Aterectomía para la enfermedad de las arterias coronarias

Generalidades del tratamiento

La aterectomía consiste en técnicas similares a las usadas para la angioplastia. La diferencia es que la aterectomía usa instrumentos especiales para extraer la placa que se acumuló en la pared arterial.

En la mayoría de las personas que se hacen una angioplastia, la aterectomía no se hace. Pero en determinados casos, podría ayudar a su médico a abrir una arteria estrechada.

Qué esperar después del tratamiento

Después de una aterectomía, lo trasladarán a una sala de recuperación o a la unidad de atención coronaria. Le vigilarán atentamente la frecuencia cardíaca, el pulso y la presión arterial y si se produce sangrado en el sitio de inserción del catéter. Para prevenir el sangrado, podrían ponerle una venda grande o un dispositivo de compresión en el sitio de inserción del catéter. Probablemente permanezca una noche en el hospital.

No haga actividad intensa ni levante nada pesado hasta que su médico lo autorice. Esto puede ser por un día o dos. Puede volver a hacer ejercicio y conducir después de varios días.

Después de la aterectomía, muy probablemente tome medicamentos, como aspirina y otro antiplaquetario como clopidogrel, para ayudar a prevenir la formación de coágulos de sangre.

Después del procedimiento, podría participar de un programa de rehabilitación cardíaca. En la rehabilitación cardíaca, un equipo de profesionales de la salud proporciona educación y apoyo para ayudarle a recuperarse y formar hábitos nuevos y saludables, como alimentarse bien y hacer más ejercicio. Hacer estos cambios es tan importante como recibir tratamiento para mantener saludable el corazón y las arterias abiertas.

Por qué se hace

La aterectomía es un procedimiento que se usa para abrir las arterias coronarias estrechadas a fin de aumentar la circulación de la sangre. Podría hacerse si una arteria tiene placa dura con mucho calcio. La aterectomía puede facilitarle a su médico la colocación de un stent (endoprótesis) en la arteria.1

Eficacia

La aterectomía puede funcionar tan bien como la angioplastia para ampliar las arterias estrechadas. La aterectomía podría hacerse junto con la colocación de un stent. Esto puede ayudar a prevenir que la arteria vuelva a estrecharse.2

Riesgos

Los riesgos de la aterectomía podrían incluir:

  • Ataque al corazón durante el procedimiento (porcentaje bajo).
  • Cierre de la arteria, lo cual requiere una cirugía de derivación vascular de emergencia.
  • Sangrado.
  • Problemas con el ritmo cardíaco.

Otro riesgo es que podrían alojarse pequeños fragmentos de placa cortados durante la aterectomía en arterias más pequeñas y dañar el tejido cardíaco. Algunos dispositivos pueden filtrar o capturar estos pequeños fragmentos y extraerlos de la sangre.

El riesgo de complicaciones durante una aterectomía puede reducirse si la hace un cardiólogo que tenga experiencia con el procedimiento.

Para pensar

Hable con su médico si le preocupan los riesgos de hacerse una aterectomía.

Complete el formulario de información sobre tratamientos especiales (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a entender este tratamiento.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Levine GN, et al. (2011). 2011 ACC/AHA/SCAI Guideline for percutaneous coronary intervention: A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines and the Society for Cardiovascular Angiography and Interventions. Circulation, 124(23): e574–e651.
  2. Douglas JS, King SB (2011). Percutaneous coronary intervention. In V Fuster et al., eds., Hurst's The Heart, 13th ed., vol. 2, pp. 1430–1457. New York: McGraw-Hill.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia
Revisor médico especializado Robert A. Kloner, MD, PhD - Cardiología

Revisado12 marzo, 2014