Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Náuseas y vómitos (PDQ®) información para los pacientes [NCI]

Esta información es producida y suministrada por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés). La información en este tema puede haber cambiado desde que se escribió. Para la información más actual, comuníquese con el Instituto Nacional del Cáncer a través del Internet en la página web http://cancer.gov o llame al 1-800-4-CANCER.

Náuseas y vómitos

Información general

Las náuseas y los vómitos son efectos secundarios graves del tratamiento del cáncer.

Las náuseas son una sensación desagradable en forma honda en la parte posterior de la garganta o el estómago que puede conducir a vomitar. Vomitar es arrojar el contenido del estómago a través de la boca. La arcada es el movimiento del estómago y el esófago sin vomitar y también se llama vómito seco. A pesar de que los tratamientos han mejorado, las náuseas y los vómitos continúan siendo efectos secundarios graves del tratamiento del cáncer. Algunos pacientes se molestan más por las náuseas que por los vómitos.

Las náuseas y los vómitos se deben controlar para mantener el tratamiento y la calidad de vida del paciente.

Es muy importante prevenir y controlar las náuseas y los vómitos de los pacientes de cáncer de modo que puedan continuar con el tratamiento y realizar las actividades de la vida diaria. Las náuseas y los vómitos descontrolados pueden causar los siguientes problemas:

  • Cambios químicos en el cuerpo.
  • Cambios mentales.
  • Pérdida del apetito.
  • Desnutrición.
  • Deshidratación.
  • Desgarro en el esófago.
  • Huesos rotos.
  • Reapertura de heridas quirúrgicas.

Hay cuatro tipos de náuseas y vómitos causados por el tratamiento del cáncer:

  • Anticipatorios.
  • Agudos.
  • Demorados.
  • Crónicos.

Náuseas y vómitos anticipatorios: si el paciente sufrió de náuseas y vómitos después de tres o cuatro tratamientos de quimioterapia, puede tener náuseas y vómitos anticipatorios. Los olores, visiones y sonidos de la sala de tratamiento le pueden recordar las ocasiones anteriores y pueden desencadenar náuseas y vómitos antes de que un nuevo ciclo de quimioterapia haya comenzado.

Náuseas y vómitos agudos: habitualmente se presentan 24 horas después de empezar la quimioterapia.

Náuseas y vómitos demorados: se presentan más de 24 horas después de la quimioterapia. También se llaman náuseas y vómitos tardíos.

Náuseas y vómitos crónicos: en los pacientes de cáncer avanzado, las náuseas y vómitos crónicos pueden ser causados por los siguientes factores:

  • Tumores cerebrales o presión en el cerebro.
  • Tumores en el colon.
  • Úlceras en el estómago.
  • Deshidratación.
  • Concentraciones altas o bajas de ciertas sustancias en la sangre.
  • Medicinas, como los opioides o antidepresivos.
  • Radioterapia.

Causas

La quimioterapia y la radioterapia son las causas más comunes de náuseas y vómitos en pacientes en tratamiento de cáncer.

Las náuseas son controladas por una parte del sistema nervioso central encargado de las funciones involuntarias del cuerpo (como los latidos cardíacos). Los vómitos son reflejos que regula un centro del vómito en el cerebro. Los vómitos se pueden desencadenar por el olor, el gusto, la ansiedad, el dolor, el movimiento, flujo sanguíneo precario, irritación o cambios en el cuerpo debidos a la inflamación.

Las causas más comunes de náuseas y vómitos son las siguientes:

  • Quimioterapia.
  • Radioterapia dirigida al tracto gastrointestinal (GI), el hígado o el cerebro.

Muchos factores aumentan el riesgo de las náuseas y los vómitos.

Es más probable que se presenten náuseas y vómitos si el paciente:

  • Sufrió períodos de náuseas y vómitos graves o frecuentes después de sesiones de quimioterapia anteriores.
  • Es mujer.
  • Es menor de 50 años.
  • Tiene un desequilibrio de líquidos o electrolitos (deshidratación, demasiado calcio en la sangre o demasiado líquido en los tejidos del cuerpo).
  • Tiene un tumor en el tracto GI, el hígado o el cerebro.
  • Sufre de estreñimiento.
  • Recibe ciertos medicamentos, como opioides (medicinas para el dolor).
  • Tiene una infección o intoxicación en la sangre.
  • Tiene una enfermedad renal.
  • Sufre de ansiedad.

