Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Rinitis alérgica

Generalidades

¿Qué es la rinitis alérgica?

La rinitis alérgica (también llamada alergia o fiebre del heno) se presenta cuando el sistema inmunitario reacciona excesivamente a partículas del aire que se inhalan, es decir, usted es alérgico a ellas. El sistema inmunitario ataca a las partículas del cuerpo, provocando síntomas como estornudos y goteo nasal. Estas partículas se llaman alérgenos, lo cual simplemente significa que pueden causar una reacción alérgica.

Las personas con alergias suelen tener síntomas durante muchos años. Es posible que usted tenga síntomas frecuentemente durante el año o solo en determinadas ocasiones. También puede tener otros problemas, como sinusitis e infecciones de oído, como resultado de sus alergias.

Con el tiempo, los alérgenos podrían comenzar a afectarlo menos, y sus síntomas podrían no ser tan graves como antes.

¿Cuáles son los síntomas de la rinitis alérgica?

En la mayoría de los casos, cuando usted tiene rinitis alérgica:

  • Estornuda una y otra vez, especialmente después de despertarse por la mañana.
  • Tiene escurrimiento nasal y secreción nasal posterior. El drenaje del goteo nasal causado por las alergias suele ser claro y poco espeso. Pero podría volverse más espeso y turbio o amarillento si contrae una infección nasal o una infección de los senos paranasales.
  • Sus ojos están llorosos e irritados.
  • Tiene comezón en los oídos, la nariz y la garganta.

¿Qué alérgenos causan comúnmente la rinitis alérgica?

Probablemente sepa que el polen de los árboles, del césped y de las malezas provoca rinitis alérgica. Muchas personas son alérgicas también a los ácaros del polvo, a la caspa de los animales, a las cucarachas y al moho. Algunas cosas en el lugar de trabajo, como los granos de cereales, el polvo de la madera, las sustancias químicas o los animales de laboratorio, también pueden provocar rinitis alérgica.

Si es alérgico al polen, es posible que tenga síntomas solo en determinadas épocas del año. Si es alérgico a los ácaros del polvo y a los alérgenos de interiores, es posible que tenga síntomas todo el tiempo.

¿Cómo se diagnostica la rinitis alérgica?

Para averiguar si tiene alergias, su médico le preguntará acerca de sus síntomas y lo examinará. Saber qué síntomas tiene, cuándo los tiene y qué los hace empeorar o mejorar puede ayudar a su médico a saber si usted tiene alergias u otro problema.

Si tiene síntomas graves, es posible que deba realizarse pruebas de alergias, a fin de averiguar a qué es alérgico.

  • Es posible que su médico le realice una prueba cutánea. En esta prueba, su médico le coloca una pequeña cantidad de alérgeno en la piel, para ver si provoca una reacción alérgica.
  • Es posible que su médico indique pruebas de laboratorio. Estas pruebas buscan sustancias que lo ponen en riesgo de alergias.

¿Cómo se trata?

No existe cura para la rinitis alérgica. Una de las mejores medidas que puede tomar es evitar todo lo que le provoque alergias. Es posible que deba limpiar su hogar con frecuencia para eliminar el polvo, la caspa de los animales o el moho. O es posible que deba quedarse adentro cuando la concentración de polen sea alta.

A menos que tenga otro problema de salud, como asma, puede tomar medicamentos de venta libre para tratar sus síntomas en el hogar. Si efectivamente tiene otro problema, primero hable con su médico. Otras personas que también deberían hablar con su médico antes de comenzar un tratamiento por cuenta propia son los adultos mayores, los niños y las mujeres que están embarazadas o amamantando.

Si sus alergias le molestan mucho y no puede evitar las cosas a las que es alérgico, usted y su médico pueden decidir si debería ponerse inyecciones antialérgicas (inmunoterapia) para ayudarle a controlar sus síntomas. Para que las inyecciones antialérgicas den resultado, debe saber a qué es alérgico.

Encontrar el tratamiento que mejor funcione para usted podría tomar un poco de tiempo.

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Alergias: ¿Debería aplicarme inyecciones antialérgicas?

Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Alergias: Cómo evitar los factores desencadenantes de exteriores
  Alergias: Cómo evitar los factores desencadenantes de interiores

Causa

La rinitis alérgica (a menudo conocida como fiebre del heno) se presenta cuando el sistema inmunitario reacciona excesivamente a partículas en el aire que respira, es decir, usted es alérgico a ellas. El sistema inmunitario provoca síntomas, como estornudos y goteo nasal. Estas partículas se llaman alérgenos, lo cual simplemente significa que pueden causar una reacción alérgica.

Varios tipos de alérgenos provocan rinitis alérgica, incluidos el polen, el moho, los ácaros del polvo, la caspa de los animales y las cucarachas. Aunque el aire contaminado no es un alérgeno, puede irritarle la nariz y los pulmones. La irritación de la nariz o de los pulmones podría generar más probabilidades de provocar una reacción alérgica cuando usted inhala un alérgeno.

Síntomas

Los síntomas de rinitis alérgica pueden aparecer en el transcurso de minutos u horas después de que usted inhala un alérgeno. Los síntomas pueden durar varios días.

Entre los síntomas que a menudo comienzan en cuanto usted inhala un alérgeno se encuentran:

  • Estornudar una y otra vez, especialmente después de despertarse por la mañana.
  • Goteo nasal.
  • Un cosquilleo en la garganta o tos causada por goteo retronasal.
  • Picazón y lagrimeo en los ojos. Esto podría ser conjuntivitis alérgica.
  • Picazón en los oídos, en la nariz y en la garganta.

Otros síntomas que pueden llevar más tiempo en aparecer incluyen:

  • Nariz congestionada, que haga que la persona posiblemente se sorba la nariz. Este es el síntoma más común en niños.
  • Respiración por la boca, debido a que la nariz está obstruida.
  • Frotarse la nariz. Los niños tienden a hacer esto.
  • Sensibilidad de los ojos a la luz.
  • Sensación de cansancio, malhumor o de humor variable.
  • No dormir bien.
  • Tos duradera (crónica).
  • Presión en el oído o tener dificultad para oír.
  • Molestia o dolor en la cara.
  • Círculos o manchas oscuras bajo sus ojos (ojeras alérgicas).

Otros problemas con síntomas similares a la rinitis alérgica incluyen infecciones respiratorias superiores (URI, por sus siglas en inglés), defectos nasales e inflamación (rinitis) no causada por un alérgeno (rinitis no alérgica).

Cuando los síntomas pueden cambiar

Sus síntomas pueden ser mejores o peores en diferentes épocas del año o diferentes momentos de su vida. Por ejemplo:

  • Si usted es alérgico a los ácaros del polvo, a la caspa de los animales o al moho de interiores, sus síntomas podrían ser más graves en invierno cuando pasa más tiempo en lugares cerrados.
  • Si usted tiene una alergia al polen, los síntomas pueden variar según las plantas que crezcan en su área y la estación que sea.
  • Si queda embarazada, sus síntomas podrían empeorar. Entonces, la rinitis alérgica puede empeorar el asma y la sinusitis.
  • A medida que envejece, los alérgenos pueden afectarlo menos.

De qué se trata

La primera vez que usted se expone a un alérgeno del aire, el sistema inmunitario del cuerpo podría reconocer el alérgeno como una sustancia extraña. El cuerpo reacciona produciendo anticuerpos contra el alérgeno.

La próxima vez que usted se expone al alérgeno, los anticuerpos reaccionan a él. Esto libera histamina y otras sustancias químicas que causan los síntomas de su alergia. Esto se llama sensibilización. Es posible que la sensibilización ocurra en una etapa temprana de la vida.

Los niños que tienen rinitis alérgica podrían volverse alérgicos a muchos alérgenos, incluidos los ácaros del polvo, la caspa de los gatos y de los perros, y al polen de los árboles y del césped.

Complicaciones

La rinitis alérgica le puede afectar la salud si no se trata. Si dura mucho tiempo, es posible que tenga complicaciones, como sinusitis, oídos tapados e infecciones del oído. Algunas personas con rinitis alérgica tienen apnea del sueño. Algunas tienen asma, y los investigadores están observando si la rinitis alérgica podría provocar asma.

La rinitis alérgica también puede afectar su calidad de vida. Es posible que tenga que evitar ver a personas, tenga problemas para dormir y se sienta cansado o irritable. Podría tener problemas en la escuela o en el trabajo.

