Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Trastorno de tensión postraumática (PDQ®) información para los pacientes [NCI]

Esta información es producida y suministrada por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés). La información en este tema puede haber cambiado desde que se escribió. Para la información más actual, comuníquese con el Instituto Nacional del Cáncer a través del Internet en la página web http://cancer.gov o llame al 1-800-4-CANCER.

Trastornos de tensión postraumática

Introducción

Este sumario para pacientes sobre el trastorno de tensión postraumática es una adaptación del sumario escrito por expertos en cáncer para los profesionales de la salud. Esta y otra información fidedigna sobre el cáncer y su tratamiento, exámenes de detección, prevención, cuidado médico de apoyo y ensayos clínicos en curso están disponibles a través del Instituto Nacional del Cáncer. Los nuevos tratamientos para los distintos tipos de cáncer han dado como resultado el que un mayor número de pacientes disfruten de una supervivencia sin enfermedad por mucho más tiempo. A su vez esto ha provocado el que más pacientes experimenten problemas psicológicos, a los que se les ha denominado colectivamente como trastornos de tensión postraumática. Este breve sumario da una descripción de este trastorno, sus síntomas así como su tratamiento.

Este sumario trata sobre el trastorno de tensión postraumática en los adultos con cáncer.

Descripción

Algunos sobrevivientes del cáncer padecen de síntomas traumáticos similares a los que padecen aquellas personas que han sobrevivido a situaciones sumamente tensas, como las de combate militar, desastres naturales, agresión personal violenta como la violación o cualquier otra circunstancia en que sus vidas se hayan visto en peligro. A este grupo de síntomas se le conoce como trastornos de tensión postraumática (PTSD) e incluye el evitar aquellas situaciones relacionadas con el trauma, estar constantemente pensando en el trauma y estar muy agitado.

A las personas con historial de cáncer se les considera en riesgo de desarrollar PTSD. La conmoción mental y física que conlleva el vivir con una enfermedad grave, el recibir tratamiento para el cáncer, y el vivir con repetidas amenazas tanto al cuerpo como a la vida misma, resultan en una experiencia traumática para muchos pacientes de cáncer.

Diagnóstico y síntomas

El trastorno de tensión postraumática (PTSD) se define como el desarrollo de ciertos síntomas que se presentan después de una situación que genera extrema tensión mental como lo es la muerte, una enfermedad grave que ponga la vida en peligro, padecer de lesiones serias, o representar una amenaza para uno mismo u otros. Se desconoce cuál es el trauma específico que desencadena el PTSD en la persona que ha recibido un diagnóstico de cáncer. Dicho trauma podría ser el diagnóstico en sí de una enfermedad potencialmente mortal, aspectos del proceso de tratamiento, los resultados de los exámenes, la información recibida sobre la recaída o cualquier otro aspecto relacionado con la vivencia del cáncer. El saber que un hijo tiene cáncer es algo traumático para muchos padres, ya que la vivencia del cáncer comprende tantos episodios emotivos, es mucho más difícil señalar un solo episodio como la causa de la tensión, a diferencia de los casos de traumas a consecuencia de desastres naturales o una violación. El episodio traumático podría causar pavor, sentimientos de desamparo, horror, y podrían desencadenar síntomas de PTSD.

El PTSD en sobrevivientes de cáncer podría ser expresado mediante los siguientes comportamientos específicos:

  • Revivir la experiencia traumática mediante pesadillas, recrear las imágenes del trauma y el pensar constantemente en este.
  • Evadir los lugares, acontecimientos y personas relacionadas con la vivencia del cáncer.
  • Estar constantemente agitado, temeroso, irritable y no poder dormir.

Estos síntomas deben durar por lo menos un mes y causar problemas significativos en las relaciones personales del paciente, su empleo u otras áreas importantes de su vida diaria para poder ser diagnosticado con PTSD. Aquellos pacientes que presentan estos síntomas por menos de un mes a menudo desarrollan PTSD más tarde.

