Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas: Tratamiento (PDQ®) : Tratamiento - información para los pacientes [NCI]

Esta información es producida y suministrada por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés). La información en este tema puede haber cambiado desde que se escribió. Para la información más actual, comuníquese con el Instituto Nacional del Cáncer a través del Internet en la página web http://cancer.gov o llame al 1-800-4-CANCER.

Neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas

Información general sobre las neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas

Las neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas son un grupo de enfermedades por las que la médula ósea produce demasiados glóbulos blancos.

Las neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas son enfermedades de la sangre y la médula ósea. Normalmente, la médula ósea elabora células madre sanguíneas (células inmaduras) que se convierten, con el tiempo, en células sanguíneas maduras. Una célula madre sanguínea se puede convertir en una célula madre mieloide o en una célula madre linfoide. Una célula madre linfoide se convierte en un glóbulo blanco. Una célula madre mieloide se convierte en uno de los tres tipos siguientes de células sanguíneas maduras:

  • Glóbulos rojos, que transportan oxígeno y otras sustancias a los tejidos corporales.
  • Glóbulos blancos, que combaten infecciones y enfermedades.
  • Plaquetas, que forman coágulos de sangre para detener las hemorragias.

Evolución de una célula sanguínea; el dibujo muestra el proceso por el que pasa una célula madre sanguínea para convertirse en un glóbulo rojo, una plaqueta o un glóbulo blanco. Este dibujo muestra una célula madre mieloide que se convierte en un glóbulo rojo, una plaqueta, o un mieloblasto, el cual luego se convierte en un glóbulo blanco. También muestra una célula madre linfoide que se convierte en un linfoblasto y luego en uno de varios tipos diferentes de glóbulos blancos.

Las neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas tienen características de los síndromes mielodisplásicos y los trastornos mieloproliferativos.

En el caso de las enfermedades mielodisplásicas, las células madre sanguíneas no maduran para convertirse en glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas sanas. Las células sanguíneas inmaduras, que se llaman blastocitos, no funcionan como deben y mueren en la médula ósea poco después de ingresar en la sangre. Como resultado, hay menos glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas saludables.

En el caso de las enfermedades mieloproliferativas, hay un número mayor del normal de células madre sanguíneas que se convierten en uno o más tipos de células sanguíneas y el número total de células sanguíneas aumenta lentamente.

Este sumario se refiere a las neoplasias que tienen características tanto de enfermedades mielodisplásicas como de enfermedades mieloproliferativas. Para mayor información sobre enfermedades relacionadas, consultar los siguientes sumarios del PDQ:

  • Tratamiento de los síndromes mielodisplásicos
  • Tratamiento de los trastornos mieloproliferativos crónicos
  • Tratamiento de la leucemia mielógena crónica

Hay diferentes tipos de neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas.

Los tres tipos principales de neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas son los siguientes:

  • Leucemia mielomonocítica crónica (LMMC).
  • Leucemia mielomonocítica juvenil (LMMJ).
  • Leucemia mielógena crónica (LMC) atípica.

Cuando una neoplasia mielodisplásica o mieloproliferativa no corresponde a ninguno de estos tipos, se llama neoplasia mielodisplásica o mieloproliferativa no clasificada (SMD/NMP-NC).

Las neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas pueden evolucionar y convertirse en leucemia aguda.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar las neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas se utilizan pruebas que examinan la sangre y la médula ósea.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para verificar los signos generales de salud, incluso el control de signos de enfermedad, como un agrandamiento del bazo y el hígado. También se anotan los antecedentes de los hábitos de salud, y las enfermedades y los tratamientos anteriores del paciente.
  • Recuento sanguíneo completo (RSC) con diferencial: procedimiento en el cual se extrae una muestra de sangre y se analiza lo siguiente:
    • La cantidad de glóbulos rojos y plaquetas.
    • La cantidad y el tipo de glóbulos blancos.
    • La cantidad de hemoglobina (la proteína que transporta el oxígeno) en los glóbulos rojos.
    • La parte de la muestra compuesta por glóbulos rojos.