Náuseas y vómitos anticipatorios

Las náuseas y los vómitos anticipatorios se pueden presentar después de varias sesiones de tratamiento.

Las náuseas y los vómitos anticipatorios se presentan en algunos pacientes después de varios ciclos de tratamiento. Estos son causados por desencadenantes como olores en la sala de tratamiento. Por ejemplo, una persona que comienza a recibir quimioterapia y huele un hisopo con alcohol al mismo tiempo puede sufrir más tarde de náuseas y vómitos cuando solo huele alcohol. A medida que el paciente recibe más sesiones de quimioterapia, es más probable que se presenten más náuseas y vómitos anticipatorios. Los siguientes factores pueden aumentar la probabilidad de presentar náuseas y vómitos anticipatorios:

  • Ser menor de 50 años.
  • Ser mujer.
  • Tener alguno de los siguientes síntomas después de la última sesión de quimioterapia:
    • Náuseas y vómitos.
    • Sensación de calor o frío.
    • Sensación de debilidad.
    • Transpiración.
    • Sentir mareos o vértigo.
  • Antecedentes de mareos.
  • Tener un grado alto de ansiedad.
  • Ciertos tipos de quimioterapia (es más probable que algunos tipos causen náuseas y vómitos).
  • Tener náuseas en la mañana durante el embarazo.

Entre más temprano se identifiquen las náuseas y los vómitos anticipatorios, más eficaz podrá ser el tratamiento.

Es más probable que el tratamiento de las náuseas y los vómitos sea eficaz cuando los síntomas se tratan lo antes posible. Aunque los medicamentos contra las náuseas no parezcan ayudar, los tipos siguientes de tratamiento pueden disminuir los síntomas:

  • Relajación muscular e imágenes guiadas.
  • Hipnosis.
  • Métodos de cambio de comportamiento.
  • Biorretroalimentación.
  • Distracciones (como jugar con juegos de vídeo).

Los psicólogos y otros profesionales de la salud mental con capacitación especial en estos tratamientos pueden a menudo ayudar a los pacientes con náuseas y vómitos anticipatorios.

Náuseas y vómitos agudos o demorados

Las náuseas y los vómitos graves o demorados son comunes en pacientes en tratamiento de cáncer.

La quimioterapia es la causa más común de las náuseas y los vómitos relacionados con el tratamiento del cáncer.

La frecuencia y la gravedad de las náuseas y los vómitos se pueden ver afectadas por los siguientes factores:

  • El medicamento específico.
  • La dosis del medicamento o si se administra con otros medicamentos.
  • La frecuencia con la que se administra el medicamento.
  • La forma en que se administra el medicamento.
  • El paciente individual.

Es más probable que las náuseas y los vómitos agudos se presenten en los pacientes que:

  • Tuvieron náuseas y vómitos después de sesiones anteriores de quimioterapia.
  • Son mujeres.
  • Beben algo de alcohol o no lo beben.
  • Son jóvenes.

Es más probable que las náuseas y los vómitos demorados se presenten en los pacientes que:

  • Están recibiendo quimioterapia de dosis altas.
  • Están recibiendo quimioterapia dos o más días seguidos.
  • Tuvieron náuseas y vómitos agudos cuando recibieron quimioterapia.
  • Son mujeres.
  • Beben algo de alcohol o no lo beben.
  • Son jóvenes.

Las náuseas y los vómitos agudos o demorados habitualmente se tratan con medicamentos.

Las náuseas y los vómitos agudos o demorados habitualmente se tratan con medicamentos contra las náuseas. Es más probable que algunos tipos de quimioterapia causen náuseas y vómitos agudos. Se deben administrar medicamentos para prevenir las náuseas y los vómitos antes de cada tratamiento. Después de la quimioterapia, se pueden administrar medicamentos para prevenir los vómitos demorados. Algunos medicamentos permanecen durante solo un período corto y se necesita administrarlos más a menudo. Otros duran un tiempo largo y se administran menos a menudo.

