Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Estenosis de la válvula aórtica

Generalidades del tema

El corazón

¿Qué es la estenosis de la válvula aórtica?

La estenosis de la válvula aórtica es un estrechamiento de la válvula aórtica. La válvula aórtica permite que la sangre fluya de la cavidad inferior izquierda (ventrículo) del corazón a la aorta y al resto del cuerpo. La estenosis impide que la válvula se abra correctamente, de modo que obliga al corazón a hacer más esfuerzo para bombear sangre a través de la válvula. Esto hace que se acumule presión en el ventrículo izquierdo y engrosa el músculo cardíaco.

El corazón puede compensar la estenosis de la válvula aórtica y la presión adicional por mucho tiempo. Pero en algún momento, no podrá seguir haciendo el esfuerzo adicional de bombear sangre a través de la válvula más estrecha. Este daño puede producir insuficiencia cardíaca.

¿Cuál es la causa de la estenosis de la válvula aórtica?

Los problemas que pueden causar estenosis de la válvula aórtica incluyen:

  • Acumulación de calcio en la válvula aórtica. Con la edad, el calcio puede acumularse en la válvula, haciendo que se vuelva dura y gruesa. Esta acumulación ocurre a lo largo del tiempo, de modo que los síntomas no suelen aparecer hasta después de los 65 años de edad.
  • Una anomalía cardíaca con la que nació (congénita).
  • Fiebre reumática o endocarditis. Estas infecciones pueden dañar la válvula.

¿Cuáles son los síntomas?

La estenosis de la válvula aórtica es un proceso lento. Por muchos años, incluso décadas, no sentirá ningún síntoma. Pero en algún momento, es probable que la válvula se vuelva tan angosta (a menudo un cuarto de su tamaño normal) que comenzará a tener problemas. Los síntomas a menudo aparecen al hacer ejercicio, cuando el corazón tiene que esforzarse más.

A medida que la estenosis de la válvula aórtica empeora, es posible que tenga síntomas como:

  • Dolor o presión en el pecho (angina). Podría tener una sensación fuerte de opresión en el pecho.
  • Sensación de mareo o desmayo.
  • Sensación de cansancio y falta de aire.
  • Una sensación de que el corazón late fuerte, en forma acelerada o irregular (palpitaciones).

Si comienza a notar alguno de estos síntomas, dígaselo a su médico inmediatamente. Si tiene síntomas, su médico probablemente le recomiende un reemplazo de la válvula (valvuloplastia). Para cuando tenga síntomas, es probable que su afección sea grave. Si tiene síntomas, también tendrá un alto riesgo de muerte súbita.

¿Cómo se diagnostica la estenosis de la válvula aórtica?

La mayoría de las personas se enteran de que la tienen cuando su médico oye un soplo cardíaco durante un examen físico regular. Para asegurarse del diagnóstico, su médico tal vez quiera que usted se haga un ecocardiograma, el cual puede mostrar imágenes en movimiento de su corazón. Es posible que le hagan otras pruebas que ayuden a su médico a determinar lo bien que le está funcionando el corazón.

¿Cómo se trata?

Si tiene una estenosis de la válvula aórtica de leve a moderada y no tiene síntomas, su médico lo verá regularmente para revisarle el corazón. Probablemente no lo operen sino hasta que su estenosis sea grave o hasta que los beneficios de la cirugía superen a los riesgos.

Si tiene estenosis grave, probablemente necesite un reemplazo de la válvula. El reemplazo de la válvula suele hacerse durante una operación a corazón abierto. Vea una presentación de diapositivas de la cirugía de reemplazo de la válvula aórtica. Algunas personas jóvenes o mujeres embarazadas pueden hacerse otro procedimiento llamado valvuloplastia con globo para dilatar la apertura de la válvula. Algunas personas que no pueden hacerse una cirugía a corazón abierto podrían someterse a un procedimiento mínimamente invasivo para reemplazar la válvula.

Si tiene estenosis grave pero no se hace reemplazar la válvula, usted corre un alto riesgo de morir súbitamente o de llegar a tener una insuficiencia cardíaca. El reemplazo de la válvula puede ayudarle a tener una esperanza de vida normal y a mejorar su calidad de vida.