    Recuento sanguíneo completo (RSC); el panel de la izquierda muestra la sangre cuando se extrae de una vena de la parte anterior del codo mediante un tubo conectado a una jeringa; el panel de la derecha, muestra un tubo de ensayo de laboratorio con células sanguíneas separadas en capas: plasma, glóbulos blancos, plaquetas y glóbulos rojos.
  • Estudios químicos de la sangre: procedimiento en el cual se analiza una muestra de sangre para medir las concentraciones de ciertas sustancias liberadas a la sangre por los órganos y tejidos del cuerpo. Una cantidad no habitual (mayor o menor que la normal) de una sustancia puede indicar enfermedad en el órgano o el tejido que la produce.
  • Frotis de sangre periférica: procedimiento en el cual se analiza una muestra de sangre en búsqueda de blastocitos, cantidad y tipo de glóbulos blancos, cantidad de plaquetas y cambios en la forma de las células sanguíneas.
  • Análisis citogenético: prueba de laboratorio en la que se observa una muestra de sangre o médula ósea al microscopio para verificar si hay ciertos cambios en los cromosomas. Las células cancerosas de las neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas no contienen el cromosoma Filadelfia que está presente en la leucemia mielógena crónica.
  • Aspiración de la médula ósea y biopsia: extracción de un trozo pequeño de hueso y de médula ósea mediante la inserción de una aguja hueca en el hueso de la cadera o el esternón. Un patólogo observa la médula ósea y el hueso al microscopio para verificar si hay células anormales.
    Aspiración y biopsia de la médula ósea; el dibujo muestra a un paciente acostado boca abajo en una camilla y una aguja de Jamshidi (una aguja larga y hueca) que se inserta en el hueso de la cadera. El recuadro muestra la aguja de Jamshidi que se inserta a través de la piel hasta la médula ósea del hueso de la cadera.

Leucemia mielomonocítica crónica

La leucemia mielomonocítica crónica es una enfermedad por la que se producen demasiados mielocitos y monocitos (glóbulos blancos inmaduros) en la médula ósea.

En la leucemia mielomonocítica crónica (LMMC), el cuerpo hace que un número demasiado alto de células madre sanguíneas se conviertan en dos tipos de glóbulos blancos que se llaman mielocitos y monocitos. Algunas de estas células madre sanguíneas nunca se convierten en glóbulos blancos maduros. Estos glóbulos blancos inmaduros se llaman blastocitos. Con el tiempo, los mielocitos, los monocitos y los blastocitos desplazan los glóbulos rojos y las plaquetas de la médula ósea. Cuando ocurre esto, se pueden presentar infecciones y anemia, o se pueden producir hemorragias fácilmente.

La edad avanzada y el ser varón aumentan el riesgo de presentar leucemia mielomonocítica crónica.

Todo lo que aumenta la posibilidad de padecer una enfermedad se llama factor de riesgo. Entre los factores de riesgo posibles para la LMMC se incluyen los siguientes:

  • Edad avanzada.
  • Sexo masculino.
  • Exposición a ciertas sustancias en el trabajo o en el medio ambiente.
  • Exposición a la radiación.
  • Tratamientos anteriores con ciertos medicamentos contra el cáncer.

Entre los signos posibles de leucemia mielomonocítica crónica, se incluyen la fiebre, la sensación de mucho cansancio y la pérdida de peso.

Estos y otros síntomas podrían ser el resultado de la leucemia de células pilosas. Es posible que otras afecciones ocasionen los mismos síntomas. Consulte su médico si presenta cualquiera de los siguientes problemas:

  • Fiebre sin razón conocida.
  • Infecciones.
  • Sensación de mucho cansancio.
  • Pérdida de peso sin razón conocida.
  • Hematomas o hemorragias que se presentan con facilidad.
  • Dolor o sensación de saciedad debajo de las costillas.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento para la LMMC dependen de los siguientes aspectos:

  • La cantidad de glóbulos blancos o plaquetas en la sangre o la médula ósea.
  • Si el paciente está anémico.
  • La cantidad de blastocitos en la sangre o la médula ósea.
  • La cantidad de hemoglobina en los glóbulos rojos.
  • Si hay ciertos cambios en los cromosomas.

Leucemia mielomonocítica juvenil

La leucemia mielomonocítica juvenil es una enfermedad infantil por la cual se producen demasiados mielocitos y monocitos (glóbulos blancos inmaduros) en la médula ósea.

La leucemia mielomonocítica juvenil (LMMJ) es un cáncer infantil poco frecuente que se presenta con mayor frecuencia en los niños menores de 2 años. Los niños que presentan neurofibromatosis tipo 1 y los varones tienen un riesgo mayor de presentar leucemia mielomonocítica juvenil.

