Diabetes: Cómo prepararse para una colonoscopia

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué es una colonoscopia?

Una colonoscopia es un examen que le permite al médico observar el interior del colon. El médico usa un tubo delgado con luz, llamado colonoscopio, para buscar pequeños crecimientos (llamados pólipos), cáncer y otros problemas como sangrado.

Durante el examen, el médico podría tomar muestras de tejido que pueden ser analizadas para detectar cáncer u otros problemas. Esto se llama biopsia. Una colonoscopia también le permite al médico extraer los pólipos.

Antes de la prueba, deberá dejar de comer alimentos sólidos. También tendrá que beber un líquido o tomar un comprimido que limpia el colon. Esto ayudará a que su médico pueda ver dentro del colon durante el examen.

Antes de programar la colonoscopia

Cuando programe una cita para la colonoscopia, mencione que tiene diabetes. Pregunte si debe seguir indicaciones especiales. Solicite una cita para temprano por la mañana de modo que pueda volver lo más pronto posible a su rutina normal para comer y tomar medicamentos.

El médico que le hace la colonoscopia (gastroenterólogo) querrá saber sobre todos los medicamentos que toma. Asegúrese también de decirle acerca de cualquier vitamina, suplemento y remedio herbario que tome. Es una buena idea que tenga una lista de todos los medicamentos que toma cuando programe su cita.

Si toma medicamentos que previenen la formación de coágulos de sangre, como warfarina (Coumadin), clopidogrel (Plavix) o aspirina, su médico le dirá si debería dejar de tomar estos medicamentos antes de su examen, y cuándo debería hacerlo.

Antes del procedimiento

Hable con el médico que lo trata por la diabetes acerca de la mejor manera para manejar el azúcar en la sangre antes y después de la prueba.

Organícese para poder quedarse en su casa el día de la prueba. Cuando use el líquido o las pastillas para limpiar el colon, irá al baño muchas veces. El médico le dará indicaciones detalladas sobre cómo usar los medicamentos (preparación del colon).

Hable con su médico acerca de los diferentes tipos de medicamentos. Es posible que necesite un tipo que sea más seguro para personas con problemas renales.

Deje de tomar alcohol al menos 1 día antes y 1 día después del procedimiento. El alcohol podría causar una reacción fuerte con los medicamentos anestésicos utilizados durante la prueba.

Cómo manejar el azúcar en la sangre y los medicamentos

Su médico podría hacerle medirse el azúcar en la sangre por al menos 24 horas antes y 72 horas después de la prueba.

Lleve su medidor de azúcar y tiras reactivas consigo a la prueba. También tenga comprimidos de glucosa u otro alimento con azúcar de asimilación rápida en caso de que el azúcar en la sangre le baje demasiado.

Si toma pastillas o insulina, su médico le dará indicaciones exactas acerca de cómo tomar sus medicamentos. Tal vez tenga que cambiar su tratamiento para la diabetes antes y después del procedimiento.

Cada persona es diferente. Es importante que hable con su médico si no entiende qué tiene que hacer con sus medicamentos. Obtenga las instrucciones por escrito y llévelas consigo a la prueba.

Generalmente, si toma:

  • Metformina, su médico podría indicarle que deje de tomarla por 48 horas antes y después de la colonoscopia.
  • Pastillas o comprimidos orales para la diabetes, su médico podría indicarle que deje de tomar su medicamento la mañana de la prueba.
  • Insulina de acción rápida, su médico podría indicarle que deje de usarla la mañana de la prueba.
  • Insulina de acción prolongada, su médico podría indicarle que tome solamente la mitad de la dosis habitual la mañana de la prueba.

Lleve sus pastillas para la diabetes o la insulina consigo para usarla después de la prueba como se lo recomiende su médico. No tome una dosis doble de los medicamentos que haya omitido.

Alimentos y bebidas

Le darán indicaciones detalladas sobre los alimentos y las bebidas cuando le den los medicamentos para limpiar el colon. Generalmente, el día antes de la prueba, solo podrá seguir una dieta líquida. Esta incluye agua, té, café, jugos y caldos claros, gelatina y bebidas deportivas.

Colabore con el médico que trata su diabetes para manejar mejor los carbohidratos al prepararse para la prueba. Tal vez quiera planificar 45 gramos de carbohidratos para las comidas líquidas y entre 15 y 30 gramos para refrigerios. Jugo de manzana o de uva blanca y gelatinas endulzadas son algunas opciones.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado David C.W. Lau, MD, PhD, FRCPC - Endocrinología

Revisado14 noviembre, 2014