Generalidades del tema

¿Qué son los audífonos?

Los audífonos hacen que el volumen de los sonidos sea más alto. Existen muchos estilos diferentes de audífonos. Y usted puede agregarles características especiales a sus audífonos. Sin embargo, casi todos los audífonos tienen estos componentes:

  • Un micrófono, para recibir el sonido.
  • Un amplificador, para que el volumen del sonido sea más alto.
  • Un altavoz, para enviar el sonido al oído.

¿Qué debo hacer si pienso que necesito audífonos?

Si piensa que tiene un problema de audición y está pensando en conseguir audífonos, consulte a su médico o a un audiólogo. Un audiólogo puede ayudarle a decidir qué tipo de audífonos funcionará mejor para usted. El audiólogo seleccionará los audífonos en base al tipo y a la cantidad de pérdida de audición que usted tenga así como a otros factores. Puede ayudarle a aprender cómo obtener el mayor beneficio de sus audífonos. Por lo general, suele ser mejor llevar audífonos en ambos oídos, incluso si la pérdida de audición no es igual en los dos oídos.

Es necesario que alguien calificado específicamente en tratar problemas de audición ajuste los audífonos. Un audiólogo o un proveedor de audífonos con licencia pueden asegurarse de que sus audífonos le queden bien y funcionen para su tipo y grado de pérdida auditiva.

También es necesario que tenga en cuenta el costo. Los audífonos pueden ser caros y no siempre los cubre el seguro. Asegúrese de informarse acerca de la política de devolución, en caso de que no esté satisfecho con sus audífonos, y acerca de cualquier garantía.

¿Cuáles son los diferentes tipos y estilos de audífonos?

Los audífonos difieren en su aspecto, tamaño y lugar de colocación en el oído, así como en su capacidad para amplificar los sonidos.

La mayoría de los audífonos utilizan tecnología digital. Se programan para responder a sus necesidades usando una computadora. Muy pocos audífonos usan tecnología analógica.

El tamaño de un audífono no es una buena indicación de su calidad de sonido.

Los audífonos se pueden llevar puestos detrás de la oreja, en el oído externo, en el canal auditivo o implantados por completo dentro del oído. El tipo de audífonos que elija depende de muchos factores, incluidos su grado de pérdida de audición, los consejos de su médico o audiólogo y el tipo de audífonos que usted desea. Vea una imagen de los diferentes estilos de audífonos externos.

  • Audífonos retroauriculares (BTE, por sus siglas en inglés): La mayoría de las partes de los audífonos BTE se encuentran en una caja que se coloca detrás de la oreja. La caja está conectada a un molde plástico del oído por medio de un tubo transparente que rodea la parte superior de la oreja. Los audífonos BTE se usan para todos los grados de pérdida de audición, especialmente para las pérdidas muy graves de audición. Los audífonos BTE pueden tener características especiales, como una bobina telefónica que ayuda a oír durante las llamadas telefónicas, y un sistema de micrófono direccional que puede ayudarle a oír voces en una sala ruidosa. Es posible que sean mejores para los niños por motivos de seguridad y crecimiento.
  • Audífonos miniatura BTE (o sobre la oreja): Los audífonos miniatura BTE son una versión más pequeña de los audífonos BTE. Las partes se encuentran en una caja detrás de la oreja, pero la caja es más pequeña. Y el tubo que conecta la caja al auricular es casi invisible. Algunos audífonos miniatura BTE tienen un auricular muy pequeño que no ocupa el canal auditivo por completo. Estos se llaman auriculares de "tipo abierto". Estos auriculares son menos visibles que los moldes de oído usados con los audífonos BTE. También reducen la sensación de tener algo en el oído y pueden ser más cómodos de usar.
  • Audífonos endoaurales (ITE, por sus siglas en inglés): Las partes del audífono ITE se encuentran en una caja que se coloca en la parte externa del oído. Pueden usarlo personas que tienen pérdida de audición de leve a grave. Los audífonos ITE pueden tener características especiales, como una bobina telefónica que mejora la audición durante las llamadas telefónicas, y un sistema de micrófono direccional que puede ayudarle a oír voces en una sala ruidosa. Los audífonos ITE pueden ser más fáciles de manejar que los audífonos intracanales (ITC, por sus siglas en inglés) y los audífonos completamente en el canal (CIC, por sus siglas en inglés), que son más pequeños. Por lo general, los niños no los usan debido a que la caja debe reemplazarse a medida que el niño crece. Los adultos que tienen un determinado tipo de pérdida auditiva grave en ambos oídos pueden tener la opción de usar un dispositivo híbrido que combina un implante coclear y un audífono endoaural.
  • Audífonos intracanales (ITC, por sus siglas en inglés) y completamente en el canal (CIC, por sus siglas en inglés): Las partes de los audífonos ITC y CIC se encuentran en una caja que se coloca parcial o completamente en el canal auditivo. Los audífonos ITC y CIC son usados por personas que tienen pérdida de audición de leve a moderada. Están hechos para adecuarse a la forma y al tamaño del canal auditivo. Los audífonos ITC pueden tener características especiales, como un sistema de micrófono direccional que puede ayudarle a oír voces en una sala ruidosa. Tanto los audífonos ITC como CIC pueden dañarse por el cerumen y el líquido que sale del oído, y algunas personas pueden tener dificultades para manejarlos debido a su pequeño tamaño. No se recomiendan para los niños.
  • Audífonos implantables: Los audífonos implantables son una opción para las personas con pérdida auditiva entre moderada y grave que no pueden usar audífonos externos. Diferentes tipos de estos dispositivos se implantan quirúrgicamente, mientras que otros se implantan de manera no quirúrgica. Dado que no hay nada moldeado en el oído que pueda bloquear el sonido, algunas personas dicen que oyen mejor con los dispositivos implantables. Además, los dispositivos implantables no generan ruido de "acoplamiento". Y las pilas tienden a durar mucho tiempo.

