Maniobras de Epley y de Semont para el vértigo

Generalidades del tratamiento

La maniobra de Epley y la maniobra de Semont son ejercicios que se usan para tratar el vértigo posicional paroxístico benigno (BPPV, por sus siglas en inglés). Se hacen con la ayuda de un médico o un fisioterapeuta. Una sola sesión de 10 a 15 minutos suele ser todo lo que se necesita.

Cuando se le mueve la cabeza firmemente en diferentes posiciones, los residuos (canalíticos) de cristal de calcio que causan el vértigo se salen del conducto semicircular y pasan a una zona del oído interno donde ya no producen síntomas. Se han usado con éxito dos maniobras: la maniobra de Epley y la maniobra de Semont.

La maniobra de Epley se realiza de la siguiente manera:

  • Usted está sentado, y el médico le gira la cabeza en forma horizontal 45 grados hacia el oído afectado. Usted debe tomarse de los brazos del médico para sostenerse.
  • El médico lo inclina a usted hacia atrás a una posición horizontal con la cabeza colgando y mantenida en su lugar a un giro de 45 grados. Un ataque de vértigo es probable que ocurra mientras los residuos se desplazan hacia el vértice del conducto. Usted se mantiene en esta posición hasta que se detiene el vértigo, generalmente dentro de un minuto.
  • El médico le gira la cabeza 90 grados hacia el oído que no está afectado. Entonces, el médico lo hace girar hacia el lado del oído que no está afectado, de modo que ahora esté mirando al piso. Los residuos deberían volver al conducto, posiblemente causando otro ataque de vértigo. Usted debería permanecer en esta posición hasta que se detenga el vértigo, generalmente dentro de un minuto.
  • El médico le ayuda a regresar a la posición de sentado.

La maniobra de Semont se realiza del siguiente modo:

  • Usted está sentado, y el médico le gira la cabeza de modo que esté a mitad de camino entre mirar directamente al frente y mirar hacia otra dirección desde el lado que causa el peor vértigo.
  • El médico luego lo baja a usted rápidamente hacia el lado que causa el peor vértigo. Cuando tiene la cabeza apoyada sobre la mesa de examen, usted está mirando al techo. El médico lo mantiene en esta posición por 30 segundos.
  • Luego, el médico lo mueve rápidamente al otro lado de la mesa sin detenerse en la posición erguida. Cuando tiene la cabeza sobre la mesa, ahora estará mirando la mesa. El médico lo mantiene en esta posición por 30 segundos.
  • El médico finalmente le ayuda a volver a sentarse en forma erguida.

En algunos casos, su médico o fisioterapeuta puede indicarle que haga una versión modificada del procedimiento de Epley en el hogar. Si su médico le ha mostrado cómo se hace y usted se siente seguro de poder hacerlo, puede probarlo en el hogar para deshacerse de su vértigo.

Qué esperar después del tratamiento

Las maniobras de Epley y de Semont pueden mejorar o curar el vértigo posicional paroxístico benigno (BPPV, por sus siglas en inglés) con un solo tratamiento. Algunas personas necesitan tratamientos múltiples.

Por qué se hace

Las maniobras de Epley y de Semont se usan para tratar el BPPV.

Eficacia

El procedimiento de Epley es seguro y funciona bien para tratar el vértigo posicional paroxístico benigno (BPPV, por sus siglas en inglés).1

La maniobra de Semont puede funcionar para detener los síntomas de BPPV. Pero la evidencia no es tan buena como lo es para el procedimiento de Epley.1

Riesgos

Estas maniobras no deberían hacerse en personas con problemas o lesiones de espalda o de columna.

A veces, la maniobra puede hacer desplazar los residuos de un conducto auditivo interno a otro. Esto puede causar una clase distinta de vértigo.

Para pensar

Las maniobras de Epley y de Semont son más eficaces que otros tratamientos para el BPPV, como los ejercicios (por ejemplo, el ejercicio de Brandt-Daroff).1 Los ejercicios no tratan la causa del BPPV. Ayudan a acelerar la compensación realizada por el cerebro. Cuando las maniobras de Epley y de Semont funcionan, pueden aliviar rápidamente los síntomas del vértigo.

Si las maniobras de Epley y de Semont no funcionan para aliviarle los síntomas del vértigo, tal vez no tenga la forma más común de BPPV. O quizá no tenga BPPV en absoluto.

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Fife TD, et al. (2008). Practice parameter: Therapies for benign paroxysmal positional vertigo (an evidence-based review). Report of the Quality Standards Subcommittee of the American Academy of Neurology. Neurology, 70(22): 2067–2074.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Revisado14 noviembre, 2014