Su médico probablemente le recomiende algunos cambios de estilo de vida para que mantenga su corazón saludable. Podría aconsejarle que:

  • Deje de fumar y que se mantenga alejado del humo de tabaco ambiental.
  • Siga una dieta saludable para el corazón y que limite el sodio.
  • Haga actividad. Pregúntele a su médico sobre el nivel y el tipo de ejercicio que es seguro para usted. Tal vez tenga que evitar la actividad intensa.
  • Se mantenga en un peso saludable, o que baje de peso si necesita hacerlo.

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Causa

La mayoría de las personas que tienen estenosis de la válvula aórtica nacen con una válvula aórtica sana y normal, pero tienen estenosis aórtica más adelante. El envejecimiento y la acumulación de calcio hacen que las valvas de la válvula se engrosen y endurezcan, lo que impide que la válvula se abra correctamente. Generalmente, la estenosis se produce lentamente a lo largo de muchos años.

La mayoría de las personas jóvenes y de los adolescentes que tienen estenosis de la válvula aórtica la tienen como consecuencia de una anomalía cardíaca congénita. La anomalía cardíaca más común que causa estenosis aórtica es una válvula aórtica bicúspide.

Algunas personas pueden tener estenosis aórtica después de tener fiebre reumática.

Síntomas

Probablemente no tenga ningún síntoma si tiene estenosis leve o moderada de la válvula aórtica, porque su corazón puede compensar la estenosis. Es posible que comience a notar síntomas si la acumulación de presión en el corazón se vuelve grave o si se reduce el flujo de sangre al corazón y al resto del cuerpo. Usted podría tener síntomas al hacer ejercicio o al hacer algo intenso, porque su corazón tiene que esforzarse más.

Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor o presión en el pecho (angina), a menudo descritos como una sensación de pesadez y opresión en el pecho. También podría tener una sensación de ardor, ahogo u opresión que puede extenderse a los brazos, los hombros o el cuello.
  • Mareo, desmayo o pérdida del conocimiento.
  • Señales de insuficiencia cardíaca, como fatiga y falta de aire al hacer actividad.
  • Palpitaciones (una sensación incómoda de que el corazón está latiendo rápidamente o en forma irregular).

Qué aumenta su riesgo

Ciertos problemas médicos o afecciones aumentan la probabilidad de que tenga estenosis de la válvula aórtica.

  • Acumulación de calcio. El envejecimiento puede causar acumulación de calcio alrededor de la válvula aórtica, lo que puede hacer que se vuelvan duras y rígidas las aletas normalmente flexibles y delgadas de la válvula. Esto también se llama estenosis valvular aórtica calcificada. Muchas de las cosas que aumentan el riesgo de aterosclerosis y enfermedades cardíacas son las mismas para la estenosis de la válvula aórtica. Estas incluyen fumar, colesterol alto, presión arterial alta, diabetes y ser hombre.
  • Anomalía congénita (de nacimiento). A veces, una persona nace con una válvula aórtica bicúspide que tiene dos aletas en vez de las tres normales. Con el tiempo, la válvula se daña y se acumula calcio. A medida que la válvula se estrecha, puede circular menos sangre por ella.
  • Infección. La fiebre reumática puede hacer que se acumule tejido cicatricial en los bordes de la válvula. La fiebre reumática no es común en la actualidad. Pero si la tuvo de niño, su riesgo de estenosis de la válvula aórtica puede ser mayor.
  • Válvula artificial. También se puede producir una enfermedad valvular aórtica en una válvula artificial aórtica que está hecha de tejido humano o animal.

Otras cosas que aumentan el riesgo de tener estenosis de la válvula aórtica incluyen:

  • Insuficiencia renal.
  • Fumar.

Cuándo llamar a un médico

Llame a su médico de inmediato si tiene cualquiera de los síntomas de estenosis de la válvula aórtica, como:

  • Dolor o presión en el pecho.
  • Desmayos.
  • Falta de aire.
  • Palpitaciones (sensación de que su corazón late fuerte o está acelerado).