El jengibre está en estudio para el tratamiento de las náuseas y los vómitos.

En el cuadro siguiente se presentan los medicamentos que se usan comúnmente para tratar las náuseas y los vómitos causados por el tratamiento del cáncer.

Medicamentos que se usan para tratar las náuseas y los vómitos que producen el tratamiento del cáncer.

Nombre del medicamento Tipo de medicamento
Droperidol,haloperidol,metoclopramida,proclorperazinay otrasfenotiacinas Antagonistasdelreceptorde dopamina
Dolasetron,granisetrón,ondansetrón,palonosetrón Antagonistas del receptor deserotonina
Aprepitant Antagonistas de la sustancia P/NK-1
Dexametasona.metilprednisolona,dronabinol Corticosteroides
Cannabinoides
Marihuana, nabilone
Alprazolam,lorazepam,midazolam Benzodiazepinas
Olanzapina Antipsicótico /inhibidores de la monoaminoxidasa

Náuseas y vómitos crónicos en el cáncer avanzado

Las náuseas y los vómitos crónicos en el cáncer avanzado tienen muchas causas

Los pacientes de cáncer avanzado por lo común sufren de náuseas y vómitos que pueden disminuir la calidad de vida. Las causas de las náuseas y los vómitos relacionados con el cáncer avanzado pueden ser las siguientes:

  • Opioides, otras medicinas para el dolor y antidepresivos.
  • Estreñimiento (un efecto secundario común del uso de opioides).
  • Tumores en el cerebro y el colon .
  • Concentraciones altas o bajas de ciertas sustancias en la sangre (como calcio y sal).
  • Deshidratación.
  • Úlceras en el estómago.
  • Infecciones en la boca o las vías aéreas superiores.

El tratamiento de las náuseas y los vómitos en el cáncer avanzado incluye maneras de mantener la regularidad de la función intestinal.

En los pacientes de cáncer avanzado, el estreñimiento es una de las causas más comunes de náusea. Para prevenir el estreñimiento, es importante mantener una rutina intestinal, incluso si el paciente no come. Los laxantes que ablandan la materia fecal o estimulan el intestino pueden ayudar a prevenir el estreñimiento, especialmente si el paciente está siendo tratado con opioides para aliviar el dolor que causa el cáncer. Los pacientes de cáncer avanzado habitualmente no soportan una alimentación rica en fibras o laxantes con psilio o celulosa que se deben tomar con cantidades grandes de líquidos.

Los enemas y los supositorios rectales se usan para casos de estreñimiento breves o graves. Los pacientes que perdieron la función intestinal por un nervio dañado (como un tumor que presiona la médula espinal) pueden necesitar supositorios para vaciar su intestino regularmente. Los enemas y los supositorios rectales no se usan para pacientes que tienen dañada la pared intestinal. (Para mayor información, consultar la sección sobre en el sumario del PDQ sobre Complicaciones gastrointestinales y la sección sobre Estreñimiento y Efectos secundarios de los opioides en el sumario del PDQ sobre Dolor).

La causa de las náuseas y los vómitos es a veces una obstrucción intestinal.

Los pacientes de cáncer avanzado pueden tener bloqueado el intestino a causa de un tumor. Si el intestino está parcialmente bloqueado, el médico puede colocar una sonda nasogástrica a través de la nariz y el esófago hacia el estómago para establecer un pasaje temporario. Si el intestino está completamente bloqueado, el médico puede introducir una sonda de gastrostomía a través de la pared del abdomen directamente hacia el estómago para aliviar la acumulación de líquido y aire. Además, se pueden administrar medicinas y líquidos directamente en el estómago a través de la sonda.

A veces, el médico puede crear una ileostomía o colostomía trayendo una parte del intestino delgado o el colon a través de la pared abdominal para forma una abertura hacia afuera del cuerpo. Para ciertas obstrucciones colorrectales, se puede colocar un tubo de metal expansible que se llama endoprótesis para abrir el área bloqueada.

También se pueden usar medicinas para tratar las náuseas y los vómitos, y aliviar el dolor.

