Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Aborto

Generalidades del tema

¿Es para usted este tema?

Este tema trata sobre cómo interrumpir un embarazo. Si usted ha tenido relaciones sexuales sin protección en los últimos 5 días y no desea quedar embarazada, vea el tema Anticoncepción de emergencia.

¿Qué es un aborto?

Un aborto es la interrupción en forma temprana de un embarazo.

A veces, los abortos se producen por sí solos. Esto se llama aborto espontáneo. Sin embargo, las mujeres también pueden elegir interrumpir un embarazo realizándose una cirugía o tomando medicamentos.

¿Cuándo debe consultar al médico?

Si piensa que pudiera estar embarazada, consulte a un médico tan pronto como sea posible. Si está embarazada, es un momento importante para aprender tanto como pueda sobre sus opciones. Si está pensando en realizarse un aborto, es mejor no demorarse. Cuanto menos avanzado esté su embarazo, probablemente tenga más opciones. Además, el riesgo de tener problemas será menor.

Su médico le hará preguntas acerca de su historial de salud y le hará un examen físico. Se le realizarán pruebas de laboratorio para asegurarse de que está embarazada. También es posible que le realicen una ecografía.

¿Cómo sabrá cuál es la decisión adecuada para usted?

La decisión de seguir adelante con su embarazo o de interrumpirlo es muy personal. La asesoría psicológica podría ayudarla a decidir qué es lo mejor para usted. Si se siente cómoda, puede empezar por hablar con su médico. Las clínicas de planificación familiar también ofrecen asesoría psicológica para ayudarla a decidir qué es lo mejor para usted. También le conviene hablar con alguna persona allegada a usted que entienda cómo el embarazo y la crianza de un niño afectarían su vida. Piense detenidamente en sus opciones, que son las siguientes:

  • Tener el bebé y mantenerlo y criarlo hasta la adultez.
  • Tener el bebé y entregarlo en adopción.
  • Realizarse un aborto.

¿Cuándo puede realizarse un aborto?

Esto dependerá de cuántas semanas de embarazo tenga. Es posible que pueda elegir entre un aborto médico (que significa tomar medicamentos para interrumpir el embarazo) y un aborto quirúrgico, como un legrado uterino por aspiración o una dilatación y evacuación (D y E).

Después de 9 semanas, el aborto quirúrgico suele ser la única opción. Los riesgos de abortar en el segundo trimestre son más altos que en el primer trimestre.

Los abortos realizados en una etapa temprana del embarazo pueden ser realizados por su médico o ginecólogo. Es posible que algunas enfermeras parteras, enfermeras practicantes y asistentes médicos también estén capacitados para realizar algunos tipos de abortos. Es más probable que los servicios de aborto se ofrezcan en hospitales de universidades y en clínicas de planificación familiar.

Algunos estados de los EE. UU. tienen restricciones legales con respecto al aborto. Hable con su clínica Planned Parenthood más cercana u otra clínica de planificación familiar para aprender más sobre las restricciones en su estado.

En algunos estados, las mujeres menores de 18 años necesitan el permiso de uno de sus padres. Una menor puede obtener una orden de un tribunal que autorice la realización de un aborto sin el consentimiento de uno de los padres.

Los abortos rara vez se realizan después de las 24 semanas de embarazo (durante la última parte del segundo trimestre y todo el tercer trimestre). Muchos estados tienen restricciones con respecto a los abortos después de las 24 semanas.

¿Cuán seguro es realizarse un aborto?

Los abortos realizados por médicos son muy seguros. Menos de 1 de cada 100 mujeres tienen problemas graves como consecuencia de un aborto.1

Por lo general, el momento más seguro para un aborto es durante el primer trimestre. Esto es cuando se puede utilizar un medicamento de bajo riesgo o un procedimiento de legrado uterino por aspiración.

¿Podrá tener hijos en el futuro?

Los métodos más usados para abortar no impiden que una mujer quede embarazada más adelante.

Tenga en cuenta que usted puede quedar embarazada en las semanas inmediatamente posteriores a un aborto. Este es un buen momento para comenzar a utilizar un método anticonceptivo que sea eficaz y que se adapte a su estilo de vida.

