Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Lentes de contacto

Generalidades del tratamiento

Las lentes de contacto son pequeños discos de plástico o silicona a los que se ha dado forma para corregir errores de refracción.

Después de que su médico le compruebe la vista, le dará una receta para la lente que necesita. Su receta puede cambiar con el tiempo.

Las lentes de contacto se colocan directamente en el ojo, donde flotan sobre una película de lágrimas frente a la córnea. El diseño y el ajuste correctos de las lentes son esenciales para la comodidad, seguridad y corrección precisa.

Las mejoras en las lentes de contacto las han hecho más cómodas y más fáciles de llevar. Millones de personas usan lentes de contacto, y la mayoría usa lentes blandas. Para estas personas, las lentes de contacto ofrecen una forma relativamente segura y eficaz de corregir los problemas visuales.

Están disponibles varios tipos de lentes de contacto duras y blandas.

Qué esperar después del tratamiento

Con la mayoría de las lentes de contacto duras, habrá un período de adaptación de entre 2 y 4 semanas durante el cual usted usará las lentes por períodos de tiempo cada vez más largos cada día. Las lentes de contacto blandas suelen requerir un período de adaptación más corto.

El cuidado de las lentes de contacto varía de acuerdo con el tipo de lente. El cuidado puede variar desde mínimo (lentes blandas desechables de uso prolongado) hasta intensivo (lentes blandas convencionales). Es importante que siga detalladamente las instrucciones para el cuidado de las lentes para evitar complicaciones que amenacen la vista. Si tiene dificultades para seguir los pasos de limpieza, informe a su profesional de la vista. Es posible que pueda simplificar los pasos de limpieza. O tal vez desee cambiar a lentes desechables.

Por qué se hace

Las lentes de contacto pueden corregir la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia. Las lentes que corrigen el astigmatismo se llaman lentes tóricas. Es posible que deban hacerse a medida y pueden costar más que las lentes de contacto normales.

Las lentes de contacto pueden ser utilizadas por personas que han sido operadas de cataratas y a las que no se pudo implantar una lente artificial en el ojo. También pueden ser utilizadas para tratar enfermedades de los ojos, como el queratocono o el daño a la córnea causado por una lesión o infección.

La mayoría de las personas optan por usar lentes de contacto debido a su comodidad y porque prefieren el aspecto que tienen sin gafas.

Se han desarrollado lentes de contacto bifocales para personas que tienen tanto miopía como presbicia. Las lentes bifocales ofrecen corrección para la visión de cerca y de lejos en cada lente.

Si las lentes de contacto bifocales no funcionan para usted, su médico podría recomendarle la monovisión. Con la monovisión, usted usa una lente de contacto que corrige la visión de cerca en un ojo y una lente que corrige la visión de lejos en el otro ojo. Muchas personas que prueban la monovisión pueden adaptarse a ella. Sin embargo, la monovisión tiene algunos inconvenientes. Cada ojo tiene que trabajar de manera más independiente, lo que dificulta una buena visión bilateral. Esto puede causar problemas con la percepción de profundidad. Es posible que tenga que ajustar su mirada más a menudo para permitir que uno u otro ojo vea correctamente.

En otros casos, el médico puede recomendar el uso de gafas para leer en combinación con lentes de contacto que corrigen la visión de lejos.

Entre las personas para las cuales es adecuado el uso de lentes de contacto (duras o blandas) se incluyen:

  • Personas que tienen muchas dificultades para ver cosas de lejos y necesitan corrección de la vista todo el tiempo. Las personas que usan gafas solo parte del tiempo tienen una menor probabilidad de usar lentes de contacto con éxito.
  • Aquellas con una fuerte motivación. Usted tiene que estar dispuesto a tolerar molestias leves durante el período de adaptación así como a aprender y a utilizar métodos adecuados de almacenamiento y manejo de sus lentes.

Las personas que realizan trabajos o practican deportes en los que las gafas son inconvenientes o peligrosas suelen elegir lentes de contacto en lugar de gafas.