A quién consultar

Su médico de medicina familiar puede diagnosticar estenosis de la válvula aórtica durante un control regular. Otros profesionales de la salud que también pueden detectar la estenosis de la válvula aórtica durante un examen físico incluyen:

Exámenes y pruebas

Examen físico

Un examen físico y una revisión de sus antecedentes de salud son pasos iniciales importantes para diagnosticar la estenosis de la válvula aórtica. Si tiene estenosis pero no tiene síntomas, su médico probablemente detecte la afección durante un examen regular o una revisión por otro problema de salud. Generalmente, la primera indicación que hace sospechar a su médico que usted tiene estenosis de la válvula aórtica es un soplo cardíaco particular.

Durante el examen físico, el médico:

  • Le tomará la presión arterial. Una presión arterial baja podría significar que no entra suficiente sangre por la válvula aórtica estrechada.
  • Le tomará el pulso. Un pulso débil puede significar que hay un estrechamiento de la válvula cardíaca.
  • Le escuchará el corazón y los pulmones para ver si hay sonidos anormales. Un sonido sibilante o un zumbido (soplo) que se oye a través del estetoscopio es un hallazgo importante que a menudo apunta a una enfermedad valvular cardíaca. Los sonidos anormales en los pulmones pueden significar acumulación de líquido en los pulmones que está causada por la enfermedad valvular cardíaca.
  • Le examinará las piernas y los pies. Tener las piernas y los pies hinchados puede ser una señal de insuficiencia cardíaca.

Ecocardiograma

Un ecocardiograma puede confirmar sus síntomas y decirle a su médico la gravedad de la estenosis, lo bien que funciona su ventrículo izquierdo y si hay problemas con otras válvulas.

También es un examen importante que ayuda a observar la estenosis de la válvula aórtica a lo largo del tiempo.

Frecuencia recomendada para revisar la estenosis de la válvula aórtica 1
Gravedad de la estenosis de la válvula aórtica Frecuencia con la que debería hacerse un ecocardiograma

Leve

Cada 3– 5 años

Moderada

Cada 1–2 años

Grave

Cada 6–12 meses

Otras pruebas para la estenosis de la válvula aórtica

  • Ecocardiograma de esfuerzo. Esta prueba puede indicar la gravedad de su estenosis valvular aórtica.
  • Electrocardiograma (ECG). Esta prueba puede indicar anormalidades en el ritmo cardíaco o en el grosor de la cavidad inferior izquierda del corazón (ventrículo).
  • Electrocardiograma de ejercicio. Esta prueba puede hacerse para ver cómo responde el corazón al ejercicio.
  • Radiografía de pecho. Puede indicar una acumulación de calcio en la válvula, un ventrículo izquierdo agrandado o una acumulación de líquido si tiene insuficiencia cardíaca. En algunos casos, la aorta puede estar dilatada justo más allá de la válvula aórtica.
  • Prueba de péptido natriurético cerebral (BNP, por sus siglas en inglés). Esta prueba puede ayudar a indicar lo bien que está funcionando su corazón y si tiene insuficiencia cardíaca.
  • Cateterismo cardíaco. Esta prueba puede hacerse para comprobar la válvula o comprobar la presión sanguínea en las cavidades cardíacas.

Generalidades del tratamiento

El tratamiento para la estenosis de la válvula aórtica consiste en reemplazar la válvula aórtica (valvuloplastia).

El reemplazo de la válvula se recomienda basándose en muchas cosas, incluyendo la gravedad de la estenosis, si tiene síntomas y lo bien que su corazón está bombeando la sangre. Suele recomendarse cuando una persona tiene estenosis grave. Si usted tiene estenosis grave, especialmente con síntomas, suele ser necesario operar para reemplazar la válvula aórtica. Si no se hace reemplazar la válvula después de que su estenosis se haya vuelto grave, usted corre un alto riesgo de morir súbitamente o de llegar a tener insuficiencia cardíaca. El reemplazo de la válvula puede aliviar los síntomas, mejorar su calidad de vida y ayudarle a tener una esperanza de vida más normal.

Vea una presentación de diapositivas de la cirugía de reemplazo de la válvula aórtica. Para obtener más información, vea Cirugía.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Estenosis de la válvula aórtica: ¿Debería operarme?

La valvuloplastia con globo es un procedimiento menos invasivo que podría hacerse en niños, adolescentes o adultos jóvenes de 20 a 29 años, o en las personas para quienes la cirugía valvular es demasiado riesgosa. Para obtener más información, vea Cirugía.