En la LMMJ, el cuerpo hace que un número demasiado alto de células madre sanguíneas se conviertan en dos tipos de glóbulos blancos llamados mielocitos y monocitos. Algunas de estas células madre sanguíneas nunca se convierten en glóbulos blancos maduros. Estos glóbulos blancos inmaduros se llaman blastocitos. Con el tiempo, los mielocitos, los monocitos y los blastocitos desplazan a los glóbulos rojos y las plaquetas de la médula ósea. Cuando ocurre esto, se pueden presentar infecciones, anemia o sangrado fácil.

Entre los signos que pueden indicar la presencia de leucemia mielomonocítica juvenil están la fiebre, la sensación de mucho cansancio y la pérdida de peso.

Estos y otros síntomas podrían ser el resultado de la leucemia de células pilosas. Es posible que otras afecciones ocasionen los mismos síntomas. Consulte su médico si presenta cualquiera de los siguientes problemas:

  • Fiebre sin razón conocida.
  • Infecciones, como bronquitis o amigdalitis.
  • Sensación de mucho cansancio.
  • Hematomas o hemorragias que se presentan con facilidad.
  • Erupción cutánea.
  • Hinchazón no dolorosa de los ganglios linfáticos del cuello, las axilas, el estómago o la ingle.
  • Dolor o sensación de saciedad debajo de las costillas.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento para la LMMJ dependen de los siguientes aspectos:

  • La edad del niño en el momento del diagnóstico.
  • La cantidad de plaquetas en la sangre.
  • La cantidad de cierto tipo de hemoglobina en los glóbulos rojos.

Leucemia mielógena crónica atípica

La leucemia mielógena crónica atípica es una enfermedad por la cual se producen demasiados granulocitos (glóbulos blancos inmaduros) en la médula ósea.

En el caso de la leucemia mielógena crónica (LMC) atípica, el cuerpo produce hace que una cantidad demasiado alta de células madre sanguíneas se conviertan en un tipo de glóbulos blancos que se llaman granulocitos. Algunas de estas células madre sanguíneas nunca se convierten en glóbulos blancos maduros. Estos glóbulos blancos inmaduros se llaman blastocitos. Con el tiempo, los granulocitos y los blastocitos desplazan a los glóbulos rojos y las plaquetas de la médula ósea.

El aspecto de las células leucémicas en la LMC atípica y la LMC al microscopio es similar. Sin embargo, la LMC atípica no presenta cierto cambio cromosómico llamado "cromosoma Filadelfia".

Entre los signos que pueden indicar que hay leucemia mielógena crónica atípica están la presentación de moretones con facilidad o hemorragia, y la sensación de cansancio y debilidad.

Estos y otros síntomas podrían ser el resultado de la LMC atípica. Es posible que otras afecciones ocasionen los mismos síntomas. Consulte su médico si presenta cualquiera de los siguientes problemas:

  • Dificultad para respirar.
  • Palidez.
  • Sensación de mucho cansancio y debilidad.
  • Moretones o hemorragias que se presentan con facilidad.
  • Petequias (manchas planas debajo de la piel producidas por hemorragias).
  • Dolor o sensación de saciedad debajo de las costillas en el costado izquierdo.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación).

El pronóstico (probabilidad de recuperación) para la LMC atípica depende del número de glóbulos rojos y plaquetas en la sangre.

Neoplasia mielodisplásica o mieloproliferativa no clasificada

La neoplasia mielodisplásica o mieloproliferativa no clasificadas son enfermedades que tienen las características de las enfermedades mielodisplásicas y mieloproliferativas, pero no son leucemia mielomonocítica crónica, leucemia mielomonocítica juvenil o leucemia mielógena crónica atípica.

En el caso de la neoplasia mielodisplásica o mieloproliferativa no clasificadas (SMD/NMP-NC) el cuerpo hace que demasiadas células madre sanguíneas se conviertan en glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas. Algunas de estas células madre sanguíneas nunca se convierten en células sanguíneas maduras. Estas células sanguíneas inmaduras se llaman blastocitos. Con el del tiempo, los glóbulos sanguíneos anormales y los blastocitos de la médula ósea desplazan a los glóbulos rojos, glóbulos blancos y las plaquetas sanas.

La SMD/NMP-NC son enfermedades muy poco frecuentes. Debido a que son tan poco habituales, no se conocen los factores que afectan el riesgo y el pronóstico.