Factores de riesgo, factores protectores, y el desarrollo del PTSD

Alrededor de un tercio de las personas que experimentan episodios traumáticos incluyendo el cáncer, desarrollan el trastorno de tensión postraumática (PTSD). El episodio en sí no explica el por que algunas personas presentan PTSD y otros no. A pesar de no existir una respuesta clara en cuanto a cuáles sobrevivientes de cáncer corren un mayor riesgo de presentar PTSD, ciertos factores mentales, físicos o sociales podrían hacer que algunas personas sean más vulnerables que otras.

Factores de tipo individual y social

Entre los factores de tipo individual y social que se han relacionado con una mayor incidencia de PTSD están ser menor de edad, menos años de educación formal, y bajos ingresos.

Factores relacionados con la enfermedad

Ciertos factores relacionados con la enfermedad están relacionados con el PTSD:

  • En aquellos pacientes que recibieron un trasplante de médula ósea, el PTSD se presenta con mayor frecuencia cuando existe una enfermedad avanzada y han estado hospitalizados por un largo tiempo.
  • Entre los sobrevivientes de cáncer del hueso y del linfoma de Hodgkin, las personas que han pasado ya un largo tiempo desde el momento del diagnóstico y el tratamiento, mostraron menos síntomas.
  • Entre los sobrevivientes del cáncer infantil, los síntomas de PTSD se presentaron con mayor frecuencia cuando el periodo dcáncer infantile tratamiento fue más largo. Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Cuidado médico pediátrico de apoyo.
  • La interferencia de pensamientos se presenta con mayor frecuencia en aquellos pacientes que tienen dolor y otros síntomas físicos.
  • Se ha mostrado que cuando el cáncer vuelve a aparecer, aumentan los síntomas de estrés en los pacientes.

Factores mentales

Los factores mentales podrían afectar el desarrollo del PTSD en algunos pacientes:

  • Trauma previo.
  • Problemas psicológicos previos.
  • Alto grado de estrés en general.
  • Factores genéticos y biológicos (como un trastorno hormonal) que afectan la memoria y aprendizaje.
  • La cantidad de apoyo social disponible.
  • Amenaza a la vida y el cuerpo.
  • Tener PTSD antes de ser diagnosticado con cáncer.
  • Evitar los retos para lidiar con el la tensión.

Factores protectores

Algunos factores podrían disminuir la probabilidad del paciente de desarrollar PTSD. Entre estos tenemos el aumento del apoyo social, información precisa acerca del estadio del cáncer, y una relación satisfactoria con el personal médico.

Como se podría desarrollar el PTSD

Los síntomas del PTSD surgen como consecuencia del condicionamiento y el aprendizaje. El condicionamiento explica las respuestas de miedo causadas por ciertos estímulos que fueron inicialmente relacionados con un episodio angustiante. Estímulos neutrales (tales como olores, sonidos e imágenes) que ocurrieron al mismo tiempo que el incidente angustiante (por ejemplo, quimioterapia o procesos de tratamiento dolorosos) los cuales eventualmente causan ansiedad, disgusto y miedo, cuando ocurren aisladamente aun cuando el trauma ha pasado. Una vez establecidos, los síntomas de PTSD continúan con base en el aprendizaje. El paciente aprende que rehusar ciertos estímulos les evita recrear sentimientos y pensamientos desagradables de forma que continúa el proceso de lidiar con el problema, evitándolo.

A pesar de que el condicionamiento y el aprendizaje son parte del proceso, muchos factores pueden explicar la razón por la cual algunas personas presentan PTSD y otras no.