Es posible que necesite medicamentos para prevenir o tratar una infección cardíaca o para ayudar a manejar la insuficiencia cardíaca, la cual es la complicación más frecuente de la estenosis de la válvula aórtica. Para obtener más información, vea Medicamentos.

Cuidados al final de la vida

La estenosis de la válvula aórtica tiende a empeorar con el tiempo. De modo que tiene que decidir qué clase de cuidado desea recibir al final de su vida.

Puede ser difícil hablar con su médico y familiares acerca del final de la vida. Pero tomar estas decisiones ahora pueden darles tranquilidad a usted y a su familia. Su familia no tendrá que adivinar qué desea usted. Y usted puede pasar su tiempo concentrándose en sus relaciones.

Usted tendrá que decidir si quiere medidas para mantenerlo vivo si su salud se agrava mucho. Las instrucciones médicas por anticipado son un documento legal que indica a los médicos la atención que deben darle al final de su vida. Esta atención incluye dispositivos electrónicos que se usan para la insuficiencia cardíaca, como un marcapasos. También puede decir dónde quiere que lo atiendan. Y puede nombrar a alguien que puede asegurarse que sus deseos se cumplan.

Para obtener más información, vea el tema Cuidados al final de la vida.

Vivir con la estenosis de la válvula aórtica

Cómo se sentirá y cómo le afectará la vida la estenosis de la válvula aórtica varían mucho dependiendo del hecho de que tenga o no síntomas y de las decisiones que tome sobre tratamientos. Su médico probablemente le sugiera que haga cambios en su estilo de vida para ayudar a mantener saludables su corazón y su cuerpo.

Haga cambios de estilo de vida saludables

  • Si fuma, trate de abandonar el hábito. Los medicamentos y la asesoría psicológica pueden ayudarle a dejar el tabaco para siempre.
  • Su médico también le recomendará que siga una dieta saludable para el corazón y restrinja cuánto sodio ingiere.
  • Haga actividad, pero podría tener que evitar el ejercicio intenso. La actividad física es buena para su salud en general. Pero el tipo de ejercicio que es adecuado varía según la gravedad de su estenosis de la válvula aórtica. Si tiene estenosis leve, no necesitará limitar su nivel ni el tipo de ejercicio físico. Pero si tiene estenosis grave, debería evitar las actividades intensas, como levantar pesas o correr. Hable con su médico acerca de las clases de ejercicio que son seguras para usted.
  • Manténgase en un peso saludable. Baje de peso si necesita hacerlo. Como ayuda, vea el tema Manejo del peso.

Cuídese

  • Consulte a su médico inmediatamente si tiene nuevos síntomas o síntomas que empeoran. Los síntomas pueden incluir dolor o presión en el pecho, desmayos y falta de aire.
  • Vea a su médico con regularidad, y hágase las pruebas que necesita para evaluar su corazón, como electrocardiogramas. Para obtener más información, vea Exámenes y pruebas.
  • Maneje otros problemas de salud, que incluyen presión arterial alta, diabetes y colesterol alto.
  • Practique una buena higiene dental y hágase controles regulares. Una buena salud dental es especialmente importante, porque las bacterias pueden propagarse de los dientes y las encías infectados a las válvulas cardíacas.
  • Vacúnese todos los años. Aplíquese una vacuna antineumocócica. Si ya se ha vacunado antes, pregúntele a su médico si necesita otra dosis.
  • Hable con su médico si tiene inquietudes sobre las relaciones sexuales y su corazón. Su médico puede ayudarle a saber si puede tener relaciones sexuales o cuándo puede tenerlas.

Medicamentos

Los medicamentos no se usan para tratar la estenosis de la válvula aórtica. Pero usted podría necesitar medicamentos para prevenir y tratar complicaciones de la afección. O podría tener que tomar medicamentos si le reemplazan la válvula.

Si tiene una válvula artificial, es posible que necesite:

  • Medicamentos que previenen la formación de coágulos de sangre. Estos incluyen medicamentos antiplaquetarios, como la aspirina, o anticoagulantes, como la warfarina.
  • Antibióticos. Si tiene una válvula artificial, es posible que necesite estos medicamentos antes de hacerse ciertos procedimientos dentales o quirúrgicos. Los antibióticos ayudan a prevenir una infección en el corazón que se llama endocarditis.

