Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Parálisis de Bell

Generalidades del tema

¿Qué es la parálisis de Bell?

La parálisis de Bell es parálisis o debilitamiento de los músculos en un lado de la cara. El daño al nervio facial que controla los músculos en un lado de la cara hace que ese lado de la cara se caiga. El daño nervioso también puede afectar su sentido del gusto y la producción de lágrimas y saliva. Esta afección se presenta de repente, frecuentemente de un día para otro, y suele mejorar por sí sola al cabo de algunas semanas.

La parálisis de Bell no es el resultado de un ataque cerebral ni de un accidente isquémico transitorio (TIA, por sus siglas en inglés). Aunque el ataque cerebral y el TIA pueden causar parálisis facial, no hay ninguna conexión entre la parálisis de Bell y ninguna de esas dos afecciones. Pero un médico debería examinar de inmediato cualquier debilidad repentina que se presente en un lado de la cara para descartar esas otras causas más graves.

¿Cuál es la causa de la parálisis de Bell?

La causa de la parálisis de Bell no está clara. Se cree que la mayoría de los casos son causados por el virus del herpes que produce el herpes labial.

En la mayoría de los casos de parálisis de Bell, el nervio que controla los músculos en un lado de la cara resulta dañado por la inflamación.

Muchos problemas de salud pueden provocar debilidad o parálisis en la cara. Si no se puede encontrar una razón específica para la debilidad, la afección se denomina parálisis de Bell.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la parálisis de Bell incluyen:

  • Debilidad o parálisis repentinas en un lado de la cara que hace que se caiga. Este es el síntoma principal. Puede hacer que le resulte difícil cerrar el ojo en ese lado de la cara.
  • Babeo.
  • Problemas oculares, como lagrimeo excesivo u ojos secos.
  • Pérdida de la capacidad gustativa.
  • Dolor en el oído o detrás de la oreja.
  • Entumecimiento en el lado afectado de la cara.
  • Aumento de la sensibilidad a los sonidos.

¿Cómo se diagnostica la parálisis de Bell?

El médico puede diagnosticar la parálisis de Bell haciéndole preguntas, tales como la manera en que se presentaron los síntomas. También le hará un examen físico y neurológico para revisar el funcionamiento del nervio facial.

Si la causa de sus síntomas no está clara, es posible que necesite otras pruebas, como análisis de sangre, una resonancia magnética (MRI) o una tomografía computarizada (CT).

¿Cómo se trata?

La mayoría de las personas que tienen parálisis de Bell se recuperan por completo sin tratamiento al cabo de 1 o 2 meses.1 Esto es especialmente cierto para personas que aún pueden mover parcialmente los músculos faciales. Sin embargo, una pequeña cantidad de personas podrían tener debilidad muscular u otros problemas permanentes en el lado afectado de la cara.

El tratamiento con corticosteroides (como prednisona) puede aumentar la probabilidad de que usted recupere todo el movimiento facial. Funcionan mejor si se toman poco después de que comiencen los síntomas (dentro de 3 días). En ocasiones, pueden añadirse medicamentos antivirales (como acyclovir) a los corticosteroides para tratar la parálisis de Bell. Sin embargo, la evidencia para utilizar medicamentos antivirales es débil. Aunque pueden ayudar en algunos casos, por lo general no afectan la recuperación.2

Algunas personas tal vez no puedan tomar corticosteroides debido a otros problemas de salud. Es importante recordar que la mayoría de las personas que tienen parálisis de Bell se recuperan por completo sin tratamiento.

¿Cómo puede cuidarse en el hogar?

Ejercicios faciales. A medida que el nervio facial comienza a funcionar de nuevo, el hacer ejercicios sencillos —como tensar y relajar los músculos faciales— puede fortalecer esos músculos y ayudar a que se recupere más rápidamente. Hacerse masajes en la frente, las mejillas y los labios con aceite o crema también puede ayudar.

Cuidado de los ojos. Si no puede pestañear ni cerrar el ojo por completo, es posible que se le seque el ojo. El ojo seco puede dar lugar a llagas y a problemas graves de la vista. Para ayudar a proteger el ojo y mantenerlo húmedo:

  • Utilice un dedo para cerrar y abrir el párpado con frecuencia a lo largo del día.
  • Utilice colirio ("lágrimas artificiales") o pomada para los ojos. Los que contienen metilcelulosa son una buena opción y no requieren receta médica. Tal vez desee utilizar colirio durante el día y pomada durante la noche mientras duerme. Pregunte a su médico con qué frecuencia debe usar las gotas para los ojos.
  • Póngase un parche en el ojo mientras duerme y lleve puestos anteojos o gafas de protección el resto del tiempo.

Cuidado de la boca. Si tiene falta de sensación y poca saliva en un lado de la lengua, es posible que la comida se quede atrapada ahí, lo cual puede provocar enfermedad de las encías o caries. Cepíllese los dientes y use hilo dental con frecuencia y de manera correcta para ayudar a prevenir estos problemas. Para prevenir los problemas al tragar, coma lentamente y mastique bien los alimentos. Ingerir alimentos blandos y suaves, como el yogur, también puede ser útil.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

National Institute of Neurological Disorders and Stroke
www.ninds.nih.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Ropper AH, Samuels MA (2009). Diseases of the cranial nerves. In Adams and Victor's Principles of Neurology, 9th ed., pp. 1326–1340. New York: McGraw-Hill.
  2. Gronseth GS, Paduga R (2012). Evidence-based guideline update: Steroids and antivirals for Bell palsy. Neurology, 79(22): 2209–2213.

Otras obras consultadas

  • Brannagan TH, Weimer LH (2010). Cranial and peripheral nerve lesions. In LP Rowland, TA Pedley, eds., Merritt’s Neurology, 12th ed., pp. 503–519. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • de Almeida JR, et al. (2009). Combined corticosteroid and antiviral treatment for Bell palsy: A systematic review and meta-analysis. JAMA, 302(9): 985–993.
  • Lockhart P, et al. (2009). Antiviral treatment for Bell’s palsy (idiopathic facial paralysis). Cochrane Database of Systematic Reviews (4).
  • Sullivan FM, et al. (2007). Early treatment with prednisolone or acyclovir in Bell's palsy. New England Journal of Medicine, 357(16): 1598–1607.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Colin Chalk, MD, CM, FRCPC - Neurología

Revisado12 marzo, 2014

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.