Se pueden añadir características especiales a los audífonos para ayudarle a oír aún mejor.

  • Bluetooth: La tecnología Bluetooth le permite conectar sus audífonos a otros dispositivos electrónicos, como teléfonos móviles, computadoras o dispositivos GPS.
  • Micrófono direccional: Esta característica puede ayudarle a oír mejor en un lugar ruidoso. Un micrófono direccional hará que el sonido que proviene de una dirección sea más alto que otros sonidos. Por ejemplo, un micrófono direccional hará que la voz de una persona que viene de delante de usted suene más fuerte que los sonidos que vienen de detrás de usted. Esto puede ayudarle a tener una conversación en un restaurante ruidoso.
  • Bobina telefónica ("T-coil" en inglés): La bobina telefónica le permite alternar entre configuraciones de audífonos normales y una configuración telefónica. Esto le ayudará a oír mejor al hablar por un teléfono normal.
  • Entrada de audio directa: Esta característica le permite conectar sus audífonos a un televisor, una radio o un reproductor de CD. Estos se conectan directamente a los audífonos.
  • Supresión del acoplamiento: Esta característica controlará los sonidos de tonos agudos que algunas personas reciben con sus audífonos (acoplamiento). El acoplamiento ocurre con mayor frecuencia cuando los audífonos se acercan a un teléfono o si el audífono está suelto en el oído.

También están disponibles audífonos desechables que se utilizan durante un corto período de tiempo. Duran entre 30 y 60 días. Pueden ser una opción para personas que tienen pérdida de audición de leve a moderada.

¿Será difícil adaptarse a los audífonos?

Podría llevarle de varias semanas a meses hasta que se acostumbre a sus audífonos. Es posible que note que:

  • Los sonidos parecen extraños. Es bueno recordar que los audífonos no le harán oír como usted solía hacerlo. Y ya nada volverá a sonar completamente normal. Si los ruidos son tan extraños o agudos que le distraen, informe a su proveedor de audífonos antes de salir de su oficina.
  • Usted oye cosas que no había oído en mucho tiempo. Por ejemplo, es posible que oiga ruidos de fondo (el crujido de los papeles, el tintineo de los cubiertos) con mucha más claridad.
  • Usted está más consciente de los sonidos que están cerca. Es posible que sus pasos, sus latidos cardíacos o el motor del automóvil sean mucho más notorios. Con el tiempo, el cerebro prestará cada vez menos atención a estos sonidos.
  • Sus audífonos pueden ser incómodos. Sin embargo, no deberían ser dolorosos. Antes de salir de la oficina de su proveedor de audífonos con sus nuevos audífonos, asegúrese de que le queden bien. Sus audífonos no deberían lastimarle el oído ni quedarle flojos.
  • A veces, sus audífonos harán un zumbido cuando use un teléfono móvil. Este sonido puede ser molesto y puede hacer que sea difícil oír a la persona que está al teléfono. Si usted usa un teléfono móvil, asegúrese de que su proveedor de audífonos lo sepa. Este puede recomendarle audífonos que funcionan mejor con teléfonos móviles. Y cuando compre un teléfono móvil nuevo, compre uno que sea compatible con los audífonos.

A continuación se incluyen algunos consejos generales para ayudarle a adaptarse a sus nuevos audífonos.

  • Comience usando sus audífonos cuando hable solo con una persona. Estas son las conversaciones más fáciles de comprender claramente. Comience poco a poco con conversaciones de más de una persona.
  • Continúe prestando atención a los gestos, a las expresiones faciales, a la postura y al tono de voz de las personas. Sus audífonos no le ayudarán a captar cada palabra que se dice, especialmente en un lugar ruidoso.
  • Lleve puesto sus audífonos. Cuanto más los use, especialmente al comienzo, más rápido se acostumbrará a ellos.

Información relacionada

Referencias

Otras obras consultadas

  • National Institute on Deafness and Other Communicative Disorders (2011). Ten Ways to Recognize Hearing Loss. Available online: http://www.nidcd.nih.gov/health/hearing/pages/10ways.aspx.
  • Sweetow RW, Cascia T (2012). Aural rehabilitation and hearing aids. In AK Lalwani, ed., Current Diagnosis and Treatment in Otolaryngology—Head and Neck Surgery, 3rd ed., pp. 721–728. New York: McGraw-Hill.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado Charles M. Myer, III, MD - Otolaringología

Revisado14 noviembre, 2014