Usted podría necesitar otros medicamentos si presenta otros problemas, como arritmias o insuficiencia cardíaca. Para obtener más información, vea el tema Insuficiencia cardíaca.

Cirugía

Es probable que su médico le recomiende que se opere para reemplazarse la válvula si tiene estenosis grave, especialmente si tiene síntomas, a menos que tenga otros problemas de salud que hagan que la cirugía sea demasiado riesgosa.

Cirugía para reemplazar la válvula aórtica

La cirugía para reemplazar la válvula aórtica suele ser una operación a corazón abierto. En una cirugía para reemplazar la válvula aórtica, la válvula dañada se extrae y se reemplaza con una válvula artificial (mecánica o de tejido).

Vea una presentación de diapositivas de la cirugía de reemplazo de la válvula aórtica.

Para saber más sobre esta decisión, vea:

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Estenosis de la válvula aórtica: ¿Debería operarme?

Si decide operarse, usted y su médico decidirán qué tipo de válvula es adecuado para usted. Como ayuda para tomar su decisión, vea:

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Problemas de las válvulas cardíacas: ¿Debería elegir una válvula mecánica o de tejido para reemplazar mi válvula cardíaca?

Cirugía de derivación vascular con cirugía de reemplazo de válvula

Si se va a operar para reemplazar la válvula, su médico podría sugerirle que se haga una prueba de angiografía coronaria/cateterismo. Esta prueba puede mostrarle si tiene bloqueos en sus arterias coronarias (como parte de la enfermedad de las arterias coronarias). Si tiene obstrucciones graves, tal vez su médico quiera hacerle una cirugía coronaria de derivación vascular ("bypass") al mismo tiempo que la operación de reemplazo valvular. Para obtener más información, vea Estenosis de la válvula aórtica: Tratamiento con otras enfermedades cardíacas.

Reemplazo de la válvula aórtica transcatéter

El reemplazo de la válvula aórtica transcatéter es una manera nueva de reemplazar una válvula aórtica. No requiere una cirugía a corazón abierto. Es un procedimiento mínimamente invasivo que usa catéteres en los vasos sanguíneos para reemplazar la válvula aórtica con una válvula artificial diseñada especialmente. Este procedimiento se realiza en muy pocos hospitales. Y no es adecuado para todas las personas. Podría hacerse en una persona a quien no se puede operar o en una persona que tiene un riesgo alto de tener problemas graves como consecuencia de una cirugía.

Valvuloplastia con globo

La valvuloplastia con globo es un procedimiento menos invasivo que una cirugía. Puede ser una opción para algunas personas que tienen estenosis de válvula aórtica. Aunque no se reemplaza la válvula cardíaca, se dilata la apertura estrechada.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI)
www.nhlbi.nih.gov
American Heart Association (AHA)
www.heart.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Nishimura RA, et al. (2014). 2014 AHA/ACC guideline for the management of patients with valvular heart disease: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation, published online March 3, 2014. DOI: 10.1161/CIR.0000000000000031. Accessed May 1, 2014.

Otras obras consultadas

  • Freeman RV, Otto CM (2011). Aortic valve disease. In V Fuster et al., eds., Hurst’s The Heart, 13th ed., vol. 2, pp. 1692–1720. New York: McGraw-Hill.
  • Nishimura RA, et al. (2014). 2014 AHA/ACC guideline for the management of patients with valvular heart disease: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation, published online March 3, 2014. DOI: 10.1161/CIR.0000000000000031. Accessed May 1, 2014.
  • Oakley RE, et al. (2008). Choice of prosthetic heart valve in today's practice. Circulation, 117(2): 253–256.
  • Whitlock RP, et al. (2012). Antithrombotic and thrombolytic therapy for valvular disease: Antithrombotic therapy and prevention of thrombosis, 9th ed.—American College of Chest Physicians evidence-based clinical practice guidelines. Chest, 141(2, Suppl): e576S–e600S.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia
Revisor médico especializado David C. Stuesse, MD - Cirugía cardíaco y torácico

Revisado8 agosto, 2014

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.