Cómo comprender los resultados de las pruebas de laboratorio

Saltar a la barra de navegación

Aspectos generales

Las pruebas de laboratorio cumplen una función en su atención médica. Pero si bien es una función importante, en la mayoría de los casos las pruebas de laboratorio no proporcionan toda la información que su médico necesita para hacer un diagnóstico o para tomar decisiones relacionadas con el tratamiento.

A menos que los resultados de las pruebas sean evidentes —que esté embarazada o que no lo esté—, su médico rara vez tomará una decisión o hará un diagnóstico en función de los resultados de una prueba de laboratorio únicamente. En cambio, su médico usará los resultados de sus pruebas junto con información sobre su salud, su sexo, su edad y otros factores.

Entender su prueba de laboratorio implica algo más que simplemente saber por qué se realiza la prueba. También es importante comprender qué significan los resultados y qué factores pueden afectarlos. A veces, los resultados de las pruebas pueden verse afectados por la hora en que comió o hizo ejercicio por última vez, por su edad, y por los medicamentos o los suplementos herbales que esté tomando.

Aunque es posible que los resultados de las pruebas de laboratorio no proporcionen toda la información que su médico necesita, las pruebas le ayudan a hacer un diagnóstico. Comprender sus resultados les ayudará a usted y a su médico a hablar sobre el siguiente paso en su diagnóstico o en su tratamiento.

Por qué se realizan

Por lo general, se realizan pruebas de laboratorio por uno de los siguientes motivos:

  • Para encontrar la causa de los síntomas.
  • Para confirmar un diagnóstico.
  • Para detectar si tiene una enfermedad. Las pruebas de detección suelen realizarse en personas de una edad específica o en personas con un alto riesgo de tener una enfermedad específica.
  • Para ayudar a descartar una enfermedad o una afección.
  • Para evaluar la gravedad de una enfermedad.
  • Para observar la progresión de una enfermedad, lo bien que está funcionando un órgano o si el tratamiento está ayudando.
  • Para verificar eventos específicos (por ejemplo, un análisis de ADN después de una violación o análisis de orina para determinar si la persona consume drogas).

Muchas afecciones pueden modificar los resultados de sus pruebas. Su médico hablará con usted acerca de cualquier resultado anormal en la medida en que se relacione con usted.

Resultados

Los resultados de las pruebas de laboratorio pueden ser positivos, negativos o no concluyentes. Su médico le informará qué significan los resultados de sus pruebas para usted y para su salud.

  • Un resultado positivo de una prueba significa que se encontró la sustancia o la afección que se estaba evaluando. Los resultados positivos de las pruebas también pueden significar que la cantidad de una sustancia que se está evaluando es más alta o más baja de lo normal.
  • Un resultado negativo de una prueba significa que no se encontró la sustancia o la afección que se estaba evaluando. Los resultados negativos también pueden significar que la sustancia que se está evaluando se encuentra en una cantidad normal.
  • Los resultados no concluyentes de las pruebas son aquellos que no son evidentemente positivos ni negativos. Por ejemplo, algunas pruebas miden el nivel de anticuerpos contra algunas bacterias o virus presentes en la sangre o en otro líquido corporal para detectar una infección. No siempre resulta claro si el nivel de anticuerpos es lo suficientemente alto como para indicar que hay una infección.

¿Qué son los resultados positivos falsos y negativos falsos de una prueba?

Un resultado positivo falso de una prueba es aquel que indica que hay una enfermedad o una afección, cuando en realidad no las hay. Un resultado positivo falso de una prueba podría sugerir que una persona tiene la enfermedad o afección, cuando de hecho no la tiene. Por ejemplo, un resultado positivo falso de una prueba de embarazo parecería detectar la sustancia que confirma el embarazo, cuando en realidad la mujer no está embarazada.

Un resultado negativo falso de una prueba es aquel que no detecta lo que se está evaluando, aunque sí está presente. Un resultado negativo falso de una prueba podría sugerir que una persona no tiene la enfermedad o la afección que se está evaluando cuando de hecho la tiene. Por ejemplo, un resultado negativo falso de una prueba de embarazo sería aquel que no detecta la sustancia que confirma el embarazo, cuando en realidad la mujer está embarazada.

Algunas pruebas de laboratorio pueden proporcionarle información específica. Por ejemplo, su médico podría sospechar que usted tiene inflamación de la garganta por estreptococos y pedir un cultivo de garganta para ver si tiene la bacteria estreptococo. Un resultado positivo de una prueba de laboratorio confirma que usted tiene inflamación de la garganta por estreptococos y ayuda a su médico a elegir el tratamiento adecuado para usted.

Pero algunas pruebas dan solo una pista que debe considerarse junto con otra información para respaldar un diagnóstico, identificar un riesgo o ayudar a elegir el tratamiento. Por ejemplo, su médico usa sus niveles de colesterol además de otras cosas, como presión arterial y edad, para determinar su riesgo de tener un ataque cardíaco.

¿Qué significan las unidades?