Evaluación

Es muy importante que los pacientes de cáncer se sometan a una evaluación cuidadosa para el trastorno de estrés postraumático y de esta manera identificar los síntomas iniciales y tratarlos. El momento adecuado para llevar acabo dicha evaluación va a ser diferente con cada paciente. El cáncer es una enfermedad de repetidos traumas y duración indeterminada. El paciente puede experimentar síntomas de tensión en cualquier momento del transcurso entre el diagnóstico hasta la finalización del tratamiento y la reaparición del cáncer. En los pacientes que tienen un historial de haber sido perjudicados en el pasado (como el caso de las víctimas del holocausto) y que en el presente padecen de PTSD o sus síntomas, debido a estas experiencias pasadas, podrían reaparecer los síntomas debido a ciertos estímulos provocados por la terapia del cáncer (por ejemplo, procedimientos tales como estar dentro de una cámara de imágenes de resonancia magnéticas (IRM) o de tomografía computarizada (CT). A pesar de que estos pacientes podrían sufrir de reajustes al cáncer y su terapia, sus síntomas de PTSD podrían variar, dependiendo de otros factores. Los síntomas podrían convertirse en más o menos prevalentes, durante o después del tratamiento.

Los síntomas de PTSD suelen presentarse dentro de los primeros 3 meses del trauma, pero algunas veces no aparecen sino hasta meses o años más tardes. Por tanto los sobrevivientes de cáncer y sus familiares deberán estar siempre en control el paciente.

Algunas personas que han atravesado por una situación angustiante, podrían mostrar algunos de los síntomas sin necesariamente llenar todos los requisitos que implican un diagnóstico de PTSD. Sin embargo, estos síntomas iniciales podrían presagiar que el PTSD se presente más tarde. Estos síntomas iniciales también podrían indicar la necesidad que tienen los familiares y el sobreviviente de mantenerse en seguimiento constante.

Hacer un diagnóstico de PTSD es difícil, si tomamos en cuenta que sus síntomas emulan muchas veces otros problemas psiquiátricos. Por ejemplo, la irritabilidad, falta de concentración, aumento en la disposición de estar a la defensiva, miedo excesivo y sueños intranquilos, son síntomas no solo del PTSD, sino también de los trastornos de ansiedad. Otros síntomas comunes al PTSD lo son las fobias y los ataques de pánico. Algunos síntomas como la pérdida de interés, el sentirse sin futuro, el evitar las otras personas y problemas en el dormir, podrían indicar que el paciente padece de PTSD o de depresión. Aun en la ausencia de PTSD u otros problemas, existen reacciones normales ante el diagnóstico de cáncer o el tratamiento de una enfermedad grave, que incluyen pensamientos intrusivos, la sensación de estar separándose de los seres queridos y del mundo, problemas con el sueño y euforia.

Para determinar el diagnóstico, el personal sanitario usa técnicas de entrevistas y cuestionarios, de evaluación del paciente.

También podrían existir otros problemas además del PTSD. Estos problemas pueden consistir en toxicomanía, tabaquismo, problemas emocionales y otros trastornos de la ansiedad, como lo son la depresión clínica, alcoholismo, narcodependencia, miedos sociales y trastornos obsesivo compulsivos.

Tratamiento

Los efectos del trastorno de estrés postraumático (PTSD) son graves y de larga duración. El mismo puede afectar la capacidad del paciente de tener un estilo de vida normal y podría interferir con las relaciones personales, la educación y el trabajo. Ya que el evadir los lugares y personas relacionadas con cáncer es parte del PTSD, el síndrome podría impedir que el paciente busque tratamiento médico. Es importante que los sobrevivientes de cáncer reciban información sobre posibles efectos psicológicos relacionados a su vivencia del cáncer y el tratamiento inicial de los síntomas de PTSD. La terapia usada en estos casos es la misma que se usa en casos similares de trauma. El tratamiento puede implicar más de un tipo de terapia.

El método conocido como intervención durante la crisis, intenta aliviar los síntomas y devolver al paciente a su estado previo de funcionamiento normal. El terapeuta se enfoca en resolver problemas, enseñar al paciente habilidades para enfrentar los problemas, y en proveerle al paciente un ambiente de seguridad y apoyo.

