Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Cómo preparar a su hijo para ir al hospital

Generalidades del tema

Si su hijo está enfrentando una estadía en el hospital, usted quiere hacer todo lo que pueda para que el hospital sea menos extraño y atemorizante.

El miedo a lo desconocido puede ser peor que el miedo a lo conocido, de modo que decirle a su hijo qué se va a encontrar va a ser muy bueno para reducirle el miedo y el estrés.

Y cuando un niño tiene menos miedo y estrés, este tendrá más energía disponible para otras cosas, como recuperarse lo más rápido posible.

Un gran efecto secundario de enseñarle a su hijo sobre el hospital y sobre lo que pasará es que usted aprenderá también. Y si sus propios miedos y estrés son más bajos, eso también es bueno para su hijo.

Hablar es útil

No cometa el error de pensar que su hijo es demasiado pequeño para entender o que es mejor que no sepa. Use un lenguaje simple que sea apropiado para la edad de su hijo. Recuerde que demasiados detalles pueden asustar a los niños pequeños.

Usted es el que mejor conoce a su hijo, de modo que disponga de tiempo suficiente antes de la estadía en el hospital para explicarle lo que pasará. Algunos niños reaccionan mejor cuando el hecho de ir al hospital se explica inmediatamente antes de que ocurra, de modo que no tienen tiempo para preocuparse ni soñar sobre ello.

O su hijo puede reaccionar mejor si tiene tiempo para hablar con usted sobre lo que pasará antes de la visita.

Para empezar la conversación, podría preguntarle a su hijo lo que sabe sobre el hospital. Explíquele por qué tiene que quedarse en el hospital y aliente a su hijo a hablar sobre ello.

Hable sobre las cosas buenas que van a pasar al final de la estadía en el hospital, como volver a casa. Concéntrese en cómo puede sentirse su hijo después y cómo estar en el hospital puede ayudar con un problema de salud.

Hay muchos libros —para padres y para niños de varios niveles de edad— que ayudan a explicar visitas al hospital, cirugía y qué esperar. Leer un libro con usted puede ayudar a su hijo a hablar sobre sus miedos. Pídale recomendaciones a su médico.

Responda preguntas honestamente, y no haga promesas que no puede cumplir. Por ejemplo, no prometa que no habrá ningún dolor. En cambio, sea alentador: La aplicación de una inyección puede doler, pero solo por unos segundos.

Considere los sentimientos de su hijo

Dígale a su hijo que es normal sentirse con miedo o incluso enojado. No tiene por qué sentirse incómodo por estos sentimientos. Y su hijo debería saber que puede hablar con usted sobre ellos.

Averigüe si el hospital le permitirá a usted o a otro familiar estar en la habitación de su hijo todo el tiempo. La mayoría de los hospitales permiten esto. Saber esto con anticipación puede ayudar a su hijo a estar menos asustado.

Asegúrese de que su hijo sepa que el hospital no es un castigo por nada y que muchos chicos tienen que pasar por esto.

Haga una visita guiada

Muchos hospitales tienen programas especiales para ayudar a los niños a prepararse. El programa incluirá visitas y charlas. Puede realizarse con grupos de niños o con un niño a la vez. Pregúntele al médico de su hijo sobre esto, si le parece que ayudará.

A veces, se usan maneras especiales de comunicación, como con una presentación de títeres, libros, DVD o juegos. Algunos hospitales tienen un especialista entre el personal cuyo trabajo es ayudar a los niños y a sus familias a sobrellevar una estadía en el hospital.

Conduzca su propio recorrido

Si su hospital no tiene un programa de preparación formal, puede crear uno para su hijo. Llame al hospital y dígales que le gustaría hacer una visita. Deles una lista de lugares en el hospital que le gustaría que su hijo viera.

Vea si puede programar la visita durante un horario más tranquilo, cuando una de las enfermeras del sector de su hijo esté disponible para encontrarse con usted y con su hijo.

Incluya a otros hijos

No descuide los sentimientos de sus otros hijos. Es posible que también estén preocupados y asustados.

Deles cosas para hacer. Los hermanos mayores pueden ser capaces de hacer que su hijo se sienta más alegre.

Algunos hermanos no querrán hablar de eso. En cambio, usted puede hablar con ellos acerca de cosas que pueden hacer para ayudar mientras su hermano está en el hospital.

Si usted y su hijo hacen una visita al hospital, considere llevar a los hermanos con ustedes.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

KidsHealth for Parents, Children, and Teens
Nemours Home Office
Dirección del sitio web: www.kidshealth.org

Créditos

Por El personal de Healthwise
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Última revisión 18 diciembre, 2012

Última revisión: 18 diciembre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.