Qué aumenta su riesgo

Podría tener más probabilidades de tener rinitis alérgica y otras alergias si:

  • Tiene antecedentes familiares de alergias, especialmente rinitis alérgica. Un niño tiene más probabilidades de tener una alergia si ambos padres tienen una alergia o tienen el mismo tipo de alergia.
  • Está expuesto a los ácaros del polvo, la caspa de los animales u otros alérgenos de interiores.
  • Está expuesto al polen o al moho.

Cuándo llamar a un médico

Llame a su médico si:

  • Tiene dolor en la zona de los senos paranasales y otros síntomas de infección de los senos paranasales. (Los síntomas pueden incluir fiebre o una secreción cremosa, de color amarillo o verde de la nariz).
  • Sus síntomas de alergia empeoran y usted no sabe por qué.
  • Está tomando un medicamento para la alergia recetado o de venta libre, que no ayuda a aliviar sus síntomas.
  • Su medicamento para la alergia está provocando efectos secundarios que le causan molestias, como una disminución de la coordinación o un aumento de la somnolencia.
  • Tiene fiebre o dolor de oído.
  • Tiene tos o un resfriado que dura más de 1 o 2 semanas.
  • Tiene picazón intensa en los ojos o en la nariz.
  • Su alergia le perturba la vida.

A quién consultar

Entre los profesionales de la salud que pueden evaluar y tratar los síntomas leves de la rinitis alérgica, se encuentran:

Es posible que necesite acudir a un especialista en alergias (alergólogo), dependiendo de sus síntomas o qué otros tratamientos pueda necesitar. Por ejemplo, puede que tenga que ver a un especialista si sus medicamentos no están funcionando o causan efectos secundarios graves, o si usted está pensando en ponerse inyecciones contra la alergia (inmunoterapia).

Es posible que su médico lo remita a un especialista en oídos, nariz y garganta (ENT, por sus siglas en inglés) (también llamado otorrinolaringólogo). Un especialista en ENT podría ser útil si su médico cree que es posible que tenga pólipos nasales u otras obstrucciones en la nariz.

Exámenes y pruebas

Por lo general, su médico puede diagnosticar la rinitis alérgica examinándolo y haciéndole preguntas sobre sus síntomas, sus actividades y su hogar. Si su médico cree que usted tiene rinitis alérgica y no tiene complicaciones, es posible que decida tratar sus síntomas sin realizar pruebas de laboratorio. El médico entonces volverá a evaluar sus síntomas más tarde.

Pero es posible que necesite más pruebas si:

  • Usted y su médico necesitan averiguar exactamente a qué cosas usted es alérgico, de modo que pueda tomar medidas para evitarlas.
  • El tratamiento no está ayudando a aliviar sus síntomas.
  • Tiene síntomas graves.
  • Está considerando la posibilidad de ponerse inyecciones antialérgicas (inmunoterapia).

Para pruebas adicionales, su médico puede sugerir que usted se haga pruebas de alergias. Por ejemplo, una prueba cutánea puede indicar cómo reacciona su piel a un alérgeno. O un análisis de sangre puede medir el nivel de anticuerpos de inmunoglobulina E (IgE), los cuales son producidos por su cuerpo en respuesta a determinados alérgenos.

Estas pruebas pueden ayudar a su médico a saber si la rinitis alérgica es la causa de sus síntomas y a hallar el mejor tratamiento. También pueden ayudar a su médico a ver si usted tiene complicaciones, como sinusitis o asma.

Otras pruebas para detectar alergias

En la mayoría de los casos, no se necesitan pruebas. Pero su médico puede sugerir algunas pruebas para asegurarse de que otra afección no está causando los síntomas. Estas pruebas incluyen:

  • Estudios por imágenes, como radiografías (o rayos X), tomografías computarizadas (CT, por sus siglas en inglés) y exámenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés). Estos exámenes pueden mostrar si usted tiene una infección de los senos paranasales (sinusitis), una inflamación crónica (engrosamiento) del recubrimiento de los senos paranasales, defectos estructurales de la nariz o, en raras ocasiones, cáncer.
  • Rinoscopia o endoscopia nasal. Estas dos pruebas se realizan para detectar pólipos nasales y otros problemas que podrían obstruir la cavidad nasal.
  • Prueba de aclaramiento mucociliar. Esta prueba busca cilios anormales en personas que tienen secreción nasal muy espesa. Los cilios son vellos diminutos en la mucosa de las fosas nasales. Estos vellos diminutos baten hacia atrás y adelante para eliminar partículas de la nariz. Ciertas enfermedades poco frecuentes pueden causar problemas en los cilios, lo cual puede conducir a más secreción nasal.