Algunos pacientes se les ayuda mediante el uso de métodos que les enseña a cambiar sus comportamientos al cambiar sus patrones de pensamientos. Algunos de estos métodos incluyen el ayudar al paciente a entender los síntomas, enseñarle al paciente técnicas sobre como manejar la tensión, (como la relajación), enseñarle al paciente a expresar con otras palabras aquellos pensamientos emotivos, y ayudar al paciente que sea menos sensible a los provocaciones emocionales. La terapia conductual se utiliza cuando los síntomas incluyen el eludir la actividad sexual, y las situaciones íntimas.

Los grupos de apoyo suelen ayudar con frecuencia a las personas que sufren de trastornos de tensión postraumática. En el ambiente grupal, las personas tienden a recibir apoyo emocional, conocer a otros pacientes en situaciones similares y aprender técnicas para manejar la situación.

Los pacientes que padecen de síntomas severos, podrían ser tratados con medicamentos antidepresivos, antiansiolíticos, y si es necesario, antipsicóticos.

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre cuidados médicos de apoyo y cuidados paliativos que se realizan en los Estados Unidos para post-traumatic stress disorder y que actualmente aceptan participantes. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Modificaciones a este sumario (07 / 17 / 2013)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de. la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios editoriales en este sumario.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que contiene información completa sobre el cáncer. La base de datos del PDQ incluye sumarios de la última información publicada sobre la prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se presentan en dos versiones. Las versiones para profesionales de la salud tienen información detallada escrita en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se escriben en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones tienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. Además, las versiones también están disponibles en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). El NIH es el centro principal de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en una revisión independiente de la literatura médica. No son declaraciones de políticas del NCI o el NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer contiene información actualizada sobre los criterios diagnósticos para el trastorno de tensión postraumática y su tratamiento. Tiene como objetivo informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas a cargo de pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos Editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están compuestos por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con este. Los sumarios se revisan regularmente y se les incorporan cambios a medida que se obtiene nueva información. La fecha de cada sumario ("Actualizado") indica la fecha del cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se tomó de la versión para profesionales de la salud, que el Consejo Editorial sobre Cuidados Médicos de Apoyo del PDQ revisa con regularidad y actualiza cuando es necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un estudio o ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar maneras nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recoge información acerca de los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes deberían considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo a los pacientes que no han comenzado un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ están disponibles en línea en el portal de Internet del NCI. La lista de muchos médicos que participan en ensayos clínicos también se encuentra en el PDQ. Para mayor información, llamar al Servicio de información sobre cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Sin embargo, se permitirá que un usuario tendría permiso para escribir una oración como "El sumario de información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre la prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos: "[incluir extracto del sumario]".

El formato preferido para citar un sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Trastorno de tensión postraumática. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://cancer.gov/espanol/pdq/cuidados-medicos-apoyo/tensionpostraumatica/Patient. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes que aparecen en los sumarios del PDQ se usan con permiso de los autores, artistas o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas en este sumario, así como muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar el enlace Visuals Online. Visuals Online es una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

No se debe usar la información contenida en estos sumarios para tomar decisiones acerca del reembolso de seguros. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Información económica, legal y de seguro médico, disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Preguntas u opiniones sobre este sumario

Si tiene preguntas o algún comentario sobre este sumario, por favor envíelas a través del formulario de opinión disponible en nuestro portal de Internet, Cancer.gov/espanol.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

NCI Public Inquiries Office
9609 Medical Center Dr.
Room 2E532 MSC 9760
Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las "Mejores Opciones," páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Última revisión: 2013-07-17


Si usted quiere saber más sobre el cáncer y cómo se trata, o si desea saber sobre ensayos clínicos para su tipo de cáncer, puede llamar al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) al 1-800-422-6237, llamada gratuita. Un especialista en información capacitado puede hablar con usted y responder a sus preguntas.


Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.