Entre los signos que pueden indicar una neoplasia mielodisplásica o mieloproliferativa están la fiebre, la sensación de mucho cansancio y la pérdida de peso.

Estos y otros síntomas podrían ser el resultado de la leucemia de células pilosas. Es posible que otras afecciones ocasionen los mismos síntomas. Consulte su médico si presenta cualquiera de los siguientes problemas:

  • Fiebre o infecciones frecuentes.
  • Dificultad para respirar.
  • Sensación de mucho cansancio y debilidad.
  • Palidez.
  • Hematomas o hemorragias que se presentan con facilidad.
  • Petequias (manchas planas en forma de puntitos debajo de la piel producidas por hemorragias).
  • Dolor o sensación de saciedad debajo de las costillas.

Estadios de las neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas

No hay un sistema estándar de estadificación para las neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas.

La estadificación es el proceso que se usa para determinar cuán lejos se diseminó el cáncer. No hay un sistema de estadificación estándar para las neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas. El tratamiento se basa en el tipo de neoplasia mielodisplásica o mieloproliferativa que sufre el paciente. Es importante conocer el tipo para poder planificar el tratamiento.

Aspectos generales de las opciones de tratamiento

Hay diferentes tipos de tratamiento para los pacientes de neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas.

Hay diferentes tipos de tratamiento disponibles para los pacientes de neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas. Algunos tratamientos son estándar (el tratamiento actualmente usado) y otros se encuentran en evaluación en ensayos clínicos. Un ensayo clínico de tratamiento es un estudio de investigación que procura mejorar los tratamientos actuales u obtener información sobre tratamientos nuevos para pacientes de cáncer. Cuando los ensayos clínicos muestran que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en el tratamiento estándar. Los pacientes deben tomar en cuenta su participación en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo para pacientes que no han comenzado un tratamiento.

Se utilizan cinco tipos de tratamiento estándar:

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento contra el cáncer que utiliza medicamentos para detener el crecimiento de células cancerosas, mediante su destrucción o evitando su multiplicación. Cuando la quimioterapia se administra en forma oral o se inyecta en una vena o músculo, los medicamentos ingresan en el torrente sanguíneo y pueden llegar a las células cancerosas en todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se coloca directamente en el líquido cefalorraquídeo, un órgano o una cavidad corporal como el abdomen, los medicamentos afectan principalmente a células cancerosas de esas áreas (quimioterapia regional). La forma de administración de la quimioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer tratado. La quimioterapia combinada es un tratamiento en el que se emplean más de un medicamento contra el cáncer.

Para mayor información en inglés, consultar el enlace Medicamentos aprobados para los trastornos mieloproliferativos.

Otra terapia farmacológica

El ácido retinoico 13-cis es un medicamento similar a una vitamina que demora la capacidad del cáncer de producir más células cancerosas y cambia el aspecto y el comportamiento de estas células.

Trasplante de células madre

El trasplante de células madre es un método empleado para reemplazar las células generadoras de sangre destruidas por la quimioterapia. Las células madre (células sanguíneas inmaduras) se extraen de la sangre o la médula ósea del paciente o un donante, se congelan y almacenan. Al terminar la quimioterapia, las células madre guardadas se descongelan y se reinyectan al paciente mediante una infusión. Estas células madre reinyectadas, crecen (y restauran) los glóbulos sanguíneos del cuerpo.

Trasplante de células madre

Dibujo de las células madre que se extraen de un paciente o un donante. La sangre se toma de una vena del brazo y circula a través de una máquina que extrae las células madre; la sangre que queda se devuelve a una vena del otro brazo.

Dibujo de un proveedor de salud administrando un tratamiento para destruir las células que forman la sangre de un paciente. Se administra la quimioterapia a través de un catéter colocado en el pecho del paciente.

Dibujo de la administración de células madre a un paciente a través de un catéter colocado en el pecho.
Trasplante de células madre (primer paso). Se toma sangre de una vena del brazo de un donante. El donante puede ser el paciente u otra persona. La sangre circula por una máquina que extrae las células madre. Luego, la sangre se devuelve al donante a través de una vena del otro brazo. Trasplante de células madre (segundo paso). El paciente recibe quimioterapia para destruir las células que forman la sangre. El paciente puede recibir radioterapia (no se muestra). Trasplante de células madre (tercer paso). El paciente recibe las células madre a través de un catéter colocado en un vaso sanguíneo del pecho.

