Colocación de endoprótesis en una arteria carótida

Generalidades del tratamiento

La colocación de una endoprótesis o "stent" (CAS, por sus siglas en inglés) es un procedimiento que se puede utilizar para abrir arterias carótidas que se han estrechado. También se llama angioplastia y colocación de "stent" en la arteria carótida.

Hay dos arterias carótidas, una en cada lado del cuello, que irrigan sangre al cerebro. La acumulación de grasas (placa) puede estrechar o bloquear estas arterias (estenosis). Cuando una o ambas arterias carótidas están estrechadas, se puede dificultar el flujo de sangre al cerebro. La colocación de una endoprótesis en la arteria carótida puede mejorar el flujo de sangre al cerebro y reducir el riesgo de tener un ataque cerebral.

Durante la colocación de una endoprótesis en una arteria carótida, se coloca de manera permanente en la arteria carótida un pequeño tubo expandible llamado endoprótesis (stent).

Para insertar el stent, el médico utiliza otro tubo llamado catéter. El médico introducirá el catéter en una arteria grande —a menudo la arteria femoral en la ingle— y lo guía a través de otras arterias hasta la arteria carótida. El médico colocará un tinte en el catéter. El tinte permitirá visualizar la arteria carótida en radiografías para que el médico pueda encontrar la sección estrechada u obstruida de la arteria.

En el interior del catéter se encuentra un alambre de guía muy delgado. El alambre de guía se utiliza para desplazar un globo y el stent dentro de la arteria carótida. El globo se coloca en el interior del stent y se infla. Esto abre el stent y lo empuja para colocarlo en su lugar contra la pared arterial. Después se desinfla el globo y se extrae, dejando colocado el stent. Después de un tiempo, las células que recubren los vasos sanguíneos crecerán a través y alrededor del stent para ayudar a mantenerlo en su lugar.

La colocación de un stent debería:

  • Abrir la arteria y presionar la placa contra las paredes de la arteria, mejorando el flujo de sangre.
  • Mantener la arteria abierta después de que se desinfle y se retire el globo.
  • Sellar cualquier rasgadura en la pared arterial.
  • Evitar que la pared de la arteria se colapse o se cierre nuevamente (reestenosis).
  • Impedir que se desprendan pequeños fragmentos de placa, lo que podría causar un ataque cerebral.

Por lo general, el procedimiento dura de 1 a 2 horas.

Qué esperar después del tratamiento

Después del procedimiento, usted será trasladado a la sala de recuperación. Se observarán de cerca su frecuencia cardíaca, pulso y presión arterial. Se revisará el lugar en el que se introdujo el catéter (sitio de inserción del catéter) para comprobar si hay sangrado. Es posible que tenga un vendaje grande o un dispositivo de compresión en la ingle en el sitio de inserción del catéter para prevenir el sangrado. Le indicarán que mantenga la pierna estirada.

Es posible que permanezca en el hospital durante 1 o 2 días después del procedimiento.

Después de salir del hospital, puede notar un moretón o un pequeño bulto donde se insertó el catéter. La zona puede estar adolorida y el moretón puede aumentar de tamaño durante algunos días después del procedimiento. Usted puede hacer actividades ligeras por la casa, pero nada extenuante durante 1 o 2 semanas.

Tendrá que tomar medicamentos antiplaquetarios para ayudar a prevenir un ataque cerebral. Todavía tendrá que hacer cambios en su estilo de vida como comer de manera saludable, estar activo y no fumar. Esto le brindará la mejor posibilidad de tener una vida más larga y sana.

Por qué se hace

La colocación de un stent en una arteria carótida se hace para reducir el riesgo de ataque cerebral o ataque isquémico transitorio (AIT).

Su médico puede sugerirle la colocación de un stent en la arteria carótida si:1

  • Ha tenido un ataque cerebral leve o uno o más ataques isquémicos transitorios (AIT) en los últimos 6 meses y el estrechamiento en su arteria carótida es de un 70% o más.
  • Tiene un bajo riesgo de problemas (complicaciones) a causa del procedimiento.
  • Tiene un alto riesgo de complicaciones a causa de una cirugía de la arteria carótida (endoarteriectomía carotídea).