Las lentes de contacto podrían no ser una buena opción si usted:

  • No puede o no está dispuesto a cuidar las lentes correctamente.
  • Tendría dificultades para manipular las lentes (por ejemplo, si tiene artritis grave en las manos o algún otro problema que pudiera dificultar el que usted se ponga, se quite y limpie las lentes).
  • Tiene ciertas afecciones médicas como diabetes no controlada o hipertiroidismo. Las alergias, el asma y otros trastornos respiratorios crónicos pueden hacer que le sea difícil usar lentes de contacto.
  • Tiene los ojos secos o problemas con la córnea. Las personas que tienen el síndrome de Sjögren (una afección que causa falta de lágrimas y ojos secos) a menudo no pueden usar lentes de contacto. Las personas que tienen infecciones o úlceras crónicas o recurrentes en la córnea no pueden usar lentes de contacto.
  • Tiene un trabajo que lo expone a partículas, vapores químicos u otros vapores que pudieran ser absorbidos por las lentes o pegarse a ellas (como el polvo y la suciedad, la pintura, las sustancias químicas de aerosoles o los aerosoles para el cabello).

Bebés y niños

Los bebés y los niños no suelen usar lentes de contacto, excepto para el tratamiento de algunas afecciones médicas. Muchos adolescentes usan lentes de contacto. Pero ellos y sus padres deben aceptar la necesidad de cambiar la receta frecuentemente hasta que los ojos dejen de cambiar en los últimos años de la adolescencia o a principios de la década de los 20 años.

Eficacia

Algunos tipos de lentes funcionan mejor que otros para corregir problemas específicos. Por ejemplo:

  • Las lentes rígidas permeables al gas pueden ser la mejor opción para las personas que tienen astigmatismo que es muy alto o no es normal.
  • Algunas personas no pueden tolerar las lentes duras. Están disponibles lentes de contacto blandas que corrigen tanto la miopía como el astigmatismo. Las lentes de contacto blandas tienden a ser más cómodas que las lentes duras, pero las lentes duras suelen proporcionar una visión más nítida.
  • Es posible que algunas personas elijan una corrección de la vista buena (en lugar de óptima) a cambio de una mayor comodidad. Las personas que tienen miopía grave o tanto miopía como astigmatismo pueden obtener la mejor corrección de la vista con lentes permeables al gas. Sin embargo, estas personas podrían obtener una corrección satisfactoria con lentes blandas, que suelen ser más cómodas.

Riesgos

Son comunes los efectos secundarios menores pero molestos de las lentes de contacto. Pero es bajo el riesgo general de infección y de otras complicaciones que amenazan la vista.

Los problemas que a veces son provocados por el uso de lentes de contacto incluyen:

  • Ojos secos.
  • Problemas con la córnea, como hinchazón y vista borrosa causada por la disminución de oxígeno a la córnea (hipoxia), rasguños y raspaduras en la córnea, cambios en la forma de la córnea o infección de la córnea.
  • Reacciones alérgicas a la solución para lentes de contacto.
  • Depósitos en las lentes, que pueden reducir la comodidad de las lentes y aumentar el riesgo de infección (los depósitos son poco comunes con las lentes duras).
  • Inflamación de los ojos.
  • Inflamación de los párpados. Se pueden formar bultos inflamados debajo del párpado, que hacen que sea incómodo llevar lentes.

Algunos problemas son más comunes con determinados tipos de lentes. Es posible que pueda evitar algunos problemas limpiando sus lentes con más frecuencia, no usando las lentes durante la noche o, en algunos casos, cambiando el tipo de lentes que usa.

Para pensar

Después de haber dedicado tiempo y dinero al proceso de ajuste de las lentes de contacto, algunas personas encuentran que no pueden usarlas. Las alergias, los ojos secos, las molestias durante el período de adaptación y el "factor de engorro" son causas frecuentes de no poder usar lentes de contacto.

Puede tomar tiempo encontrar el tipo de lente de contacto y el horario de uso que sea mejor para usted. Hay una amplia gama de lentes disponibles. Cuando elija una lente, piense en el costo, la comodidad, la calidad, el tiempo de limpieza y la seguridad. Busque un profesional de la vista que esté dispuesto a colaborar con usted para seleccionar el mejor tipo de lente para sus necesidades y estilo de vida.

Muchas personas tienen problemas con sus lentes porque no siguen las instrucciones sobre el tiempo de uso, la desinfección, y otras prácticas de limpieza y cuidado. Para obtener los mejores resultados y proteger su salud visual, siga todas las instrucciones cuidadosamente.

Las lentes desechables diarias son las lentes de contacto blandas más seguras para sus ojos.

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Christopher J. Rudnisky, MD, MPH, FRCSC - Oftalmología

Revisado9 septiembre, 2014

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.