Probablemente demore de 1 a 3 semanas en recuperarse y sentirse mejor después de un aborto. No debe tener relaciones sexuales durante este período. Sin embargo, cuando vuelva a tener relaciones sexuales, asegúrese de utilizar un condón durante varias semanas o durante el tiempo que le indique su médico. Esto ayudará a prevenir una infección.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca del aborto:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Motivos por los que las mujeres eligen realizarse un aborto

La decisión de seguir adelante con su embarazo o de interrumpirlo es muy personal.

Cada año, cerca de 1.2 millones de mujeres estadounidenses se realizan un aborto para interrumpir un embarazo.2

Los motivos más comunes por los que las mujeres consideran realizarse un aborto son los siguientes:

  • Falla del método anticonceptivo (contraceptivo). Más de la mitad de las mujeres que se han realizado un aborto usaron un método contraceptivo durante el mes en que quedaron embarazadas.2
  • Incapacidad de mantener o cuidar un niño.
  • Embarazo no deseado que se desea interrumpir.
  • Deseo de impedir el nacimiento de un niño con defectos congénitos (de nacimiento) o con problemas médicos graves. Con frecuencia, se desconocen esos defectos hasta que se realizan las pruebas de rutina del segundo trimestre.
  • Embarazo a causa de una violación o incesto.
  • Afecciones físicas o mentales que ponen en peligro la salud de la mujer si se sigue adelante con el embarazo.

En los Estados Unidos, 9 de cada 10 abortos se llevan a cabo en las primeras 12 semanas (primer trimestre) de embarazo. La mayoría de estos se realizan en el transcurso de las primeras 9 semanas de embarazo.2

Muy pocos abortos se realizan después de las 16 semanas de embarazo. Pero algunas mujeres deben postergar los abortos debido a que tienen dificultades para pagar o encontrar un especialista en abortos o para trasladarse para verlo.

Exámenes y pruebas

Se utilizan exámenes y pruebas para diagnosticar un embarazo y para detectar cualquier afección de salud que podría tener y que requiera una consideración especial. Independientemente de que decida seguir adelante con un embarazo o realizarse un aborto, su evaluación incluirá un historial de salud, un examen físico y algunas pruebas de laboratorio.

Un examen físico antes de realizarse un aborto incluye:

  • Medir los signos vitales, como la presión arterial y la frecuencia cardíaca.
  • Escuchar el corazón y los pulmones.
  • Llevar a cabo un examen pélvico para averiguar el tamaño y la forma del útero. El tamaño del útero puede ayudar a calcular la cantidad de semanas de embarazo. Un examen pélvico también le permite a su médico revisar los ovarios y las trompas de Falopio para detectar un posible embarazo en las trompas (ectópico), que se sentiría como una masa anormal en la pelvis.

Pruebas de laboratorio antes de realizarse un aborto incluyen:

  • Una prueba de embarazo en orina para averiguar si está embarazada. (La falta de un ciclo menstrual podría deberse a otras causas, como el estrés, y no a que está embarazada).
  • Un análisis de sangre para averiguar:
    • Si tiene niveles bajos de hierro en sangre (anemia). Si usted tiene anemia, su médico podría recomendarle que tome suplementos de hierro antes y después del aborto.
    • Su grupo sanguíneo y si es Rh negativa. Si usted es Rh-negativa, debe recibir una vacuna que se llama inmunoglobulina Rh después de realizarse un aborto. Para más información, vea el tema Sensibilización al Rh durante el embarazo.
  • Pruebas de detección de infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés), si corre un alto riesgo de tener una STI. Esta no es una prueba de rutina antes de un aborto, pero podría realizarse para reducir el riesgo de complicaciones, como una infección, después del procedimiento.
  • Una prueba de Papanicolaou para detectar anormalidades en la células del cuello uterino (displasia), si le corresponde hacerlo (no es una prueba de rutina antes de un aborto).

Es posible que le hagan una ecografía para revisar el tamaño y la forma del útero y para asegurarse de que el embarazo es en el útero. Una ecografía transvaginal realizada en el primer trimestre es el método más exacto para saber cuántos meses ha estado embarazada.

Opciones: aborto médico

El aborto médico es el uso de medicamentos para terminar un embarazo. El aborto médico puede hacerse hasta alrededor de la semana 9 de embarazo.