Cuidados médicos de apoyo

Los cuidados médicos de apoyo se administran para mitigar los problemas producidos por la enfermedad o su tratamiento. El cuidado médico de apoyo puede incluir la terapia con transfusión o terapia farmacológica como la administración de antibióticos para controlar las infecciones.

Terapia dirigida

La terapia dirigida es un tratamiento de cáncer que utiliza medicamentos u otras sustancias para atacar las células cancerosas sin dañar las células normales. Los medicamentos para la terapia dirigida que se llaman inhibidores de la tirosina cinasa (ITC) se usan para tratar la neoplasia mielodisplásica o mieloproliferativa no clasificada. Los ITC bloquean la enzima tirosina cinasa, que causa que las células madre se conviertan en más glóbulos sanguíneos (blastocitos) de los que el cuerpo necesita. El mesilato de imatinib (Gleevec) es un ITC que se puede usar. Otros medicamentos para la terapia dirigida están bajo estudio en el tratamiento de la LMMJ.

Para mayor información en inglés, consultar el enlace Medicamentos aprobados para los trastornos mieloproliferativos.

Se están probando nuevos tipos de tratamiento en los ensayos clínicos.

La información sobre ensayos clínicos está disponible en el portal de Internet del NCI.

Los pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico.

Para algunos pacientes, la mejor elección de tratamiento puede ser participar en un ensayo clínico. Los ensayos clínicos forman parte del proceso de investigación del cáncer. Los ensayos clínicos se llevan a cabo para determinar si los tratamientos nuevos para el cáncer son seguros y eficaces, o mejores que el tratamiento estándar.

Muchos de los tratamientos estándar actuales se basan en ensayos clínicos anteriores. Los pacientes que participan en un ensayo clínico pueden recibir el tratamiento estándar o estar entre los primeros en recibir el tratamiento nuevo.

Los pacientes que participan en los ensayos clínicos también ayudan a mejorar la forma en que se tratará el cáncer en el futuro. Aunque los ensayos clínicos no conduzcan a tratamientos nuevos eficaces, a menudo responden a preguntas importantes y ayudan a avanzar en la investigación.

Los pacientes pueden entrar a formar parte de los ensayos clínicos antes, durante o después de comenzar su tratamiento para el cáncer.

Algunos ensayos clínicos sólo incluyen a pacientes que todavía no recibieron tratamiento. Otros ensayos prueban los tratamientos para los pacientes cuyo cáncer no mejoró. También hay ensayos clínicos que prueban nuevas maneras de impedir que el cáncer recidive (vuelva) o de reducir los efectos secundarios del tratamiento de cáncer.

Los ensayos clínicos se realizan en muchas partes del país. Consultar la sección sobre Opciones de Tratamiento para encontrar enlaces en inglés a los ensayos clínicos que se realizan actualmente. Estos se han recuperado de la lista de ensayos clínicos del NCI.

Podrían necesitarse pruebas de seguimiento.

Algunas de las pruebas que se usaron para diagnosticar el cáncer o para determinar el estadio del cáncer se pueden repetir. Algunas pruebas se repiten para asegurarse que el tratamiento es eficaz. Las decisiones acerca de seguir, cambiar o suspender el tratamiento se pueden basar en los resultados de estas pruebas. Esto a veces se llama reestadificación.

Algunas de las pruebas se seguirán repitiendo esporádicamente después de terminar el tratamiento. Los resultados de estas pruebas pueden mostrar si la afección cambió o si el cáncer recidivó (volvió). Estas pruebas a veces se llaman pruebas de seguimiento o exámenes médicos.

Opciones de tratamiento para las neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas

En cada sección de tratamiento se incluye una lista en inglés de los ensayos clínicos que se llevan a cabo actualmente. Puede ocurrir que para algunos tipos o estadios del cáncer no haya una lista de ensayos clínicos. Consultar con el médico sobre ensayos clínicos que no aparecen en el sumario, pero que pueden ser apropiados para el paciente.

Leucemia mielomonocítica crónica

El tratamiento de la leucemia mielomonocítica crónica (LMMC) puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Quimioterapia con una o más sustancias.
  • Trasplante de células madre.
  • Participación en un ensayo clínico de un tratamiento nuevo.

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés chronic myelomonocytic leukemia. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otras características, como la ubicación donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Leucemia mielomonocítica juvenil

El tratamiento de la leucemia mielomonocítica juvenil (LMMJ) puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Quimioterapia combinada.
  • Trasplante de células madre.
  • Tratamiento con ácido retinoico 13-cis.
  • Participación en un ensayo clínico de un tratamiento nuevo; por ejemplo, un ensayo clínico de terapia dirigida.

