Señales de advertencia de suicidio

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Tome en serio cualquier mención de suicidio. Si alguien que usted conoce amenaza con suicidarse, consiga ayuda de inmediato. Los profesionales de la salud deberían tratar de averiguar si la persona:

  • Tiene los medios (armas o medicamentos) disponibles para suicidarse o herir a otra persona.
  • Ha fijado una hora y un lugar para suicidarse.
  • Piensa que no hay otra manera de terminar con el dolor.

Si una amenaza de suicidio parece real, con un plan específico y los medios a mano:

  • Llame al 911, una línea de atención al suicida o a la policía.
  • Permanezca al lado de la persona, o pídale a alguien de confianza que se quede con ella, hasta que la crisis haya pasado.
  • Anime a la persona a buscar ayuda profesional.
  • No discuta con la persona ("No es tan grave como piensas") ni la desafíe ("No eres el tipo de persona que se suicidaría").
  • Dígale a la persona que usted no quiere que muera. Hable acerca de la situación tan abiertamente como sea posible.

Usted puede tomar medidas para prevenir un intento de suicidio. Esté dispuesto a escuchar y a ayudar a la persona a conseguir ayuda. No tenga miedo de preguntarle cuál es el problema ni de hablar sobre el tema del suicidio. No hay evidencia de que hablar del suicidio provoque pensamientos suicidas ni el suicidio.

Asegúrese de que no haya armas de fuego en la casa o ponga las armas de fuego y las balas bajo llave y en diferentes lugares. Deshágase de todos los medicamentos recetados y de venta libre que no se estén usando.

Para obtener más información sobre la prevención del suicidio, vea el tema Pensamientos o amenazas suicidas.

Señales de advertencia de suicidio

Es difícil saber si una persona está pensando en suicidarse. Pero usted puede fijarse si hay señales de advertencia y situaciones que pudieran aumentar la probabilidad de un suicidio.

Las personas pueden tener más probabilidades de suicidarse si:

  • Son hombres.
  • Han tratado de suicidarse antes, o han tenido un familiar que ha tratado de suicidarse o que se suicidó.
  • Han tenido o tienen problemas mentales como depresión grave, trastorno bipolar, esquizofrenia o ansiedad.
  • Han soportado violencia doméstica, incluyendo maltrato físico o abuso sexual.
  • Beben mucho alcohol o consumen drogas.
  • Son personas mayores. Los estadounidenses mayores tienen el índice de suicidio más alto de cualquier grupo de edad. El índice más alto se da entre los hombres blancos que tienen 65 años o más. Dentro de este grupo, los hombres divorciados o viudos tienen el índice más alto.
  • Son veteranos o son miembros de las fuerzas armadas.

Las situaciones que pueden poner a las personas en un riesgo mayor de suicidio incluyen:

  • Cambios en la vida, como la muerte de una pareja o un buen amigo, jubilación, divorcio o problemas de dinero.
  • El diagnóstico de una enfermedad física seria, como cáncer o enfermedad cardíaca, o una nueva discapacidad física.
  • Dolor intenso y crónico.
  • Pérdida de independencia o no poder desplazarse sin ayuda.
  • Vivir solo o no tener amigos ni contactos sociales.

Los adultos que corren el riesgo pueden manifestar estas señales de advertencia de suicidio. Podrían:

  • Planear o decir que quieren lastimarse o matarse o herir o asesinar a otra persona.
  • Hablar, escribir, leer o dibujar acerca de la muerte, incluyendo escribir notas suicidas y hablar acerca de elementos que pueden causar daño físico, como pastillas, armas de fuego o cuchillos.
  • Decir que no tienen esperanza, que se sienten atrapados o que no tiene sentido "seguir".
  • Comprar armas o municiones, acumular medicamentos o tomar otra medida para prepararse para un intento de suicidio. Pueden tener un nuevo interés en armas de fuego u otras armas.
  • Beber más alcohol o consumir drogas, incluyendo medicamentos recetados.
  • Ya no desear ver a personas y querer estar solos mucho tiempo.
  • Ya no ocuparse de sí mismos ni seguir consejo médico.
  • Regalar sus cosas o apurarse para completar un testamento.

Las señales de advertencia en niños, adolescentes y jóvenes adultos pueden ser diferentes. Incluyen escaparse de casa o hacer cosas arriesgadas o peligrosas, como manejar bajo los efectos del alcohol.

Tome en serio cualquier mención de suicidio. Si alguien que usted conoce amenaza con suicidarse, consiga ayuda de inmediato. Para obtener más información, vea Pensamientos o amenazas suicidas.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Lisa S. Weinstock, MD - Psiquiatría

Revisado14 noviembre, 2014