Aspectos generales del tratamiento

Los principales tratamientos para la rinitis alérgica son evitar los alérgenos, manejar los síntomas con medicamentos y tratamiento en el hogar y, en algunos casos, ponerse inyecciones para la alergia (inmunoterapia). La frecuencia con la que necesita tratamiento dependerá de la frecuencia de sus síntomas.

Evite los alérgenos

Es importante evitar los alérgenos que están provocando sus síntomas. Haciendo esto, usted podría reducir los síntomas de la alergia y manejarlos sin medicamentos o con menos medicamentos.

Es posible que deba limpiar su hogar con frecuencia para eliminar el polvo, la caspa de los animales o el moho. O es posible que deba quedarse adentro cuando la concentración de polen sea alta.

Para más información sobre cómo evitar y controlar los alérgenos, vea Tratamiento en el hogar.

Maneje los síntomas

Tomar medicamentos y hacer otros tratamientos caseros puede ayudar a manejar sus síntomas. Por ejemplo, usted puede comenzar a tomar medicamentos de venta libre. Estos incluyen antihistamínicos, descongestionantes y gotas para los ojos. O su médico puede recetar tipos más fuertes de estos medicamentos. Usted puede hacer otras cosas en casa para aliviar sus síntomas, como limpiarse las fosas nasales.

Para aprender más sobre el manejo de sus síntomas, consulte Medicamentos y Tratamiento en el hogar.

Piense en inyecciones antialérgicas

Si los medicamentos no ayudan a aliviar sus síntomas o si provocan efectos secundarios fuertes, es posible que su médico le sugiera la administración de inyecciones antialérgicas (inmunoterapia). Estas son pequeñas dosis de alérgenos que su médico le inyecta debajo de la piel. Ayudan a su cuerpo a "acostumbrarse" al alérgeno, de modo que usted podría tener menos síntomas o síntomas menos graves.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Alergias: ¿Debería aplicarme inyecciones antialérgicas?

Sepa cuándo se necesita la cirugía

A veces, la gente necesita cirugía para reparar un problema que hace más difícil el tratamiento de las alergias. Ni usted ni su médico deberían considerar la cirugía, a menos que otros tratamientos hayan fracasado.

Para saber cuándo puede necesitarse la cirugía, vea Cirugía.

Tratamiento para niños

El tratamiento para los niños que tienen rinitis alérgica es muy similar al de los adultos que tienen alergias. Tratar a los niños con medicamentos podría ser más difícil debido a los posibles efectos secundarios. También es posible que algunos medicamentos no estén aprobados para tratar a los niños.

Prevención

Los expertos no saben cómo se previene la rinitis alérgica. Estar expuesto a muchos alérgenos, al humo de tabaco ambiental y la contaminación del aire puede irritarle la nariz y la garganta, y puede contribuir a cómo una persona empieza a tener una alergia.

Usted puede tomar medidas para reducir los síntomas de la rinitis alérgica o para que los síntomas se vuelvan menos graves.

Tratamiento en el hogar

La rinitis alérgica es un problema a largo plazo. Lleva tiempo y esfuerzo controlar las alergias mediante tratamiento en el hogar. Pero el tratamiento casero es una de las mejores cosas que usted puede hacer para aliviar sus alergias.

Evite los alérgenos

Si usted puede evitar o reducir su contacto con los alérgenos, tal vez pueda reducir sus síntomas de la alergia y manejarlos sin medicamentos o con menos medicamentos. Controlar su contacto con los alérgenos y reducir sus síntomas también podrían disminuir sus probabilidades de tener complicaciones como sinusitis. Puede hacerlo de la siguiente manera:

Para más información, vea:

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Alergias: Cómo evitar los factores desencadenantes de interiores.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Alergias: Cómo evitar los factores desencadenantes de exteriores.

