tenga que hacerlo, pero es mejor preguntar.
  • Lleve consigo una botella de gel de alcohol para manos para su mesa de luz. Dependiendo de por qué está en el hospital, es posible que no pueda levantarse fácilmente o con frecuencia para lavarse las manos. Y tener la botella a la vista le facilitará pedirle a los visitantes que se laven las manos cuando entren.
Lista de último minuto
  • Dúchese o báñese antes de salir. Si lo van a operar, no se afeite usted mismo la zona de la operación.
  • Sáquese el esmalte de uñas o el maquillaje.
  • Sáquese todas las joyas, incluso las alianzas de matrimonio. Estas cosas no solo son un problema para algunas pruebas y tratamientos, sino que también pueden ser lugares donde se juntan microbios y se multiplican.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Última revisión 18 diciembre, 2012

Última revisión: 18 diciembre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.