Por lo general, los resultados de las pruebas de laboratorio contienen un número seguido de una unidad de medida, por ejemplo, 37 miligramos por decilitro (mg/dL). Las unidades permiten informar los resultados de modo tal que puedan compararse. Por lo general, pero no siempre, la misma prueba se informa con las mismas unidades, independientemente de cuál sea el laboratorio que realizó la prueba.

¿Qué son los límites de referencia?

Los resultados de muchas pruebas de laboratorio se expresan con un número que se encuentra dentro de límites de referencia. Los límites de referencia se determinan analizando grupos grandes de personas sanas a fin de determinar qué es normal para ese grupo. Por ejemplo, se haría una prueba específica a un grupo de hombres de 30 a 40 años y los resultados se promediarían a fin de crear los límites de referencia correspondientes a ese grupo.

Cada límite de referencia es diferente, debido a que se crea a partir de información de un grupo específico. Por ejemplo, la siguiente tabla muestra los límites de referencia correspondientes a la prueba de velocidad de eritrosedimentación. Esta prueba ayuda a determinar si pudiera haber inflamación, infección o una enfermedad autoinmunitaria.

Velocidad de eritrosedimentación 1

Hombres:

0–15 milímetros por hora (mm/h)

Mujeres:

0–20 mm/h

Niños:

0–10 mm/h

Recién nacidos:

0–2 mm/h

¿Qué sucede si sus resultados son diferentes de los límites de referencia?

Es posible que tenga un resultado diferente de los límites de referencia aunque usted no tenga ningún problema. A veces, determinados factores pueden afectar los resultados de sus pruebas, como un embarazo, un medicamento que está tomando, comer inmediatamente antes de una prueba, fumar o estar atravesando una situación de estrés.

Cuando las cifras de sus pruebas de laboratorio son más bajas o más altas que las cifras de los límites de referencia, podría ser necesario realizar más pruebas. Es posible que su médico desee repetir la prueba o indicar otra prueba para confirmar los resultados.

¿Por qué varían los valores o límites de referencia de un laboratorio a otro?

Es posible que los laboratorios usen diferentes tipos de equipos y pruebas, y a veces establecen sus propios límites de referencia. El informe de su prueba de laboratorio incluirá los límites de referencia que usa su laboratorio. No compare los resultados de diferentes laboratorios.

Solo algunas pruebas, como la prueba del nivel de azúcar en la sangre, tienen límites de referencia estandarizados que usan todos los laboratorios. Esto significa que independientemente del lugar donde se hagan las pruebas, los resultados se comparan usando los mismos límites de referencia.

Kits de pruebas caseras

Usted puede hacerse algunos tipos de pruebas en el hogar, como la prueba del nivel de azúcar en la sangre, de embarazo, de infecciones urinarias y de infección por el VIH. Algunas pruebas caseras le proporcionan los resultados de inmediato, como la prueba de embarazo. Otras le permiten enviar una muestra a un laboratorio para su análisis. Luego, el laboratorio le informa los resultados.

La calidad y la confiabilidad de las pruebas caseras varían en gran medida. Pídales a su médico o a su farmacéutico que le recomienden una marca confiable. Siga las instrucciones y consulte con su médico si tiene alguna inquietud con respecto a los resultados. Por lo general, su médico hará más pruebas para confirmar sus resultados.

Qué factores afectan la prueba

Entre los factores que podrían interferir en la exactitud de una prueba de laboratorio se incluyen los siguientes:

  • No seguir las instrucciones de preparación para la prueba. Algunas pruebas, por ejemplo, un análisis de colesterol y triglicéridos, podrían requerir que usted no coma durante al menos 12 horas antes de la prueba. Otras pruebas, por ejemplo, una prueba del nivel de azúcar en la sangre posprandial a las 2 horas, requieren que usted coma exactamente 2 horas antes de la prueba.
  • Algunos medicamentos o tratamientos herbales. Por ejemplo, muchos medicamentos elevan o reducen los niveles de azúcar en la sangre y podrían interferir en las pruebas del nivel de azúcar en la sangre. Las píldoras anticonceptivas y algunos esteroides pueden elevar el nivel de azúcar en la sangre, mientras que algunos medicamentos para tratar la presión arterial alta y la depresión pueden disminuirlo.
  • Beber bebidas con cafeína o alcohol.
  • Comer carne, especialmente carne de res.
  • Tomar vitaminas, especialmente vitamina C.
  • Tener estrés.
  • Hacer ejercicio vigoroso.
  • Su ocupación.
  • El embarazo.

Siga las instrucciones de su médico para asegurarse de que los resultados de sus pruebas sean lo más exactos posible.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

Lab Tests Online (U.S.)
www.labtestsonline.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Fischbach FT, Dunning MB III, eds. (2009). Manual of Laboratory and Diagnostic Tests, 8th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Otras obras consultadas

  • Chernecky CC, Berger BJ (2013). Laboratory Tests and Diagnostic Procedures, 6th ed. St. Louis: Saunders.
  • Pagana KD, Pagana TJ (2010). Mosby’s Manual of Diagnostic and Laboratory Tests, 4th ed. St. Louis: Mosby Elsevier.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Thomas M. Bailey, MD - Medicina familiar

Revisado9 septiembre, 2014