Maneje los síntomas

Si evitar los alérgenos no alivia sus síntomas o si no es posible hacerlo:

  • Puede intentar tomar medicamentos para la alergia de venta libre para aliviar los síntomas. Estos medicamentos incluyen clorfeniramina (como Chlor-Trimeton), difenhidramina (como Benadryl) y loratadina (como Claritin). No le dé antihistamínicos a su hijo sin consultar primero con su médico.
  • Puede tratar una nariz congestionada usando descongestionantes o limpiándose las fosas nasales con una solución salina (agua salada). Antes de dar un descongestionante a un niño, revise la etiqueta. Es posible que estos medicamentos no sean seguros para niños pequeños o para personas que tienen ciertos problemas de salud.
  • Es posible que pueda prevenir o manejar las infecciones leves de los senos paranasales usando un humidificador en su casa, bebiendo abundante líquido y evitando el humo de tabaco.

Es útil llevar la cuenta de sus síntomas y de cómo lo afectan. Por ejemplo, sus síntomas, ¿le impiden dormir, hacen que sea difícil concentrarse o le dan somnolencia? También lleve la cuenta de sus alérgenos y de cuánto tiempo después de la exposición a ellos usted comienza a tener síntomas. Esta información ayudará a su médico a prevenir y a tratar el problema. Puede llevar un diario de síntomas (¿Qué es un documento PDF ?) para anotar esta información.

Medicamentos

Los medicamentos son una parte clave del tratamiento para la rinitis alérgica.

Medicamentos de venta libre

El tratamiento para la rinitis alérgica suele comenzarse con medicamentos de venta libre, tales como:

Medicamentos recetados

Si los medicamentos de venta libre no funcionan o si le causan efectos secundarios molestos como somnolencia, su médico puede recetarle antihistamínicos, descongestionantes, o gotas para los ojos más fuertes. O el médico puede recetar aerosoles nasales con corticosteroides, que usted puede utilizar con antihistamínicos. Estos aerosoles pueden reducir todos los síntomas de rinitis alérgica. Funcionan bien para la mayoría de la gente. Comienzan a dar resultado rápidamente, pero es posible que pasen varias semanas hasta obtener el efecto completo.

Es posible que su médico sugiera otros medicamentos si estos no funcionan o en casos especiales, por ejemplo, si está embarazada. Otros medicamentos incluyen:

Use los medicamentos en forma segura

Algunas personas comienzan a usar medicamentos de venta libre para la rinitis alérgica antes de consultar con sus médicos. Estos medicamentos pueden dar buenos resultados. Pero las personas que tienen otros problemas médicos, los adultos mayores, los niños, las mujeres que están embarazadas o amamantando y las personas que tienen más que síntomas leves ocasionales deberían consultar con un médico antes de comenzar un tratamiento por cuenta propia. Por ejemplo:

  • Si usted está embarazada, hable con su médico sobre qué medicamentos para la alergia son seguros durante el embarazo. Algunos medicamentos pueden ser mejores que otros para usted y su bebé. Si es posible, no use medicamentos durante al menos los primeros 3 meses de su embarazo.
  • Si trata a los niños con medicamentos, sepa que puede ser más difícil que tratar a adultos, debido a los posibles efectos secundarios. También es posible que algunos medicamentos no estén aprobados para tratar a los niños. Sea especialmente cuidadoso con antihistamínicos y descongestionantes. Podrían no ser seguros para niños pequeños, así que primero revise la etiqueta. Si decide darle estos medicamentos a un niño, siga siempre las instrucciones sobre cuánto darle en base a la edad y el peso del niño.

Para pensar

Tal vez quiera considerar usar diferentes medicamentos en diferentes momentos del día. Por ejemplo, durante el día, podría ser importante evitar la somnolencia provocada por algunos antihistamínicos. Sin embargo, si está en el hogar por la noche y no le preocupa este efecto secundario, puede pensar en usar un antihistamínico de venta libre de bajo costo. También podría probar una combinación de medicamentos para aliviar todos sus síntomas. Hable con su médico acerca de cuáles son los síntomas más importantes que debe tratar y de qué medicamentos podrían darle mejores resultados.

Si no toma su medicamento, sus síntomas pueden volver o empeorar. Cuando usted les dé medicamentos a los niños, explíqueles por qué se los están tomando y cómo pueden ayudarlos. También infórmeles qué efectos secundarios pueden suceder.