Tratamiento de las náuseas y los vómitos sin medicamentos

A veces se usa un tratamiento sin medicamentos para controlar las náuseas y los vómitos.

Los tratamientos sin medicamentos pueden ayudar a aliviar las náuseas y los vómitos, y pueden ayudar a que los medicamentos contra las náuseas sean más eficaces. Estos tratamientos pueden ser los siguientes:

  • Cambios en la nutrición (para mayor información consultar la sección sobre Náuseas en el sumario del PDQ sobre La nutrición en el tratamiento del cáncer).
  • Acupuntura y acupresión (para mayor información, consultar el sumario del PDQ en inglés sobre Acupuntura).
  • Terapia conductual.
  • Métodos de relajación: las imágenes guiadas y la hipnosis son técnicas de relajación que se estudiaron y mostraron que son útiles para tratar las náuseas y los vómitos anticipatorios.

Relación de la radioterapia con las náuseas y los vómitos

La radioterapia puede causar náuseas y vómitos.

La radioterapia puede causar náuseas y vómitos, especialmente en los pacientes que reciben radioterapia dirigida al tracto gastrointestinal, el hígado o el cerebro. El riesgo de sufrir de náuseas y vómitos aumenta a medida que aumenta la dosis de radiación y el tamaño del área que se trata. Las náuseas y los vómitos causados por la radioterapia habitualmente se presentan entre media hora o varias horas después del tratamiento. Los pacientes pueden tener menos síntomas los días que no reciben radiación.

Modificaciones a este sumario (08 / 28 / 2013)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios editoriales en este sumario.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que contiene información completa sobre el cáncer. La base de datos del PDQ incluye sumarios de la última información publicada sobre la prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se presentan en dos versiones. Las versiones para profesionales de la salud tienen información detallada escrita en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se escriben en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones tienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. Además, las versiones también están disponibles en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). El NIH es el centro principal de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en una revisión independiente de la literatura médica. No son declaraciones de políticas del NCI o el NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer contiene información actualizada sobre la fisiopatología y el tratamiento de las náuseas y los vómitos (emesis) (NyV). Tiene como objetivo informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas a cargo de pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos Editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están compuestos por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con este. Los sumarios se revisan regularmente y se les incorporan cambios a medida que se obtiene nueva información. La fecha de cada sumario ("Actualizado") indica la fecha del cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se tomó de la versión para profesionales de la salud, que el Consejo Editorial sobre Cuidados Médicos de Apoyo del PDQ revisa con regularidad y actualiza cuando es necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un estudio o ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar maneras nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recoge información acerca de los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes deberían considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo a los pacientes que no han comenzado un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ están disponibles en línea en el portal de Internet del NCI. La lista de muchos médicos que participan en ensayos clínicos también se encuentra en el PDQ. Para mayor información, llamar al Servicio de información sobre cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Sin embargo, se permitirá que un usuario tendría permiso para escribir una oración como "El sumario de información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre la prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos: "[incluir extracto del sumario]".

El formato preferido para citar un sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Náuseas y vómitos. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://www.cancer.gov/espanol/pdq/cuidados-medicos-apoyo/nausea/Patient. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes que aparecen en los sumarios del PDQ se usan con permiso de los autores, artistas o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas en este sumario, así como muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar el enlace Visuals Online. Visuals Online es una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

No se debe usar la información contenida en estos sumarios para tomar decisiones acerca del reembolso de seguros. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Información económica, legal y de seguro médico, disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Preguntas u opiniones sobre este sumario

Si tiene preguntas o algún comentario sobre este sumario, por favor envíelas a través del formulario de opinión disponible en nuestro portal de Internet, Cancer.gov/espanol.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

NCI Public Inquiries Office
9609 Medical Center Dr.
Room 2E532 MSC 9760
Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las "Mejores Opciones," páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Última revisión: 2013-08-28


Si usted quiere saber más sobre el cáncer y cómo se trata, o si desea saber sobre ensayos clínicos para su tipo de cáncer, puede llamar al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) al 1-800-422-6237, llamada gratuita. Un especialista en información capacitado puede hablar con usted y responder a sus preguntas.


Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.