  • Por lo general, un programa de tratamiento típico para un aborto médico requiere al menos dos visitas a su médico a lo largo de varias semanas. Durante la primera visita, se toma un medicamento durante la visita y se le da un segundo medicamento a la paciente para que lo tome en el hogar. El sangrado vaginal puede durar alrededor de 14 días. Por lo general, alrededor de 2 semanas después de la primera visita médica, se necesita un examen de seguimiento para ver si se está recuperando bien y para asegurarse de que el procedimiento haya funcionado.
  • La atención médica antes y después de un aborto médico incluye exámenes físicos y pruebas de laboratorio, educación sobre qué esperar, instrucciones de cuidado personal, información sobre cuándo llamar a su médico y planificación para el control de la natalidad.

Los medicamentos disponibles en los Estados Unidos en la actualidad para inducir un aborto son los siguientes:

  • Misoprostol. Esta hormona ablanda y abre (dilata) el cuello uterino y desencadena contracciones uterinas. El misoprostol usado solo podría interrumpir un embarazo, pero es mucho más eficaz cuando se lo utiliza con otros medicamentos, como mifepristona o metotrexato, en abortos realizados durante el primer trimestre.
  • Mifepristona y misoprostol. La mifepristona, también conocida como Mifeprex o RU-486, bloquea los efectos de la hormona progesterona. Esto detiene el crecimiento de la placenta, ablanda el cuello uterino y hace que el útero esté listo para el parto. El misoprostol se utiliza para iniciar las contracciones a fin de eliminar todo el tejido del útero.
  • Metotrexato y misoprostol. El metotrexato interfiere en el crecimiento de la placenta. No es tan eficaz como la mifepristona y tarda más en abortar un embarazo. El misoprostol se utiliza para iniciar las contracciones a fin de eliminar todo el tejido del útero.

Vea la sección "Para pensar" de este tema para ver una comparación del aborto médico y el aborto quirúrgico.

Opciones: aborto quirúrgico

Un aborto quirúrgico interrumpe un embarazo extrayendo quirúrgicamente el contenido del útero. Se utilizan diferentes procedimientos para realizar un aborto quirúrgico, según cuántas semanas de embarazo hayan transcurrido.

La atención antes y después de un aborto quirúrgico incluye un examen físico y pruebas de laboratorio, educación sobre qué esperar, instrucciones de cuidado personal, síntomas que indican que debe llamar a su médico y planificación para el control de la natalidad.

Métodos quirúrgicos en el primer trimestre (5 a 12 semanas)

Métodos quirúrgicos en el segundo trimestre

Una D y E se utiliza más comúnmente durante el segundo trimestre debido a que implica un menor riesgo de complicaciones que el aborto inducido.

Métodos no quirúrgicos en el segundo trimestre

  • El aborto inducido interrumpe un embarazo que se encuentra en el segundo trimestre usando medicamentos para iniciar (inducir) las contracciones, que expulsan (empujan) al feto del útero. Si el feto tiene problemas médicos graves, es posible que una mujer elija realizarse un aborto inducido.

Vea la sección "Para pensar" de este tema para ver una comparación entre el aborto médico y el aborto quirúrgico.

Para pensar

Sus opciones con respecto al aborto están relacionadas con su historial de salud, con cuántas semanas de embarazo tenga y con las opciones que se encuentran disponibles en su región. No todas las opciones médicas o quirúrgicas para realizarse un aborto se encuentran disponibles en todos los lugares de los Estados Unidos o en todo el mundo. En los EE. UU., cada estado tiene restricciones con respecto al aborto, como exigir un período de espera, exigir el consentimiento de los padres en el caso de mujeres jóvenes menores de determinada edad o limitar las opciones para el caso de los embarazos de entre 13 y 24 semanas (segundo trimestre).

La siguiente tabla menciona algunas de las diferencias entre los procedimientos de aborto médico y quirúrgico usados más comúnmente.

Comparación entre el aborto médico y el aborto quirúrgico 3
Aborto médico Aborto quirúrgico

Suele evitar la necesidad de un tratamiento quirúrgico

Es invasivo y/o quirúrgico:

  • El legrado uterino por aspiración manual (MVA, por sus siglas en inglés) utiliza un tubo conectado a una jeringa manual. Extrae el tejido del útero.
  • El legrado uterino por aspiración mecánica utiliza un tubo conectado a una bomba eléctrica. Extrae el tejido desde el interior del útero.
  • La dilatación y evacuación (D y E) utiliza una combinación de legrado uterino por aspiración, fórceps y dilatación y curetaje (D y C).

