Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Quiste de las glándulas de Bartolino

Generalidades del tema

¿Qué son las glándulas de Bartolino?

Las glándulas de Bartolino son dos órganos pequeños bajo la piel de la zona genital de una mujer. Se encuentran a ambos lados de los pliegues de piel (labios menores) que rodean la vagina y la uretra. La mayoría del tiempo, usted no puede ver ni sentir estas glándulas.

Las glándulas de Bartolino producen una pequeña cantidad de líquido que lubrica la zona genital exterior, o vulva. Este líquido sale por dos pequeños tubos cercanos a la abertura de la vagina. Estos tubos se llaman conductos de Bartolino.

¿Qué son los quistes de las glándulas de Bartolino?

Si uno de los conductos de Bartolino se bloquea, el líquido se acumula en la glándula. La glándula bloqueada se llama quiste de la glándula de Bartolino. (A veces se llama quiste del conducto de Bartolino). El tamaño de estos quistes puede variar desde ser como una arveja (chícharo) hasta ser como una canica grande. Suelen crecer con lentitud. Si una glándula o conducto de Bartolino se infecta, esto se conoce como absceso de la glándula de Bartolino.

Los quistes de las glándulas de Bartolino suelen ser pequeños e indoloros. Algunos desaparecen sin tratamiento. Pero si usted tiene síntomas, tal vez desee tratamiento. Si el quiste se infecta, usted necesitará tratamiento.

¿Qué causa un quiste en las glándulas de Bartolino?

Factores como una infección, mucosidad gruesa o hinchazón pueden bloquear uno de los conductos de las glándulas de Bartolino y provocar un quiste. El quiste puede agrandarse después de las relaciones sexuales porque las glándulas producen más líquido durante las relaciones sexuales.

Los quistes de Bartolino infectados son a veces causados por infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés). Usted puede reducir su riesgo de STI usando un condón cuando tenga relaciones sexuales.

¿Cuáles son los síntomas?

Es posible que no tenga ningún síntoma si el quiste de la glándula de Bartolino es pequeño. Pero un quiste grande o un quiste infectado (absceso) puede causar síntomas.

Los síntomas de un quiste que no está infectado incluyen:

  • Un bulto que no duele en la zona de la vulva.
  • Enrojecimiento o hinchazón en la zona de la vulva.
  • Molestias cuando camina, está sentada o tiene relaciones sexuales.

Los síntomas de un quiste infectado incluyen:

  • Dolor que empeora y hace que sea difícil caminar, sentarse o moverse.
  • Fiebre y escalofríos.
  • Hinchazón en la zona de la vulva.
  • Líquido que drena del quiste.

¿Cómo se diagnostican los quistes de las glándulas de Bartolino?

Es posible que usted detecte un quiste en una de las glándulas de Bartolino por su cuenta o su médico podría notarlo durante un examen físico. A menos que le cause síntomas, usted podría no saber que tiene uno.

Un absceso se diagnostica en base a señales de infección, como fiebre o hinchazón y dolor en la zona de la vulva.

En algunos casos, en particular si usted es mayor, su médico podría extraer el quiste para asegurarse de que no sea cáncer ni otro problema.

¿Cómo se tratan?

Algunos quistes de las glándulas de Bartolino desaparecen sin tratamiento. Puede tomar un analgésico de venta libre, como ibuprofeno (Advil o Motrin, por ejemplo), para aliviar el dolor. Para ayudar con la sanación, remoje la zona en un baño tibio y poco profundo, o un baño de asiento. No tenga relaciones sexuales mientras un quiste de Bartolino está sanando.

Si el quiste está infectado, podría abrirse y comenzar a sanar por sí solo al cabo de 3 o 4 días. Pero si el quiste le duele, el médico puede drenarlo. También es posible que tenga que tomar antibióticos para tratar la infección.

A fin de evitar que el quiste se cierre y se vuelva a llenar, el médico puede colocar dentro del quiste un pequeño tubo de drenaje con un pequeño globo en un extremo. El globo se infla en el interior del quiste para mantenerlo abierto. Una vez que la glándula haya sanado, se extraen el tubo y el globo.

A veces, se utiliza un láser de dióxido de carbono o nitrato de plata para evitar que un quiste vuelva a crecer. En el caso de quistes graves que siguen volviendo a ocurrir, podrían operarla para extirpar la glándula y el conducto de Bartolino.

Existe un procedimiento llamado marsupialización durante el cual se crea una bolsa haciendo un corte sobre el quiste y cosiendo ambos costados. Esto permite que el quiste drene.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Academy of Family Physicians: FamilyDoctor.org
www.familydoctor.org
American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)
www.acog.org

Referencias

Otras obras consultadas

  • Hillard PJA (2012). Benign diseases of the female reproductive tract. In JS Berek, ed., Berek and Novak's Gynecology, 15th ed., pp. 374–437. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Mazdisnian F (2007). Bartholin's duct cyst and abscess section of Benign disorder of the vulva and vagina. In AH DeCherney et al., eds., Current Diagnosis and Treatment in Obstetrics and Gynecology, 10th ed., pp. 618–619. New York: McGraw-Hill.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Femi Olatunbosun, MB, FRCSC - Obstetricia y ginecología

Revisado12 marzo, 2014

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.