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés juvenile myelomonocytic leukemia. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otras características, como la ubicación donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Leucemia mielógena crónica atípica

El tratamiento de la leucemia mielógena crónica (LMC) atípica puede incluir quimioterapia.

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés atypical chronic myeloid leukemia, BCR-ABL1 negative. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otras características, como la ubicación donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Neoplasia mielodisplásica o mieloproliferativa no clasificadas

Dado que las neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas no clasificadas (SMD/NMP-NC) son enfermedades poco frecuentes, se conoce poco sobre su tratamiento. El tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Tratamientos con cuidados médicos apoyo para controlar los problemas producidos por la enfermedad, tales como infecciones, sangrado y anemia.
  • Terapia dirigida (mesilato de imatinib).

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés myelodysplastic/myeloproliferative neoplasm, unclassifiable. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otras características, como la ubicación donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Información adicional sobre las neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas

Para obtener mayor información del Instituto Nacional del Cáncer sobre las neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas, consultar los siguientes enlaces:

  • Página principal sobre los trastornos mielodisplásicos y mieloproliferativos
  • El trasplante de médula ósea y el trasplante de células madre de sangre periférica
  • Terapias dirigidas contra el cáncer

La información que se presenta a continuación solo está disponible en inglés:

  • Medicamentos aprobados para los trastornos mieloproliferativos

Para mayor información sobre el cáncer en general y otros recursos disponibles en el Instituto Nacional del Cáncer, consultar los siguientes enlaces:

  • Lo que usted necesita saber™ sobre el cáncer
  • Estadificación del cáncer
  • La quimioterapia y usted: apoyo para las personas con cáncer
  • La radioterapia y usted: apoyo para las personas con cáncer
  • Apoyo y recursos
  • Preguntas para el doctor

La información que se presenta a continuación solo está disponible en inglés:

  • Biblioteca del cáncer
  • Información para los sobrevivientes/personas encargadas del cuidado del paciente/defensores del paciente

Modificaciones a este sumario (08 / 15 / 2013)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios editoriales en este sumario.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que contiene información completa sobre el cáncer. La base de datos del PDQ incluye sumarios de la última información publicada sobre la prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se presentan en dos versiones. Las versiones para profesionales de la salud tienen información detallada escrita en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se escriben en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones tienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. Además, las versiones también están disponibles en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). El NIH es el centro principal de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en una revisión independiente de la literatura médica. No son declaraciones de políticas del NCI o el NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer contiene información actualizada sobre el tratamiento de las neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas. Tiene como objetivo informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas a cargo de pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos Editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están compuestos por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con este. Los sumarios se revisan regularmente y se les incorporan cambios a medida que se obtiene nueva información. La fecha de cada sumario ("Actualizado") indica la fecha del cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se tomó de la versión para profesionales de la salud, que el Consejo Editorial sobre Tratamientos de Adultos del PDQ revisa con regularidad y actualiza cuando es necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un estudio o ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar maneras nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recoge información acerca de los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes deberían considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo a los pacientes que no han comenzado un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ están disponibles en línea en el portal de Internet del NCI. La lista de muchos médicos que participan en ensayos clínicos también se encuentra en el PDQ. Para mayor información, llamar al Servicio de información sobre cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Sin embargo, se permitirá que un usuario tendría permiso para escribir una oración como "El sumario de información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre la prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos: "[incluir extracto del sumario]".

El formato preferido para citar un sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/mds-mpd/Patient. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes que aparecen en los sumarios del PDQ se usan con permiso de los autores, artistas o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas en este sumario, así como muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar el enlace Visuals Online. Visuals Online es una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

No se debe usar la información contenida en estos sumarios para tomar decisiones acerca del reembolso de seguros. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Información económica, legal y de seguro médico, disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

NCI Public Inquiries Office
9609 Medical Center Dr.
Room 2E532 MSC 9760
Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las "Mejores Opciones," páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Última revisión: 2013-08-15


Si usted quiere saber más sobre el cáncer y cómo se trata, o si desea saber sobre ensayos clínicos para su tipo de cáncer, puede llamar al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) al 1-800-422-6237, llamada gratuita. Un especialista en información capacitado puede hablar con usted y responder a sus preguntas.


Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.