Solo puede utilizarse durante las primeras etapas del embarazo (hasta alrededor de las 9 semanas)

Puede utilizarse desde el principio hasta mediados del embarazo:

  • El legrado uterino por aspiración manual (MVA) puede usarse tan temprano como 5 semanas, y hasta 12 semanas después del último período menstrual.
  • El legrado uterino por aspiración mecánica puede utilizarse alrededor de 5 a 12 semanas después del último período menstrual.
  • El procedimiento de D y E se utiliza entre 13 y 24 semanas después del último período menstrual. Utiliza una combinación de legrado uterino por aspiración, fórceps y D y C.

Lleva 2 visitas médicas o más en el transcurso de 3 semanas

Por lo general, lleva 1 visita

Puede llevar varios días para completarlo (la mayor parte del proceso de aborto se produce gradualmente, en el hogar)

Se completa en el tiempo que demora el procedimiento

No requiere anestesia ni sedantes

No requiere anestesia general (aunque puede utilizarse). Por lo general, se utiliza anestesia local con o sin un sedante tranquilizante.

Tiene una alta tasa de éxito (alrededor del 95%)

Tiene una alta tasa de éxito (alrededor del 99%)

Provoca sangrado de moderado a intenso durante un período corto

Provoca un sangrado leve en la mayoría de los casos

Requiere seguimiento médico para asegurar que el embarazo se haya interrumpido y para revisar el estado de salud de la mujer

No siempre requiere seguimiento médico

Es un proceso de pasos múltiples

Es un proceso de un solo paso

En casos extremadamente raros, provoca una infección grave y la muerte (alrededor de 1 de cada 100,000), una tasa levemente más alta que la del aborto quirúrgico

En casos extremadamente raros, provoca la muerte (menos de 1 de cada 100,000)

El dolor asociado con un aborto médico o un aborto quirúrgico es de leve a grave y depende del estado físico y emocional de cada mujer.

Algunos defectos congénitos (de nacimiento) o problemas médicos del feto no se diagnostican comúnmente hasta el segundo trimestre, cuando se realiza la mayoría de las pruebas de detección de rutina. Durante el segundo trimestre, hay menos opciones con respecto al aborto.

Aborto y cáncer de seno

Las investigaciones sugieren que los cambios hormonales durante el embarazo podrían actuar como protección y reducir el riesgo de cáncer de seno. En el pasado, han surgido preocupaciones en cuanto a que el aborto podría interrumpir estos cambios hormonales que actúan como protección y, posiblemente, aumentar el riesgo de cáncer de seno. Pero estudios más recientes llevados a cabo minuciosamente han llevado a los expertos a la conclusión de que no existe un vínculo entre el aborto y el cáncer de seno.4

Antes, durante y después de un aborto: cuándo llamar a un médico

Si usted piensa que pudiera estar embarazada, consulte a su médico para que le haga una prueba de embarazo, para un examen y para que le brinde asesoría psicológica respecto del embarazo tan pronto como sea posible. Si está considerando la posibilidad de interrumpir el embarazo, este es un momento importante para aprender tanto como pueda sobre sus opciones. Cuanto antes tome medidas para interrumpir un embarazo, más opciones médicas tendrá y menos riesgos de complicaciones habrá.

A quién consultar

Los abortos quirúrgicos son cirugías menores que requieren un profesional de la salud con capacitación especializada. Si el aborto médico no se realiza con éxito, se debe realizar un aborto quirúrgico como seguimiento. Esto es necesario para evitar una infección y la pérdida de sangre y para interrumpir el embarazo, dado que los medicamentos utilizados en los abortos médicos causan defectos congénitos (de nacimiento). Los siguientes profesionales de la salud pueden llevar a cabo abortos:

Algunos profesionales de la salud realizan únicamente abortos médicos y recomiendan a otro profesional de la salud si resulta necesario un legrado uterino por aspiración. Otros profesionales de la salud ofrecen abortos médicos y extracción manual con ventosa (MVA, por sus siglas en inglés) si se necesita. La MVA es un procedimiento simple y eficaz. Una menor cantidad de profesionales de la salud ofrecen servicios de abortos médicos, MVA y abortos quirúrgicos.

Su profesional de la salud le brindará información sobre qué esperar después de un aborto. Síntomas normales que experimentan la mayoría de las mujeres incluyen:

  • Sangrado irregular o manchado durante las primeras 3 semanas como máximo.
  • Cólicos durante las primeras 2 semanas. Algunas mujeres tienen cólicos (como cólicos menstruales) por hasta 6 semanas.
  • Reacciones emocionales por 2 o 3 semanas.