Eficacia

La colocación de un stent en una arteria carótida puede funcionar tan bien como la cirugía para prevenir un ataque cerebral y otros problemas en algunas personas que tienen estrechadas las arterias carótidas.2, 3 Hable con su médico acerca de si la colocación de un stent es una opción para usted.

Riesgos

Los principales riesgos asociados con la colocación de un stent en una arteria carótida son:

  • Ataque cerebral.
  • Ataque al corazón.
  • Sangrado en el sitio de inserción del catéter.
  • Daño al vaso sanguíneo en el sitio de inserción del catéter.
  • Infección.
  • Muerte.

La colocación de un stent en una arteria carótida no es una buena opción para las personas mayores de 70 años. Los estudios han indicado que para las personas en este grupo de edad, el riesgo de ataque cerebral o de muerte durante el procedimiento es demasiado alto. La endoarteriectomía carotídea es más segura para personas de más de 70 años.

Para pensar

La decisión acerca de colocarse o no un stent en una arteria carótida, hacerse una endoarteriectomía carotídea o tomar medicamentos es diferente para cada persona. Es importante hablar con su médico acerca de sus riesgos personales y sus opciones.

Para obtener más información acerca de la decisión de someterse a un procedimiento, vea:

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Prevención del ataque cerebral: ¿Debería hacerme un procedimiento para la arteria carótida?

Varios factores afectan si la colocación de un stent en una arteria carótida es más eficaz que el tratamiento con medicamentos. Un factor importante es la habilidad del cirujano. Las investigaciones sugieren que el cirujano que realice la colocación del stent en la arteria carótida debe tener una baja tasa de complicaciones para que el procedimiento se considere beneficioso para los pacientes. La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y la Asociación Americana del Ataque Cerebral (American Stroke Association) recomiendan una tasa de complicaciones inferior al 6% para la colocación de un stent en la arteria carótida. Las tasas de complicaciones superiores al 6% anulan el beneficio potencial de reducción del riesgo de ataque cerebral. En otras palabras, si la tasa de complicaciones del cirujano es superior al 6%, hay más probabilidades que usted tenga complicaciones de la cirugía que una reducción a largo plazo en el riesgo de ataque cerebral.1

Para conocer la tasa de complicaciones de su cirujano, pregunte a su consultorio, al hospital donde se realizará la cirugía y a la asociación médica de su estado. El acceso a esta información puede variar según el estado.

Otra forma de saber en qué medida la colocación de un stent en una arteria carótida puede reducir su riesgo de ataque cerebral en comparación con el uso de medicamentos es considerar la experiencia del personal del hospital con este procedimiento. Por lo general, los grandes hospitales y centros médicos regionales cuentan con personal que tiene más experiencia con la colocación de endoprótesis en las arterias carótidas que el personal en hospitales más pequeños. Averigüe cuántos procedimientos se realizan en su hospital cada año.

Otros factores que afectan el éxito de la colocación de una endoprótesis en una arteria carótida pueden ser su edad, sexo, otros problemas de salud y la gravedad de su primer AIT o ataque cerebral.

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Kernan WN, et al. (2014). Guidelines for the prevention of stroke in patients with stroke and transient ischemic attack: A guideline for healthcare professionals from the American Heart Association/American Stroke Association. Stroke, 45(7): 2160–2236. DOI: 10.1161/STR.0000000000000024. Accessed July 22, 2014.
  2. Brott TG, et al. (2010). Stenting versus endarterectomy for treatment of carotid-artery stenosis. New England Journal of Medicine, 363(1): 11–23.
  3. International Carotid Stenting Study Investigators (2010). Carotid artery stenting compared with endarterectomy in patients with symptomatic carotid stenosis (International Carotid Stenting Study): An interim analysis of a randomised controlled trial. Lancet, 375(9719): 985–997.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Karin M. Lindholm, DO - Neurología

Revisado6 agosto, 2014