Usted podría usar el medicamento a diario para un alivio rápido de los síntomas que ocurren en forma repentina o que están empeorando. O podría usarlo con anticipación si sabe que es posible que inhale un alérgeno. Por ejemplo, si tiene alergias graves al polen, su médico podría sugerirle que comience a usar un aerosol con corticosteroides de 1 a 2 semanas antes de que comience la temporada del polen.

Cirugía

Aunque la cirugía no cura la rinitis alérgica, usted podría necesitarla para reparar un defecto físico de la nariz o de los senos paranasales. Problemas como estos pueden dificultar el tratamiento de la rinitis alérgica. Ni usted ni su médico deberían considerar la cirugía, a menos que otros tratamientos hayan fracasado.

Las posibles cirugías incluyen:

  • Cirugía endoscópica de la nariz para corregir una nariz torcida (tabique nasal desviado) o para extraer pólipos nasales no cancerosos (benignos). Para información sobre esta cirugía, vea el tema Sinusitis.
  • Drenaje de líquido del oído medio (timpanotomía o miringotomía) o inserción de tubos para ayudar a que los oídos drenen (timpanostomía). A veces, esto se hace en los niños que tienen rinitis alérgica e infecciones del oído. Para aprender más sobre estas cirugías, vea el tema Infecciones de oído.

Otros tratamientos

Inyecciones antialérgicas

Si los medicamentos no pueden controlar su rinitis alérgica, podría pensar en ponerse inyecciones antialérgicas (inmunoterapia). Las inyecciones antialérgicas son pequeñas dosis de alérgenos que su médico le inyecta debajo de la piel. Esto ayuda a su cuerpo a "acostumbrarse" al alérgeno, de modo que usted podría tener menos síntomas o síntomas menos graves.

Las inyecciones antialérgicas dan mejores resultados si usted es alérgico al polen, a la caspa de los animales o a los ácaros del polvo. Los médicos usan inyecciones antialérgicas principalmente para tratar la alergia causada por un alérgeno o por un grupo de alérgenos estrechamente relacionados, como el polen del césped. Si usted es alérgico a más de un tipo de alérgeno, es posible que deba recibir inyecciones para cada tipo de alérgeno, a fin de aliviar todos sus síntomas. Por lo general, los alérgenos pueden combinarse en una o dos inyecciones.

La decisión sobre inyecciones para la alergia es personal. Si bien las inyecciones antialérgicas son costosas, es posible que no cuesten más que el costo combinado del medicamento, las visitas al médico y a la sala de urgencias, y de los días en que falte a la escuela o al trabajo durante varios años. Pero es posible que necesite inyecciones para la alergia por un período de 3 a 5 años. Y existe el riesgo de reacciones sistémicas (todo el organismo) graves (anafilaxia).

Como ayuda para decidir si se va a poner inyecciones para la alergia, vea:

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Alergias: ¿Debería aplicarme inyecciones antialérgicas?

Otros tratamientos

Otras maneras de tratar las alergias incluyen tomar pastillas (inmunoterapia oral) y colocar el alérgeno debajo de la lengua (inmunoterapia sublingual). Estos tratamientos dan buenos resultados y se usan en Europa y en otros países. Pero los investigadores de los Estados Unidos todavía están investigando qué cantidad de estos alérgenos se debería tomar o con qué frecuencia se deberían tomar.

Debido a que la rinitis alérgica no se puede curar y a que tratarla puede ser frustrante, las personas podrían probar métodos de tratamiento alternativos, como la homeopatía. Sin embargo, la mayoría de estos tratamientos no han sido estudiados o no se ha comprobado que den resultado. Tales tratamientos pueden ser costosos. Y algunos pueden ser peligrosos para su salud.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Academy of Otolaryngology—Head and Neck Surgery (AAO-HNS)
Dirección del sitio web: www.entnet.org

Asthma and Allergy Foundation of America
Dirección del sitio web: www.aafa.org

Referencias

Otras obras consultadas

  • Lustig LR, Schindler JS (2012). Ear, nose, and throat disorders. In SJ McPhee, MA Papadakis, eds., 2012 C urrent Medical Diagnosis and Treatment, 51st ed., pp. 196–237. New York: McGraw-Hill.
  • Quillen DM (2011). Allergic rhinitis caused by inhalant factors. In ET Bope et al., eds., Conn's Current Therapy 2011, pp. 792–796. Philadelphia: Saunders.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Rohit K Katial, MD - Alergía e imunología
Última revisión 17 junio, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.