Es posible que el hospital o el centro quirúrgico le envíen instrucciones sobre cómo prepararse para su cirugía. O una enfermera puede llamarla para brindarle instrucciones antes de la cirugía.

Inmediatamente después de la cirugía, la llevarán a un sector de recuperación donde las enfermeras la cuidarán y la tendrán en observación. Es probable que se quede en el sector de recuperación durante un período y luego vaya a su hogar. Además de cualquier indicación especial de su médico, su enfermera le proporcionará información para ayudarla en su recuperación. Se retirará a su hogar con una hoja de instrucciones de cuidado, que incluye con quién debe comunicarse si surge un problema.

Señales de complicaciones

Menos de 1 de cada 100 mujeres que se realizan un aborto tienen problemas graves más adelante.2

Llame a su médico de inmediato si tiene alguno de estos síntomas después de un aborto:

  • Sangrado intenso. Por lo general, tanto los abortos médicos como los quirúrgicos causan un sangrado diferente del período menstrual normal. Sangrado intenso puede significar:
    • Expulsar coágulos más grandes que una bola de golf, durante 2 horas o más.
    • Empapar más de 2 toallas sanitarias grandes por hora, durante 2 horas seguidas.
    • Sangrar intensamente durante 12 horas seguidas.
  • Señales de infección en todo el cuerpo, como dolor de cabeza, dolores musculares, mareos o una sensación general de enfermedad. Es posible tener una infección grave sin fiebre.
  • Dolor intenso en el vientre que no se alivia con analgésicos (medicamentos para el dolor), reposo ni calor
  • Bochornos o una fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más que dura más de 4 horas
  • Vómito que dura más de 4 a 6 horas
  • Hinchazón del vientre o frecuencia cardíaca rápida repentinas
  • Flujo vaginal en mayor cantidad o que huele mal
  • Dolor, hinchazón o enrojecimiento en la zona genital

Llame a su médico para programar una cita si ha tenido alguno de estos síntomas después de un aborto reciente:

  • Sangrado (no manchado) durante más de 2 semanas
  • Síntomas nuevos y de origen desconocido que podrían ser causados por los medicamentos que se utilizan en el tratamiento
  • Ausencia del período menstrual dentro de las 6 semanas después del procedimiento
  • Señales y síntomas de depresión. Los cambios hormonales después de un embarazo pueden causar depresión que requiere tratamiento.

Su capacidad de quedar embarazada en el futuro

El aborto médico y el legrado uterino por aspiración no afectan su capacidad de quedar embarazada en el futuro.1 Es posible quedar embarazada en las semanas inmediatamente posteriores a un procedimiento de aborto.

  • Evite tener relaciones sexuales hasta que su cuerpo se haya recuperado completamente, durante al menos de 1 a 3 semanas.
  • Para prevenir una infección y un embarazo, es importante usar condones según las indicaciones de su médico cuando comience a tener relaciones sexuales nuevamente. Este también es un buen momento para empezar a usar un método anticonceptivo de alta eficacia que se adapte a su estilo de vida. Para más información, vea el tema Métodos anticonceptivos.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)
Dirección del sitio web: www.acog.org

Planned Parenthood Federation of America
Dirección del sitio web: www.plannedparenthood.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Holmquist S, Gilliam M (2008). Induced abortion. In RS Gibbs et al., eds., Danforth's Obstetrics and Gynecology, 10th ed., pp. 586–603. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  2. Guttmacher Institute (2011). In Brief: Facts on Induced Abortion in the United States. Available online: http://www.guttmacher.org/pubs/fb_induced_abortion.html.
  3. American College of Obstetricians and Gynecologists (2005, reaffirmed 2011). Medical management of abortion. ACOG Practice Bulletin No. 67. Obstetrics and Gynecology, 106(4): 871–882.
  4. American College of Obstetricians and Gynecologists (2009, reaffirmed 2011). Induced abortion and breast cancer risk. ACOG Committee Opinion No. 434. Obstetrics and Gynecology, 113(6): 1417–1418.

Otras obras consultadas

  • Centers for Disease Control and Prevention (2011). Abortion surveillance—United States, 2008. MMWR, 60(SS-15): 1–41. Available online: http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/ss6015a1.htm?s_cid=ss6015a1_w.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Rebecca H. Allen, MD, MPH - Obstetricia y ginecología
Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología
Última revisión 31 agosto, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.